La Cruz Roja informó que exhumó 121 tumbas en Malvinas

La mitad de ellas ya fueron analizadas en el laboratorio del Equipo de Antropología Forense (EAF) en Córdoba.

El equipo forense del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que trabajó en las islas Malvinas informó que finalmente fueron exhumadas 121 tumbas no identificadas en el cementerio de Darwin, y no 123 como se había informado en un principio, remarcó las “buenas condiciones” de las muestras tomadas e informó que la mitad de ellas ya fueron analizadas en el laboratorio del Equipo de Antropología Forense (EAF) en Córdoba.

“Somos optimistas en el resultado porque todo el proceso se desarrolló según lo previsto, lo cual no significa que lleguemos a un resultado positivo en el 100 por ciento de las muestras”, sostuvo este martes en rueda de prensa el coordinador operacional para el proyecto en el CICR, Laurenz Corbaz.
Si bien en un principio se había informado que la Cruz Roja exhumaría 123 tumbas con la placa “Soldado argentino solo conocido por Dios”, Corbaz precisó que las que tenían esa leyenda eran sólo 121 y que “no se tocó el contenido de las demás” que se encuentran en el cementerio, un total de 230.

El proceso de exhumación, análisis, documentación y reinhumación de los restos de soldados argentinos muertos en la guerra de Malvinas y sepultados en 121 tumbas como NN, fue concluido “exitosamente” el pasado 7 de agosto en Darwin luego de las 7 semanas que duró el proceso.

Malvinas: comenzaron las tareas de identificación forense de soldados argentinos

La tarea de identificación forense de 123 tumbas de soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin comenzó este martes en las #IslasMalvinas, a cargo de una misión del Comité Internacional de la #CruzRoja (CICR).

«Los familiares de los caídos en los conflictos armados tienen derecho a que los restos de sus seres queridos sean identificados, tal como lo exige el derecho internacional humanitario”, expresó Laurent Corbaz, jefe del proyecto del CICR, al dar inicio a las tareas de exhumación, según se informó en un comunicado.

En ese marco, Corbaz señaló que la Cruz Roja “se ha propuesto brindar todas las respuestas que pueda a las familias que desean identificar a sus seres queridos, pese a todo el tiempo ya transcurrido».

El equipo forense tratará los restos mortales con el “máximo respeto a lo largo de toda la operación”, dijo el jefe de la misión, y precisó que todos los restos exhumados se colocarán en ataúdes nuevos y volverán a inhumarse en el mismo lugar en el que se encontraban, de manera que una vez finalizado el proyecto, se restablecerá el estado original del cementerio.

Para ello, se montó una “unidad mortuoria provisional” en el cementerio para examinar los restos en containers especialmente montados en el lugar, donde se recogerán las muestras de ADN que se analizarán en laboratorios genéticos de Argentina, España y el Reino Unido.

PROYECTO MARPLATENSE

En 2008 el ex soldado combatiente en Malvinas Julio Aro regresó a las islas para cerrar una etapa personal. Al visitar el Cementerio de Darwin, donde están enterrados los argentinos caídos en la guerra, descubrió que casi la mitad están sin reconocer y yacen bajo lápidas que dicen “Soldado Argentino solo conocido por Dios”.

Al regreso de ese viaje a Mar del Plata, ciudad en la que reside, Julio Aro se propuso devolverles la identidad a sus camaradas. Para ello viajó a Europa y al interior de nuestro país innumerables veces, constituyó la Fundación No me olvides con la cual desde Mar del Plata se impulsó el Proyecto ADN, como se denominó a este trabajo, contó con la ayuda del oficial británico Geoffrey Cardozo, quien tuvo a su cargo la inhumación de los argentinos en Darwin, también la colaboración de periodista porteña Gabriela Cociffi, quien a su vez contactó al músico Roger Waters, quien se solidarizó con el tema y entregó en mano el Proyecto ADN a la presidente Cristina Kirchner.

La primera mandataria se encargó de darle el impulso oficial necesario, lo presentó en el Comité de Descolonización de la ONU y al Comité Internacional de la Cruz Roja, quienes mediaron con el gobierno británico. También Aro y Cociffi visitaron al Papa Francisco, quien les prestó su apoyo a este inusitado plan. Y si bien a lo largo de estos años ayudó mucha gente, hubo muchas trabas que sortear. La tarea fue ardua, tuvo ribetes cinematográficos, pero luego de 9 años está a punto de concretarse.

Su carácter de Hecho Humanitario se ve reflejado en la continuidad que el gobierno de Mauricio Macri le ha dado.