Diez detenidos acusados de tráfico de drogas en Mar del Plata

Voceros de la PSA informaron que efectivos de esa fuerza allanaron doce viviendas y un local que simulaba ser una verdulería, en Mar del Plata, y detuvieron a diez sospechosos.

Diez personas fueron detenidas y acusadas de comercializar estupefacientes luego de una serie de allanamientos realizados en la ciudad de Mar del Plata, informaron fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Los procedimientos fueron ordenados por el Juzgado Federal 1 de Primera Instancia, a cargo de Santiago Inchausti, en el marco de una causa por tráfico de drogas.

Voceros de la PSA informaron que efectivos de esa fuerza allanaron doce viviendas y un local que simulaba ser una verdulería, en Mar del Plata, y detuvieron a diez sospechosos.

Además, se secuestró marihuana, cocaína, LSD, éxtasis, balanzas de precisión, elementos de fraccionamiento, doce vehículos y ocho armas de fuego.

Los diez imputados quedaron alojados en la Unidad Penal de Batán y en el Destacamento de Femeninos de la Policía bonaerense, y serán indagados en las próximas horas. (Telam)

Bloque de la UCR: «la pandemia del COVID-19 no puede ser excusa para la liberación de detenidos»

Mediante un comunicado que lleva la firma de los ediles Vilma Baragiola, Ariel Bordaisco, Cristina Coria y Marianela Romero, expresaron su «profundo convencimiento que el sistema carcelario, no solo de la provincia de Buenos Aires sino de todo el país, necesita de cambios estructurales urgentes».

Desde el bloque de concejales de la Unión Cívica Radical del Partido de General Pueyrredon expresaron su preocupación ante el clima de tensión en que se encuentran sumergidas distintas cárceles de nuestro país con motines y enfrentamientos dentro de los establecimientos.

Mediante un comunicado que lleva la firma de los ediles Vilma Baragiola, Ariel Bordaisco, Cristina Coria y Marianela Romero, expresaron su «profundo convencimiento que el sistema carcelario, no solo de la provincia de Buenos Aires sino de todo el país, necesita de cambios estructurales urgentes. Contar con una infraestructura adecuada, buenas condiciones de habitabilidad y espacios menos violentos, son condiciones indispensables y que apuntan a que los reclusos cumplan sus condenas en espacios que realmente posibiliten la reinserción social».

«Pero con el mismo convencimiento, creemos que la pandemia por COVID-19 que estamos atravesando, no puede ser una solapada excusa para la liberación de detenidos por causas tan graves y sensibles a la sociedad como lo son el delito contra la vida, violencia de género y sexual, narcotráfico, o corrupción, entre otras», resaltaron.

«Es de fundamental necesidad la revisión detallada y caso por caso, incluyendo únicamente a los reclusos que se encuentren dentro de la denominada «Población de Riesgo» y que no hayan cometido delitos de gravedad como los citados anteriormente», agregaron desde el bloque radical.

Finalmente, los concejales exigieron la vuelta al pleno funcionamiento de los poderes que componen el estado, «trabajando en conjunto y así poder rodear de mayor calidad institucional a las medidas adoptadas por el gobierno en el contexto que hoy nos toca vivir».

Volvían de Brasil y cambiaron el cartel por uno de Mar del Plata para evitar los controles

Hay seis detenidos, que fueron arrestados en la Terminal de Ómnibus de Rosario: dos choferes del micro, dos coordinadores y dos pasajeras.

Seis personas fueron detenidas en la Terminal de Ómnibus de Rosario por violar la cuarentena obligatoria para limitar el contagio del coronavirus, cuando arribaban en dos micros provenientes de Brasil pero con un cartel que decía Mar del Plata, con el fin de evitar el aislamiento de 14 días, informaron fuentes oficiales.

Se trata de dos choferes del micro, dos coordinadores y dos pasajeras, quienes ahora serán imputadas de los delitos previstos en los artículos 202, 205 y 239 del Código Penal por violar las medidas adoptadas para mitigar la propagación de la pandemia.

Según las fuentes, todo comenzó cuando las autoridades sanitarias y de seguridad de la provincia pretendieron controlar dos micros pertenecientes a la empresa Calchaquí SRL, cuyos carteles exteriores, que son exhibidos en los parabrisas, decían que provenían de Mar del Plata.

“La empresa había cambiado el cartel de origen de sus viajes para encubrir que provenían de Camboriú”, informó el Ministerio de Seguridad santafesino.

Según dijeron a Télam voceros del caso, lo cambiaron por uno que decía Mar del Plata como origen del viaje, para evitar que el pasaje debiera someterse al aislamiento obligatorio de 14 días, tiempo en el que puede incubarse el virus.

Antes de arribar a la Terminal de Rosario, los micros dejaron pasajeros en las ciudades de Paraná (Entre Ríos) y Santa Fe, que ya están identificados.

“De no haber cumplido con las restricciones y cuarentena prevista en el decreto nacional 297/2020 y el provincial 260/2020, se les aplicará también la detención e imputación”, señaló un vocero del Ministerio de Seguridad provincial.

Al percatarse del engaño, la guardia policial y los empleados municipales de la Terminal de Ómnibus de esta ciudad informaron al Ministerio de Seguridad provincial.

Personal de la cartera activó el protocolo de vigilancia contra la epidemia, alertando al fiscal especial de Rosario, Gustavo Ponce, explicaron las fuentes.

Alertada por el personal de la estación, la Policía detuvo los dos micros de la empresa Calchaquí una vez que estaban abandonando la ciudad.

“Al volver los vehículos a la estación terminal el fiscal Ponce, acompañado por el subsecretario de Seguridad Preventiva de la provincia, Diego Llumá, ordenó la detención de los choferes y de dos hermanos, un hombre y una mujer, coordinadores de los grupos de turistas”, detallaron desde la cartera.

Horas más tarde, fueron detenidas en la localidad santafesina de Casilda dos pasajeras que lograron escapar del control policial, y también quedaron imputadas en la causa.

Desarticulan banda narco en Mar del Plata y hay 8 detenidos

Tras una serie de allanamientos en los que se secuestraron 7 kilos de cocaína y más de 45 de marihuana.

Ocho personas acusadas de integrar una banda narco fueron detenidas en Mar del Plata, tras una serie de allanamientos en los que se secuestraron 7 kilos de cocaína y más de 45 de marihuana, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los detenidos, seis hombres y dos mujeres, están acusados de formar parte de una organización que distribuía estupefacientes en la modalidad de «narcomenudeo», y que contaba con un búnker de acopio ubicado en la calle Bahía Blanca al 3100, en la zona oeste de la localidad balnearia.

En el marco de un investigación de la Fiscalía de Estupefacientes marplatense, a cargo de Leandro Favaro, con intervención del juez de Garantías Daniel De Marco, se desarrollaron por la mañana 11 allanamientos, en los que se secuestraron además de 45 kilos de marihuana y 7 de cocaína, dos pistolas Bersa, 24 cartuchos calibre 12/70, $5.000, dos balanzas digitales y nueve teléfonos celulares.

Los operativos fueron realizados por personal de la Superintendencia de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Plata, con colaboración de integrantes de Drogas Ilícitas de Mar del Plata.

Según fuentes judiciales, la investigación que permitió desarticular a esta banda se inició el 10 de mayo último, a partir de una denuncia que señalaba que en calle Rejón al 6200, en la zona norte de la ciudad, «una persona de nombre Hugo Perea sería el responsable de comercializar sustancias estupefacientes utilizando la modalidad de delivery».

«Tras el desarrollo de las tareas investigativas y de observaciones realizadas sobre el domicilio, se logró establecer que las maniobras ilícitas llevadas a cabo por Perea eran realizadas en la vía pública, en distintos domicilios de sus clientes», indicó uno de los investigadores.

A partir del seguimiento realizado, se estableció que en algunos de esos domicilios se desarrollaban «maniobras compatibles con la venta al menudeo de estupefacientes, pudiéndose a su vez establecerse las identidades de los responsables».

Tras estos resultados, «se efectuaron las intervenciones telefónicas sobres los abonados telefónicos utilizados» por Perea, que «demuestran el accionar ilícito llevado a cabo» por este hombre de 53 años, principal detenido en los allanamientos, acusado de liderar la banda.

Fuentes policiales indicaron que Perea posee antecedentes por infringir la Ley de Estupefacientes 23.737, que en 2002 había sido condenado a siete años de prisión como coautor del delito de «Tenencia Sustancias Estupefacientes», y en 2016 fue nuevamente detenido, pero recuperó su libertad a fines de 2018. (Télam)

Balean a taxista y hay tres detenidos

La víctima tiene 60 años y fue atacado por tres sujetos armados en el barrio Florencio Sánchez.

Un taxista sufrió una herida de bala en un pie durante un intento de asalto ocurrido durante la madrugada de este martes en la periferia de Mar del Plata.

Cerca de las 4, un taxista de 60 años trasladaba a tres supuestos pasajeros y al sospechar de sus intenciones les pidió que se bajaran en la zona de la avenida peralta Ramos y Génova.

Los sujetos comenzaron a golpearlo y durante el forcejeo recibió un disparo en uno de sus pies.

Tras alzarse con su recaudación, los delincuentes se dieron a la fuga mientras que la víctima logró solicitar ayuda por radio.

Otros taxistas y una ambulancia del SAME llegó hasta el lugar y trasladó al trabajador del volante al Hospital Interzonal.

Mientras que la policía dispuso de un operativo que dio como resultado la detención de tres sospechosos. En el caso tomó intervención la comisaría quinta y el fiscal Fernando Castro.