PDC y ERC forman un bloque unido en el Congreso y denuncian a Fernández Díaz

Noticias de Cataluña y España

Reclaman una comisión de investigación por el escándalo de las grabaciones telefónicas y deploran que el ministro implicado pase a ocupar una embajada

 

Las grabaciones de las conversaciones entre el ministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, y el ex jefe de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, marcaron la segunda mitad de la campaña del 26-J en Cataluña, desde el momento en que Público las sacó a la luz y, como consecuencia, también la existencia de un entramado político, policial y judicial para hacer embarrancar el proceso soberanista. En especial, el objetivo de los dos protagonistas de las grabaciones era buscar –de forma más o menos rigurosa y legalmente– vías para desprestigiar a ERC y CDC, como principales actores políticos del independentismo. Una vez superados los comicios, estas fuerzas no se resignan a dejar en la hemeroteca aquellas revelaciones y por eso ayer registraron conjuntamente una petición ante el Congreso para constituir una comisión de investigación que aclare las actividades realizadas por el Ministerio del Interior para desestabilizar la política catalana, y especialmente sus procesos electorales.

Una nueva muestra de la unidad de acción de los partidos independentistas catalanes en Madrid, que no sólo pretende poner el foco en las conversaciones hechas públicas y en la voluntad manifestada por Fernández Díaz y De Alfonso de generar escándalos en dirigentes y familiares de ERC y CDC, sino también en la globalidad de lo que se conoce como “Operación Cataluña”. Una conjura, según reconoció recientemente el comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo, formada por el Ministerio del Interior y varios cuerpos policiales para hacer descarrilar el proceso.

Actuación en campaña electoral

Como ejemplos de su actividad, el portavoz del Partido Demócrata Catalán en el Congreso, Francesc Homs, recordó el presunto informe de la UDEF aparecido antes de las elecciones catalanas de 2012 que afirmaba que el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, tenía cuentas en el extranjero; u otro que antes de las municipales de 2015 acusaba al entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, de tener cuentas bancarias en Suiza. “Que amenace a la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, al tiempo que se quiera hacer embajador a Fernández Díaz es la síntesis de una época y un Estado”, lamentó el líder de ERC en Madrid, Gabriel Rufián. De salir adelante la comisión, republicanos y PDC tienen la intención de pedir que comparezca Fernández Díaz y otros altos cargos del ministerio, así como responsables de medios de comunicación.

En plena campaña, ERC elevó una denuncia a la Fiscalía por este motivo, pero no prosperó; el PDC prepara su querella para septiembre, y hasta el Gobierno estudia presentarse. No obstante, Homs destacó como “relevante” la primera actuación conjunta con los republicanos después del 26- J para forzar el debate político. El PSOE también solicitó una comisión de investigación para analizar el uso partidista de las fuerzas de seguridad, mientras que Ciudadanos pidió la comparecencia del ministro.

Homs firmó la petición en calidad de portavoz del grupo mixto, cargo que ocupará los próximos ocho meses, según decidieron este jueves los partidos que lo integran en la primera reunión que hicieron, donde también se repartieron los asistentes que les corresponden e hicieron una propuesta de distribución de escaños en el hemiciclo. Como son el quinto grupo en escaños, los 19 diputados del mixto rechazan ir al gallinero y se quieren situar a partir de la cuarta fila, en la parte central de la cámara. Asimismo, proponen que los puestos que dejan libres CDC se les repartan ERC y Ciudadanos.-

Barcelona (INCAT-ARA).-

El gobierno catalán pide la dimisión de Fernández Díaz y De Alfonso por conspiración

El ministro del Interior del Gobierno español y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña aparecen en grabaciones tratando de buscar casos de corrupción que salpiquen a ERC y CDC

Barcelona. (INCAT-Público).- El ‘conseller’ de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, exigió la dimisión del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz del PP, y del director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso.

El motivo es la investigación que dio a conocer el diario Público en el que aparecen conspirando contra los dos partidos que forman Junts pel Sí (ERC y CDC), la coalición que actualmente gobierna en Cataluña. Mundó se mostró “desagradablemente sorprendido y disgustado” por la difusión de estas grabaciones.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, también pidió la dimisión inmediata de ambos funcionarios. “Constata lo que ya sabíamos, que hay un Estado que conspira constantemente contra las garantías democráticas, contra los partidos. Es una conducta aberrante en democracia. Para proteger el Estado de derecho tienen que dimitir”, dijo la dirigente.

Francesc Homs, candidato por CDC a las elecciones españolas, no sólo pidió la dimisión de Fernández Díaz sino también su retirada inmediata de la carrera electoral. Y el propio presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se refirió al hecho como “toneladas de conjura, cloacas y guerra sucia del Estado” contra el proceso soberanista.

El Parlamento de Cataluña dio una respuesta rápida al escándalo de las grabaciones entre el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

La mesa de la cámara se ha reunido en una sesión extraordinaria y decidió iniciar los trámites para revocar a de Alfonso, haciendo caso al pedido de todos los grupos parlamentarios con excepción del PP.

El jueves pasado 23 de junio a las 11h se reunió la Comisión de Asuntos Institucionales para citar a de Alfonso y someterlo a un cuestionario, exigiéndole la dimisión. Si éste no dimite, la Junta de Portavoces se reunirá el próximo martes para incluir en el orden del día del próximo pleno su destitución, que deberá ser aprobada por las tres quintas partes de la cámara.

La presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, se mostró muy decepcionada y no descartó iniciar acciones judiciales por la conducta de de Alfonso. El funcionario ya dijo que irá al Parlamento pero que no existe base legal para destituirlo.