Cristina Kirchner sobre la causa Memorándum: «Es un disparate judicial, institucional y político»

La vicepresidenta explicó que el Memorándum con Irán «tenía un único objetivo: que los acusados de haber sido los autores ideológicos de la AMIA pudieran ser indagados por el juez».

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que la causa en la que se investiga la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán en el marco del expediente por el atentado a la AMIA es un “disparate judicial, institucional y político” y aseguró que fue reabierta por jueces que se alinearon con el expresidente Mauricio Macri.

La expresidenta expuso durante poco más de una hora ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 8, en el marco de la audiencia en la que comenzaron a tratarse los pedidos de nulidad formulados contra la causa reabierta en el 2016 por la Cámara Federal de Casación Penal y que tiene su origen en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

“Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país. Es un disparate judicial, institucional y político esta acusación”, sostuvo la exmandataria tras señalar que lo único que guio sus decisiones en relación al caso AMIA fue la búsqueda de la verdad.

En este expediente, la expresidenta está acusada de haber buscado el encubrimiento de los iraníes acusados por la voladura de la AMIA al promover la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán durante su presidencia.

Tras hacer un repaso del trámite del expediente, Fernández de Kirchner se detuvo en el hecho de que la denuncia de Nisman había sido desestimada por inexistencia de delito por el juez federal Daniel Rafecas y que la causa fue reabierta a partir de un fallo que firmaron el 29 de diciembre de 2016 los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Gustavo Hornos y Mariano Bornsky, a quienes vinculó con Macri.

En ese punto, la exmandataria se refirió a los hallazgos ocurridos en el último tiempo relacionados con las visitas que ambos jueces de Casación le hicieron a Macri cuando era presidente, tanto en la Quinta de Olivos como en la Casa Rosada.

“Esto es como el rey desnudo. Acá hubo alguien que encontró en un informe de ingreso de (los jueces) Hornos y Borinsky, siempre en coincidencia con las causas, tanto a la Casa de Gobierno como en Olivos. También se descubrió que Borinsky fue a la Quinta de Olivos en 15 oportunidades. Iba un poco más seguido que Hornos a la Casa Rosada. Estas visitas habían sido negadas y los informes adulterados”, sostuvo.

“Un juez que jugaba al tenis con Mauricio Macri no puede ser imparcial ante una causa que me involucra. ¿En serio que quieren hacernos creer que estas causas son legítimas? Nunca vi algo así de ilegal, los mismos jueces involucrados. Es un escándalo monumental y los medios concentrados no dicen nada”, afirmó la vicepresidenta. (Telam)

Memorándum con Irán: el viernes se definirá el futuro de la investigación

Se trata de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la vicepresidenta por firmar el Memorándum de entendimiento con Irán.

El Tribunal Oral Federal 8 fijó para el próximo viernes la audiencia en la que la vicepresidenta Cristina Kirchner intentará voltear a través de una nulidad la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA. Se trata de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la vicepresidenta por firmar el Memorándum de entendimiento con Irán, por la cual se sospecha se dejaban sin efecto las detenciones en Interpol contra iraníes acusados de volar la AMIA.

Para el viernes a las 11:30, el TOF 8 fijó la audiencia donde hablará Cristina Kirchner y argumentará su pedido de nulidad para que el juicio nunca se haga, más allá que aún no tiene fecha.  La nulidad es porque según la vicepresidenta dos de los jueces de Casación que reactivaron la causa contra ella, concretamente Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, visitaron de manera frecuente la Quinta de Olivos y Casa Rosada durante el macrismo.

«De jueces a dedo, arbitrariedades y fallos escritos en la Quinta de Olivos», resaltó la presidenta del Senado en la nulidad que presentó por escrito y ahora profundizará de manera oral. «Resulta imprescindible que las prácticas escandalosas que aquí han sido denunciadas (encuentros de magistrados con el Presidente de la Nación cuando al propio tiempo intervienen en causas en las que el gobierno explicita su interés) tengan como consecuencia inevitable una sanción procesal que determine la invalidez de todo lo actuado por tales jueces. Ello, sin perjuicio de las demás consecuencias penales y disciplinarias que el caso amerita»,
sostuvo en su presentación.

«De tal manera, se habrá de sentar una base sólida para que de aquí en adelante tales comportamientos nunca más puedan ser repetidos, al menos sin tener en claro cuál es la consecuencia que de ellos habrá de derivarse. En esta misma línea se inscribe el criterio que acaba de adoptar el Tribunal Superior de Justicia de la República Federativa de Brasil, anulando los procesos sustanciados respecto al ex presidente Lula Da Silva, precisamente por violación al principio del juez natural», agregó.

Además, el abogado Carlos Beraldi hizo alusión a la denominada «mesa judicial» durante el macrismo, que según acusa estaba conformada para armar investigaciones contra opositores por supuestos hechos de corrupción.

«En efecto, según han dado cuenta primero distintas investigaciones periodísticas y luego pruebas incorporadas a procesos judiciales, la ´Mesa judicial´ se encontraba integrada por el ex Presidente de la Nación, Mauricio Macri, el ex Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, el ex Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, el ex asesor presidencial Fabián ´Pepín´ Rodríguez Simón, el ex Jefe de Asesores de la Presidencia de la Nación, José Torello, y el ex Secretario Legal y Técnico de la Nación, Pablo Clusellas.

Por ello, el pedido remarcó que «el gobierno de Mauricio Macri, cuanto menos, seguía con particular atención y evidente interés político, el trámite de todas las causas promovidas en contra de Cristina Fernández de Kirchner».

«En suma, se trata nada más ni nada menos que de asegurar un sistema de enjuiciamiento lo más sano posible, que le devuelva a la justicia la credibilidad que, lamentablemente, desde hace tantos años ha perdido», espetó al Tribunal.

En la causa, además de la vicepresidenta, están procesados el ex secretario legal y técnico y actual Procurador del Tesoro, Carlos Zannini; el dirigente social Luis D’Elía, el ex jefe de Quebracho Fernando Esteche y el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, y su entonces segundo Juan Mena, hoy número dos del ministerio de Justicia.

En las últimas horas, el TOF 8 rechazó un pedido de recusación que habían hecho contra el fiscal de juicio Marcelo Colombo de un grupo de querellantes del atentado a la AMIA. (NA)

Cristina volvió a la Provincia, en clave electoral: «En 2015 éramos más felices que lo que vino después»

Estuvo en Lomas de Zamora junto a Axel Kicillof y Martín Insaurralde en el marco del lanzamiento del plan Conectar Igualdad Lomas. Se trata de la segunda visita de la vicepresidenta a territorio bonaerense en menos de un mes.

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió al territorio bonaerense, donde se mostró junto al gobernador Axel Kicillof y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y pronunció un discurso de claro contenido electoral, en el que destacó su gestión durante 2007 y 2015 y criticó el endeudamiento con el FMI.

En Lomas de Zamora, la ex mandataria encabezó su segundo acto en menos de un mes junto a Kicillof en Buenos Aires -el anterior fue a mediados de junio en La Plata- para iniciar la entrega de entregar 10 mil netbooks a estudiantes en el marco del plan «Conectar Igualdad Lomas» que presentó Insaurralde.

Con ese anuncio como telón de fondo, Cristina Kirchner pronunció un discurso en el que buscó poner de relieve aspectos de su gestión de gobierno, como el programa Conectar Igualdad con el que afirmó que se entregaron «5.400.000» computadoras a chicos al tiempo que crítico que la gestión del ex presidente Mauricio Macri lo interrumpiera.

«Teníamos el mejor salario mínimo vital y móvil en dólares de toda América Latina. Estábamos en un país donde tomábamos las decisiones económicas con autonomía», destacó la ex mandataria y subrayó que el país había logrado «no deberle un solo dólar» al FMI.

En el mismo sentido, señaló: «Le debemos 45 mil millones de dólares y no construimos ninguna planta depuradora, no le prestamos a ningún empresario, no mejoramos los salarios de los docentes universitarios ni compramos 5 millones de computadoras».

«Hoy estamos en condiciones de poder sopesar las políticas que nos han dado resultado. Creo que en el año 2015 éramos más felices que lo que vino después», sostuvo la ex presidenta en un discurso que apuntó directamente a las elecciones de medio termino que se llevarán a cabo en septiembre y noviembre.

Cristina Kirchner dio así una nueva señal de querer apuntalar a Kicillof en la provincia de mayor peso electoral del país y, en esta oportunidad, se mostró además junto a Insaurralde, que fue su candidato en las legislativas de 2013 y que vuelve a sonar para este turno.

En medio de sus críticas al endeudamiento contraído por la gestión anterior, la vicepresidenta de Alberto Fernández lanzó un llamado a la oposición al pedir que «todos y todas aquellas» personas con «vocación política para representar intereses» discutan cómo afrontar el pago de la deuda con el FMI.

Tras calificarlo como un «crédito casi criminal de 45 mil millones de dólares», agregó: «Queremos escuchar a los que la contrajeron, para saber cómo pagar esto sin someter una vez más al hambre y al escarnio al pueblo argentino».

«Cuando esta pandemia termine los poderosos van a ser más poderosos, los ricos más ricos y los pobres más pobres, por eso tenemos, por representación histórica, que abordar este debate con todos los argentinos piensen como piensen y estén donde estén», arengó la ex mandataria.

Cristina Kirchner también realizó un nuevo cuestionamiento a los medios de comunicación y pidió a la oposición «no ir a la televisión a sarasear, tampoco difamar, mentir, creer que por acusar a otro se puede ganar las elecciones».

«Esto tiene que terminar porque no podemos seguir abonando una Argentina que cuando un ciudadano o ciudadana enciende el televisor le resulta insoportable. Porque no escuchan discusión de proyectos, de medidas, son todas generalidades, sarasas, condenas y denuncias», agregó. (NA)

Cristina Kirchner volvió a cruzar al FMI y ratificó que el organismo incumplió con su estatuto

La vicepresidenta subió la apuesta luego de que el organismo negara su acusación.

La vicepresidenta Cristina Kirchner reiteró hoy sus críticas al FMI por la supuesta violación de su estatuto a través del préstamo que le otorgó a la gestión del expresidente Mauricio Macri, luego de que el organismo negara su acusación y ratificara que no puede haber una quita sobre la deuda del país.

«Sin comentarios. Los argentinos y las argentinas sabemos leer», expresó la vicepresidenta a través de su cuenta de Twitter, donde publicó un artículo del Convenio Constitutivo del FMI para respaldar sus declaraciones del pasado sábado en Cuba.

La dirigente había acusado allí al organismo de violar su estatuto por haber concedido un préstamo a la Argentina en medio de una fuga de capitales y consideró que, en consecuencia, el FMI debe aceptar una quita sobre la deuda.

El vocero del organismo, Gerry Rice, aseguró este jueves —sin nombrar a la exmandataria— que «no hubo violación de las reglas del FMI» y reiteró que sus estatutos le impiden al organismo multilateral de crédito aceptar una quita, lo que fue reflejado por distintos medios con el título «El FMI le respondió a Cristina Kirchner».

Frente a ello, la vicepresidenta replicó una de esas notas periodísticas y seguidamente publicó un artículo del Convenio Constitutivo del FMI, que indica que «ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital».

De esta manera, la exmandataria subió la apuesta en medio de las gestión del Gobierno del presidente Alberto Fernández para reperfilar la deuda que el país tiene con el FMI, que envió el último miércoles una misión a la Argentina.

De esta manera, la exmandataria subió la apuesta en medio de las gestión del Gobierno del presidente Alberto Fernández para reperfilar la deuda que el país tiene con el FMI, que envió el último miércoles una misión a la Argentina.

Pese a las declaraciones de la vicepresidenta en Cuba, el vocero del FMI aseguró que mantienen un diálogo «constructivo» con el Gobierno y Fernández aseguró en declaraciones a Radio Rivadavia que la intención de su administración es conseguir «más plazo» para pagar, sin hacer mención a una quita. (NA)

Murió Claudio Bonadio, el juez federal que llevó a juicio a Cristina Kirchner

Había pedido extender su licencia hasta marzo.

El juez federal Claudio Bonadio falleció esta mañana a los 64 años como consecuencia de un cáncer que afectó su salud en los últimos años.

El magistrado, que el año pasado había sido operado por un tumor, murió a las 6:20 en su casa de Belgrano. Días atrás, había pedido extender su licencia hasta marzo.

Su trayectoria

Bonadio se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires en 1988.

Tras ser asesor del entonces ministro del Interior Carlos Corach y subsecretario de Asuntos Legales, en 1993 fue nombrado juez federal a cargo del juzgado de Morón, propuesto por el entonces presidente Carlos Menem.

En 1994 quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11, y estuvo al frente de causas trascendentales, como la del atentado a la AMIA; el caso PAMI, en el que se juzgó por corrupción al entonces interventor, Víctor Alderete; el caso de los préstamos irregulares obtenidos por la Curtiembre Yoma. Por el expediente Alderete, el juez fue denunciado por la Oficina Anticorrupción.

En 2001 estuvo involucrado en un caso policial: disparó y mató a dos delincuentes que intentaban robarle cuando descendía de su vehículo junto a un amigo en Villa Martelli.

Bonadio fue el primer juez en llamar a indagatoria a la expresidenta y actual vice Cristina Kirchner en la causa conocida como dólar futuro, además de ser el que más veces la procesó y elevó a juicio oral y público.

Una de sus últimas medidas antes de la feria judicial de enero, fue elevar a juicio oral a Cristina Kirchner, al exdiputado nacional Julio De Vido y a otro medio centenar de imputados en la causa queinvesriga los denominados cuadernos de la corrupción y dos expedientes derivados de esa investigación. (NA)