Defensoría del Pueblo insiste con la necesidad de soluciones para tomadores de créditos UVA

Insistieron ante el Banco Central de la República Argentina al instarlo a que elabore una solución definitiva para modificar esencialmente la fórmula de actualización del sistema de créditos Hipotecarios bajo modalidad UVA.

Los Defensores del Pueblo de la Municipalidad de General Pueyrredon, Daniel Barragán, Fernando Rizzi y Luis Salomón, insistieron ante el Banco Central de la República Argentina al instarlo a que elabore una solución definitiva para modificar esencialmente la fórmula de actualización del sistema de créditos Hipotecarios bajo modalidad UVA.

Los defensores plantearon la necesidad de que se conserve la relación entre las cuotas, el capital y la capacidad de pago de los usuarios, entendiendo que esa es la forma de hacer sustentable el sistema, y teniendo en especial consideración la relación de consumo que vincula jurídicamente a tomadores y bancos, y la aplicación de los principios irrenunciables que nacen de la misma.

Además, solicitaron un límite al monto del capital adeudado en virtud de que se dan casos donde el mismo está duplicando y hasta triplicando en su valor, al capital original

Se han presentado en la Defensoría del Pueblo numerosos tomadores de créditos Hipotecarios bajo modalidad UVA, a los fines de solicitar la elevación de su preocupación, a los fines de encontrar una solución definitiva a la problemática que acarrean este tipo de créditos para todas aquellas familias que tomaron un crédito bajo esta modalidad.

Tanto la Defensoría local como otras Defensorías del pueblo provinciales y municipales, han reclamado desde hace meses soluciones en la materia.

La crisis de viviendas que atraviesa nuestro país desde hace años, con la consecuente dificultad de acceder a un techo, motivó que en el año 2016 el gobierno nacional impulsara una nueva modalidad de créditos (novedosa para el país) bajo la modalidad UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), que a diferencia de los créditos tradicionales, tienen una tasa de interés muy baja, pero que su capital se ajusta de acuerdo al nivel de precio al consumidor (inflación).

Al momento de la creación de estos créditos, el país tenía en promedio una inflación del 24% anual, y esta herramienta (creada e impulsada por el Estado) era la única forma de acceder a una vivienda única y permanente.

En el año 2018 se desató en el país una crisis económica y una corrida cambiaria muy importante que rompió con todos los pronósticos sobre el valor del dólar y sobre el índice de inflación, que llevó a un alza general de precios del 48% anual (la mayor inflación desde 1991). La alteración desmedida de las variables que componen la fórmula de reajuste de las cuotas impactó de manera significativa en el monto mensual de las mismas.

Se hace evidente que la fórmula de actualización no toma en cuenta la variación de los salarios conforme al ritmo de pérdida de valor de la moneda, motivo por el cual las cuotas comenzaron a representar una proporción cada vez mayor de los ingresos de los tomadores. Por otro lado, la actualización impacta también en el capital adeudado, incrementándolo en forma desmedida y contribuyendo a la vez a la prolongación del plazo de devolución del préstamo.

En otras palabras, los tomadores: afrontan cuotas más altas que implican un fuerte impacto en sus ingresos, deben cada vez más capital y por un plazo mayor.

A la fecha son más de 100.000 las familias en todo el país que atraviesan serias dificultades para hacer frente al pago de dicho crédito, muchas de las cuales han perdido el trabajo, y como último recurso han tenido que vender la propiedad para poder sacarse de encima el peso de la deuda.-

En diciembre de 2019, la ley 27.541 denominada LEY DE SOLIDARIDAD SOCIAL Y REACTIVACIÓN PRODUCTIVA EN EL MARCO DE LA EMERGENCIA PÚBLICA, se ocupó de esta problemática en el Título VIII, Créditos UVA, disponiendo su Artículo 60: “El Banco Central de la República Argentina realizará una evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA para la adquisición de viviendas y los sistemas de planes de ahorro para la adquisición de vehículos automotor, sus consecuencias sociales y económicas, y estudiará mecanismos para mitigar sus efectos negativos atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor».

Existieron paliativos a esta situación, que lejos de resolver el problema, las medidas dispuestas a través de los diferentes DNU han agravado la situación actual de los tomadores, generándoles nuevas deudas y alargando la vigencia del préstamo.

Es necesario que el Estado elabore alternativas para una modificación de la fórmula de actualización de modo tal que conserve la relación entre las cuotas, capital y capacidad de pago de los usuarios entendiendo que esa es la forma de hacer sustentable el sistema.

Los tomadores de créditos han actuado de plena buena fe, incentivados por el mismo Estado a hacerlo con confianza, a través de campañas publicitarias y promocionales respecto de estos préstamos Por otra parte, resulta de especial consideración el hecho de que el 100% de los préstamos UVA resultan relaciones de consumo, especialmente encuadradas en el marco de la ley 24.240 y el microsistema consumeril, cuyo principio protectorio de los consumidores está consagrado, además, en los artículos 42 de la Constitución Nacional y 38 de nuestra Constitución Provincial.

Conforme se ha visto hasta ahora, queda probado que tales préstamos, otorgados en su mayoría por 20 y 30 años de duración, no resultan sostenibles en el tiempo sin lesionar derechos de los deudores, motivo por el cual se impone encontrar una solución definitiva y sustentable, que garantice la vida pacífica de la relación que une a los contratantes, sin que queden sometidos a cláusulas de ajuste que resultan abusivas y dañinas.

Los afectados por su parte han señalado que “ante esta penosa situación que atravesamos las familias que nos encontramos rehenes de este tipo de créditos, solicitamos que se modifique el sistema de actualización de nuestros créditos (UVA) por otro sistema de actualización que no castigue el bolsillo de las familias, pudiendo ser a través de un sistema tradicional y/o con ajuste a través de C.V.S., y a su vez se revea el crecimiento exponencial de la deuda que ha tenido estos últimos años, permitiéndonos pagar nuestra vivienda en forma sostenible y previsible”.

Los créditos UVA amenazan con empeorar la situación de miles de argentinos

Desde su aparición en 2016, los créditos hipotecarios UVA han estado envueltos en cuestionamientos. No obstante, en un principio parecían ser la solución a los problemas de acceso a una vivienda para miles de argentinos que no contaban con los recursos o el respaldo suficientes para obtener un préstamo bancario.

La medida, impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, constituía un crédito hipotecario distinto al tradicional, puesto que el pago mensual no perdía valor mes a mes, dado que la cuota estaba indexada a la inflación. Ello permitió que la cuota inicial sea baja, lo cual era ideal para quienes tenían bajos ingresos. De esta forma, se dio acceso al crédito a más de 3 millones de hogares.

El crédito UVA tenía muchos beneficios para la mayoría de argentinos, quienes no podían acceder a préstamos por entidades financieras debido a los requisitos: altos ingresos comprobables, es decir, que sean formales. La situación era imposible si consideramos que un tercio de los trabajadores de todo el país vive en la informalidad.

Sin embargo, en 2018 ocurrió un freno del cual no hubo recuperación. El flujo de créditos sufrió una caída y el mercado inmobiliario se estancó. Los deudores UVA habían iniciado con cuotas del 25 % del ingreso total demostrable, pero en agosto la relación alcanzaba el 29 % por la caída del salario real.

Para contrarrestar la situación, el gobierno propuso en agosto el congelamiento por cuatro meses de las cuotas de créditos. No obstante, esta solución momentánea no iba a resolver el problema de fondo. Ya a fin de año, se anunció la prolongación hasta enero del congelamiento, lo cual le costó al gobierno 235 millones de pesos.

Finalmente, el gobierno decidió a fines de enero que las cuotas se recuperarán en los siguientes 12 meses lo que no aumentaron en los últimos cinco. El 26 % que deberían haber aumentado entre setiembre y febrero será repartido en 12 meses. La medida rompe con la idea de desaparecer el sistema UVA. Sin embargo, especialistas sostienen que resulta imposible pensar que la cuota no sobrepasará el 35 % de los ingresos de los deudores.

Además, coinciden en la necesidad de mantener el sistema, puesto que Argentina tiene un déficit habitacional muy alto. Por otro lado, países de la región que cuentan con sistemas similares mejoraron su situación habitacional. Entre estos tenemos a Bolivia, Chile, Colombia y México. El crédito hipotecario en México tiene una tasa de entre 9 % y 14 %, además de que hay modalidades de cofinanciado, a través del cual instituciones estatales ayudan al usuario al pago de tasas.

Los especialistas sostienen que se requiere de que el sistema abarque y resulte rentable a bancos, al sector privado, a las cooperativas, al Estado y al usuario final. Además, indican que resultaría más difícil eliminar el sistema ya existente y apostar por otro.

Créditos UVA: deudores afirman que modificaciones anunciadas por el Gobierno «no solucionan en nada»

Tenedores de créditos UVA se manifestarán en diversas ciudades del país, para reclamar modificaciones al sistema de ajuste automático por inflación.

Javier Ferra, uno de los damnificados de los créditos UVA de la ciudad de Mar del Plata, entendió que las modificaciones anunciadas anteayer por el Gobierno «no solucionan en nada» la situación de los deudores UVA e insistió en la necesidad de «salir de este sistema de ajuste tan perverso».

El nuevo plan para deudores de créditos hipotecarios UVA establece una convergencia a lo largo de los próximos 12 meses de las cuotas, que permitirá evitar un salto del 26 por ciento en el valor de cuota previsto a partir de febrero, a raíz del congelamiento establecido en septiembre pasado.

El nuevo mecanismo prevé que, en ningún caso, la cuota supere el 35 por ciento de los ingresos familiares.

«La resolución del Gobierno no nos sirve», afirmó Ferra, uno de los referentes del Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados en la ciudad balnearia de Mar del Plata.

En la ciudad de Buenos Aires, la movilización convocada por este colectivo se desarrollará frente a la sede del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El reclamo de los deudores es que, más allá de evitar un aumento brusco de la cuota, el nuevo esquema no modifica el ajuste automático de las UVAs en base al índice de precios al consumidor por lo que, mientras haya inflación, el monto total de la deuda continuará incrementándose, explicaron desde el Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados.

Familias con créditos UVA evalúan realizar una protesta a nivel nacional

«Se congela la cuota, pero no para todos los hipotecados, sólo para aquellos que sacaron un crédito aproximando de 140.000 uvas», argumentó y aseguró una de las afectadas.

La agrupación Hipotecados UVA Autoconvocados anticipó hoy que analiza la posibilidad de realizar una marcha a nivel nacional al advertir que atraviesan por una situación «de una desesperación terrible».

Claudia Pilo, integrante de la organización, señaló que la prolongación del congelamiento de la cuota fue recibida «más o menos» por los tomadores del crédito dado que «no beneficia a todos los hipotecados».

«Se congela la cuota, pero no para todos los hipotecados, sólo para aquellos que sacaron un crédito aproximando de 140.000 uvas», argumentó y aseguró que la situación es «de una desesperación terrible».

Sostuvo que los hipotecados tienen una «incertidumbre total», por lo que pidió al Gobierno la convocatoria a una mesa de diálogo con el fin de «aportar ideas y soluciones».

Así, en diálogo con Radio Nacional adelantó que analizan llevar a cabo una manifestación «a nivel nacional» y apuntó: «La experiencia es terrible».

«Macri largó estos créditos como respuesta a una política publica de viviendas, promocionada por el Estado, y nos soltó la mano ante el sistema financiero», fustigó. (NA)

Créditos UVA: hipotecados reclaman ser convocados a mesa de diálogo

El gobierno nacional decidió extender por 30 días el congelamiento de la cuota de los créditos hipotecarios indexados por U.V.A. La disposición no alcanza al universo de todos los hipotecados.

El colectivo nacional Hipotecados UVA Autoconvocados reclaman ser convocados a mesa de diálogo luego que el gobierno nacional decidió extender por 30 días el congelamiento de la cuota de los créditos hipotecarios indexados por U.V.A. La disposición no alcanza al universo de todos los hipotecados.

“Comprendemos que la medida fue dictada en el marco de la emergencia económica, pero deja de lado a más de 70.000 hipotecados, ya que el tope de 140.000 uvas constituye un techo muy bajo”, señalaron.

A través de un comunicado, señalaron que a esas familias no se les ha brindado ningún paliativo quedando afuera de todo tipo de auxilio. Lo mismo sucede con aquellos que han perdido su empleo y en la actualidad deben cuotas. Su situación es desesperante.

“Hasta tanto no se disponga una medida de fondo, resoluciones de este tipo solo sirven como medidas de alivio transitorio. Reiteramos que el congelamiento debe alcanzar la cuota y el capital y extenderse en el tiempo hasta tanto se disponga una reestructuración de estos créditos que ponga fin a la indexación”, agregaron.

Tras destacar el alcance de la medida, “reclamamos la conformación de una mesa de diálogo que nos incluya, a fin de ir diagramando una salida definitiva de este sistema”.

“A diferencia de lo que ocurrió con el anterior gobierno, encontramos en esta administración voluntad de diálogo y disposición para ir buscando una salida a esta pesada herencia”, añadieron.

El presidente Alberto Fernández, sostuvo en campaña que, así como en 2003 resolvieron el problema de las hipotecas en dólares, en esta oportunidad también lograrán brindar una solución a las hipotecas indexadas.

“En función de esa promesa aguardamos una solución definitiva que lleve adelante una profunda reestructuración de estos créditos”, señalaron.