Insisten con el plan de traslado de las fábricas de harina de pescado

El ex concejal Daniel Sosa insistió con el proyecto de relocalización de las plantas de procesamiento de harina de pescado para evitar que los olores que estas emanan siga afectando a decenas de barrios y el principal frente turístico de la ciudad.

Si no se adecuan no pueden seguir operando donde están hoy, en plena ciudad”, dijo sobre establecimientos que tienen sus instalaciones en la jurisdicción portuaria, bien cerca de los puntos donde se generan los desechos de pescado, que son su materia prima.

El presidente del partido Mar del Plata, Puerto y Región y referente del espacio justicialista “Construyendo Futuro” remarca la falta de avances de proyectos que hasta hace poco tiempo comprometían inversiones millonarias en tecnología para filtrar y depurar los gases y fluidos derivados del procesamiento de esos residuos.

“La única verdad es la realidad y la realidad es que el olor nauseabundo lo sufre Mar del Plata en general y en particular los barrios más próximos al Puerto”, dijo antes de enumerar a Punta Mogotes, Alfar, Serena, Colinas de Peralta Ramos, Puerto, Las Avenidas, Martillo, Cerrito, Juramento, Bosque Peralta Ramos, Jardin, San Carlos, Los Troncos y otros. Entiende que el perjuicio alcanza a medio millón de vecinos más los turistas que pasan por la ciudad.

Además considera que en las actuales condiciones de funcionamiento ocasionan un daño comercial palpable en distintos rubros. “Ni hablar de los establecimientos gastronómicos de la zona mencionada”, advierte sobre la merma en la actividad económica en ese ramo cuando el aire está impregnado de los desagradables aromas que parten desde las harineras.

Sosa valoró a esta industria porque es la que atiende y aporta valor agregado al descarte del pescado que se corta en las plantas de fileteado y conserva. También el producto que resulta de ese proceso, que es una harina de alto valor proteico con amplio mercado para la alimentación de otras especies. Y sobre todo la mano de obra que genera.

Pero está claro que deben resolver su problema y encontrar soluciones”, insistió el dirigente con fuerte arraigo en el puerto. Recordó que desde el Consorcio Portuario, OSSE,  Enosur, OPDS y una mesa de trabajo constituida en el 2.016 por un Fiscal, diputados, senadores, Defensoría del Pueblo  y empresarios se dio forma a un proyecto que prometía cesión de espacios y construcción de una planta biodigestora, inversión de más de 20 millones de pesos.

Todavía sin avances concreto a la vista, Sosa rescató su propuesta de hace tres años para un traslado paulatino de las plantas harineras a la periferia, proceso financiado con el Banco Provincia de Buenos Aires, Banco Nación, Secretaría de Pesca Nación (de gran colaboración) y Banco Interamericano de Desarrollo entre otros organismos en condiciones  de otorgar créditos a largo plazo. “Lo que están demostrando los hechos es que nada se hizo ni hay intenciones de corregir lo que se está haciendo mal”.

Sosa está convencido que la relocalización generará más puestos de trabajo en la construcción de nuevas plantas, mejorará la actividad de comercios del puerto hoy afectados por el impacto  ambiental de las harineras y se ampliarán los servicios de logística. Dijo que a distancia del casco urbano funciona este rubro en países como Perú, Chile, México y España.

Este proceso de relocalización lo proyecta gradual y acompañado siempre por un programa de responsabilidad social y empresaria de la industria de la harina de pescado. Esta y otras ideas espera verlas en debate en una mesa de trabajo en la que se puedan escuchar todas las voces involucradas. “Hay que trabajar para poner en marcha con celeridad el plan de traslado y alcanzar juntos el objetivo”, reclamó.

Cuestionan el muro de ruta 88 que divide a Batán

El titular del partido Mar del Plata, Puerto y Región (MPR), Daniel Sosa, cuestionó las obras que se hicieron en medio de ambas manos de la ruta 88 de tal manera que la localidad de Batán quedó dividida en dos por un largo muro que solo permite pasos de un lado al otro cada cientos de metros.

Partir en dos una localidad, como se ha hecho con esta obra, de ninguna manera puede tener sentido”, advirtió el ex concejal que recorrió la zona y pudo recoger el malestar de los vecinos, disconformes por la forma en que se resolvió la división entre ambas calzadas, una en sentido a Mar del Plata y la otra hacia Necochea.

Sosa sostuvo que el gobierno provincial, de la manera que encaró esta obra, dejó a 20.000 vecinos de cada lado del muro. “Pudimos ver como personas discapacitadas, que se desplazan en sillas de ruedas, tenían que recorrer más de 400 o 500 metros para encontrar un paso que les permita llegar al otro lado de la ruta”, describió.

También consideró que el recurso elegido no contribuyó a la seguridad vial. Dijo que en los últimos días se produjeron allí una docena de accidentes, uno de ellos este mismo lunes, momentos antes de que Sosa y colaboradores del MPR recorrieran el barrio.

“Reconocemos que se están haciendo mejoras en la ruta 88, pero lo ideal es que se realicen como corresponde”, afirmó.

El dirigente comparó la obra realizada con tramos similares de ruta 2, a la altura de Dolores y La Plata. “La diferencia es que allá se hizo en plena autovía y acá se hizo en el medio de los vecinos, que quedan en riesgo porque se generaron condiciones para que los autos puedan circular a más velocidad”, dijo.

Como se trata de un sector muy urbanizado, Sosa estimó que lo más conveniente hubiera sido instalar semáforos que permitan regular la velocidad del tránsito y dar mayor seguridad a los peatones, con momentos de libre tránsito para que ellos puedan cruzar la calzada. “La gente se queja y tiene razón”, afirmó.

Pesca: una resolución afecta al sector y piden apoyo del Intendente

El presidente de Mar del Plata, Puerto y Región (MPR), Daniel Sosa, reclamó al intendente Carlos Arroyo que, en defensa de los puestos de trabajo que la actividad genera en esta ciudad, acompañe el pedido de cámaras empresarias de la pesca para que “inmediatamente” se deje sin efecto una reciente resolución del Consejo Federal Pesquero (CFP) que restringe la participación de la flota arrastrera en la zafra del calamar.

“Le pedimos al jefe comunal que reaccione y no permita que los ‘amigos’ del Subsecretario de Pesca,  Tomás Gerpe,  que llevó al seno del CFP la cuestionada propuesta, dejen a Mar  del Plata con menos empleo y recursos”, afirmó Sosa.

Recordó que la especie calamar es una de las más importantes del caladero argentino y que la flota arrastrera cuenta con permiso para su captura. Incluso precisión que la flota siempre ha pescado esta variedad “antes como después de la aprobación  de la Ley Federal de Pesca”.

Se interpreta que la resolución que lleva el número 959/92 limitó la pesca del calamar a los buques poteros. “Eso no es cierto porque lo que hizo fue establecer que todo proyecto que se presente para la explotación del calamar solamente será considerado si prevé   la utilización de poteras, de lo que se desprende que lo resuelto es para todos aquellos proyectos que se presenten luego de dictada esa resolución”.

Sosa cita además que la resolución 12/01 ya había derogado la resolución Expresamente, la resolución 1279/95, lo que significaría que a partir de esa fecha no existe más la exclusividad de la pesca del calamar con poteras ni tampoco los buques arrastreros tienen la obligación o plazo para incorporar poteras a sus sistemas de pesca.

“La Resolución 12/01 no se encuentra derogada y, además, no ha sido tenida en cuenta al dictarse la flamante Resolución 14/16 que ahora está cuestionada”, acotó Sosa, que además cargó contra el marplatense Francisco Di Leva, director de Pesca bonaerense, al que acusa de “no ver” el impacto que estos cambios acarrearán para la mano de obra local.

“Di Leva es representante de la provincia, oriundo de Mar del Plata pero no defiende los intereses de la Ciudad”, acusó. Por eso a Arroyo le reclamó que “no cometa el mismo error “y acompañe en este pedido. “Es tan grave la decisión del CFP que se limitan los permisos históricos de pesca que dieron origen a la flota arrastrera, impidiéndole pescar el calamar como especie”, señalaron desde el MPR.

Sosa: «Los ambulantes le ganaron la calle a Arroyo»

Daniel Sosa, titular de Mar del Plata, Puerto y Región (MPR), volvió a acusar al intendente Carlos Arroyo por su «absoluta falta de gestión» y lo expuso en dos casos recientes y preocupantes, cómo fue la falta de respuesta a familiares de la adolescente asesinada Lucía Pérez y la falta de control de la venta ambulante en Plaza Rocha.

«La falta de tacto y de respuesta de Arroyo y sus funcionarios ante hechos graves es muy llamativa», afirmó el ex concejal.

Con respecto al caso de Lucía Pérez, señaló que  además del dolor que han tenido que sufrir por la pérdida de una hija «los padres y familia tienen que soportar la falta de palabra del intendente». «La madre de la nena tuvo que denunciar por los medios que no les entregó la boveda prometida», explicó Sosa.

También apuntó al déficit en el control del espacio público. En particular al área de Inspección General. «Es alarmante la falta de conocimiento y capacidad»,  acusó. Citó al titular de la dependencia, Adrián Coalli. Dijo que no es posible que anuncie que no va a controlar la Plaza Rocha «porque sino tiene que actuar».

«Qué suerte corren los comerciantes que cumplen con todos los requisitos fiscales y de habilitación», se preguntó el ex edil. Recordó que tampoco se controla desde bromatología,  con lo que se está poniendo en riesgo la seguridad publica.

Sosa fue duro ante estas situaciones que marca como fallas de gestión graves. «Si no saben como hay que gestionar, sería conveniente que den un paso al costado». O planteó la opción de «dejarse ayudar por las personas que saben». «Al fin y al cabo, los vendedores ambulantes les ganaron la calle», concluyó.

Sosa: “lo de Arroyo es desconcierto y falta de conducción”

El presidente de Mar del Plata, Puerto y Región (MPR) dijo que en la comuna se vive una “enorme crisis política” y que no se avanza en acercar fondos disponibles de Provincia y Nación porque “ni siquiera levantan los teléfonos”.

Además de advertir en la comuna “una enorme crisis política” a a la que considera “provocada por la falta de conducción del intendente Carlos Arroyo”, el ex concejal y titular de Mar del Plata, Puerto y Región (MPR), Daniel Sosa, aseguró que la actual administración municipal “ha dejado de realizar obras y usar herramientas de la Provincia y la Nación porque no levantan los teléfonos”.

“El secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, dijo aquí mismo que está  esperando que  el municipio haga el pedido para hacerle un aporte de 10 millones de pesos para terminar los polideportivos, pero no ha recibido la documentación para otorgárselo”, afirmó.

Apuntó al jefe comunal porque al cumplirse un año de su victoria electoral intentó mostrar logros desde que asumió y responsabilizar a sectores de la prensa por su imagen pública en caída. Dijo que “día a día se ve claramente que él, como intendente, es el único culpable”.

De los desajustes de esta administración remarcó la reciente partida de Agustín Cinto, una suerte de interventor que se integró al gabinete como enlace con las estructuras de gobierno superiores. Sosa lo definió como la persona que llegó como coordinador para solucionar problemas “a los que el intendente no les encontraba respuesta alguna”.

A criterio de Sosa, más que la gestión lo que se ha visto en estos más de diez meses es “desconcierto y falta de conducción” que siente reflejadas en la repetida fuga de funcionarios. “Incluso el que hasta hace pocos días era su secretario estrella”, dijo en relación a Cinto.

En términos de política pura también le criticó a Arroyo cierto juego para enredar a otras fuerzas. Marcó aquella cita durante los festejos del 17 de octubre, cuando dijo que la ciudad necesitaba “un intendente peronista”, y el revés que sufrió con sus socios radicales de Cambiemos, que revisten en el sector derrotado en la última interna “aun cuando operó activamente en favor de la perdedora y con falta de ética, manteniendo reuniones a la vuelta del colegio donde se realizaba la contienda interna”.

El presidente del MPR resalta que ya no solo la oposición denuncia la crisis del actual gobierno municipal sino que varios de los concejales y colaboradores del intendente y funcionarios provinciales y nacionales “se asombran con los dichos y hechos de Arroyo”.

Volvió a advertir que el distrito sigue sin designar un secretario de Seguridad, “anuncia obras para un barrio que son para otro y planes a los que sus propios concejales se oponen”.

Sosa recordó que desde que la gobernadora María Eugenia Vidal anunció la transferencia de 10.000 millones de pesos a los municipios, en forma escalonada y con destino a infraestructura y seguridad, aquí el destino de esos fondos fue otro. “Por eso no hubo más desembolsos”, dijo.

Citó además la gestión personal que hizo desde el MPR para el arreglo de caminos rurales en General Pueyrredon, con subsidios por 30 millones de pesos. “Todo en beneficio del sector productivo y no se concretó porque la comuna jamás completó las gestiones”, acusó.