Centro de Constructores: «El sector atraviesa una situación compleja e incierta”

El presidente de la entidad, arquitecto Leonardo Tamburini, trazó un delicado panorama durante el tradicional brindis de fin de año. Hubo cuestionamientos a la Ley de Alquileres y se pidió por el Plan Estratégico.

El brindis de fin de año en el Centro de Constructores y Anexos, que tradicionalmente reúne al empresariado del sector,  autoridades y representantes de distintas instituciones de la ciudad, marcó en esta oportunidad un duro reclamo para “alcanzar el diagnóstico que permita la formulación de políticas de estado que avancen hacia la senda del desarrollo económico sostenible”, según lo expresó el presidente de la entidad, arquitecto Leonardo Tamburini.

 

El encuentro, que no contó con la asistencia del intendente municipal Guillermo Montenegro –reunido en ese momento con el Comité de Emergencia- apuntó la presencia de otros funcionarios municipales como los arquitectos Jorge Gonzalez y Carlos Katz, titulares de Obras y OSSE, y el ingeniero Guiillermo Bowden, del EMVIAL, además de concejales de las distintas bancadas del HCD.

 

Tamburini, en su discurso, reconoció que “el sector atraviesa por una situación compleja de gran incertidumbre” , añadiendo que “es necesario acordar cuales son los problemas por los que la Argentina no logra superar los inconvenientes que impiden su desarrollo”.

 

REGLAS CLARAS ESTABLES

 

“La gran pregunta –dijo más adelante-, es saber si los argentinos podremos vencer las diferencias ideológicas y alcanzar acuerdos que nos encaminen hacia un proceso virtuoso de crecimiento sustentable. Lograr el desarrollo no es imposible, solo tenemos que volver a ser lo que ya fuimos décadas atrás.  Los sectores de la producción tenemos un reclamo histórico: necesitamos reglas de juego claras, estables, equitativas y duraderas, que den un marco propicio a la inversión productiva y competitiva, que posibiliten la generación de empleo de calidad”.

 

LEY DE ALQUILERES

 

Tambien el titular del Centro de Constructores se refirió al proyecto de la Ley de Alquileres: “Vá a contramano de lo que realmente se necesita. De prosperar vá a impactar en la Industria de la Construcción, alejando a una parte importante de la inversión inmobiliaria”. Afirmó por otra parte que “se necesita más desarrollo para terminar con el problema habitacional. Más empleo, más créditos hipotecarios, más incentivos impositivos para quienes inviertan en bienes destinados  al alquiler o la construcción de viviendas  dirigidas a la clase media”.

 

PLAN ESTRATEGICO

 

En otro órden, Tamburini dijo que “los marplatenses estamos convencidos que es imprescindible que se comience a implementar el Plan Estratégico, que ya está diagnosticado y sub-ejecutado, listo para su inmediata vigencia”, y ponderó la calidad de trabajo que encuadra a “Mar del Plata entre Todos, Monitoreo Ciudadano”, cuyas definiciones son de tener en cuenta.

 

Finalmente, entre otras consideraciones, puso énfasis en un punto que el Centro viene reclamando desde hace tiempo. Es referente a las unidades construidas para la venta . “No deberían pagar servicios, tasas e impuestos por uso mientras se encuentran en stock. Es necesario que esta situación se modifique, de modo que tanto Obras Sanitarias, la TSU e Impuesto Inmobiliario se comiencen a abonar con el primer uso del inmueble. Actualmente –remarcó-, lo hacen inclusive antes de ser terminados, lo cuál es un despropósito”.

 

Durante la reunión también se aprovechó para dejar inaugurado un nuevo SUM dentro del edificio que posibilitará  ampliar el desarrollo de las actividades educativas y culturales de la institución.

Tamburini continúa presidiendo el Centro de Constructores y Anexos

Tras realizar un balance de la gestión anterior, señaló que las dificultades de la realidad nacional no escaparon al desenvolvimiento institucional y a la actividad misma de la construcción.

En el marco de una concurrida asamblea, el arquitecto Leonardo Tamburini resultó reelecto presidente del Centro de Constructores y Anexos. De esta manera cumplirá un nuevo período al frente de la entidad empresaria, en tanto que el arquitecto Norberto Cánepa ocupará la vicepresidencia primera, el ingeniero Luis Silva la segunda y la doctora Florencia Miconi la tercera.

 

La secretaría estará a cargo del ingeniero José Luis Fiorentini e integrando el resto de la comisión directiva se desempeñarán el arq. Andrés Sanmartano, José Luis Vega, Marcelo Pinciroli, Mariano Cassanelli, Antonio Tanzi, Ulises Uhalde, Néstor Santoni, Jorge Fonfreda, Néstor Dángelo, Felipe Fiorentini, Hugo Rabago, arq. César Mastrángelo, Federico Ginestet, Diego Pelaez y Guillermo Morán.

 

       Trás realizar un balance de la gestión anterior, el arq. Tamburini señaló que las dificultades de la realidad nacional no escaparon al desenvolvimiento institucional y a la actividad misma de la construcción, generando por lo tanto esfuerzos, iniciativas y contactos con diversos organismos municipales, provinciales y nacionales para respaldar proyectos y requerimientos en marcha. En tal sentido, ponderó los resultados y la buena recepción de las autoridades para seguir avanzando en esos cometidos.

 

       Asimismo, Tamburini destacó la importancia de los acuerdos firmados con distintas instituciones universitarias de la ciudad para generar cursos y metas de especialización en el ámbito de la construcción para profesionales y estudiantes avanzados de las carreras de arquitectura e ingeniería, indicando con satisfacción los primeros egresos en el presente año.

 

       En la misma asamblea, por otra parte, se realizó la elección de autoridades de la Asociación Mutual de la entidad (AMECCO), resultando reelecto presidente Carlos Cassanelli, mientras que la vicepresidencia estará a cargo de Fermín Mastrángelo y la secretaria de Daniel Troche.

Crítico balance de los constructores que reclamaron políticas de cambio

Durante el brindis de fin de año que contó con la presencia del intendente Carlos Arroyo.

Con la presencia del intendente municipal, Carlos Arroyo, y el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Saenz Saralegui, además de concejales y funcionarios de la comuna, empresarios y representantes de distintas instituciones de la ciudad, el Centro de Constructores y Anexos, presidido por el arquitecto Norberto Cánepa, desarrolló el tradicional brindis de fin de año en su sede de Avenida Independencia 2249.

La oportunidad fue propicia –a la hora de los discursos- para efectuar un balance del azaroso 2016 próximo a concluir. Así fue que el titular de la entidad que agrupa a las distintas cámaras vinculadas a la construcción sintetizara: “En Mar del Plata no tenemos gas, las ventas inmuebles están frenadas, las inversiones se demoran, el desempleo crece y desde la política vemos más preocupación por las elecciones de 2017, que por los problemas que hay que resolver. Es duro decir esto pero es lo que vemos”.

“Comenzamos 2016 –agregó Cánepa-, tomando conocimiento que el anuncio del gasoducto realizado en 2015 fue una parodia. Y nos pasamos el resto del año visitando distintos funcionarios por este problema. Según nos informan, está incluido en el presupuesto nacional de 2017. Pero el problema lo tenemos desde 2014 y por ello hay empresas que han sido muy afectadas”.

Más adelante, indicó que “sin dudas este ha sido un año duro para nuestro sector, sobre todo para las empresas constructoras pymes. El aumento de los costos en dólares ha distorsionado el mercado, provocando un desfasaje en los precios, haciendo que muchos proyectos sean inviables por la pérdida de rentabilidad. Además, para las pymes es un tanto incierto el panorama en la obra privada y menos sencillo para acceder a la obra pública por la magnitud de los requisitos del Registro de Empresas de Obras Públicas, cuestiones impositivas y los montos exiguos  para la contratación directa. Todo ello las mantiene alejadas de la posibilidad de trabajar para el Estado”.

Por otra parte, Cánepa indicó que “es prácticamente imposible competir con quienes trabajan en absoluta marginalidad o con quienes apenas tienen una inscripción de monotributo. Son sectores que no inscriben a sus obreros, no realizan aportes patronales, no pagan las Art y aún tampoco impuestos”.

Por último, el presidente del Centro de Constructores manifestó que “es imperioso requerir de políticas activas que impulsen la inversión  en el sector de la construcción, que permitan que las empresas pymes vinculantes se desarrollen y que se combata la informalidad”.