Educación vial: “por una Mar del Plata con menos víctimas”

El 5 de octubre de 1925 se realizó en Buenos Aires el Primer Congreso Panamericano de Carreteras… Estaba naciendo la problemática del tránsito. Años más tarde se dispuso que también se conmemorara el día de la Educación Vial.

Desde la Asociación Pro Ayuda a Víctimas de Accidentes de Tránsito (Apravat) saludaron a quienes de diferentes maneras buscan construir un futuro mejor basados en la educación vial.

En lo que va del año 28 personas murieron en Mar del Plata en siniestros de tránsito.

“Aquellos que se mueren diariamente por cuestiones relacionadas con el tránsito son nuestros familiares, nuestros amigos, nuestros vecinos y al momento de pasar a formar parte de esta luctuosa estadística no son partidarios de tal o cual partido político, son solamente víctimas de esta terrible inseguridad vial que nos afecta a todos por igual”, destacó el presidente de la asociación, Ricardo Vega.

El licenciado en criminalística solicitó a los funcionarios de turno que dejen sus intereses personales a un lado “y sin burocracia ni demora propicien la educación vial en las escuelas y que apoyen las jornadas o charlas que son importantísimas, pero no alcanzan”.

También solicitó que se patrocine a las instituciones que actualmente trabajan “sin recursos y a pulmón mientras los verdaderos responsables en materia de prevención se hacen los distraídos mirando hacia el otro lado, desviando los fondos que el mismo tránsito genera sin destinar ni siquiera un pequeño porcentaje de estos a lo que es la educación y la concientización, herramientas hoy olvidadas, sin las cuales será imposible contener la violencia vial que sufrimos a diario”.

Vega agregó que las empresas y particulares también tendrían que involucrarse de lleno en lo que es prevención, concientización y educación, pudiendo volcar parte de su responsabilidad social empresaria en este tema que afecta a todos.

“También pedimos que existan cursos con puntaje y/o incentivos para docentes dictados por verdaderos profesionales de la seguridad vial”, añadió.

En esa línea se refirió a la conducta de “padres, tíos, abuelos”, enseñando con el ejemplo, charlando sobre temas de educación y seguridad vial, mostrándole como se pueden hacer bien las cosas respetando las leyes de tránsito.