Secretaria de Salud recordó que “es un delito no cumplir con la cuarentena domiciliaria” por coronavirus

La funcionaria municipal insistió en recordar que toda persona que no cumpla la medida sanitaria estaría incurriendo en un delito contra la salud pública.

La secretaria de Salud Viviana Bernabei recordó que toda persona que vuelva de viaje de las zonas de riesgo debe realizar la cuarentena domiciliaria por 14 días en su domicilio y de manera individual.

“La cuarentena no significa estar de vacaciones, sino que significa aislamiento estricto. Le pedimos responsabilidad a los ciudadanos porque es la única forma de frenar la propagación del virus”, enfatizó Bernabei.

La funcionaria destacó que “quienes regresen de viaje de las zonas de riesgo deben declarar el domicilio ya que hay un dispositivo de control de todos los aislamientos domiciliarios”.

Además, resaltó que “el dispositivo es implementado por Fiscalía General de provincia, Zona Sanitaria Octava, Sanidad de Fronteras, Secretaría de Salud y de Seguridad del municipio, y será aplicado a los que no cumplan con el aislamiento domiciliario individual”.

En caso de verificarse el incumplimiento indicado se podrá radicar la denuncia penal para investigar la posible comisión de los delitos previstos en los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal.

Los infractores se pueden enfrentar a penas de hasta 15 años de cárcel y multas. El actual Código Penal dispone una condena de entre 3 y 15 años de cárcel para las personas que propaguen una enfermedad peligrosa y contagiosa.

Se podrán aplicar multas de entre cinco mil a 100 mil pesos cuando la propagación fuera cometida por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo. En el caso de que tuviere como resultado enfermedad o muerte se aplicará prisión de entre seis meses a cinco años.

En tanto, el artículo 205 destaca: “Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Para efectuar una denuncia por incumplimiento de la cuarentena domiciliaria llama a la Fiscalía General Departamental de lunes a viernes al teléfono 451-9752/451- 9608/486-0259 y los fines de semana al 107.

Coronavirus: Fernández advirtió consecuencias penales a quien rompa con el protocolo

El Presidente sostuvo que «si uno vulnera la obligación de la cuarentena», en el marco de las medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus, «quedará en curso de un delito penal», y dijo que se está «tratando de que nadie viaje a Italia o España».

El presidente Alberto Fernández afirmó que el gobierno nacional «atendió desde la hora cero el problema” del coronavirus y dijo que desde el Poder Ejecutivo pensaban que “el problema» lo iban «a tener más llegado el invierno porque según los especialistas, es un virus que muere a los 26 grados y se transmite más con el frío”.

También, advirtió que «si uno vulnera la obligación de la cuarentena», en el marco de las medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus, «quedará en curso de un delito penal», y dijo que se está «tratando de que nadie viaje a Italia o España», ya que «casi todos los casos» registrados de la enfermedad en el país corresponde a personas que «vinieron de Italia y España».

En esa linea, pidió a los argentinos «mucha responsabilidad para hacer frente al coronavirus» y destacó que «es muy importante la responsabilidad individual».

«Estamos preparando nuevas salas de terapia intensiva», entre otras medidas, pero «si no contamos con la responsabilidad de cada uno de nosotros, el riesgo se vuelve exponencial», avisó.

Para cerrar, se mostró indignado y dijo que «es una canallada que especulen» con el precio del alcohol en gel y sostuvo que el gobierno nacional está «garantizando el precio y el suministro del producto».

Realizaron un taller informativo dirigido a jubilados sobre prevención de delitos

En el marco del convenio firmado entre el Ministerio de Seguridad bonaerense y el PAMI.

Representantes del Ministerio de Seguridad y del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) participaron en Mar del Plata de un taller con jubilados en el que les brindaron consejos relacionados a la prevención del delito y la violencia en la tercera edad.

La jornada se realizó en el marco del convenio de colaboración que el mes pasado firmaron en La Plata el titular de la cartera de Seguridad provincial, Cristian Ritondo; y del organismo nacional, Sergio Cassinotti; en base a una propuesta ideada por la gobernadora María Eugenia Vidal.

La charla se realizó en el balneario «Punta Iglesias» de la ciudad cabecera del partido de General Pueyrredón, frente a un nutrido grupo de la tercera edad que escucharon atentos los consejos sobre la temática propuesta.

Más tarde, el taller se trasladó a un centro de jubilados ubicado en el barrio marplatense Los Pinares, donde informaron a los presentes las medidas preventivas para no ser víctimas de delitos.

De acuerdo a lo informado, estos encuentros se desarrollarán en la mencionada playa todos los viernes durante la temporada en el marco del Operativo Sol, y continuará los miércoles y jueves en el año por diferentes centros de jubilados.

El convenio entre Ritondo y Cassinotti fue firmado el 10 de  diciembre pasado e implica la realización de cursos, capacitaciones, talleres, y cualquier otra forma de instrucción que pueda acordarse en los centros de jubilados con equipos de trabajo conformados por especialistas y representantes de cada organismo.

En ellos se trata de la seguridad y su problemática, de diversas situaciones de riesgo, como cuento del tío y otros engaños del que son víctimas,  las herramientas disponibles y diversas técnicas de protección individual y colectiva.

Esta idea fue propuesta por la gobernadora Vidal para que esta generación, que creció con otros valores basados en la confianza y solidaridad, tenga las herramientas necesarias para que no sean víctimas de hechos delictivos

Inseguridad: en julio el 911 recibió más de 14.500 llamados

De acuerdo al informe del CEMAED, la mayor cantidad de llamados fue por alarmas de comercios o viviendas y le siguieron los registros por robos y hurtos y en menor cantidad, por sospechosos y confrontación.

El Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito dio a conocer su reporte de seguridad mensual de Mar del Plata.

Los datos expuestos son resultado de la compilación, tratamiento y análisis de diversas fuentes de datos vinculadas a la temática que tienen origen en partes policiales, registros propios de actuación estatal e información del Centro de Atención Telefónica de Emergencias 911.

Esta publicación tiene una doble finalidad, por un lado remite a la autoridad municipal la evolución del comportamiento delictivo y la actividad de las fuerzas de seguridad en el territorio para que los datos sean insumo útil para la formulación y evaluación de políticas integrales; y por otra parte tiene como objeto la difusión pública de los indicadores de seguridad y de los esfuerzos del Estado municipal para atenderlos.

Durante los 28 primeros días de julio de 2018 el total de llamados únicos fue de 14.573, mientras que en el mismo período del mes previo la cantidad había sido 14.920. Como cada mes, la mayor cantidad de llamados fue por alarmas de comercios o viviendas y le siguieron los registros por robos y hurtos y en menor cantidad, por sospechosos y confrontación. Los llamados por “violencia” (incluye llamados por violencia familiar, de género e infantil) concentran un 7 % del total de los llamados. Los porcentajes de llamados se muestran similares a los del mes previo a pesar de una muy leve reducción general.

La evolución diaria de llamados al 911 analizado según el motivo que los origina permite ver comportamientos específicos. Los llamados por robos y hurtos, confrontaciones, alarmas y violencia tuvieron altibajos a lo largo de todo el mes. En el caso de alarmas, el día de mayor cantidad de llamados fue el sábado 21, mismo día que registró la mayor cantidad de llamados por robo y hurto. En el caso de confrontaciones fue el domingo 15 y en violencia el domingo 29. El comportamiento de picos elevados de llamados por confrontaciones y robos en fines de semana o feriados se replica en cada uno de los períodos analizados.

En julio, el mapa de intensidad de llamados al 911 por robo muestra que las zonas más destacadas se encuentran en el microcentro y en las inmediaciones del Paseo Cultural Estación Terminal Sur. Se formaron áreas con focos de alta densidad en los barrios Bosque Grande, Don Emilio y Belgrano en el extremo sudoeste, y en Fortunato de la Plaza, Cerrito Sur y el Progreso en el sudeste del territorio. Se mantiene una alta densidad de llamados en La Herradura

Los llamados por robo en vivienda durante julio, presentan las zonas calientes de mayor frecuencia en los barrios Belgrano, Cerrito Sur, Belisario Roldan y Don Bosco. En el resto del territorio se presentan pequeñas zonas de menor frecuencia.

En el robo a comercios, la zona delimitada por las calles 25 de Mayo, Buenos Aires, Falucho e Independencia es la de mayor frecuencia de llamados. Con una frecuencia menor se observan una zona caliente en el barrio Bernardino Rivadavia y otra en el barrio Estación Terminal.

El robo en vía pública concentra sus tres zonas de mayor frecuencia en el barrio Centro hasta el barrio Estación Terminal, donde reaparece un polígono entre las calles 25 de Mayo, Córdoba, Belgrano e Independencia. En Alem y Playa Grande sigue habiendo una zona caliente de relativa importancia, al igual que en los barrios San José, Fortunato de la Plaza, Las Avenidas, Don Emilio, El Gaucho, San Juan y La Herradura.

Los llamados por confrontación al igual que los meses anteriores, presentan la mayor intensidad en el barrio Centro, desde Santiago del Estero hasta la costa y desde San Martin hasta Colón. En un segundo nivel de intensidad hay focos en cercanías de la antigua terminal y en el centro comercial de la calle San Juan. El resto del territorio no presenta zonas de conflictividad significativas.

El análisis comparado de los llamados por violencia (familiar, de género e infantil), muestra una variación entre el mes de junio y el de julio. En este último aparecen un mayor número de focos de alta intensidad, teniendo a los principales en los barrios Las Heras y Fortunato de la Plaza. Se destacan también los presentes en José Hernández y Belisario Roldán. El área del centro refleja un aumento en la intensidad.

En Mar del Plata se registraron casi 275 mil llamados al 911 a lo largo del 2017

La mayoría de los casos correspondieron a la activación de alarmas en viviendas y comercios. Así se desprende del informe del Centro de Análisis del Delito (CEMAED).

El Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito de General Pueyrredon dio a conocer el reporte de seguridad mensual y en esta oportunidad se trazó un balance del 2017.

El total de llamados al 911 durante el año 2017 fue de 274.698. El mayor número de los mismos fueron originados en alarmas de viviendas o comercios y significaron el 22 % del total. Detrás se ubicaron los llamados por robo, personas o vehículos en actitud sospechosa e incidencias de tránsito. El promedio diario de llamados fue de 753 durante 2017, cifra similar a la media de años previos.

La visualización de los totales de llamados por mes muestra un inicio de año con valores elevados, que se sostienen hasta marzo. En abril se advierte una caída que se sostiene con variaciones menores hasta noviembre. En el último mes del año los valores vuelven a subir mostrando que en los meses de temporada alta de actividad turística veraniega, el volumen de demanda se incrementa. El mes de mayor cantidad de registros fue diciembre y el pico mínimo se dio en septiembre.

Los llamados por confrontaciones durante 2017 se concentraron prioritariamente en un área delimitada por las calles Luro, Colón, Mitre y la línea costera. También hubo intensidades del mismo nivel en la zona circundante a la plaza Rocha en el barrio San Juan. Intensidades intermedias afectaron un amplio sector que va desde el barrio Estación Terminal hasta La Perla y se prolonga hacia el oeste hasta la estación ferroautomotora. Otros sectores distribuidos por el territorio se vieron afectados por intensidades menores. Solo los extremos norte y sur del casco urbano presentan baja o nula actividad por este tipo de llamados.

Los llamados al 911 por robos tuvieron altas concentraciones en espacios diversos. El principal de ellos fue un amplio sector que incluye la casi totalidad del microcentro, pero hubo concentraciones similares en el límite de los barrios San Jorge y La Herradura y en un sector del barrio Coronel Dorrego. Las intensidades intermedias ocupan espacios en múltiples áreas de gran parte del casco urbano. Se destacan las de los barrios Florencio Sánchez, Belisario Roldán, Don Emilio, General Belgrano, Bernardino Rivadavia, Cerrito Sur, San Juan, Don Bosco y Estación Terminal, entre otros. Solo en el extremo sur no se advierten concentraciones por este tipo de delito.

En el caso de los llamados por robos en la vía pública se observa un comportamiento curioso: los espacios más afectados no coinciden en sus características generales. La intensidad más elevada se advierte en un sector que es límite entre los barrios San Jorge y La Herradura y está integrada por llamados con características particulares que si bien no pueden calificarse como falsas alarmas, tuvieron resultados negativos y generan cierta cautela al momento de validarlos como ciertos. El otro espacio fuertemente afectado, fue un amplio sector que va desde el barrio Estación Terminal, pasando por el centro comercial de calle Alberti y atraviesa el microcentro la ciudad concluyendo en el límite con el barrio San Juan. Este sector congrega el principal centro comercial, financiero, gastronómico y de esparcimiento del Partido, por lo que aparece más razonable para la alta intensidad de este tipo de delito.

Los llamados categorizados por el 911 como robos en comercios tuvieron su concentración más elevada en espacios del microcentro. Dentro de esta concentración se advierten dos núcleos diferenciados, uno sobre el sector delimitados por las calles Mitre, Moreno, Independencia y Luro y el segundo delimitado por las calles San Luís, Corrientes, Luro y Moreno. Otro sector de importante concentración fue un espacio que cubre el centro comercial de calle Alberti y se bifurca hacia el centro comercial de calle Güemes. También las zonas comerciales de los barrios Del Puerto, San Juan, San José, General Belgrano, La Herradura y San Jorge tuvieron intensidades destacables.