Colegio de Técnicos advierte una grave situación del sector y exige respuestas al municipio

Se registra una caída de la actividad de los profesionales técnicos mayor al 65% en el último trienio y desde el Colegio de Técnicos D.V piden al intendente y al HCD que traten con urgencia el tema.

No es una novedad la grave situación que está atravesando el sector de la construcción en sus diversas aristas. Desde la perspectiva de los Profesionales Técnicos (Maestros Mayores de Obra, Constructores, Mecánicos Electricistas, entre otros) se analizó el volumen de documentación ingresado en este primer trimestre y los números resultantes son elocuentes.

El 2020General Pueyrredon terminó con una aprobación de planos  que rondó el 50% de los niveles alcanzados en los dos últimos años.

Desde el Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires Distrito V se evaluaron dos indicadores que demuestran la tremenda caída, en cuanto a la demanda. El primero es la recaudación de enero 2021 que a nivel provincial ha sido sólo un 18% más que el mismo mes del año anterior. Si se considera que los costos para colegiar la documentación aumentaron en el orden del 35%, queda claro que se han registrado actividad profesional muy por debajo de un nivel aceptable.

El segundo es la cantidad de visados del primer bimestre del año. En la cabecera del distrito fue un 25% menor al 2020, que ya había sido un 43% menor al 2018. Es decir que se registra una caída de la actividad de los profesionales técnicos mayor al 65% en el último trienio.

Esta más que claro que la situación es crítica, en lo que respecta a la actividad en la industria de la construcción en general y en particular la de los técnicos.

“Ya los compañeros de la UOCRA vienen manifestado su preocupación poniendo el acento en la falta de obra pública, y hoy queremos en el mismo sentido manifestar la misma situación entre nuestros representados”, señaló el presidente de la institución, Téc. Martín Carrasco.

Al mismo tiempo, apuntó: “queremos que los poderes públicos manifiesten francamente su posición y ejecuten medidas en pos de reencausar la actividad  Resultan ya insuficientes los oídos y las palmadas en la espalda, necesitamos que el señor intendente manifieste públicamente su intención de poner este sector como prioritario y encamine medidas en ese sentido. El próximo lunes tendrá un buena oportunidad al abrir la sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante y esperamos con expectativa pueda plantear el tema en ese ámbito”.

Y fue más allá del jefe comunal: “aspiramos interpelar a todos los bloques políticos que conforman el cuerpo legislativo, que parece no comprender la necesidad de la urgencia de las medidas. Existe un proyecto desde octubre en tratamiento y entendemos que todos deben ser cuidadosamente estudiados, pero nos parece un exceso que, ante una necesidad tan evidente de que esta situación se revierta, nos lleve más de 4 meses poder ponernos en tema”, enfatizó.

El proyecto que implicaba algunos incentivos para la construcción y un régimen de regularización o más conocido como Moratoria, la cual abre la posibilidad de trabajo, sobre todo en tareas como las que desarrollan muchos de los colegas técnicos, está clavado en una Comisión desde que ingresó “y no quiero personalizar en las responsabilidades -dijo-, pero un concejal hace 15 días manifestó que “recién lo había podido ver antes de la reunión””.

Carrasco sostuvo también que “sinceramente nos sentimos como mínimo menospreciados y ninguneados cuando escuchamos este tipo de declaraciones, cuando hemos estado a disposición de saldar dudas, modificar cuestiones del proyecto etcétera. Hemos participado las entidades en conjunto, por separado, por Zoom, presencial, por escrito, pero ninguna forma de participación parece dar resultado.

Esperamos que los miembros del Concejo Deliberante puedan iniciar un buen año, aborden nuestra problemática, conociendo que no es sólo de un sector sino que involucra a toda la ciudad, más teniendo en cuenta el lugar que ocupa Mar del Plata respecto del desempleo”, concluyó.

Arquitectos alertan sobre las consecuencias que podrían implicar volver al trabajo sin autorización

El Colegio de Arquitectos fijó su posición respecto a la apertura de obras privadas dentro de las medidas de restricción que impone la Fase 3 en Mar del Plata.

La Mesa Directiva del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX reitera su apoyo a los argumentos que todas las entidades vinculadas a la industria de la construcción vienen esgrimiendo y fija su postura sobre la decisión de la UOCRA de iniciar una huelga trabajando en las obras privadas.

”Consideramos, y hemos expresado en reiteradas oportunidades que por las particularidades de nuestra industria (actividad al aire libre y con buena distancia interpersonal), la responsabilidad que ha demostrado el sector en el cumplimiento de las medidas sanitarias, y las características de nuestra ciudad (no dependencia del transporte público) estamos en condiciones de volver a trabajar. Sabemos también la delicada situación socioeconómica que atraviesa nuestra ciudad en general y nuestra actividad en particular”, señalan.

Asimismo, apuntan ”más allá de que los reclamos son justificados, no compartimos este accionar. En este sentido debemos alertar sobre las consecuencias que podrían implicar volver al trabajo sin la autorización expresa de las autoridades competentes».

«Al alterar el marco normativo vigente, existe la posibilidad de que las ART no cubran a sus asegurados, y si bien nuestras Resoluciones Colegiales (Res. 41/15 – Res. 78/19 – Disposición 31/20) mitigan la responsabilidad profesional al respecto si se toman determinados recaudos, lo cierto es que no se está exento de quedar involucrado, como así también los otros roles en los procesos constructivos, como los empresarios y en especial los propietarios», manifiestan.

Finalmente existe un riesgo latente de infringir artículos del código penal al desobedecer normas adoptadas por los funcionarios respecto de la propagación de una pandemia, como así también sanciones administrativas por parte de las autoridades municipales. «Todos estos son riesgos potenciales, ya que no sabemos a ciencia cierta qué sanciones podrían caber para los profesionales directores de obra o representantes técnicos, ante la ocurrencia de un accidente laboral o de un contagio en una obra que funcione sin la correspondiente autorización», señalan.

Como entidad, dejaron en claro que «somos respetuosos de las decisiones que se tomen desde las distintas instancias gubernamentales en pos de enfrentar de la mejor manera posible una coyuntura tan delicada».

«Reiteramos que son razonables los reclamos de todas las entidades que nuclean a la construcción, sin embargo es nuestra obligación informar sobre estas cuestiones porque nuestras incumbencias y nuestra ley colegial nos habilitan en este sentido”, concluyen.

Colegio de Arquitectos plantea la continuidad de las obras privadas «con más responsabilidad y cuidados»

A raíz de la negativa gubernamental de exceptuar de la fase 3 a las obras privadas en Mar del Plata, la Mesa Directiva del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, se manifestó al respecto.

A raíz de la negativa gubernamental de exceptuar de la fase 3 a las obras privadas en Mar del Plata, la Mesa Directiva del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, se manifestó al respecto.

“La industria de la construcción fue, es y será motor de la economía de nuestra región que, como sabemos, viene evidenciando los índices de desocupación más altos del país. La interrupción de las obras de carácter privado por la entrada a fase 3 una vez más ha ocasionado una nueva frustración de todos los que trabajamos en este rubro. Aquí, en el esfuerzo de poder retomar las obras interrumpidas hasta el 11 de mayo, vimos un trabajo y una responsabilidad de conjunto, donde tanto empresarios, profesionales, técnicos, trabajadores, gremios y proveedores se pusieron a tono con los protocolos convenidos. Ante el incremento de casos en la ciudad pudimos observar que estos trabajos preventivos daban resultados, con muy pocos casos en nuestras obras (en su mayoría por contactos estrechos externos al trabajo)”, sostienen.

Además remarcan “otra cuestión para tener en cuenta y diferenciarnos de otros grandes centros urbanos en fase 3 es que nuestros trabajadores en su mayoría asisten a los lugares de tareas con movilidad propia o a cargo de las empresas, sólo un bajísimo porcentaje lo hace en transporte público, de esta manera contribuimos al descongestionamiento del mismo y minimizamos riesgos de contagio por trayectos. A nivel estadístico, los números hablan por sí mismos y nos colocan entre los sectores con menor riesgo de contagio.

Esta prolijidad en términos sanitarios se justifica por el seguimiento estricto de los protocolos “y por nuestro modo de trabajar que es igual al de la obra pública y mayormente se desarrolla al aire libre con distancias interpersonales considerables”, apuntan.

Recuerdan asimismo que “iniciamos las tareas en mayo con un número de 500 obras autorizadas debidamente, con protocolos aprobados y controlados y esto movilizó a más de 4000 trabajadores a volver a producir, a dignificar nuevamente sus oficios y volver a mover los engranajes de este complejo sistema productivo que es la construcción y en la cual es protagonista nuestra matricula profesional».

«Consideramos por todo lo antes expresado que no tiene lógica que la obra privada quede separada de la pública y el resto de la industria, (más en el caso de nuestra ciudad donde la de carácter público es muy escasa en este momento)”, agregaron.

“Sabemos -subrayan- que la realidad epidemiológica no es la misma que en mayo, somos conscientes de que el sector de la salud, su personal y equipamiento están trabajando al borde de sus posibilidades, es por eso que redoblamos la apuesta de poder volver a las obras, con mayor responsabilidad y con mejores cuidados. Los que acompañamos esta presentación somos los principales interesados en cuidar la salud de todos los involucrados en nuestra industria y sabemos del esfuerzo que autoridades locales, provinciales y nacionales hacen y seguirán haciendo. Déjennos colaborar desde donde sabemos, generando trabajo, construyendo futuro en estos tiempos oscuros”.

En otro tramo del comunicado, expresaron que «el trabajador de la construcción, sus profesionales, técnicos y empresarios estarán más cuidados que nunca, en obras con protocolos controlados y, si se quiere, más exigentes, podemos afirmar y tomar ese compromiso, algo que no podemos hacer si las obras se realizan de forma clandestina o sin el resguardo que todos queremos».

«Hoy muchos de los integrantes de la familia de la construcción viven tiempos de zozobra, los empresarios medianos o pequeños no sabiendo si cerrar sus firmas, los trabajadores de los diferentes gremios si dedicarse al empleo informal y la changa, los profesionales y técnicos con un vacío laboral desde hace meses por la no generación de nuevos proyectos y los proveedores de insumos con la cadena de pedidos y pagos quebrada», indicaron.

Tras aclarar que no piden un tratamiento especial a otros rubros que están en situaciones similares o peores (gastronómicos, servicios turísticos, comercio, etc.) «pero sí sabemos que somos la única industria cerrada y que, por su característica de trabajo disperso, al aire libre y con distanciamiento real podría seguir funcionando».

«Por esto es que le pedimos al Sr. Jefe de Gabinete, al Sr. Gobernador y al Sr Intendente que reconsideren, analicen nuestra propuesta y nuestras razones y que nos den una respuesta. En nuestra ciudad no consideramos acertado que la obra pública pueda funcionar, que el resto de la industria pueda, y que la obra privada no pueda hacerlo», sentenciaron.

Sector de la construcción planteó sus problemas económicos a concejales

Se reunió la Comisión de Apoyo a las medidas por el coronavirus con representantes de la construcción.

En el marco de la cuarentena establecida por el Gobierno de la Nación debido a la pandemia del Covid-19, se llevó a cabo otra reunión de la Comisión especial de apoyo a las medidas por el coronavirus.

El encuentro tuvo lugar en el recinto de sesiones y asistieron representantes gremiales del sector del trabajo, donde se plantearon las dificultades económicas que está produciendo la pandemia en miles obreros y personal calificado.

También se refirieron a temas tales como la aplicación de las medidas de salubridad y distanciamiento social, es decir, el protocolo de seguridad.

Por otra parte, también se hizo mención y se analizó la dificultad del pago de salarios ante la reducción drástica de ingresos en las empresas, que interrumpió la cadena de pagos.

Estuvieron presentes el Presidente del Honorable Cuerpo, Ariel Martínez Bordaisco (UCR); los concejales Vilma Baragiola y Marinela Romero (UCR), Ariel Ciano (FR); Ilda Mercedes Morro (TP); Marcos Gutiérrez, Segundo Roberto Páez y Virginia Sivori (FdT); Alejandro Carrancio (VJ); Horacio Taccone (AM); y Angélica González (CC Ari MdP); el secretario general de la CGT, Miguel Guglielmotti, junto a representantes del sector productivo y del trabajo, en particular de gremios como Uocra (César Trujillo) y Centro de constructores ( Florencia Miconi y Leonardo Tamburini, vicepresidente y presidente, respectivamente).

El sector de la construcción de Mar del Plata, en estado de alerta y movilización

El Centro de Constructores y Anexos y la UOCRA emitieron una declaración conjunta frente a la desocupación y la necesidad de retornar a las fuentes de trabajo. El reclamo hace hincapié, también, en la ausencia de respuestas oficiales a las solicitudes de ayuda para facilitar la reanudación de tareas en el ámbito inherente.

El Centro de Constructores y Anexos de Mar del Plata y la UOCRA emitieron una declaración conjunta frente a la desocupación y la necesidad de retornar a las fuentes de trabajo. El reclamo hace hincapié, también, en la ausencia de respuestas oficiales a las solicitudes de ayuda para facilitar la reanudación de tareas en el ámbito inherente.

En primer término celebraron que en la ciudad, gracias a las prontas políticas sanitarias llevadas adelante por los gobiernos de la nación, la provincia y del municipio, no hay circulación comunitaria del covid-19, pero a la vez remarcaron que es el lugar donde se registra el mayor índice de desocupación del país.

Por ello, es que solicitaron: 

  • AYUDA INMEDIATA AL 70 % DE LAS EMPRESAS DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN QUE NOS LES LLEGÓ LA ASISTENCIA DE EMERGENCIA AL TRABAJO Y PRODUCCIÓN (ATP) PARA EL PAGO DE SUELDOS DE LOS TRABAJADORES.
  • APERTURA DE  LA ACTIVIDAD EN LA OBRA PRIVADA CON LAS MISMAS GARANTÍAS SANITARIAS FIJADAS PARA LA OBRA PÚBLICA.

En ese sentido, afirmaron que la situación del sector es «angustiante, tras 46 días de parálisis total de la actividad, el Estado no ha otorgado LA ASISTENCIA para el pago de sueldos  a la gran mayoría de las empresas constructoras, al aplicar un sistema evaluador para su acceso que no tiene en cuenta las distorsiones en la modalidad transaccional del sector, donde la facturación impacta de manera diferida debido al sistema de certificación de las obras».

‘Frente a este panorama, y con cadenas de pago resentidas, sin ayudas suficientes del Estado, es imposible seguir; peligra la continuidad de una enorme cantidad de pymes, en consecuencia las fuentes de trabajo y el sustento de miles de compañeros que a diario se expresan en el gremio ante una situación acuciante de gran vulnerabilidad. Por ello, la ayuda del estado bajo el programa APT (asistencia  de emergencia al trabajo y la producción) debe asistir al 100% de las Pymes  de manera inminente para poder cumplir con los pagos de sueldos del personal», agregaron.

En otro tramo de la declaracion, ambos sectores expresaron que «con la implementación de la ayuda no alcanza, para poder sostener el empleo es imprescindible volver a la actividad. El día 14 de abril se le presento un Protocolo al Intendente para retomar las tareas en las obras privadas de forma segura. El mismo fue elevado recientemente al gobernador y, realmente, necesitamos su pronta definición». 

«En todo este tiempo, hemos visto cómo en la Obra Pública y en las de Infraestructura de Servicios se continuó trabajando. En el hospital modular donde están trabajando 70 personas, como así también en varias obras más de nuestra ciudad, se está construyendo respetando el protocolo de seguridad y no se han presentado casos de contagios«, subrayaron.

Entre los argumentos, destacaron que «dadas las características de la construcción, tanto Pública como Privada, ésta se realiza esencialmente al aire libre o en espacios muy abiertos, sin contacto con público, y  además los trabajadores constructores acceden a sus trabajos casi sin utilizar el transporte público (la mayoría poseen movilidad propia), es por esto que  es sumamente baja la exposición a las principales fuentes de circulación del virus, por lo tanto, se hace posible el reinicio de actividades».

Por todo lo esgrimido, indicaron que la acuciante situación del sector «nos ha colocado en estado de Alerta y Movilización, esperando que en la reunión que se mantendrá con el Sr. Intendente el día lunes 4 de mayo, podamos dialogar acerca de la inmediata implementación de las medidas necesarias que posibiliten la continuidad las PYMES  y la preservación del empleo