El Referéndum Unilateral de Independencia, poco a poco va tomando protagonismo

Noticias de Cataluña

El propio presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se mostró dispuesto a “enriquecer la hoja de ruta” con el debate sobre el RUI – Apoyo de la CUP y de la ANC

 

El nuevo pasajero en la nave del independentismo, el Referéndum Unilateral de Independencia, poco a poco toma protagonismo. El RUI ha ganado peso hasta el punto que la CUP lo ha puesto en la lista de las condiciones, se ha difundido un manifiesto civil en su apoyo, Demócratas de Cataluña lo defiende y los socios de la Asamblea Nacional Catalana decidieron este sábado 16 de julio exigirlo a las instituciones catalanas. Así que desde JxSí, desde Palau y aún el mismo presidente Carles Puigdemont estarían dispuestos a oir debates que “puedan enriquecer la hoja de ruta”.

El RUI tiene todos los números para ser protagonista de la trascendente cuestión de confianza a la que el presidente Puigdemont se someterá el próximo mes de setiembre. Por ello, si hasta ahora Juntos por el Sí y el mismo Puigdemont se habían hecho los remolones con la defensa del RUI, también es cierto que en las últimas semanas se ha percibido un cierto viraje en este asunto. Una cierta empatía con el concepto RUI quizá forzada por el deseo de continuar la legislatura a partir de la cuestión de confianza.

Marta Rovira ya puso condiciones a la demanda del RUI. Para la líder de ERC y portavoz de JxSí un referéndum unilateral sólo tiene sentido si es vinculante y si se determina la afectación que tendría al día siguiente de su celebración. También ha apuntado unas condiciones similares, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que exige diferenciarlo del 9N.

Por su parte, la vía unilateral tomó mucha fuerza en el nuevo Partido Demócrata Catalán (PDC) que se incorporó al corpus ideológico de la nueva formación. A pesar de que, a priori, la propuesta del RUI parece hacer mella en JxSí y en el Govern, Puigdemont rechazó celebrar una cumbre para debatirlo. Es más, desde la coalición independentista insisten en que hay una hoja ruta pactada por dos partidos votados por dos millones de personas que se debe respetar.

Ahora bien, tampoco en el Palau de la Generalitat cierran la puerta a debatir el RUI. Si hasta ahora esta era una opción semiclandestina, este sábado Puigdemont recordó desde Capçanes, Priorat, que tiene su hoja de ruta y que explicará en setiembre como la “enfoca” en el tramo que queda para culminar la legislatura, pero que “admite reflexiones y debates como el del RUI”.-

Barcelona (INCAT-LV por Quico Sallés).-