Innovación a orillas del mar

Los días 24 y 25 de febrero se llevó a cabo en el Balneario Las Brusquitas de Miramar, la Segunda Jornada de Innovación destinada a encontrar soluciones tecnológicas a problemáticas de interés social, con base en la utilización de Drones.

En esta oportunidad, las ideas se complementaron con el aporte tecnológico de la reconocida empresa internacional IBM, quién ofreció a los participantes del Hackathon dos de sus productos estrella: la inteligencia artificial sumada al conocimiento cognitivo de Watson y el alojamiento del conocimiento generado en su nube de procesamiento Bluemix.

Entre los proyectos trabajados se destacaron:

  • Rescate de personas en acantilados, sierras y pozos: propuesta por el Cuartel de Bomberos de la zona con el objeto de conocer los signos vitales de la persona atrapada, su posición, y los canales de acceso a ella.

A través de algún estímulo, un flash o un ruido producido por el Drone, Watson podrá analizar mediante fotos y videos el escenario, brindando un conocimiento más acertado de la situación, con el fin de tomar la decisión más eficiente en cuanto a la técnica y la vía de rescate a utilizar.

  • Búsqueda de perros y gatos perdidos: a partir de fotos subidas a una aplicación web, de la recepción de un llamado en un call center o la denuncia de extravío presencial, se genera una base de datos con las características de las mascotas perdidas. Dicha información será convertida a dato con la fecha de extravío del animal para ser posteriormente comparada por Watson con imágenes tomadas por Drones que realicen vuelos de reconocimiento en una determinada zona. De haber alguna coincidencia entre los datos y las imágenes, la tecnología con inteligencia artificial Watson, alertará la ubicación última del animal.
  • Detección de canales de riego clandestinos: Watson podrá reconocer la clandestinidad de los canales cómo irregularidades de los mismos a través de la comparación de fotos tomadas por Drones y su posterior comparación con la información aportada por el Ente regulador del Agua, la legislación vigente y el registro de canales que han sido aprobados.
  • Detección temprana de incendios: mediante el reconocimiento y monitoreo de zonas con vegetación y arboleda, Watson analiza e identifica focos potenciales de incendio y previene de los mismos. Esta actividad, se puede complementar con el uso de sensores, para que al iniciarse un incendio se active el Drone, y Watson pueda encontrar su foco y la vía más accesible a su núcleo.

A su vez, Watson reconoce si hay una brasa, una fogata, un incendio incipiente, el tipo de incendio, las vías de escape y si hay personas cercanas en la zona.

  • Drone lanza cápsulas de semillas para huertas urbanas: con el objeto de plantar semillas en terrenos baldíos y espacios públicos, la «Bomba Verde», compuesta por una mezcla de tierra y arcilla o gel, que en su interior contiene semillas de estación y de todo el año, son arrojadas por medio de una pieza inteligente diseñada específicamente para ser lanzados en espacios baldíos identificados por el Drone. Con la acción natural de la lluvia, las “Bombas Verdes” se descomponen y se auto-siembran. Tiempo después, los alimentos estarán disponibles para ser retirados por cualquier persona.
  • Identificación de personas buscadas: esta solución permite identificar una situación de delito o delincuente mediante el procesamiento inteligente de imágenes (Watson IBM), interactuar con la base de imágenes faciales y, mediante el reconocimiento, posicionar o hacer el seguimiento de un delincuente hasta ser atrapado por la policía.
  • SANT R0200: Aeronave Drone: creada para ser utilizada como vigilancia aérea, fotografía termoespectral, estudio de suelo para el agro, índice verde y maleza. Este Drone tiene una capacidad de carga útil de 500g que le permite alojar diversos sensores, autonomía de 1 hora, y un radio de acción de 5 Kilómetros. Cuenta con una capacidad de despegue desde una catapulta, lo que permite operar en espacios reducidos.

ATICMA invita a todos los interesados a participar de la próxima Jornada de Trabajo Colaborativo, los días 24 y 25 de marzo en Las Brusquitas, Ruta 11 km 557. En esta oportunidad, la temática a trabajar será el Síndrome de Down con el propósito de mejorar la calidad de vida de las personas, contribuir con su desarrollo cognitivo, e inserción en el mundo laboral.

La entrada al próximo HackathonDown es libre y gratuita.

Para más información: https://www.eventbrite.com.ar/e/hackathon-sindrome-de-downtickets-32236162229?aff=es2

¿Argentina usará drones para combatir los mosquitos?

Por Prof. Norberto Ovando, Presidente/Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN – Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la IUCN- Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

Con los vehículos no tripulados (VANT), más conocidos como drones por su nombre en inglés, sobrevolando y tomando fotografías se podrá monitorear las zonas con agua estancada y la parte superior de los edificios que se convierten en el principal caldo de cultivo de mosquitos portadores del dengue, zika y/o chikunguña o chicungunya en lengua bantú.

Por ahora la batalla la gana el Aedes aegypti y Aedes albopictus. Las actuales plaga de mosquitos, como no se había visto nunca, está acribillando a los turistas y a los residentes de los municipios y grandes ciudades en 21 países de las Américas.

– Aedes aegypti es un vector predomina en ambientes urbanos, se reproduce en contenedores artificiales (muy abundantes) y naturales y se alimenta casi exclusivamente del humano.
– Aedes albopictus se ubica más a menudo en zonas periurbanas y rurales, y se mantiene de humanos, primates, roedores y aves.

España

La concejala de Sanidad, Lourdes Bernal del Ayuntamiento de Valencia, informó que durante el último año, ya se han utilizado estos vehículos aéreos no tripulados para detección y registro o “mapeo” de zonas de aguas estancadas donde puedan acumularse los mosquitos, lo que ha permitido a Valencia optimizar sus recursos, ganar hasta un 75 % en eficacia y acelerar sus respuestas ante estas plagas de insectos.

Valencia es pionera a nivel europeo en el uso de estas aeronaves no tripuladas que permiten “obtener información, ser más ágiles y dar una mejor respuesta a los ciudadanos que lo que quieren cuando tienen una plaga, es que se le solucione lo antes posible”, agregó Bernal.

EE.UU.

Las autoridades de Florida emplearán drones en los Cayos de Florida –un archipiélago de 1.700 islas que se extiende por 360 kilómetros cuadrados al sur de Miami– para controlar los lugares de reproducción y las plagas de mosquitos.

Si supera la fase de pruebas, el nuevo instrumento completará las acciones que los técnicos realizan sobre el terreno para erradicarlos.

Florida es uno de los territorios de los Estados Unidos en los que la presencia de mosquitos causa más problemas. Actualmente, según el Laboratorio de Entomología Médica de la Universidad de Florida, viven en su territorio 80 especies de mosquitos, más que en cualquier otro estado norteamericano.

De éstas, 33 pueden causar problemas para el hombre y los animales domésticos y 13 pueden transportar agentes patógenos que transmiten enfermedades como el dengue, propagado principalmente por la picadura de la especie de mosquito Aedes aegypti pero también por la del Aedes albopictus, ambas presentes en la zona.

Otras afecciones que pueden contagiar estos diminutos dípteros son la malaria, la fiebre amarilla, la fiebre de chikungunya y la fiebre del Valle del Rift.

Cuando la aeronave identifica un área de reproducción de mosquitos, manda una señal para que los expertos revisen la zona y decidan si llamar a uno de los cuatro helicópteros que trabajan para el Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de la Florida (FKMCD, por sus siglas en inglés), que rociarían el sector con un insecticida que acaba con las larvas antes de que completen su metamorfosis y puedan salir del agua y comenzar a volar.

Brasil

Las pruebas que se llevan a cabo en el estado de Goiás primero y Sao Paulo más adelante, al uso de aviones no tripulados serán utilizadas como “espías” y como herramienta de combate de los brotes de mosquitos del dengue.

Según la directora de Vigilancia de la Salud de la Secretaría Municipal de Goiana, Flúvia Amorim, que los empleados se suban a los techos y tanques de agua presentan riesgos y los aviones no tripulados pueden actuar como una herramienta auxiliar para “volar sobre estas áreas y encontrar los criaderos de larvas de mosquitos”.

Las primeras pruebas realizadas, brindaron una buena calidad de imágenes y capacidad de alcance. Las imágenes serán coordinadas por GPS y facilitarán la localización de direcciones. ”Estamos muy satisfechos con las imágenes en alta definición, tenemos condiciones para que el agente actúe sólo en lugares específicos después de la confirmación del foco”, dijo Amorín.

Para el uso de aviones no tripulados, el Departamento de Salud notificará a los residentes de antemano para que estos no se sorprendan por el sobrevuelo de los equipos. Los dueños de propiedades consideradas críticas serán notificados y, si no solucionan los problemas, pueden ser multados.

No se podrá manejar drones bajo los efectos del alcohol

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) reglamentó la utilización de drones e impuso requisitos obligatorios que incluyen exámenes psicofísicos y controles de alcoholemia para quienes quieran operar estos vehículos aéreos no tripulados.

El «reglamento provisional de los vehículos no tripulados» fue publicado en el Boletín Oficial a través de la resolución 527, donde se establece que las correspondientes autorizaciones se tramitarán a través del denominado Casillero Aeronáutico Digital.

Entre otras cuestiones, la extensa normativa de la ANAC señala que quienes operen drones deberán «contar con aptitud psicofisiológica certificada por un hospital público, que de cuenta de su aptitud visual y auditiva como así también de su motricidad fina».

Asimismo, indica que «los miembros de la tripulación remota de un vehículo aéreo pilotado a distancia o un sistema de vehículos aéreos pilotados a distancia de esta categoría deberán ser mayores de 16 años de edad»; no obstante aclara que «cuando la tripulación remota estuviera integrada por un miembro menor de 18 años y mayor de 16, deberá encontrarse bajo la supervisión directa de un mayor de edad responsable por sus actos y omisiones».

También advierte que «ningún miembro de la tripulación remota participará en su operación bajo los efectos del alcohol o drogas».

En los considerandos de la reglamentación sobre el uso de drones se recuerda que «el desarrollo científico y técnico motivó la irrupción de nuevos usuarios y aparatos en el espacio aéreo y, entre éstos, los sistemas de aeronaves no tripuladas o UAS (por su sigla en inglés), a las aeronaves pilotadas a distancia, las plenamente autónomas o la combinación de ambas».

A vuelo de drones

En los próximos días entrará en vigencia una reglamentación que fijará pautas para controlar el uso de los denominados Vehículos Aéreos No Tripulados, popularmente conocidos como «drones«.

El Centro INTI-Aeronáutica y Espacial participó en la elaboración de la norma que impulsa la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

La normativa sobre drones apuntará a garantizar la seguridad en el espacio aéreo para evitar posibles colisiones con aeronaves o con personas, ante eventuales fallas y caídas de estos objetos.

La utilización de drones ya es una realidad aunque, como sucede con las nuevas tecnologías, su uso recién ahora está comenzando a ser reglamentado mundialmente.

En el caso argentino, la ANAC presentó recientemente en sociedad un Reglamento Provisional de los Vehículos Aéreos No Tripulados que fue elaborado de manera participativa con el Centro INTI-Aeronáutica y Espacial, entre otras entidades involucradas.

Es muy común la utilización de estos vehículos para realizar filmaciones en estadios o espectáculos de todo tipo. “Pero estos dispositivos también son de gran utilidad en ámbitos tan variados como la agricultura de precisión para hacer fertilización selectiva; como apoyo de mantenimiento de plantas industriales petroquímicas donde se suele trabajar con equipamiento a 50 metros de altura; o en monitoreo ambiental y de seguridad en situaciones de catástrofe, entre otros usos posibles” advierte Raúl Mingo, director del Centro de Aeronáutica y Espacial del INTI.

Ante esta realidad y los eventuales usos que tendrán los drones a futuro —los expertos advierten que en 2050 los aviones de trasporte comercial podrían ser controlados de manera remota sin pilotos a bordo — la Organización de Aviación Civil Internacional alienta a los Estados miembro a que contribuyan a la elaboración de políticas regulatorias que hagan posible “la integración de los sistemas tripulados con piloto en la aeronave y tripulados con piloto en tierra, para el espacio aéreo controlado y no controlado, y a considerar sus diferencias fundamentales”, según una circular emitida recientemente por el organismo.

Los drones no son reconocidos como aeronaves por carecer de un piloto que los tripule a bordo. Es por eso que el código aeronáutico no contemplaba el uso de los Vehículos Aéreos no Tripulados y se hace necesaria una reglamentación específica que contemple a los pilotos desde tierra”, explica Mingo.

Para la elaboración de la nueva normativa, las recomendaciones realizadas a la ANAC por parte del INTI contemplaron dos puntos fundamentales: la seguridad y el apoyo a las actividades productivas.

“Además de garantizar la seguridad de las personas, el INTI apuesta a que esta regulación permita fortalecer una industria que está en estado latente en Argentina y que tiene una buena base tecnológica para patrocinarla”, asegura el experto del INTI.

Los drones al servicio de la ecología

Fuente: DonWeb

Un ex ingeniero de la Agencia Espacial estadounidense quiere utilizar aviones no tripulados para plantar mil millones de árboles por año.

Los avances tecnológicos siguen sorprendiendo día a día y el ingenio humano para aprovechar las nuevas herramientas muchas veces hacen que las mismas cumplan nuevas funciones que al momento de su creación no fueron estipuladas.

Quizás el principal ejemplo de esto son los drones. Estos aviones no tripulados fueron desarrollados con objetivos militares, sin embargo, cada vez son más las personas que adquieren uno de estos dispositivos para distintos hobbies. Incluso, algunas empresas analizan utilizarlos para el traslado de productos y en Estados Unidos también los quieren implementar para actuar en situaciones de emergencia.

Pese a todas las variantes que ya se conocen de los drones, la iniciativa de Lauren Fletcher no deja de llamar la atención. Este ex ingeniero de la NASA, creó BioCarbon Engineering, una empresa con la que quiere plantar mil millones mil millones de árboles en 365 días.

Si bien suena descabellado, Fletcher sostiene que su experiencia en el manejo y programación de drones, sumado al trabajo de un equipo de especialistas les facilitará el trabajo. La dinámica de plantación será utilizando aviones no tripulados para sobrevolar a dos o tres metros los terrenos fértiles e ir desparramando semillas pre germinadas que al caer sobre la superficie comenzarán su proceso de crecimiento.

El objetivo de BioCarbon es reforestar a escala industrial para contrarrestar la masiva deforestación mundial. Según el ex ingeniero de la NADA, la infraestructura de la empresa les permitirá plantar cerca de 36 mil árboles por día.

Además, Fletcher asegura que al implementar esta nueva técnica, no sólo se agiliza el proceso de reforestación, sino que se bajan los costos ya que la inversión en drones y semillas representa apenas un 15% del monto del método actual en el que se utiliza capital humano para realizar este trabajo.

Si bien aún no existe una fecha específica para comenzar con su objetivo, desde BioCarbon están seguros que será antes de que finalice el primer semestre del año.