La lucha por el Corredor Mediterráneo vuelve a unir al presidente valenciano y catalán

Noticias de Cataluña y Valencia

El jefe del Consell recibirá a Puigdemont en el Palau para normalizar las relaciones con Cataluña y encabezarán una cumbre por la conexión férrea

No es muy habitual ver a un presidente catalán en el Palau de la Generalitat. La última vez sucedió en 2009, cuando el socialista José Montilla se reunió con el popular Francisco Camps. Fue la única visita durante la etapa de gobierno del PP, porque la anterior, del ex-presidente Jordi Pujol, se remonta a 1993, en los tiempos ya remotos del socialista Joan Lerma como jefe del Consell (Ejecutivo valenciano).

La normalización de las relaciones con la vecina Cataluña, principal cliente de las empresas valencianas, ha sido uno de los objetivos del bipartito valenciano encabezado por Ximo Puig. En esa línea se sitúa la visita que realizará el próximo día 19 el actual líder catalán, Carles Puigdemont. Lo hará ocho días después de encabezar la manifestación independentista convocada por la Diada del 11 de septiembre.

Puig y Puigdemont se entrevistarán primero en el Palau. Ambos presidirán luego una cumbre para escenificar un frente común ante el Gobierno central para exigirle un calendario concreto y la creación de la figura de un coordinador, medidas con las que pretenden impulsar la conexión férrea.
El conseller catalán de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, anunció ayer la cumbre tras una reunión de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo.

La delegación catalana viajará a Valencia el día 19 de septiembre en el Euromed para reunirse con el Foro Valenciano por el Corredor Mediterráneo y «dar una imagen muy sólida ante la UE». «Con el Corredor Mediterráneo, poca broma. Para nosotros es muy importante y aquí no caben divisiones. No queremos más excusas, sino hechos concretos», dijo el conseller.

Rull destacó la importancia de hacer frente común con el País Valenciano, un frente al que también quieren sumar a Baleares, Aragón, Murcia, Andalucía y la región francesa del Languedoc-Roussillon.

Puig realizó una visita oficial a su homólogo catalán el pasado 18 de mayo, cuando pronunció una conferencia en el Foro Barcelona Tribuna. Hablaron ya entonces de una devolución del gesto, dentro de la línea de normalización de unas relaciones que han sido tensas durante la etapa del PP por el fantasma del pancatalanismo.

La cumbre tendrá lugar el 19 de septiembre en Valencia y la Mesa Estratégica dará prioridad a las actuaciones que permitan lograr que se termine el Corredor

                         

La cumbre tendrá lugar el 19 de septiembre en Valencia y la Mesa Estratégica dará prioridad a las actuaciones que permitan lograr que se termine el Corredor

 

 El consejero Josep Rull al anunciar la reunión de los presidente Carles Puigdemont y Ximo Puig.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, anunció que los gobiernos catalán y valenciano se reunirán el 19 de septiembre en Valencia para hacer un frente común de impulso del Corredor Mediterráneo (CMED). Será una cumbre al más alto nivel, encabezada por los presidentes Carles Puigdemont y Ximo Puig, junto al plenario de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo de Cataluña y el del Foro del Corredor Mediterráneo de la Comunidad Valenciana, tras el objetivo de acordar una agenda compartida de la infraestructura y para avanzar en la creación de la figura del coordinador del CMED.

“Nuestra voluntad es buscar sinergias con Valencia, y también con Murcia, Andalucía y Aragón, para dar el mensaje claro a la Unión Europea y también a España de que vamos juntos con los temas que son relevantes para el futuro”, dijo Rull. El titular de Territorio y Sostenibilidad calificó el encuentro de “histórico porque no sólo están los dos presidentes sino la sociedad civil y el mundo local de los dos territorios”.

Informe de seguimiento de las obras

El grupo de infraestructuras es el que está desarrollando el programa de actuaciones prioritarias del Corredor y elabora un informe de seguimiento de las obras a ejecutar por el Ministerio de Fomento. El grupo de estrategia en materia de servicios de transporte, logística y su digitalización trabaja junto con el Comité de Servicios Multimodales (CSM-CAT), un órgano de participación y coordinación entre la Generalitat y las entidades que actúan en el transporte multimodal de mercancías.

El Comité es un instrumento para facilitar la integración de las necesidades operativas y de mercado, especialmente desde la perspectiva de la demanda, es decir, los cargadores, y potenciando también la figura del operador multimodal.

Sus funciones son:

1.- Actuar como ventanilla única de atención, apoyo e información y como plataforma de participación e intercambio de experiencias;

2.- Analizar la viabilidad técnica y económica de soluciones multimodales concretas, facilitar la ejecución de planes de negocio y promover la ejecución de pruebas piloto de nuevos servicios;

3.- Impulsar la competitividad de los operadores multimodales, estudiando nuevos modelos de negocio y promoviendo la entrada al mercado de tecnologías adaptadas, junto con universidades y centros tecnológicos;

4.- Ayudar a desarrollar el sector del ferrocarril como sector industrial.

El grupo de estrategia empresarial diseñó cuatro líneas de trabajo que ponen de relieve su carácter estratégico para el desarrollo económico y empresarial y para la competitividad del país. Esta infraestructura une territorios que exportan por valor de 126.576 millones de euros, reúnen 92.950 empresas exportadoras (un 51% de las cuales están en Cataluña) y concentran inversión extranjera por valor de 6.581,3 millones de euros (un 68,5% del total de España).-

 

València (INCAT-Levante).

Barcelona (INCAT).-

“El Corredor Mediterráneo es la columna vertebral más clara de los Países Catalanes”

Noticias de Países Catalanes

Lo aseguró el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, al inaugurar la Universidad Catalana de Verano, a la vez que criticó la deliberada falta de apoyo de Madrid

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, defendió este jueves al Corredor Mediterráneo (CMED) como herramienta de vertebración económica de los Países Catalanes. Afirmó que “es la columna vertebral más clara de los Países Catalanes, donde se concentra la parte más importante del PIB del conjunto del Estado”, a la vez que criticó la política del Estado español que omite desarrollar esta infraestructura. Rull hizo estas declaraciones antes de su intervención, este jueves, en la Universidad Catalana de Verano, en Prada de Conflent, en el marco de una jornada sobre el Eje Mediterráneo.

“Cuando se toman decisiones para impedir que se vertebre este espacio en términos económicos, se lo hace en forma consciente, premeditada, para evitar que pudiera tener éxito en términos económicos y políticos”, dijo Josep Rull, quien puso como ejemplo el hecho de que “sea más rápido ir de Alicante a Barcelona pasando por Madrid, con el AVE” que hacerlo directamente.

El consejero expuso que “a esta vertebración la queremos hacer en términos económicos, desde el respeto al proyecto político de cada uno de los territorios, porque serán justamente las infraestructuras y la economía lo que nos permitirá construir un espacio muy potente en beneficio de la gent”. Rull también se refirió a la red de ferrocarriles de Cercanías en Cataluña y apuntó que “si hay un ámbito concreto en que la idea de la independencia sea muy tangible es el de las infraestructuras”.

Control de la red de Cercanías y Regionales

“Cuando la Generalitat tiene el control de las vías, de las catenarias y de las estaciones, puede tomar sus decisiones y todo va en beneficio de los ciudadanos de Cataluña”, explicó el consejero. El control de la red de Cercanías y Regionales permitirá “dar un buen servicio a la ciudadanía y generar oportunidades y puestos de trabajo”. Y añadió que “mientras no seamos independientes, no podemos dejar pasar ni una”.

En este sentido, Rull trató sobre los nuevos horarios en el R16 y concluyó que a pesar de reducirse el tiempo de trayecto “no se han cumplido los compromisos por parte de Adif y Renfe”. Y este hecho es una muestra de que es muy difícil encontrar soluciones a pesar de la buena voluntad de la Generalitat “si delante tienes a alguien que no es solvente”. Así, aseguró sobre la posibilidad de aplicar la misma medida en el resto de la red, que “si no hay solvencia no ajustaremos horarios”.-

Prada de Conflent, Pirineos Orientales (INCAT).-