El gobierno catalán asegura que los toros no volverán a Cataluña

Noticias de Cataluña

Así lo prometió el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, y recordó que el Govern tiene competencias sobre la capacidad de regulación y que “es muy fácil evitar este espectáculo”.

Pese a la reciente resolución del Tribunal Constitucional de anular la votación del Parlament que prohíbe las corridas de toros en Cataluña, desde el Govern aseguran que no acatarán semejante decisión por considerarla incompetente.

“El TC puede decidir lo que quiera pero nosotros ya decidimos hace tiempo que no habría toros en Cataluña. Estamos hablando de qué tipo de país queremos… Eso es inalterable para nosotros”, dijo el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull. .

“Desplegaremos todos los mecanismos normativos para hacer prevalecer la voluntad del pueblo de Cataluña expresada por este Parlament”, agregó el funcionario.

Desde la CUP, Mireia Boya señaló que “estamos hartos de que el TC toree a este país y de las estocadas que la justicia politizada española hace sobre el Parlament y las decisiones soberanas de esta casa”.

Y Jordi Terrades, diputado del PSC, se lamentó sobre la sentencia porque “este debate es un debate superado en Cataluña” y adelantó que los socialistas catalanes apoyarán al Govern para impedir que las carreras de toros vuelvan a Cataluña.

Un país que llama Fiesta Nacional a las corridas de toros no está bien de su colectiva cabeza

Recuerdos relámpago de noches en los países comunistas cuando cayó la Cortina de Hierro, con derribo de estatuas de Lenin, Stalin… Vaya clima se está gestando en la Tercera Restauración que ha resultado ser el postfranquismo o franquismo sin Franco. Desde el principio del proyecto del Born se intuía que la autoridad municipal se estaba equivocando de acá a la China. Quizá por ingenuidad, con su punto de pedantería. Su intención podía ser buena, pero resultó la bondad del Alma buena de Sechuán. Estamos en una democracia moderna, debieron decirse, en una sociedad tolerante, culta, capaz de contextualizar o descontextualizar (que no estoy muy seguro de lo que los mozos proponen) los datos, los personajes y de relativizar las consecuencias del pasado.

Pero he aquí que la gente –esa de la que tanto hablan en Podemos– no está para refinamientos ni deconstrucciones derridanas. No quiere ver la estatua de Franco en las calles, con cabeza, sin cabeza o con tres cabezas, como la Gorgona. ¿Por qué? Sencillamente, porque está en todas partes, en los callejeros, en los nombres de los pueblos, los títulos honoríficos, la fundación de su nombre, el Valle de los Caídos, las misas por su eterna salvación y, si fuera posible, pronta resurrección, los cargos públicos del PP haciendo saludos fascistas, literalmente en todas partes. El dictador que murió en la cama después de cuarenta años de régimen inenarrable que muchos, demasiados, dieron por bueno porque los seres humanos se adaptan a todo, incluso a la esclavitud.

Franco se cae del caballo el mismo día en que el Tribunal Constitucional, algunos de cuyos miembros son aficionados a la Fiesta Nacional, prohíbe prohibir las corridas de toros en Cataluña. Cómo se nota que son todos de la generación del 68. Incidentalmente, un país que llama “Fiesta nacional” a las corridas de toros no está bien de su colectiva cabeza.

Por Ramón Cotarelo

 

Toros: Brigitte Bardot inicia una guerra contra los “espectáculos de degenerados”

La actriz reclamó sin respuesta al rey que anule espectáculos en los que “un animal magnífico es asesinado premeditadamente por una marioneta ridículamente disfrazada”

Brigitte Bardot se involucró de lleno en la lucha contra el maltrato a los galgos de caza en España y contra las corridas de toros. Lo hizo con la vehemencia que la llevó, según confiesa, a ponerse en contacto con el rey Felipe VI, pero sin respuesta: “Escribí una página entera al rey y al gobierno advirtiendo de la urgencia de la situación, y después intervine en un periódico francés para reforzar la petición. Pero nada, ninguna reacción. Aún estoy esperando una contestación. Es inhumano e indignante por parte de España que se consienta esto”, explicó la célebre actriz francesa.

Lo que hizo pública Brigitte Bardot es una información que desde la Casa Real ni confirmaron ni desmintieron, dado que jamás revelan el nombre de quienes se ponen en contacto con ellos, pero explicaron que el procedimiento correcto para comunicarse con Felipe VI es enviando un escrito directo que, desde la secretaría general, luego hacen llegar al rey.

Sobre los “festejos nacionales” que incluyen la participación de animales la actriz que es una conocida activista en su defensa, enfatizó que “las corridas de toros son una monstruosa comedia donde la sangre corre a raudales; ese espectáculo mortífero creado por sádicos que disfrutan con esa tortura lenta, con la agonía de un animal magnífico, que es asesinado premeditadamente por una marioneta ridículamente disfrazada. Es un espectáculo de degenerados que debería de ser definitivamente abolido”.-

Barcelona (INCAT-Palinuro).-

Presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell: Lo que dinamita el Estado español es la corrupción y la falta de libertad de expresión

Noticias de Cataluña

Lo aseguró la presidenta del Parlamento, a la vez que reafirmó sus convicciones ante la Fiscalía que se ha querellado en su contra por “querer derogar la Constitución”

 

Fiscalía se ha querellado contra la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, por haber intentado “dinamitar” el Estado y querer “derogar deliberadamente la Constitución”. Acusaciones que han causado sorpresa en la presidenta de la Cámara catalana: “¿Cómo puede ser que se considere dinamitar el Estado el hecho de permitir un debate en el Parlamento? Lo que dinamita el Estado es la corrupción, la suspensión de las leyes contra los desahucios y la pobreza energética, y la falta de libertad de expresión”, señaló desde el Parlamento en atención a los medios de comunicación.

La decisión de la Fiscalía de querellarse contra ella era esperada toda vez que el Tribunal Constitucional se lo había pedido expresamente. Forcadell no entiende, sin embargo, los argumentos que se utilizan en el texto de la querella. La presidenta del Parlamento pidió al gobierno y a las instituciones españolas que, en lugar de luchar “contra la libertad de expresión y el derecho a la participación”, los defiendan. Esto es lo que asegura que hizo ella al permitir el debate en pleno de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente.

“Hice lo que tenía que hacer en defensa de la soberanía del Parlamento”, subrayó Forcadell, que no contempla ninguna sentencia condenatoria en caso de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decida abrir un juicio contra ella. “Sería un ataque demasiado grande a la democracia”, opinó.

También desde la Cámara catalana, el portavoz de Cataluña Sí Que se Puede (CSQP) en el Parlamento, Joan Coscubiela, reiteró que desde su grupo siempre se han mostrado contrarios a la “criminalización de la democracia” y recordó que durante el debate de política general aprobaron una proposición, junto con el Gobierno de Juntos por el Sí y la CUP, en contra de la “judicialización” de la democracia. “El conflicto sólo puede resolverse en la mesa de negociación”, añadió.-

Barcelona (INCAT-ARA Por Aleix Moldes y Jordi Mumbrú).- La

Aprobaron un plan global para garantizar los derechos sociales de los catalanes emigrados

Noticias de Cataluña

El Parlamento dio luz verde a una moción de la CUP que insta al Gobierno a facilitar la participación de los residentes en el extranjero en futuras elecciones

 

El Parlamento acaba de aprobar este jueves una moción de la CUP que pide al Gobierno elaborar un plan global para atender a los catalanes emigrados para garantizar sus derechos sociales, lingüísticos y culturales, y que se implante un sistema de voto electrónico para futuras elecciones y convocatorias referendarias. La diputada de esa agrupación Anna Gabriel presentó la iniciativa y admitió que “se trata de una propuesta de mínimos”, ya que a su juicio el Gobierno debería asegurar que ningún ciudadano se vea obligado a emigrar.

El punto que suscitó más debate fue el tercero, referente a la implantación de un sistema de voto electrónico para los catalanes residentes en el extranjero, ya que el actual depende de la legislación estatal. El texto insta al Gobierno a “prever los mecanismos necesarios” para la aplicación del voto electrónico. Tal y como recoge Europa Press, el diputado Jordi-Miquel Sendra (JxSí) defendió el punto de la moción que expone que la implantación del voto electrónico servirá para “impedir las trabas burocráticas del Estado y garantizar todos los derechos de los catalanes en el exterior”, en referencia a los problemas registrado en anteriores convocatorias electorales.

Desde el PSC, el diputado Ferran Pedret explicó que los socialistas se han abstenido en este punto porque el voto electrónico “debería extenderse al conjunto de todos los catalanes”, y celebró la predisposición de la CUP en incluir una enmienda que impulsa un plan de retorno para los jóvenes. El diputado de Cataluña Sí que se Puede (CSQEP) Joan Josep Nuet aseguró que la coalición de izquierdas se abstuvo porque pretende “debatir este punto en otro debate [sobre una ley electoral catalana] y llegar a un acuerdo amplio de la Cámara”.

La diputada de Ciudadanos Susana Beltrán justificó su voto contrario a toda la moción porque el texto está vinculado a “referéndums y comisiones constituyentes”. Desde el PP, la diputada Esperanza García argumentó su voto en contra por el “contexto de aceleración del proceso soberanista” y como su colega García se mostró abierta a una reforma estatal del sistema de voto exterior.-

Barcelona (INCAT-Nació Digital).-

“La proclamación de la independencia de Cataluña se hará después del referéndum, si lo ganamos”

Noticias de Cataluña

Carles Puigdemont, en la sesión de control del Parlamento, también alertó que “no habrá referéndum sin presupuesto” e instó a los grupos parlamentarios a llegar a un acuerdo

               

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reiteró este miércoles, en la sesión de control del Parlamento, que “seremos fieles y leales” al mandato del Parlamento para convocar un referéndum y “este pueblo votará sí o no a la independencia”. El jefe del Gobierno recordó que esta llamada a las urnas tendrá lugar en la segunda quincena de septiembre y dejó claro que “la proclamación de la independencia se hará después del referéndum, si lo ganamos”.

El jefe del Ejecutivo respondió así a la pregunta del representante del grupo socialista, a quien precisó que “no hay ningún cambio en la hoja de ruta: el objetivo es querer ser un país independiente”, y continuó: “para llegar hemos elegido el camino más seguro y efectivo; para aclarar qué apoyo ciudadano tiene la independencia hemos elegido la herramienta del referéndum y estamos trabajando las dos maneras posibles de llevarlo a cabo”.

El presidente explicó que esta vía no excluye seguir buscando el acuerdo con España y con instancias internacionales, aunque remarcó que “tenemos enfrente a un Estado que no da señales, ya no de querer acordar, si no ni sólo de hablar y a quien osó decir que debería hablar con los independentistas se le ha expulsado de la política española. Tenemos un Gobierno que no está a la altura”. No obstante, y en respuesta al grupo parlamentario de la CUP, Carles Puigdemont remarcó que “habrá tantas reuniones como sean posible con las entidades y grupos comprometidos con la independencia”, pero alertó sobre que “no habrá referéndum si no hay presupuesto”.

En esta misma línea de un acuerdo presupuestario, el presidente afirmó que el Gobierno está desarrollando el cumplimiento de los acuerdos del Pleno de la pobreza, pero aseguró que “muchos de estos compromisos objetivamente no los podremos cumplir. Seamos francos y honestos, no tendremos suficientes recursos para ponerlos a disposición de estas medidas”. Por ello, emplazó a los diferentes grupos de la Cámara a alcanzar un acuerdo que permita profundizar en este giro social.

“Furor judicial del Estado”

En otro momento de la sesión de control y a preguntas de Juntos por el Sí, el presidente lamentó que ante “la apuesta de diálogo y acuerdo hecha por el Parlamento por amplísima mayoría, el Estado no sólo responde con un no al cubo: no, no y no, sino que hay una amplificación de su estrategia judicial. El furor judicial del Gobierno es inversamente proporcional a su coraje y compromiso democrático”.

“Nosotros no cejaremos”, advirtió el presidente, ante la “triste respuesta” del Gobierno central, porque, insistió, “lo que caracteriza a este país es su cultura del pacto y del diálogo permanente”. Y subrayó que “si proteger a las personas es vulnerar o dinamitar el Estado, quien tiene un problema es el Estado, no las personas”.

El jefe del Ejecutivo se refirió con estas palabras a los recursos presentados por la Delegación del Gobierno del Estado en Cataluña contra 400 ayuntamientos por hechos como no colgar la bandera española, pagar la cuota de la AMI o abrir el 12 de octubre. “La Delegación del Estado persigue ayuntamientos no por no poder atender a la gente necesitada, sino por cuestiones simbólicas, identitarias, de patrioterismo, que no sirven para mejorar la vida de nuestros conciudadanos”, remató.

“Pediré hora con Rajoy para estirar las orejas”

En el transcurso de la sesión de control, el presidente Puigdemont reprochó al Gobierno que de los 46 puntos que constaba el documento que entregó al presidente Rajoy “no sólo no han sido cumplidos, si no que directamente hay algunos incompletos”, y explicó que si Mariano Rajoy vuelve ser investido “cumpliré lo que dije, le llamaré para felicitarle, aunque él no lo haya hecho, y le pediré hora para estirar las orejas por este incumplimiento”.

Ante las críticas del PP en cuanto a la creación de una Agencia Tributaria de Cataluña, el jefe del Ejecutivo aseguró que con este ente “el fraude fiscal bajará a unos niveles como nunca lo ha hecho en estos 40 años de democracia española y esto se hará sin los peinados fiscales selectivos que se están haciendo en Cataluña, que el año pasado se incrementaron un 45% mientras que en el resto del Estado sólo un 7% “afirmó.

Y aseguró que “España asusta porque no podrá pagar las pensiones como se deduce de los últimos datos publicados al respecto”. Luego enfatizó que “cada vez hay más catalanes, y también españoles, que creen que el Gobierno del 3% de Bárcenas no podrá arreglar esto”.-

¿Con quién estarán los “indefinidos” cuando llegue la ruptura cada día más cercana?

En las próximas semanas, el Parlamento comenzará a tramitar algunas de las leyes que definirán cómo será la futura república catalana. El Estado intenta impedirlo con notificaciones que llegan sin solución de continuidad a las autoridades de la Cámara y a las consejerías del gobierno catalán. La advertencia es clara: tramitar estas normas es una violación del orden constitucional español.

La reforma del Partido Popular otorgó al Tribunal Constitucional la potestad de impedirlo con suspensiones e incluso sustituciones de cargo y funcionarios. Esto nos coloca a las puertas de un conflicto institucional que puede hacer que el referéndum quede en un segundo plano. El acoso judicial del Estado que hemos visto en el caso de Badalona, por ejemplo, forzó a un concejal que no es de un partido independentista, a repudiar –literalmente– la jurisdicción española.

Preparémonos. Es muy posible que la rotura se produzca antes de lo esperado como resultado de este acoso. Nos veremos obligados a mover ficha para evitar la destrucción de nuestro autogobierno. La pregunta del millón es dónde estarán los que hasta hoy se mueven con comodidad en la indefinición sobre el ejercicio del derecho a decidir. Cuando España nos fuerce a romper, ¿de qué lado se situarán? ¿En el sector de un Estado que hace de la justicia el brazo ejecutor de sus políticas, o junto a un pueblo que democráticamente decide construir una nueva república? Pronto lo sabremos.-

Por Germán Capdevila

 

Barcelona (INCAT).-

Girona (INCAT-El Punt Avui).-

Crece el voto independentista en Cataluña, aunque aparecen bastantes indecisos

Noticias de Cataluña

En una encuesta del CEO el 31,5% votaría a Juntos por el Sí, más que todo el resto de partidos juntos, mientras que los dos partidos de derecha caen estrepitosamente

En caso de celebrarse elecciones al Parlamento -el presidente Puigdemont ya dijo que las convocaría si la CUP volvera a tumbar los presupuestos—, las consecuencias serían imprevisibles. Sin embargo, según la encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) sobre la cuestión de confianza hecha pública este viernes, las expectativas para Juntos por el Sí (en caso de que se reeditara la coalición entree ERC y PDC) podrían ser positivas. Y es que el sondeo apunta que un 31,5% de los catalanes afirma que tiene claro que votaría la formación independentista, mientras que la suma de los apoyos a todos los demás partidos parlamentarios se quedaría en el 29,9%.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos datos se refieren a la intención directa de voto, sin pasar por la cocina para evitar desviaciones fruto de la muestra, el voto oculto u otras variables, y por tanto, el CEO tampoco hizo proyección de voto. Sea como sea, en segundo lugar se sitúa Cataluña Sí se Puede, con el 10,3% de los votos, seguido del PSC (7,8%), Ciudadanos (6,4%), la CUP (3,1%) y el PP (2,3%). Asimismo, un 3% votaría otras opciones, un 2,8% lo haría en blanco, un 0,9% nulo, un 8,9% se abstendría, un 6% no contesta y hasta un 17,3% está indeciso.

De hecho, Juntos por el Sí es la candidatura que retiene más votos desde el 27-S (un 84,6%) y, además, ahora recibiría un 27% de los que fueron entonces hacia la CUP y un 8% de los que optaron por Cataluña Sí se Puede. Por otra parte, el PP sólo retendría el 48,5% de los apoyos y la CUP un 54,1%. Igualmente, el director del CEO, Jordi Argelaguet, destacó también que, aparte del trasvase de voto de la CUP a Juntos por el Sí, los sucesivos sondeos que elabora el ente también certifican una tendencia a la baja de los derechistas de Ciudadanos, en paralelo a un crecimiento sostenido de Cataluña Sí se Puede (en línea con los resultados de las últimas elecciones españolas, en los dos casos).

A estas buenas expectativas de Juntos por el Sí podría ayudar también la buena percepción de Puigdemont obtenida a raíz de la cuestión de confianza (un contundente 57,1% de los encuestados cree que el ganó y su intervención obtiene la mejor nota). De hecho, el presidente catalán ha afirmado que sólo se presentaría para seguir en el cargo si tuviera que volver a haber elecciones sin haber culminado el proceso. Por otra parte, en caso de no ser así y que los próximos comicios fueran las constituyentes, sería difícilmente imaginable que se repitiera la fórmula de Juntos por el Sí.-

“Construiremos un Estado de derecho con separación de Poderes, no como tristemente ocurre en España”

En la presentación de la memoria anual de la Comisión Jurídica Asesora, Carles Puigdemont aseguró “rigor, certeza y seguridad” en el camino hacia la independencia

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró que en el camino hacia la república propia se trabajará con “rigor, certeza y seguridad, porque construiremos un Estado de derecho, con separación de Poderes, no como tristemente ocurre en el Estado español”. En el transcurso de la presentación de la memoria anual de la Comisión Jurídica Asesora, el alto órgano consultivo del Gobierno, el jefe del Ejecutivo denunció “la falta de independencia del judicial” en España y lo contrapuso al modelo de país que se quiere construir “jurídicamente sano, alejado de las malas praxis, riesgos o tentaciones que aún hoy podemos reconocer a nuestro entorno, donde se garantice que las decisiones de nuestras administraciones serán rectas, justas, limpias y transparentes”, sostuvo.

El presidente recordó que el Consejo de Europa ya puso en evidencia en su informe contra la corrupción el uso político de los tribunales en España, y lamentó que éstos no aplicaran ninguna de las once recomendaciones hechas por el organismo internacional. Y, en este mismo sentido, recordó que España ocupa el puesto 25 –sobre 28– en el ránking europeo en cuanto a la percepción de la independencia judicial.

Además, también denunció “la lentitud y la baja eficiencia del sistema judicial español”, que lo sitúa a la cola de los países a nivel internacional a la hora de resolver un litigio administrativo, civil o comercial. Ante esta situación, el jefe del Gobierno aseguró que “tenemos el deber ético de superarlo y hacer las cosas bien, con solvencia”.

Independencia del poder judicial

Insistiendo en la necesidad “de un poder judicial independiente del resto de Poderes del Estado” como uno de los pilares democráticos del Estado democrático y de derecho, el presidente recordó que la Constitución española ya recoge la independencia de jueces y magistrados como primera garantía de la jurisdicción, y que la Ley Orgánica del Poder Judicial la configura como uno de sus principales capitales. Pero lamentó que hoy “la imparcialidad legal está atacada”.

El presidente también aprovechó su intervención para agradecer a la Comisión “el compromiso y la calidad del trabajo hecho” y aseguró que su “guía es indispensable y a la vez garantía” tanto para el país como por el propio Gobierno, en el tránsito hacia la creación de un Estado propio para Cataluña. “Hacer las cosas con garantías es también una demanda creciente de cara al mundo, que cada día mira más este trozo de planeta, donde pasan y pasarán cosas maravillosas y extraordinarias y sus gobernantes y los responsables hemos adquirido un compromiso de hacerlo con las máximas garantías y rigor”, remató.-

El Pacto por el Derecho a Decidir se convertiría en la plataforma del Proceso Constituyente

“Es una opción que se está madurando”, aseguran fuentes conocedoras de las conversaciones entre Juntos por el Sí, la CUP y las entidades de la sociedad civil

El Pacto Nacional por el Derecho a Decidir (PNDD) se constituyó con gran solemnidad el 26 de junio de 2013. Hacía siete meses que Artur Mas y Oriol Junqueras habían firmado un pacto de estabilidad que debía desembocar en una consulta vinculante para decidir el futuro político del país. La persona elegida para presidirlo fue Joan Rigol, ex presidente del Parlamento y dirigente histórico de Unión que había virado hacia posiciones soberanistas en los últimos tiempos. Tres años después, el PNDD enfila su reconversión en una plataforma de partidos y entidades con el proceso constituyente como prioridad, según señalaron diversas fuentes consultadas por Nació Digital.

“Esta es una opción que se está madurando”, aseguraron los dirigentes consultados. “La idea es mantener el espíritu de pacto y unidad de los partidos y las entidades teniendo en cuenta la complejidad del momento”, señaló una voz implicada en las negociaciones. Este proyecto sólo se llevará a cabo, sostienen fuentes parlamentarias, en caso de que haya un “acuerdo político” y depende de la voluntad de Juntos por el Sí y la CUP, que a finales de la semana pasada trataban de poner manos a la obra.

Una de las opciones que se puso sobre la mesa durante los contactos discretos que mantuvieron dirigentes de Juntos por el Sí y la CUP con el espacio de los “comunes” es que fuera Òmnium Cultural la que capitaneara las iniciativas relacionadas con el proceso constituyente. Finalmente, esta vía se descartó y la intención es que sea el Parlamento –de nuevo– el centro de gravedad. Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, tuvo una participación activa en todo este proceso.

Ampliar la base

El PNDD tenía 2.300 entidades adheridas y un mandato claro: comandar, desde el Parlamento, todas aquellas iniciativas relacionadas con la consulta. Esta vez, en caso de convertirse en una plataforma constituyente, no tendría esta función. El referéndum se convocaría desde la Cámara catalana a través de una ley específica después de aprobar las normas de desconexión, y la reformulación del Pacto serviría para tratar el modelo de país.

Un precedente de esta iniciativa es la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente, que votó sus conclusiones en medio de una gran polémica el 27 de julio. Cataluña Sí Se Puede (CSQEP) se enfrentó con Juntos por el Sí y la CUP por el contenido de los debates hasta el punto de que la coalición de la izquierda alternativa votó en contra de aquellas conclusiones. “La voluntad es de acercar a los comunes hacia este espacio”, explicó un alto dirigente de Juntos por el Sí consultado.

Calendario fijado

El Gobierno, en principio, no se reserva ningún papel en esta reformulación del PNDD. “Buena parte del protagonismo del proceso la debe tener el Parlamento”, mantienen varias voces gubernamentales consultadas. Se espera que las entidades del soberanismo civil, especialmente Òmnium Cultural, que ha hecho mucho trabajo de puertas adentro para mantener los vínculos entre independentistas, jueguen un papel relevante en esta nueva etapa.

Las resoluciones aprobadas la semana pasada en el debate de política general se encargaron de fijar las próximas metas del proceso constituyente. La primera es la creación del Consejo Asesor del Proceso Constituyente, que deberá estar constituido antes de que termine 2016. Será tarea del organismo de nueva creación agendar el calendario previsto para el primer trimestre de 2017. Además, está prevista una comisión de seguimiento que debería ponerse en marcha durante las próximas semanas.

Si la independencia gana el referéndum de septiembre de 2017, habrá que convocar unas elecciones constituyentes para marzo del 2018. La previsión es que aquel Parlamento sea el que redacte la Constitución catalana, que debería surgir del trabajo que hiciera la plataforma que Juntos por el Sí y la CUP, con la voluntad de sumar apoyos dentro de los “comunes”, durante el primer semestre del año próximo.-

La CUP abre una web para fiscalizar el avance del proceso catalán

Se trata del Observatorio del Proceso, un proyecto periodístico de la agrupación junto con un equipo de periodistas independientes

Con el objetivo de verificar el cumplimiento de los acuerdos aprobados en el Parlament de Cataluña, la CUP acaba de abrir un portal (www.observatoriproces.cat) para controlar todo lo que esté vinculado con el proceso soberanista.

Con el nombre de Observatorio del Proceso, esta web se actualizará semanalmente para dar a conocer toda la información vinculada con la dinámica parlamentaria entre Junts pel Sí y la CUP. Esta iniciativa apunta a que los catalanes “pueden ayudar a entender con más claridad y transparencia el avance -o no- del proceso hacia la independencia”, según dice la CUP en un comunicado.

La web repasa el estado del proceso a partir del inicio del gobierno de Puigdemont y pone el énfasis en el hecho de que “se avanza a buen ritmo” en el desarrollo de “todo aquello que ya es posible” en un gobierno autonómico. Por otra parte, se lamentan que todavía existan algunos aspectos más propios de un estado independiente que “prácticamente ni siquiera se ha empezado a trabajar”.

La CUP también lamenta que no se haya completado la declaración del 9-N en el aspecto que especificaba que el Parlament no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional. “Esta desobediencia no se ha dado”, afirma el partido, “sino al contrario”, la cámara catalana ha dado respuesta a “una quincena” de requerimientos del TC.

Barcelona (INCAT-Nació Digital-por Oriol March).-