El Municipio destruyó cerca de 6 mil lentes que se comercializaban de modo ilegal

Fueron incautados en puestos ambulantes. Son perjudiciales para la salud y se vendían en lugares sin permiso para tal fin.

La Municipalidad de General Pueyrredon destruyó 5900 pares de lentes de sol  que se comercializaban ilegalmente en puestos de venta ambulantes ubicados en distintos puntos de la ciudad. 

“Comprar un anteojo en la calle implica exponerse a todo tipo de riesgos que a corto o largo plazo van a generar una anomalía en el ojo. Si tenemos un ojo sano podemos acelerar un proceso de tener que usar un anteojo  antes de tiempo por el mal uso”, manifestó Marcelo Centurión, presidente del Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires (COPBA).

La mercadería había sido decomisada tras diversos operativos de la Subsecretaría de Inspección General que se llevan adelante todo el año. En este caso, se trata de artículos que revenden personas que no son de Mar del Plata y atentan contra el trabajo marplatense formal que paga impuestos todos los meses y contribuye al crecimiento y desarrollo de la ciudad. 

Asimismo, Centurión agregó que “es importante destacar que los anteojos de lectura o lentes de sol que se compran en la calle son de plástico inyectado, lo que puede generar un gran problema en la vista a futuro». 

En relación al marco legal que fundamenta el accionar, sostuvo que “todo el material incautado en operativos a instancias de la ley 12.239, contempla la destrucción del mismo, para sacarlo fehacientemente de circulación”. 

Cabe aclarar que la mencionada reglamentación regula el funcionamiento de las casas de óptica y todo elemento óptico que se comercializa en la Provincia de Buenos Aires. En este sentido, se permite su venta exclusivamente  en las ópticas habilitadas por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

En el procedimiento de destrucción de los lentes se llevó a cabo con una aplanadora en la sede del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado Público (Emvial) y estuvieron presentes el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti y el subsecretario de Inspección General, Marcelo Cardoso.

Destruyen unos 4 mil lentes de sol secuestrados en la vía pública

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través de la Subsecretaría de Inspección General, a cargo de Emilio Sucar Grau, destruyó alrededor de 4000 lentes de sol que se vendían ilegalmente en las playas y calles céntricas de Mar del Plata. Estuvieron presentes autoridades de la UCIP y del Colegio de Ópticas de la Provincia de Buenos Aires.

En este marco, Sucar Grau explicó que: “Desde el área de la Subsecretaría de Control de Inspección General, queremos erradicar cualquier tipo de competencia desleal o producto que pueda traer alguna dificultad a la salud. Queremos que la gente trabaje en comercios dentro de la ley, que puedan habilitar y estar sujetos al derecho”.

Asimismo, el Subsecretario detalló que “gracias a la colaboración del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado Público, destruimos cerca de 4000 que le fueron sustraídos a manteros y vendedores ambulantes en la vía pública, principalmente en las playas y el centro,  que no tenían ningún tipo de homologación, eran perjudiciales para la salud y se vendían en lugares que no tenían el permiso para tal fin. Es por ello que se labraron las actas correspondientes, el secuestro y ahora la total destrucción que tendrá como destino el Predio de Disposición Final de Residuos”.

 

Al respecto, el Vicepresidente de la Ucip, Nestor Martín, se mostró muy satisfecho: “Para nosotros es un momento muy agradable, porque venimos trabajando hace años para eliminar el comercio ilegal y felicitamos la decisión política de la Municipalidad que en  este tema está trabajando decididamente y realmente estamos muy contentos”.

Por otro lado, la Delegada del Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires, Presentes Graciela Sorian, manifestó que: “es una lucha muy grande que viene llevando adelante el Colegiado y agradecemos  al Municipio por este evento e invitarnos a presenciarlo».

«Está mercadería tiene muchos riesgos, no tienen los filtros adecuados, es un plástico pintado y cuando el ojo está ante un filtro oscuro, pero que no tiene la protección suficiente, la pupila se dilata como cuando estamos en oscuridad y los rayos que nos dañan ingresan mucho más. Ha habido muchos problemas en la salud visual, se adelantó la producción de cataratas, gente con problemas de quemaduras en los párpados, son casos menores, pero existen», agregó.