Más voces de rechazos al «impuesto al turismo»

Entidades relacionadas con el turismo se mostraron en contra del impuesto del 30% a la compra de divisas extranjeras; a la adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo del país y a servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país.

En las últimas horas se sumaron nuevas voces en contra del impuesto del 30% a la compra de divisas extranjeras; a la adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo del país y a servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país.

 

Todas las instituciones del sector turístico que se expresaron al respecto coincidieron en remarcar que la iniciativa va en contra del desarrollo, la inversión y continuidad de las compañías que generan empleo en nuestro país. FAEVYT, IATA, CAT y JURCA fueron algunas de las instituciones que se expresaron al respecto.

 

“Pedimos que no se implementen medidas que afecten a la industria y que tendrán un efecto directo sobre hoteles, empresas, comercios y pueden provocar pérdida de empleo. Ya lo hemos visto en otros países, cuando se atraviesa una crisis como la que se está dando en Argentina, medidas como las que se anuncian provocan el efecto contrario a lo que se supone” señaló Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo -IATA-

 

Por su parte, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo -FAEVYT- expresó a través de un comunicado que: “Entendemos la crisis que está atravesando el país pero las agencias de viajes somos parte de la solución, no del problema. Somos el principal canal de comercialización del turismo y un dinamizador fundamental de la economía que brinda trabajo a miles de argentinos. La implementación de este impuesto significa poner en riesgo fuentes de trabajo, cerrar el camino a las oportunidades de crecimiento y de generación de divisas genuinas para el país”.

 

Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo -CAT- sostuvo que “la actividad turística necesita del equilibrio entre el turismo receptivo y el emisivo, entonces si yo no tengo turismo emisivo para sacar gente del país, no tengo líneas aéreas que estén interesadas en traer turistas del exterior porque se volverían con los aviones vacíos. Esto haría, por ejemplo, que una línea aérea decida eliminar sus rutas a la Argentina porque no le son rentables, y los primeros perjudicados serían las empresas vinculadas al turismo dentro del país. En ese escenario, el país necesita de la conectividad para desarrollar la actividad turística».

 

Finalmente la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina –JURCA- señaló a través de un comunicado que: “Este nuevo impuesto seguramente puede llevar a cada operador aéreo a reducir el tamaño de las aeronaves o la cantidad de frecuencias según sea el caso, lo cual impacta directamente en la viabilidad de viajes de turistas extranjeros, la capacidad de bodegas para la exportación y con ello empleos en el país».

Dólar turista: «las agencias de viajes somos parte de la solución, no del problema»

La Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo –FAEVYT- expresó su rechazo a los alcances del proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que incluye la creación de un impuesto del 30% a la compra de divisas extranjeras.

La Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo –FAEVYT- se
expresó a través de un comunicado sobre el proyecto de Ley de Solidaridad Social y
Reactivación Productiva enviado por el Poder Ejecutivo que incluye la creación de
un impuesto del 30% a la compra de divisas extranjeras; a la adquisición de servicios
en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo del país y a servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país.
«Entendemos la crisis que está atravesando el país pero las agencias de viajes somos parte de la solución, no del problema. Somos el principal canal de comercialización del turismo y un dinamizador fundamental de la economía que brinda trabajo a miles de argentinos. Incluir a los servicios que prestamos las agencias en el
impuesto significa, ni más ni menos, que poner en riesgo esas fuentes de trabajo, cerrar el camino a las oportunidades de crecimiento y de generación de divisas genuinas para el país», señalaron.
Tras aclarar que acompañan el proyecto en general, manifestaron que incluir a las agencias de viajes significa un retroceso en el espíritu de la iniciativa, porque atenta contra el crecimiento de la economía golpeando al principal factor de dinamización del turismo que son las agencias de viajes y turismo.
«Hay que tener en cuenta que esta medida rompe el equilibrio necesario entre
turismo receptivo y emisivo por lo que va a repercutir directamente en la actividad
turística nacional, además de influir negativamente en el flujo de las rutas aéreas
internacionales que reducirían considerablemente la recepción de argentinos por lo que dejarían de ser rentables. El achicamiento de nuestro mercado generará desocupación y menor consumo, logrando un efecto contrario al buscado por el proyecto. Si las agencias argentinas no venden, hay también menos recaudación fiscal. Reducir la
conectividad es poner en riesgo al cuarto complejo exportador del país y el primero en
servicios», subrayaron.
Desde la Federación agregaron que no se debe perder de vista que englobar todo el gasto que se genera en el extranjero en el concepto turismo es un error. «La realidad es que el 75% de los gastos de divisas en el extranjero corresponden a productos y servicios no turísticos, y no a los servicios de turismo que se contratan con las agencias de viajes que representa solo el 25% y que como contrapartida generan puestos de trabajo y flujo de visitantes extranjeros, se indicó.
«La propuesta concreta es que las ventas para los servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes argentinas y de los medios de transporte que tengan operación en nuestro país estén eximidos de este impuesto, para lograr cuidar el trabajo de miles de argentinos y seguir potenciando una industria que necesita crecer para que la economía del país se reactive», finalizaron.

Dólar turista: «pone en riesgo a más de 5000 empresas de viajes y turismo»

Así lo destacó Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), al ser consultado respecto al dólar turista.

Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), se refirió respecto al dólar turista.

 

«Esta medida podría, en función de su implementación, llevar a una situación crítica a gran parte del sector de agencias, poniendo en riesgo la continuidad del trabajo de las más de 5000 empresas de viajes y turismo, de las cuales la mayoría son PyMEs. Esto llevaría a una importante caída de ventas, con consecuentes medidas de ajuste que seguramente tendrían que ver con temas de reducción del plantel laboral poniendo en riesgo, en algunos casos, la continuidad de muchos negocios. Hay que tener en cuenta que alrededor del 35% de los viajes emisivos son vacacionales, el resto responde a negocios, deportes, intercambios científicos, etc. que se verían afectados con esta medida también” explicó Gustavo Hani.

Ante la implementación del impuesto que estaría en el orden del 30% en las compras de pasajes al exterior y en las compras que se realicen fuera de Argentina con tarjeta de crédito, el presidente de FAEVYT indicó: “Esto podría generar una reacción por parte de algunos países reciben argentinos, teniendo en cuenta que se verían afectados los arribos desde nuestro país por la aplicación del impuestos, lo que los podría llevar a tomar medidas similares originando como rebote una baja importante de arribos de turistas extranjeros hacia Argentina y agregó “Podemos entender la razonabilidad de la medida, pero la forma de implementación y los porcentuales pueden generar más daño que solución”

Respecto al tema de la caída que podría provocar la implementación del impuesto en la venta de pasajes internacionales, Gustavo Hani afirmó que esta medida “pondría en riesgo la continuidad de algunas compañías aéreas al igual que muchas rutas que hoy unen Argentina con otros países” y explicó que “Si el emisivo cae fuertemente y el receptivo no responde como reacción para ocupar las butacas que liberaría el emisivo, las rutas podrían dejar de ser rentables, lo que llevaría a las compañías a sacar frecuencias. Esta consecuencia provocaría el derrumbe del ingreso de divisas e inevitablemente afectaría el comercio, la hotelería y la gastronomía. Hay que tener en cuenta que el turismo es un delicado equilibrio de receptivo y emisivo, cualquier alteración abrupta de esa armonía perjudica a ambos.”. El presidente de FAEVYT señaló que “Esta medida perjudicaría directamente la llegada de turistas extranjeros a nuestro país, porque los pasajes ya cuentan con un 7% de impuesto que se recaudan directamente para las acciones de Argentina en el exterior, al caer el emisivo esa recaudación también caería y como consecuencia vamos a disponer de menos fondos para generar acciones de promoción de Argentina en el exterior”.

 

 

Desde el Pultismo apoyan la medida del dólar turista: «es buena para el turismo de la ciudad»

Ante el anuncio de un valor de cambio diferencial para los dólares aplicados en la compra y gastos en el exterior, la concejal de Acción Marplatense Paula Mantero presentó un proyecto de resolución.

Ante el anuncio de un valor de cambio diferencial para los dólares aplicados en la compra y gastos en el exterior, la concejal de Acción Marplatense Paula Mantero presentó un proyecto de resolución.                                                                                

“La existencia del denominado dólar turista -que supondrá una diferencia incremental de cambio del 30%, para todas las compras y gastos realizados en el exterior con tarjetas- significa que más argentinos y argentinas tendrán a la ciudad como destino. Eso es más trabajo y más inversión” agregó la concejal.

“Mar del Plata es sin dudas la capital turística de la Argentina y lamentablemente se encuentra afectada con una grave crisis del trabajo y de la empresa, que también impacta al conjunto de la economía local. Por eso las medidas de política económica tendientes a fortalecer la actividad, promoviendo el mercado turístico interno, le sirven a nuestra ciudad” expresó la concejal Paula Mantero.

El proyecto -que también fue suscripto por el presidente del bloque de Acción Marplatense, Horacio Taccone- expresa el apoyo a la creación del denominado dólar turista, para todos los gastos y compras que se realicen con tarjetas en el exterior y solicita que el Departamento Ejecutivo Municipal tome medidas del mismo tenor, que apunten a complementar el impulso promocional de la actividad turística.

Asimismo la concejal Paula Mantero expresó: “Queremos trabajar en conjunto con todos los operadores del sector turístico para que en la medida de lo posible, puedan proponerse la máxima competitividad en materia de precios a efectos de asegurar los mejores resultados en el verano”.