Advertencia del Tribunal de Cuentas Europeo a España por el mal uso de fondos ferroviarios

Noticias de Europa: España y Cataluña

El organismo denuncia que España destina el 95% de los fondos al tren de alta velocidad mientras que el tráfico de mercaderías está “muy por debajo de las expectativas”

Cada día menos de cuatro trenes de mercancías utilizan el tramo Figueres-Perpiñán para cruzar la frontera, mientras que 19.000 camiones lo hacen por carretera. “Todavía estamos lejos de las cifras de tráfico que eran el objetivo”, lamenta el auditor del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE)  Fernando Pascual Gil, uno de los autores de un informe del organismo que denuncia el “rendimiento insuficiente” del corredor mediterráneo.

95% de los fondos destinados al AVE

“En términos de financiación comunitaria, más fondos europeos han sido dedicados en España a la alta velocidad que a las necesidades del transporte de mercancías en ferrocarril”, asegura el auditor durante la entrevista con la Agencia Catalana de Noticias (ACN), que precisa que “el 95% de los fondos entre 2007 y 2013 se han dedicado al AVE “. En este sentido, advierte que las empresas pueden perder competitividad. “Si el ferrocarril no logra cumplir con las expectativas de las industrias, se ven obligadas a utilizar el transporte por carretera, que probablemente sea el más contaminante”, destaca.

En los tres primeros años de funcionamiento de la conexión ferroviaria Figueres-Perpiñán, del 2011 al 2013, el número anual de trenes de mercancías fue de 357, 636 y 931, respectivamente, frente al objetivo de 8.665 trenes de mercancías establecido para el primer año y el de 19.759 previsto por 2019. “Físicamente la sección internacional está construida, el dinero no ha desaparecido, pero es verdad que cuando hacemos referencia al tráfico de mercancías, está muy por debajo de las expectativas”, señala Pascual Gil.

Las conexiones de los Puertos de Barcelona y Tarragona necesarias

El auditor del TCE culpa a “los problemas de coordinación entre los Estados francés y español” de los malos resultados de este tramo, señalando en concreto que de la parte catalana “todavía queda por conectar la línea a determinados puertos o industrias”. La conexión del Puerto de Barcelona ha comenzado, pero quedan otras, como la de Tarragona, o la de las industrias concretas, destaca Pascual Gil. Infraestructura que considera prioritaria para mejorar el servicio.

Remarca, finalmente, que “la gestión del tráfico, la falta de liberalización en la práctica y el problema de transparencia” afectan el corredor mediterráneo de mercancías, aunque no exclusivamente. “Los problemas que el Tribunal de Cuentas tiene identificados aplican a varios corredores”, puntualiza. Por ello, el TCE pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que analicen bien cómo invierten el dinero y les advierte que, a este ritmo, no alcanzarán sus propios objetivos de trasladar el transporte de mercancías de la carretera al ferrocarril.-

Barcelona (INCAT-ACN).-