El gobierno español saluda la victoria de Donald Trump

Noticias de España y Cataluña

Rajoy felicitó al nuevo presidente norteamericano y se mostró partidario de reforzar la relación con Estados Unidos, a quien definió como un “socio indispensable”

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, atribuyó la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos a la personalidad del candidato y aseguró que “en las luchas electorales se dicen muchas cosas que cuando se está gobernando no se dicen”.

En una entrevista en la emisora radial Onda Cero, Dastis dijo que el magnate ha hecho afirmaciones que pudieron “sorprender en un momento u otro” y que esto “no es exclusivo de Estados Unidos”.

Una vez confirmado el resultado de la victoria de Trump, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy felicitó al presidente electo a través de Twitter y se mostró partidario de “reforzar la relación que nos une a Estados Unidos”, del que dijo que es un “socio indispensable”.

En su cuenta de Twitter, el mandatario español escribió: “Mi enhorabuena a Donald Trump por su victoria. Seguiremos trabajando para reforzar la relación que nos une a EEUU, socio indispensable”.

 

En general, los dirigentes catalanes lamentaron la victoria electoral de Donald Trump

 

Puigdemont llama a prepararse para una época “enormemente complicada” y Romeva asegura que Cataluña buscará tener la mejor relación posible con los Estados Unidos

                             Carles Puigdemont habló sobre la victoria de Donald Trump (Foto Adrià Costa).

Los dirigentes catalanes han lamentado de forma unánime la victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas. A través de las redes sociales y también justo antes del inicio del pleno del Parlamento dejaron claro su rechazo a la figura del magnate republicano. “Nos tenemos que preparar para una época enormemente complicada e incierta y aún más”, sentenció el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a través de Twitter.

Por su parte, el coordinador del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, aprovechó la ocasión para cargar contra Puigdemont y le espetó que nadie lo supera “dividiendo” la sociedad. También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hizo referencia a la victoria del magnate y exhortó a “unir esfuerzos” para defender la democracia.

Más prudente se mostró el consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, que en declaraciones a Catalunya Radio afirmó que Cataluña trabajará para tener la mejor relación posible con Estados Unidos tras la victoria de Trump. Apuntó que, de hecho, se trata de un político “imprevisible” y, por tanto, resulta difícil hacer predicciones de cómo será su mandato.

También el líder del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta, opinó que espera que la victoria de Donald Trump en los EEUU sirva para que Francia reaccione “a tiempo” y no vote por un candidato extremista. A su vez, el presidente del grupo parlamentario de Cataluña Sí se Puede, Lluís Rabell, aseguró vía Twitter que la clase obrera “humillada y sin norte, puede hacer locuras”.

Eulàlia Reguant, diputada de la CUP, consideró que el triunfo de Trump demuestra que la extrema derecha se confirma como un “fenómeno global”. A su turno, la líder de Ciudadanos en el Parlamento, Inés Arrimadas, aprovechó la victoria de Trump por extrapolar la situación con Cataluña y sentenciar vía Twitter que “señalar enemigos internos y externos son soluciones muy fáciles a problemas difíciles; lenguaje de confrontación; populismo en auge aquí y allá”.-

 

Barcelona, Madrid.  (INCAT-Nació Digital).-

Primeros resultados en EE.UU: sigue la batalla de los dos candidatos en los estados clave

Noticias de EE.UU.

 

Donald Trump habría sido el candidato más votado en las elecciones presidenciales en EE.UU., según los primeros resultados en los estados de Kentucky, Nuevo Hampshire, Indiana y Florida.

Los primeros resultados de las elecciones presidenciales en los estados de Nuevo Hampshire y Kentucky dan la victoria al candidato republicano, Donald Trump, informa el portal Politico.

Los primeros resultados oficiales en Florida, un estado clave, dan la victoria a Clinton con el 49,5% del 0,6% de los votos computados hasta el momento, con una ventaja mínima frente a Trump. Los resultados anteriores predecían la victoria del republicano.

Los resultados anteriores predecían la victoria de Trump. Con tan solo el 1% de los votos escrutados, en Nuevo Hampshire, otro estado clave para las eleciones, un 52,5% de los electores han votado por Trump, y un 41% por Hillary Clinton.

En Georgia, también gana Trump, con un 75,3% de los votos contra el 21,7% recibido por Clinton, tras el conteo de 0,1% de los votos .

En cuanto al estado de Kentucky, las cifras son de 65,3% y 30% respectivamente, y 9,8% de los votos escrutados.

En Indiana, donde el 5,4% de los votos han sido escrutados, el 61,7% de los electores han votado a favor de Trump y el 34,3% por Hillary Clinton.

 

La victoria de Clinton

La candidata demócrata, Hillary Clinton, se impone sobre el republicano Donald Trump en los estados de Vermont, con 53,9% de los votos, y Virginia, con una ventaja de 4 puntos porcentuales, tras el cómputo de 2,1% de los votos.

 

Muy pronto todo el mundo conocerá quién recibirá las llaves de la Casa Blanca y será el presidente estadounidense durante los próximos cuatro años. Tras la jornada de votación, los colegios electorales en todo EE.UU. han cerrado ya sus puertas.

Inmediatamente ha empezado el escrutinio de los comicios celebrados este martes, en los que se han enfrentado el candidato republicano, Donald Trump, y su rival demócrata, Hillary Clinton.

Las recientes encuestas conceden a Clinton una ligera ventaja de entre 3%-4% frente a Trump. Los resultados de las elecciones presidenciales habitualmente se anuncian durante la mañana del miércoles.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Sistema electoral: Evan McMullin podría convertirse en presidente de EE.UU.

Noticias de EE.UU.

Debido al sistema electoral estadounidense, aunque millones voten a un candidato, hay pocos estados donde eso importa. En el 2016 uno de estos distritos puede definir si gana Trump, Clinton o hay un empate.

Elecciones presidenciales en EE.UU.

 

El sistema electoral estadounidense es indirecto. Es decir, que lo que eligen los votantes de cada estado son miembros para el Colegio Electoral que, una vez que se conforma, elige al futuro presidente. De esta manera, más allá del porcentaje total de votos emitidos por la población, lo que cuenta en última instancia son cuántos electores sacó cada candidato.

Por este motivo algunos estados se vuelven claves en cada elección. En primer lugar porque a excepción de Maine y Nebraska, el candidato presidencial que gana un estado se lleva todos los votos electorales, ya que no rige un sistema proporcional. Una mínima diferencia de votos en un distrito disputado puede significar un cambio rotundo en el resultado final.

En segundo lugar porque si bien hay muchos estados que votan históricamente por un mismo partido, hay otros conocidos como ‘swing states‘ -pendulares- que varían de elección a elección. Entre ellos el que más electores asigna es Florida (29).

via GIPHY

Los estados pendulares y las definiciones de Florida

Históricamente los votos que más varían son los ya mencionados de Florida, Pensilvania (que tiene 20 electores) y Ohio (con 18). En esta elección se suma también Carolina del Norte, con 15 electores. Para lograr ser electo presidente, son necesarios 270 votos en el Colegio Electoral, por lo que la victoria en alguno de estos estados donde el ganador se lleva todo, puede definir la elección.

En las elecciones del 2000 hubo que contar voto a voto en el estado de Florida para definir el triunfo

Con esta particularidad que le asigna el propio sistema electoral, Florida ha sido un estado clave en al menos dos elecciones recientes. La más recordada es, sin dudas, la que en el 2000 le dio la victoria a George W. Bush sobre Al Gore por apenas 537 votos. Sin embargo también el propio Barack Obama venció a Mitt Romney en Florida por menos del 1%, poco más de 70.000 sufragios.

Para la periodista estadounidense Julia de Titto, nuevamente Florida «va a jugar un rol clave», ya que Trump «tiene que ganar o ganar para poder pensar en ser presidente». Por su parte, explicó a RT que Clinton «podría llegar a perder Florida e igualmente ganar la elección nacional, aunque para ello debería irle muy bien en otros estados».

Hasta el momento «lo que se puede ver por las encuestas es que el candidato republicano genera más rechazo, por lo que se supone que va a ganar Clinton». No obstante aclaró que «se supone, porque en las elecciones del 2000 hubo que contar voto a voto en el estado de Florida para definir el triunfo».

via GIPHY

Los puertorriqueños definen

Debido a la paridad que muestran las encuestas, nuevamente el estado sureño aparece como el eje de la gran batalla por la Presidencia. Pero existe un factor que años anteriores no estaba presente: el enorme crecimiento de la población proveniente de Puerto Rico. Desde la última elección presidencial en el 2012, al menos 200.000 puertorriqueños emigraron a EE.UU. debido a la bancarrota de la isla. Esto ha llevado a la población boricua en Florida a superar el millón de personas, cuando 30 años atrás apenas eran 100.000.

A diferencia de los cubanos emigrados, que históricamente han votado por los republicanos, el voto puertorriqueño es más variable. Además, como reseña ‘El Mundo’ «en Estados Unidos, para poder votar, es necesario inscribirse previamente, y al hacerlo le preguntan a uno cuál es su afiliación política». Con ese dato se puede saber que «el 37% de los latinos de Florida se declaraba republicano hace una década, frente a un 33% que se decían demócratas y un 28% que se definían como independientes». Pero para el 2016 «solo el 26% de los hispanos de Florida que se ha registrado para votar se ha declarado republicano, frente a un 37% que lo ha hecho como demócrata y un 35% como independiente».

De Titto analizó que «la población de Florida es muy diversa y tiene un alto porcentaje de latinos que están en el centro del debate de la campaña electoral por las propuestas migratorias de Trump». Además, «en un par de décadas la población de origen hispano va a ser mayoría en EE.UU.», por lo que este estado marca «hacia dónde va» el país.

Utah puede dar la sorpresa

George FreyReuters

Aunque tradicionalmente es un distrito republicano, si se dan una serie de resultados Utah puede llegar a jugar un papel clave en esta elección presidencial. El candidato independiente y mormón Evan McMullin -de origen republicano- es nativo de ese mismo estado y ha hecho una importante campaña que podría darle la victoria allí. Esto lo convertiría en el primer candidato de un tercer partido en obtener electores desde George Wallace, en 1968.

Según sostiene el periodista Nicolás Zyssholtz, «si los 6 votos electorales de Utah caen hacia su lado, Trump y Clinton podrían terminar igualados en 266«. Este escenario «conocido como ‘deadlock’ (‘cerrojo’)», llevaría la decisión de la elección al Congreso. Allí, explica Zyssholtz, «la Cámara de Representantes, de casi segura mayoría republicana, debe elegir entre los tres candidatos presidenciales con más votos electorales, y el Senado -de probable mayoría demócrata- entre los dos candidatos a vicepresidente».

Considerando las fuertes disputas internas entre los republicanos y su rechazo a la figura de Trump, McMullin podría ser electo presidente de los EE.UU. Si bien sería un hecho inédito e improbable, el particular sistema electoral estadounidense deja abierta esa posibilidad.

Santiago Mayor

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Al Assad: El conflicto sirio es «algo entre la Guerra Fría y la Tercera Guerra Mundial»

Noticias de Siria

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha compartido su opinión acerca de la crisis en el país árabe en una entrevista con ‘The Sunday Times’.

Reuters

Guerra en Siria

«Lo llamamos una guerra mundial, pero también es una guerra mundial contra Siria, con decenas de países contra nosotros, suministrándoles  dinero y ayuda logística a aquellos terroristas», ha declarado el presidente sirio Bashar al Assad, en una entrevista concedida al periódico ‘The Sunday Times’.

Calificando el conflicto en el país como «algo entre la Guerra Fría y la Tercera Guerra Mundial», el mandatario sirio se ha mostrado pesimista acerca de las perspectivas de solucionar la complicada situación a corto plazo debido a la interferencia de poderosos actores desde el exterior.

«Hablar sobre una solución política mientras que la otra parte está controlada por figuras clave en Arabia Saudita, Turquía, Reino Unido, EE.UU. y Francia no es real», ha lamentado Al Assad, quien sostiene que el problema fundamental es la interferencia de dichos países en el conflicto. A su modo de ver, solo el cese de sus acciones respecto al país árabe debilitará a los terroristas, que «se irán o serán derrotados». «Luego podemos sentarnos [a la mesa del diálogo con el fin de resolver el conflicto] como sirios y hablar sobre soluciones», ha resaltado el jefe de Estado.

Al Assad ha destacado la importancia del apoyo militar desde Rusia. «Lo que marcó la diferencia fue el poder de fuego», sostuvo el mandatario sirio. También ha indicado que entre quienes han apoyado a Siria están Irán y Hezbolá. «Al final luchamos contra un sinfín de terroristas que llegaban a Siria y resistimos, así que el poder de fuego ruso y el apoyo de Irán lo ha compensado», precisó Al Assad.

Un vehículo blindado en la zona de un corredor humanitario en Alepo, Siria.Mikhail AlaeddinSputnik

En relación a la política de Rusia en Siria, Al Assad ha comentado que se basa en dos pilares, «la cuestión moral y el derecho internacional». «Aunque tengan su propio punto de vista, dicen: ‘Este es su país, ustedes conocen más’. Nunca intentan interferir, porque no quieren nada de nosotros», ha indicado el presidente sirio.

Al estimar la ausencia de presión por parte de Rusia, que ha demostrado ser un socio fiable a lo largo de varias décadas, Al Assad concluyó que los rusos «saben que si Siria pierde la guerra contra el terrorismo, este terrorismo predominará en Europa», lo cual afectará no solo a Rusia, sino a todo el mundo.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Una inteligencia artificial que no falla revela quién presidirá EE.UU.

Noticias de EE.UU.

El sistema MogIA ya predijo de manera correcta las últimas tres elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Donald Trump observa a Hillary Clinton durante el debate presidencial que celebraron en la Universidad

Elecciones presidenciales en EE.UU.

  • Un veterano del Ejército partidario de Trump interrumpe un discurso de Barack Obama (VIDEO)
  • Advierten sobre posibles atentados en EE.UU. el día antes de las elecciones
  • ¿Se viene el Armagedón?: Estadounidenses se preparan para el caos poselectoral

El sistema de inteligencia artificial MogIA, que predijo de manera correcta los resultados de las tres últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, indica que el candidato republicano, Donald Trump, será el próximo inquilino de la Casa Blanca, según informa CNBC.

Uno de los avales de este pronóstico es que el magnate supera en un 25 % la popularidad máxima que el presidente de EE.UU., Barack Obama, alcanzó en 2008 —cuando fue elegido para este cargo—, un dato decisivo en ocasiones anteriores.

¿Cómo funciona?

MogIA, ideado por Sanjiv Rai en 2004, acumula y analiza información procedente de 20 millones de lugares —incluidos tuits y videos de Facebook Live— para realizar sus vaticinios y ya adivinó los resultados de las primarias demócratas y republicanas.

Sin embargo, su creador ha admitido que el ‘sentimiento’ sobre las publicaciones en medios sociales resulta difícil de medir, con lo cual el hecho de que una persona difunda contenido sobre el multimillonario no significa necesariamente que le vaya a votar.

Desde esta semana, Donald Trump supera por primera vez en las encuestas a su rival del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).