El “estado en disputa” que podría definir las elecciones de EE.UU.

Noticias de EE.UU.

 

En este episodio de Keiser Report, Max Keiser y Stacy Herbert comentan la trascendencia de un “estado en disputa” como Carolina del Norte. Max conversa con el cuatro veces alcalde de Pittsboro, localidad de Carolina del Norte, sobre el Obamacare y el papel de Bernie Sanders en la administración de Hillary Clinton. En la segunda mitad Max entrevista al escritor y periodista Tim Shorrock sobre el ‘eje asiático’ y la política de Hillary Clinton respecto a Corea del Norte.

El estado estadounidense de Carolina del Norte es considerado “en disputa” debido a su gran trascendencia política en el marco del camino hacia la Casa Blanca de la candidata demócrata Hillary Clinton y el candidato republicano Donald Trump. Keiser y Herbert han entrevistado a Randy Voller, cuatro veces elegido alcalde del pueblo de Pittsboro (Carolina del Norte), acerca de la importancia del mismo en el resultado de las presidenciales.

Hillary, ¿la próxima presidenta?

Voller destaca que se trata de “un estado púrpura” (mezcla de azul y rojo, es decir, de votantes republicanos y demócratas) que cuenta con 15 representantes, y si todos ellos “van a parar al Partido Demócrata, es prácticamente imposible que los republicanos ganen las elecciones”.

“En el 2012, fuimos el estado en el que menor diferencia hubo entre Barack Obama y Mitt Romney, que ganó por muy poco, cuando en el 2008 Obama se había impuesto a McCain. Y en estas elecciones, si Carolina del Norte elige a Hillary, ella será la próxima presidenta”, indica.

“Un punto de inflexión”

Asimismo, Voller afirma que asesoró a la Convención del Partido Demócrata cuando era presidente del partido en el estado. “Lo que dije fue que si invertíamos en Carolina del Norte, podríamos pararles los pies a los republicanos, porque si se gana aquí, da igual lo que suceda en Florida, en Ohio o en Pensilvania”, explica.

El alcalde de Pittsboro sostiene que “Carolina del Norte es una especie de punto de inflexión” y está seguro de que si los republicanos caen derrotados en ese estado, “van a tener que reinventarse ideológicamente y tendrán que dejar de ser tan extremistas”.

¿En qué momento de la historia de Estados Unidos se fue todo al traste?

En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan del ‘compromiso de las tres quintas partes’ y de la incorporación de los seres humanos a los libros de cuentas en calidad de esclavos. En la segunda mitad Max prosigue su entrevista al escritor y periodista Tim Shorrock sobre el ‘eje asiático’ y cómo es en realidad Corea del Norte.

 

“(EE.UU.) se fue al traste con el compromiso de los tres quintos, un principio constitucional que establecía desde el comienzo que los esclavos eran solo tres quintas partes de una persona, es decir, propiedad privada”, sostiene en una entrevista Randy Voller, cuatro veces elegido alcalde del pueblo de Pittsboro (Carolina del Norte).

Voller explica que “dicho principio se utilizó para calcular la representación en el Congreso de los estados sureños, que eran en los que existía la esclavitud, estableciendo que los esclavos contarían como tres quintas partes de una persona, mientras que, a la hora de calcular el número de ciudadanos censados, los esclavos contarían como una persona más”.

La Constitución de EE.UU., ¿muerta desde el principio?

Max Keiser apunta que la Constitución de EE.UU. “ya estaba muerta desde su nacimiento”. Al respecto, el alcalde de Pittsboro indica que esto fue lo que dio origen a la Guerra Civil y a la tensión entre las distintas fuerzas de EE.UU.: por un lado, los partidarios de la abolición de la esclavitud y los defensores de los derechos humanos y, por otro, aquellos que pretendían proteger el sistema.

Asimismo, Voller indica que el racismo siempre ha sido un problema en EE.UU. y que, en la actualidad lo sigue siendo, y apunta que “la privatización de las prisiones” es “una de las violaciones de los derechos humanos más indignantes que se han producido en EE.UU. en los últimos años”.

— RT en Español (@ActualidadRT).