¿Caso de cutting en una egresada marplatense?

Una estudiante de nivel secundario de un colegio de Mar del Plata que se encontraba de viaje de egresados en San Carlos de Bariloche, fue hallada dentro de su habitación con lesiones cortantes en su brazo izquierdo.

El hecho ocurrió en el Hotel Ausonia y la joven debió ser asistida por una médica del establecimiento hotelero y no se descarta que se haya autolesionado.

Intervino la Fiscalía de Bariloche y la Policía de Río Negro que abrieron una investigación por un hecho caratulado “lesiones leves”.

La estudiante presentaba heridas punzocortantes en su antebrazo izquierdo y no se descarta que se haya autolesionado.

Cabe señalar que resulta cada vez más frecuente que entre las adolescentes se registren casos similares denominados “cutting”.

Consiste en cortarse la piel con un objeto afilado, para dejar marcas en el cuerpo, principalmente en los brazos y piernas.

Se utiliza para crear dolor físico e intentar olvidar el dolor psicológico. En muchos de los casos los padres no se enteran de que sus hijos sufren y realizan esta actividad, y hay otros que aún no conocen dicho problema.

Es un síndrome que tiene mayor prevalencia entre las chicas y permanece bastante oculto.

Detectan casos de «Cutting» en escuelas de Mar del Plata

Una práctica ha surgido entre los adolescentes, se trata del llamado «cutting», que consiste en cortarse la piel con un objeto afilado, para dejar marcas en el cuerpo, principalmente en los brazos y piernas.

Se utiliza para crear dolor físico e intentar olvidar el dolor psicológico. En muchos de los casos los padres no se enteran de que sus hijos sufren y realizan esta actividad, y hay otros que aún no conocen dicho problema.

En charla con Radio La Red (FM 91.3), la licenciada en Sexología Cecilia Cardarelli, reconoció que se observa un crecimiento de estos actos de auto lesionarse entre las adolescentes y ha podido comprobar casos en escuelas secundarias de Mar del Plata donde da clases.

«Es un síndrome que tiene mayor prevalencia entre las chicas y permanece bastante oculto, porque parte de la filosofía que no se haga visible y cuanto mucho lo comparten con pares que están pasando por lo mismo y apelan a la misma metodología para intentar resolver algún conflicto», señaló.

Consultada por los casos detectados en escuelas de Mar del Plata, la especialista indicó que «las chicas permanecen con las mangas bien bajas y lo que me ha sucedido cuando les pregunto, luego de charlar un largo rato con ellas y darme cuenta que están muy tristes y angustiadas, que se sienten muy solas y no están pudiendo con algún conflicto que las aqueja, y al ver que no lo pueden compartir con nadie, les pregunto si se han cortado y encuentro respuestas afirmativas«.

La licenciada agregó que al pedirles que levanten las mangas de sus prendas «me encontré con cortes que, a veces son más severos que otros que parecen más tímidos como que recién han empezado cortarse, y es bastante alarmante porque en lo que va del año he visto varios casos y merece mucha atención, que perdamos el miedo como papás, como docentes, y que nos involucremos y una de las maneras es informándonos».

Más adelante, destacó que las chicas que se cortan sienten dolor. «Hay una explicación biológica y es que cuando nos cortamos se liberan endorfinas y genera alivio, es muy paradójico, se lastiman para dejar de sufrir emocionalmente y de alguna manera traspasar ese dolor a lo físico«, graficó.

CHARLA «ABRIRSE (EN) LA PIEL»

El viernes 27 de mayo, a las 18, se brindará charla dirigida a padres y personas que traten con adolescentes, sea en una escuela, en un club o en otras instituciones.

Allí se abordará este síndrome de automutilación cada vez más habitual en la adolescencia.

Inscripción previa en Psyco Medical Group (Brown 3285). Lunes a jueves 13 a 20 hs