Campaña en Cataluña: “El 12 de Octubre día laborable, para mí no es festivo”

Noticias de Cataluña

Una corriente se opone a celebrar el inicio del expolio y genocidio de los pueblos originarios de América, denominado Día de la Raza en tiempos del dictador Franco

El próximo miércoles 12 de Octubre se celebrará la “Fiesta de la Hispanidad”, un acontecimiento también conocido como “el Día de la Raza” en la época del dictador Franco y, para contrarrestar lo que los españoles recuerdan como una gran gesta el día en que Cristóbal Colón descubrió América, el movimiento independentista Defensores de la Tierra, considera que “en esa fecha se inició un periodo de conquistas, expolio y genocidio hacia los indígenas americanos”, por lo que proponen trabajar normalmente, como si no fuese feriado.

En los fundamentos de la propuesta se recuerda que “como en España siempre han gustado este tipo de actos heroicos, establecieron esta fiesta nacional”, así, la iniciativa catalana defiende que el 12 de Octubre sea día laborable y se trabaje con normalidad, bajo el título de “El 12 de Octubre, día laborable, para mí no es festivo”.

El movimiento elude considerar la posibilidad de que Cristóbal Colón sea, en realidad, Joan Cristofor Colom Bertran, un navegante catalán cuya expedición partió del puerto empurdanés de Pals (en lugar del de Palos de Moguer), teoría cada día más consolidada en hechos históricos deliberadamente falseados por la “historia oficial” de Castilla. El caso –se dijo– es que independientemente de la nacionalidad del descubridor, lo que se tuvo en cuenta fueron los resultados de la cruenta conquista que literalmente esclavizó a los indios, aún sin reconocerlo ya que para someterlos se adoptó la forma de encomiendas, mitas, yanaconazgo, etc.-

Nuevos documentos certifican la existencia del puerto ampurdanés en el siglo XV y vinculan la villa real con el primer viaje del descubridor

Una investigadora del Cercle Català d’Història, Eva Sans, ha conseguido la prueba que demuestra que la villa real de Pals, en el siglo XV ya disponía de un importante puerto comercial. Un avance que abona en la controversia con los defensores de las teorías sobre la catalanidad de Cristóbal Colón y que mantienen que en el primero de sus viajes, el descubridor partió de la villa ampurdanesa en lugar de Palos de la Frontera, en Andalucía, como así insiste en citar la historia oficial. Un documento obtenido en el archivo de la Corona de Aragón certifica que en 1406 en Pals se realizaban transacciones navieras.

El hallazgo de la documentación da mayor consistencia al trabajo de otros historiadores que, como Jordi Bilbeny, Català i Roca o Teresa Baquer, ya publicaron en su día textos reveladores sobre el que en realidad se llamó Joan-Cristófor Colom i Bertran, un noble catalán que llevó a cabo la aventura en nombre del rey Fernando el Católico y de la Corona de Aragón, con la nao y las dos carabelas que zarparon desde el puerto de Pals. En el caso de Bilbeny, lanzó su teoría sobre el puerto ampurdanés por primera vez en 1990.

El último descubrimiento de Eva Sans, un sello sigilográfico de la Corte del Castillo de Pals hallado en los archivos de la Corona de Aragón en Barcelona, muestra un escudo con tres barras y aporta valiosas informaciones. Se trata, según el Cercle Català d’Història de un escudo redondo de 40 mm impreso en papel y cera roja que acompaña un albarán en letra manuscrita donde se lee “otorgado a Joan Abril, alcalde de Pals, a N’Antoni Vinyals, patrón de llagut, de Palamós, por haber cargado en el puerto de Pals una saca de harina para descargar en Barcelona” un documento fechado en el castillo de Pals, a 29 de julio de 1406 sigillo curie nostre munitum.

Para Sans, “que hacía mucho tiempo que seguía la pista de esta prueba”, al localizarla pensó que “si Pals disponía de una corte Real con toda la capacidad jurídica de la naturaleza de las villas reales” con notarios, procuradores, representantes a cortes, batlle de sach (el principal orden señorial de la época) ¿dónde estaba toda la documentación? En el pasado, explica la investigadora “todo se registraba y documentaba”, como hoy en día, por lo que la desaparición masiva de la documentación relativa al puerto de Pals “como la aduana, la mesa de enrolamiento, la mesa de cambio, los contratos de seguros de barcos y mercancías” se convirtió en el principal interrogante de la investigación: ¿Por qué está desaparecida el 85% de la información relativa al ámbito marítimo catalán, comercio, puertos de la costa y todo lo que tiene relación con ello desde antes del siglo XVIII y XIX?”. 

Aunque ya se conocía la existencia del puerto de Pals durante los siglos XVII y XVIII y existían noticias de su existencia en el siglo XIII, no fue hasta el hallazgo de Eva Sans que se pudo garantizar que dicho puerto estaba activo y operativo el mismo siglo que el descubridor Cristóbal Colón zarpó hacia el Nuevo Mundo, lo que avalaría que la villa ampurdanesa habría sido puerto de partida de las tres carabelas.

Eva Sans ya documentó en su día que el segundo viaje de Colón, con todos los catalanes de los que habla la historia oficial (Bernat Boïl, primer vicario de las Indias, el capitán militar Pere Margarit del Castell d’Empordà, entre otros) se llevó a cabo desde el puerto de Barcelona. En realidad, mantiene que “existe un gran desconocimiento sobre la marina catalana” y demuestra que en el siglo XIV los catalanes llegaban regularmente al canal de la Mancha y al Mar del Norte por un lado y al Senegal por otro, un siglo antes que los portugueses.

“Colón no se escondía, lo han escondido” sostiene Sans en línea con la teoría sobre la manipulación de la historia que ha impuesto durante años un determinado sector de historiadores adeptos a otros regímenes políticos, como viene a demostrar el investigador de Arenys de Mar, Jordi Bilbeny, que aporta más datos como la presencia de los hermanos Pinzón en la villa marinera del Empordà. Sobre la insistente actividad censora y falsificadora que, según él “aún está vigente” le sorprende que, veinte años después de haber iniciado sus investigaciones aún “haya gente que confunda la ignorancia con todo aquello que se puede conocer”.

Barcelona (INCAT-La Vanguardia).-

Para aprender historia: La cuestión catalana, de Carlomagno a Puigdemont

Noticias de Cataluña

Una web estadounidense especializada en mapas sobre conflictos y cambios geopolíticos, publicó los motivos históricos que exhibe Cataluña para ser reconocida como nación

La web estadounidense edmaps.com, especializada en elaborar mapas divulgativos sobre conflictos y cambios geopolíticos, publicó un artículo en el que explica qué motivos históricos tiene el independentismo para reclamar que Cataluña sea reconocida como nación. El texto, titulado “La cuestión catalana: de Carlomagno a Puigdemont”, explica resumidamente la historia del Principado y de los Países Catalanes. Lo ilustra con siete mapas para que todos aquellos que no conozcan el pasado catalán puedan obtener una visión transversal del origen de la identidad catalana.

Para empezar, el artículo pone al lector en situación y explica que las reivindicaciones de los independentistas no se ciñen únicamente al Principado, donde se hicieron las elecciones del 27-S, sino a todos los Países Catalanes. El artículo parte del emperador Carlomagno, quien a finales del siglo VIII expulsó a los musulmanes de buena parte del sur de los Pirineos y estableció una separación entre los musulmanes ibéricos y el imperio carolingio. Tras la muerte de Carlomagno, esta zona, llamada Marca Hispánica, se dividió tres: los reinos de Pamplona y Aragón, y los condados catalanes.

Hacemos un salto hasta el siglo X, cuando el conde Borrell II unificó gradualmente buena parte de los condados catalanes. En 1137, la unión matrimonial entre Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, y Petronila, hija del rey de Aragón, dio lugar a la Corona de Aragón. Sin embargo, el reino Aragón y el condado de Barcelona conservaron sus respectivas autonomías políticas.

“Pero la situación cambió radicalmente en septiembre de 1213”, continúa el artículo: en la batalla de Muret, al sur de Toulouse, Felipe II de Francia derrotó el conde occitano Raimundo VI de Tolosa, que tenía el apoyo de la Corona de Aragón. Así es como Jaume I, rey de la corona, se encontró obligado a renunciar a los territorios occitanos y extendió su conquista hacia el este. Primero ocupó las Islas Baleares y más tarde a la Comunidad Valenciana, dos territorios que tuvieron la condición de reino y posteriormente se unieron a la corona. “Este hecho explica por qué las Baleares y Valencia forman parte del imaginario nacionalista catalán”, dice el artículo.

La corona se expandió hacia otros territorios del Mediterráneo, como Sicilia, Cerdeña, Córcega y el Reino de Nápoles, y se convirtió en una auténtica potencia. Pero en 1479 todo volvió a cambiar. Esta vez a partir de la unión dinástica entre Castilla y Aragón: un punto de inflexión en la historia de Cataluña. El Principado de Cataluña y los otros dominios aragoneses vivieron una involución política tras la unión de las coronas de Aragón y Castilla, y el posterior nacimiento de España. El texto trata muy brevemente la guerra de Sucesión, a partir de la cual la Corona de Aragón dejó de existir y Cataluña quedó sometida a las leyes centralistas del reino de Castilla. Muy resumidamente, el artículo y el siguiente mapa recuerdan que en 1812, a raíz de la conquista francesa de España, los antiguos condados catalanes carolingios fueron anexionados al imperio francés. Pero sólo durante dos años.

“La pérdida de la autonomía política afectó gravemente la evolución de la sociedad catalana, lo que explica por qué la recuperación de la soberanía ha sido el principal objetivo del nacionalismo catalán”, continúa el artículo. Ya entrado el siglo XX, habla de las figuras de Macià y Companys como ejemplos de este intento de recuperar la autonomía perdida. Pero la victoria de Franco volvió a poner fin a estos objetivos.

Tras la muerte de Franco, la constitución española fue un intento de meter en el Estado español las naciones catalana, vasca y gallega, pero el objetivo fracasó: “Por desgracia, el Estado español no estaba preparado para reconocer sus principales minorías étnicas como comunidades nacionales reales. Después del 27-S, el 9 de noviembre, el Parlamento de Cataluña aprobó la declaración de inicio del proceso hacia la recuperación de la independencia para iniciar de manera sostenida y pacífica la desconexión de España, según palabras de Carles Puigdemont”. Y el artículo termina así: “La nueva administración catalana parece que ya inició el proceso de secesión de España. El invierno ha llegado… Cómo continuará?

Barcelona (INCAT-VilaWeb).-