Todo listo para el primer debate presidencial obligatorio

A dos semanas de las comicios presidenciales, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, Juan José Goméz Centurión y José Luis Espert se verán las caras este domingo por primera vez y expondrán sus propuestas sobre cuatro ejes temáticos: relaciones internacionales; economía y finanzas, derechos humanos, diversidad y género; educación y salud.

El Paraninfo de la Universidad del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, se convertirá este domingo, a las 21, en el escenario del primer debate presidencial obligatorio por ley en la historia de las elecciones argentinas, en el que los 6 candidatos se mostrarán juntos por primera vez, de cara a los comicios nacionales del próximo 27.

Será la primera instancia del debate, ya que habrá otra el domingo 20, pero en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y eventualmente una tercera, prevista para el domingo 17 de noviembre, en ese mismo lugar, en caso de que haya una segunda vuelta de las elecciones.

A dos semanas de las comicios presidenciales, Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, Juan José Goméz Centurión y José Luis Espert se verán las caras mañana por primera vez y expondrán sus propuestas sobre cuatro ejes temáticos: relaciones internacionales; economía y finanzas, derechos humanos, diversidad y género; educación y salud.

Las instalaciones de la Universidad del Litoral estaban siendo acondicionadas en las últimas horas para recibir a los candidatos: si bien el Paraninfo mantendrá sus condiciones originales, se removieron las butacas para el montaje del set televisivo que permitirá emitir el debate a todo el país, se amplió el escenario para dotarlo de mayor profundidad y se montaron tarimas para el emplazamiento de las cámaras de televisión, entre otras modificaciones.

El auditorio del Paraninfo de la Universidad de Litoral es el mismo escenario que, hace 25 años, ofició de recinto de los debates de los constituyentes que reformaron la Constitución nacional en 1994.

El debate, obligatorio a partir de la sanción de la ley 27.337 de 2016, será moderado por los periodistas María Laura Santillán, Rodolfo Barili, Gisela Vallone y Guillermo Andino, que debe atenerse estrictamente al guión y la producción, no podrán hacer preguntas ni intervenciones, sino sólo presentar los ejes temáticos y controlar los tiempos de las exposiciones de los postulantes.

Según está previsto en el reglamento del debate, que fue consensuado entre la Cámara Nacional Electoral y representantes de cada fuerza política durante reuniones que mantuvieron en septiembre, cada candidato podrá estar acompañado en el recinto por 15 invitados y 10 ‘acompañantes de campaña’ que podrán reunirse con el candidato en los cortes.

El debate presidencial será transmitido en directo por todos los medios pertenecientes a R.T.A. y cuyas señales serán puestas a disposición de todos los medios públicos y privados del país que deseen transmitir el debate de manera simultánea y gratuita.

La transmisión comenzará puntualmente a las 21 y se estima que concluya a las 23.15, con una estructura dividida en tres: un primer bloque de 55 minutos en el que se hará la apertura y se tratarán los dos primeros temas previstos -relaciones internacionales y economía; luego, un segundo bloque de 45 minutos para que los candidatos expongan sobre las otras dos temáticas -derechos humanos y educación y salud-, y finalmente un tercero, de 10 minutos con la conclusión.

En la introducción, cada candidato tendrá 45 segundos para presentarse, sin interpelación directa entre ellos, y en cada eje temático tendrán un tiempo de exposición (2 minutos), un espacio de intercambio (30 segundos) y tiempo para la contestación o cierre (30 segundos).

En tanto, para el cierre del debate, cada postulante tendrá un minuto para su conclusión final.

El orden en que expondrá cada candidato en cada una de las instancias detalladas fue sorteado con antelación en la Cámara Nacional Electoral. (Télam)

Comienzan a definirse los detalles de los debates presidenciales

El cronograma electoral de cara a los comicios del 27 de octubre sigue su curso y la próxima semana comenzarán a definirse los detalles de los debates presidenciales, que ya tienen fechas reservadas para los domingos 13 y 20 de ese mismo mes.

El cronograma electoral de cara a los comicios del 27 de octubre sigue su curso y la próxima semana comenzarán a definirse los detalles de los debates presidenciales, que ya tienen fechas reservadas para los domingos 13 y 20 de ese mismo mes.

Un consejo asesor integrado por representantes de universidades y de la sociedad civil viene trabajando desde hace meses con la Cámara Nacional Electoral (CNE) para la organización de los encuentros que -por primera vez- serán obligatorios en Argentina.

Una vez finalizado el escrutinio definitivo de las PASO del 11 de agosto, la CNE convocó para el próximo jueves 5 a los seis candidatos presidenciales -o representantes de sus fuerzas políticas- que superaron el piso del 1,5% de los votos en las primarias y quedaron habilitados para competir en las presidenciales.

Ellos son los candidatos del Frente de Todos, Alberto Fernández; de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri; de Consenso Federal, Roberto Lavagna; del Frente de Izquierda y de Trabajadores, Nicolás del Caño; Unite por la Libertad y la Dignidad, José Luis Espert y del Frente No, Juan José Gómez Centurión.

En la primera reunión del próximo jueves se comenzará a consensuar con las distintas fuerzas políticas la organización de los dos debates, lo que implica decidir la modalidad, los temas y los moderadores que tendrán los encuentros, según informaron fuentes de la CNE.

En cuanto a los periodistas que conducirán los encuentros, se tendrá en cuenta la paridad de género -habrá un hombre y una mujer en cada uno de los debates-, mientras que las propuestas de nombres propios se pedirían a los medios de comunicación y podrían inclinarse por conductores de noticieros de la televisión de aire.

Otro tema es la definición de las reglas del debate y la modalidad de participación de los postulantes; es decir, si habrá exposiciones unipersonales o interacción entre los candidatos; y concretamente los temas sobre los que se indagará la opinión de los distintos representantes de las fuerzas políticas.

Desde la Cámara aspiran a que todas las decisiones se tomen por consenso entre las fuerzas participantes, pero en caso de que no haya acuerdo definirá la CNE, como autoridad de aplicación.

Avanzan los preparativos para el debate presidencial

Se realizarán los domingos 13 y 20 de octubre, previos a las elecciones generales del 27 de ese mes.

Los preparativos para los debates presidenciales obligatorios, que se realizarán los domingos 13 y 20 de octubre, previos a las elecciones generales del 27 de ese mes, avanzan luego de que el gobierno nacional transfiriera los fondos necesarios para su organización, dispuesta por ley tras una reforma del Código Nacional Electoral, en 2016.

Según consta en la Decisión Administrativa 567/2019 publicada en el Boletín Oficial el pasado 4 de julio, que contempla varias modificaciones presupuestarias, la Jefatura de Gabinete transfirió la suma de 24 millones de pesos a Radio y Televisión Argentina S.E. (RTA S.E.), que es el órgano ejecutor de los debates.

En abril, la Cámara Nacional Electoral (CNE) le había reclamado al gobierno nacional el giro de los fondos para la organización de las elecciones en general y del debate, en particular, y había resaltado la «urgente necesidad de contar con las partidas presupuestarias» para su organización.

Si bien en las últimas elecciones de 2015 ya hubo debates presidenciales -organizados por la G Argentina Debate-, los de este año serán los primeros que se realicen organizados por la CNE y reglamentados por la ley 27.337, que fue sancionada por la Cámara de Diputados en noviembre de 2016.

Esta ley dispuso la obligatoriedad de los debates entre los candidatos a presidente que superen el 1,5% de los votos en las PASO que se disputarán el 11 de agosto, y tendrán «la finalidad de dar a conocer y debatir ante el electorado las plataformas electorales de los partidos, frentes o agrupaciones políticas».

La ley establece que el debate será transmitido en directo por todos los medios pertenecientes a R.T.A. y cuyas señales serán puestas a disposición de todos los medios públicos y privados del país que deseen transmitir el debate de manera simultánea, en forma gratuita.

Según establece el cronograma electoral, en los cinco días posteriores a la proclamación de candidatos tras las PASO, la Cámara Nacional Electoral realizará formalmente la convocatoria al debate presidencial obligatorio.

Las fechas del debate ya están fijadas: serán los domingos 13 y 20 de octubre. El primero se realizará en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, y el segundo en la ciudad de Buenos Aires, probablemente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

La norma contempla la posibilidad de que se realice un tercer debate en el caso de que haya balotaje, previsto para el domingo 17 de noviembre, una semana antes de la eventual segunda vuelta, fijada para el 24 de ese mes

Para la organización del debate, la CNE contará con el asesoramiento de organizaciones del ámbito académico y de la sociedad civil. Tras las PASO, la Cámara convocará a los candidatos o sus representantes a una audiencia para definir el reglamento de realización de los debates, los moderadores y los temas que se abordarán en cada uno de ellos.

En tanto, la Cámara también pondrá a disposición mecanismos de coordinación en el caso de que exista voluntad para la realización de un debate electoral entre los candidatos a vicepresidentes. (Télam)

En las encuestas, el gran ganador fue Macri

Además del seguimiento a través de la televisión, la radio y los portales de noticias, muchísimos argentinos siguieron el debate entre Mauricio Macri y Daniel Scioli a través de las redes sociales, y fueron dejando su opinión sobre el resultado del histórico encuentro.

Los usuarios de la aplicación Debate Real Time consideraron ganador a Macri, con el 63,05% de los votos, contra un 36,95% que se inclinó a favor de Scioli.

En tanto, el diario Infobae también posibilitó que se pudiera elegir a un ganador desde su página. Con unos 67 mil votos, el resultado era Macri 72,71%-Scioli 27,29%.

Por su parte, la consulta de TN mostraba al cierre los siguientes números : Macri 63%, Scioli 21% y Empate 16%.

A su vez, un sondeo telefónico también mostró vencedor al líder de Cambiemos, en este caso con un 55%, contra un 27% que eligió a Scioli 27% y un 18% que no se definió por ninguno.

Entre chicanas y pocas ideas, Macri y Scioli protagonizaron un histórico debate

El primer debate presidencial para el también inédito balotaje en la Argentina transcurrió anoche como se esperaba con un Daniel Scioli a la ofensiva y un Mauricio Macri contragolpeador, pero los cruces fueron muy directos y habrá que esperar hasta la semana próxima para ver si tuvieron efecto en el electorado.

Apoyado en las encuestas que lo dan por encima de su rival, Macri pareció más suelto y tranquilo, pero Scioli machacó y machacó sobre el «riesgo» que supone el triunfo de su rival.

«Parecés un panelista de 6,7,8, deja de mentir», «Vos sos el kirchnerismo, por qué no hicieron todo eso en estos años», fueron algunas de las estocadas de Macri.

«No pudiste resolver el tema de los ‘trapitos’, cómo te vas a ocupar del narcotráfico» o «Vetaste en la Ciudad la ley de fertilización asistida que yo promulgué en la Provincia», fueron algunas de las réplicas de Scioli.

Desde el minuto uno, el candidato del FpV asoció al jefe de Gobierno con la devaluación, el ajuste, el regreso al FMI y las políticas de los 90 y buscó conmover con frases directas al bolsillo de trabajadores, jubilados, pequeños y medianos empresarios y científicos, entre otros.

A su turno, el postulante de Cambiemos intentó sacar provecho de su gestión más visible en la Ciudad de Buenos Aires y su eje estuvo en presentarse como el «verdadero cambio que necesita» el país y en asociar insistentemente al gobernador bonaerense con decisiones y comportamientos adoptados por el gobierno de Cristina Fernández.

«Este gobierno termina el 10 de diciembre no insistas con preguntar sobre el pasado», repitió dos veces Scioli esquivando las preguntas de Macri al corazón de incongruencias del kirchnerismo como la falta de estadísticas confiables o la imposibilidad de controlar la inflación.

El postulante oficialista entiende que en esta fase de la campaña necesita despegarse del gobierno que termina, para convencer a los electores que quieren un cambio, y por eso esas respuestas dejaron prácticamente sin defensa a la etapa K.

Es cierto que reivindicó medidas troncales de estos doce años como la nacionalización de YPF o de los fondos de la ANSeS, pero lo hizo en función de mostrar las contradicciones de su rival que no las apoyó en principio y ahora dijo que las sostendrá.

Al cabo, la dureza resultó un dato inesperado del cruce entre dos viejos conocidos que siempre mantuvieron una relación cordial, aunque no hubo sorpresas o «carpetazos» de última hora.

En ese marco, el debate significó un paso adelante en el funcionamiento institucional y dejó en claro que gane quien gane habrá un país distinto en muchos aspectos, especialmente en el estilo de Gobierno, pero también en el juego democrático.