«Dejar gobernar a Rajoy sería avalar una política desastrosa que ha roto el consenso»

Noticias de España

 

Dos analistas políticos conversan con RT sobre el proceso de investidura al que se enfrenta Rajoy a partir de esta tarde.

 

Mariano Rajoy se enfrenta este martes a la primera jornada del debate de investidura sin los votos necesarios para ser elegido presidente. De momento, el líder del Partido Popular (PP) y presidente del Gobierno en funciones solo cuenta con los apoyos de Ciudadanos y Coalición Canaria, que en total suman 170 votos a favor.

Por tanto, si quiere ser investido presidente, Rajoy necesita seis votos afirmativos más en la primera votación, que se celebrará mañana. En caso de que no obtenga este respaldo, como previsiblemente sucederá, se someterá a una segunda votación, el próximo viernes, en el que necesitará mayoría simple para gobernar; es decir, que 11 diputados se abstengan durante la votación.

España: El Partido Popular y Ciudadanos alcanzan un acuerdo de investidura

En este contexto, ¿logrará Mariano Rajoy ser investido presidente del Gobierno? Dos analistas políticos han conversado con RT sobre las posibles situaciones que se pueden dar en el Congreso de los Diputados.

PSOE y nacionalistas se mantendrán en el «no»

Para Arturo Viloria, experto en Relaciones Internacionales del Partido Humanista, Rajoy intenta «traspasar la responsabilidad de formar Gobierno» al partido liderado por Pedro Sánchez: «Va a unirse a las presiones que se están ejerciendo sobre el Partido Socialista para que se abstengan y le dejen gobernar», aunque no cree los socialistas barajen esta posibilidad.

«No hay que olvidar que la legislatura anterior ha supuesto la ruptura de los grandes consensos que había en España desde la transición. Se han destruido las bases de las antiguas relaciones laborales, se ha desmantelado el sistema público de pensiones, el sistema público de sanidad y salud. Además, ha habido una proliferación de la corrupción muy grande, a lo que hay que añadir la tensión y la ruptura con los nacionalistas», explica Viloria, que ve «muy difícil» que con estos «antecedentes» el PSOE o los nacionalistas le dejan gobernar a Rajoy. «Sería como avalar una política que ha sido desastrosa y que prácticamente ha roto el consenso», añade.

Concluye el experto que Rajoy «está jugando un poco con el cansancio de la población» y que el presidente en funciones piensa que unas terceras elecciones el 25 de diciembre «van a jugar a su favor».

Abstención «indirecta» de los socialistas

Coincide el periodista Enrique Merino en la presión que Rajoy ejercerá durante estos días para conseguir la abstención de los socialistas: «Va a enfatizar el acuerdo que ha conseguido con ciudadanos, va a elogiar la responsabilidad política de un partido que por encima de las diferencias que pueda tener con el PP quiere que haya un gobierno en España, que es lo que piden los ciudadanos. Probablemente, apelará también a la responsabilidad del otro gran partido, que son los socialistas, para conseguir esos apoyos mínimos o, al menos, la abstención del partido para conseguir ser investido presidente y formar Gobierno».

España ante las terceras elecciones generales: «Mariano Rajoy es un desastre político»

Según el periodista, los ciudadanos están cansados de esta situación y el país necesita un gobierno. Además, señala que «si hay terceras elecciones, el PP puede ganarlas por mayoría absoluta o conseguir esta mayoría con el apoyo de ciudadanos». Por tanto, si Rajoy es investido presidente, habría «un gobierno totalmente controlado» frente a un «gobierno con mayoría absoluta» que saldría de una nueva convocatoria de elecciones.

También compara la investidura de Rajoy con la situación previa al Brexit: «pensábamos que no iba a salir y salió», ya que cree que «el viernes puede pasar de todo». «Puede reproducirse el famoso tamayazo«, explica el periodista en referencia al transfuguismo de dos parlamentarios del PSOE en la Comunidad de Madrid – Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez -, que con su cambio de voto forzaron la repetición de elecciones y la entrada de Esperanza Aguirre y el PP en la Asamblea de Madrid con mayoría absoluta.

«Podemos tener a alguien que se sienta indispuesto a la hora de votar y tenga que ir al baño o que se haya puesto enfermo y no pueda ir al Congreso… Una cosa es que se abstenga el PSOE, porque a nivel interno perdería mucho poder, y otra que se abstengan unos diputados cuando, además, más de la mitad del Partido Socialista está a favor de la abstención», explica.

Aunque Merino baraja la posibilidad de unas terceras elecciones que favorecerían al PP por «el hartazgo» de la gente, cree que «sí va a haber Gobierno y ojo que puede haber tamayazo«, concluye.

María Jesús Vigo Pastur

 

Rajoy: «Salvo que se pretenda jugar con la paciencia de los españoles, mi opción es la única viable»

El líder del Partido Popular de España necesita 176 votos para ser investido y, por el momento, cuenta con 170.

El PP, ¿la única alternativa viable?

«La alternativa que yo planteo, además de ser la más respetuosa con la voluntad de los españoles, es la más conveniente y razonable. Salvo que alguien pretenda juguetear de nuevo con el interés y la paciencia de los españoles, o prefiera repetir las elecciones, la opción que traigo a esta Cámara es la única que parece viable», sostiene el presidente en funciones.

Rajoy afirma que si existiera otra alterantiva, sería para «otra cosa»: «para conformar un modelo de gobierno de mil colores, radical e ineficaz».

«Anteponer el interés de todos al particular»

«Espero que, al final del debate, demostremos que hemos sido capaces de anteponer el interés de todos al interés particular y, en consecuencia, pueda salir de aquí el gobierno que los españoles están esperando», ha concluido.

Rajoy ha llegado a esta sesión parlamentaria sin los apoyos necesarios para salir elegido en la primera votación. El líder del PP necesita 176 votos a favor para ser investido y, hasta el momento, cuenta con 170: 137 de su grupo parlamentario, 32 de Ciudadanos y uno de la representante de Coalición Canaria.

Se prevé que la votación comience a media tarde y, si no sale adelante, se volverá a celebrar este 2 de septiembre. En ese caso, Rajoy solo necesitaría una mayoría simple: obtener más votos a favor que en contra.

Si ambas consultas resultan fallidas, España pondrá en marcha el calendario para la convocatoria de nuevas elecciones generales.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

 

 

«Las razones por las que he aceptado el encargo de su majestad son tres: España necesita un Gobierno con urgencia, los españoles ha manifestado su preferencia por el PP y no existe una alternativa razonable», ha comenzado diciendo el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, quien se somete al debate de investidura como presidente del Gobierno de España. El mandatario en funciones ha intervendio sin límite de tiempo desde la tribuna de oradores del Congreso de Diputados para exponer los puntos clave de su programa.

Según Rajoy, quien insiste en que está ahí «porque los españoles lo han querido», su propuesta «es la única de un gobierno moderado que cree empleo, anime la inversión y que pueda trabajar desde el primer minuto sin tener que perder un año en ponerse al día y resolver sus contradicciones internas». «Otra alternativa a la mía sería un gobierno de mil colores, radical e ineficaz, condicionado por exigencias de partido», indica.

El PP, ¿la única alternativa viable?

«La alternativa que yo planteo, además de ser la más respetuosa con la voluntad de los españoles, es la más conveniente y razonable. Salvo que alguien pretenda juguetear de nuevo con el interés y la paciencia de los españoles, o prefiera repetir las elecciones, la opción que traigo a esta Cámara es la única que parece viable», sostiene el presidente en funciones.

Rajoy afirma que si existiera otra alternativa, sería para «otra cosa»: «para conformar un modelo de gobierno de mil colores, radical e ineficaz».

«Anteponer el interés de todos al particular»

«Espero que, al final del debate, demostremos que hemos sido capaces de anteponer el interés de todos al interés particular y, en consecuencia, pueda salir de aquí el gobierno que los españoles están esperando», ha concluido.

Rajoy ha llegado a esta sesión parlamentaria sin los apoyos necesarios para salir elegido en la primera votación. El líder del PP necesita 176 votos a favor para ser investido y, hasta el momento, cuenta con 170: 137 de su grupo parlamentario, 32 de Ciudadanos y uno de la representante de Coalición Canaria.

Se prevé que la votación comience a media tarde y, si no sale adelante, se volverá a celebrar este 2 de septiembre. En ese caso, Rajoy solo necesitaría una mayoría simple: obtener más votos a favor que en contra.

Si ambas consultas resultan fallidas, España pondrá en marcha el calendario para la convocatoria de nuevas elecciones generales.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Y ahora, ¿qué?: Las cuestiones más candentes del proceso de desconexión de Cataluña

Noticias de España y Cataluña

 

Tras el anuncio soberanista del Parlament catalán, la vicepresidenta del Gobierno de España compareció con carácter urgente en el Congreso de los Diputados para explicar que la maquinaria del Estado se pondrá en marcha de inmediato.

 

Los partidos independentistas catalanes del Parlament autonómico, Junts pel Sí y CUPhan logrado este miércoles que se apruebe por mayoría absoluta, entre un fuerte ambiente de división y oposición en la cámara, la vía unilateral que fija los pasos a seguir para la desconexión de Cataluña respecto de España, desafiando así al Tribunal Constitucional (que declaró inconstitucional la consulta soberanista).

¿Qué puede hacer el Gobierno de España?

Tras la decisión adoptada en el Parlament, la vicepresidenta en funciones del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, compareció con carácter urgente en el Congreso de los Diputados para explicar que la maquinaria del Estado se pondrá en marcha de inmediato, informa el portal Economía Digital. De esta forma, ha informado de que este viernes el Consejo de Ministros aprobará un acuerdo para autorizar a la Abogacía del Estado a que presente ante el Tribunal Constitucional un incidente de ejecución de sentencia contra la resolución para no permitir que el proceso secesionista siga adelante.

Sáenz de Santamaría considera que la decisión del Parlament supone la vulneración del derecho de los españoles a decidir cuál es su marco constitucional y la ha calificado de «paso contumaz y grave».

Reuters

¿Quién es el responsable?

Asimismo, lo que Madrid podría hacer frente a la decisión de los partidos independentistas puede implicar sanciones económicas y políticas, pero estas dependen de a quién se considere responsable directo.

La presidenta de la Mesa de la cámara catalana, Carme Forcadell, insiste en que no tiene responsabilidad en la iniciativa ya que, apunta, fueron los portavoces de Junts pel Sí y la CUP, Jordi Turull y Anna Gabriel respectivamente, los que forzaron que se incluyera en el orden del día del pleno esa votación. La Mesa la había desestimado, pero el pleno es soberano sobre las decisiones de la Mesa.

Xavier Arbós, catedrático de derecho constitucional, considera que el Constitucional se podría dirigir contra ellos y que además los diputados que votaron no pueden ser objeto de esas medidas coercitivas porque actuaron en virtud de su libertad de expresión.

¿Cuál sería el ‘castigo’?

El artículo 87 de la ley orgánica del Constitucional sostiene que «los poderes públicos están obligados al cumplimiento de lo que (este órgano) resuelva» y el artículo 92 establece que se pueden aplicar medidas sancionadoras, que van desde «una multa coercitiva de 3.000 a 30.000 euros a las autoridades, empleados públicos o particulares que incumplieran las resoluciones del Tribunal».

Este último artículo contempla que se puede «reiterar la multa hasta el cumplimiento íntegro de lo mandado» o «acordar la suspensión en sus funciones de las autoridades o empleados públicos de la Administración responsable del incumplimiento, durante el tiempo preciso para asegurar la observancia de los pronunciamientos del Tribunal». Asimismo, indica que se puede «deducir el oportuno testimonio de particulares para exigir la responsabilidad penal que pudiera corresponder».

Reuters

«Saltárse un semáforo en rojo»

Arbós asegura que la decisión del Parlament supone «saltarse un semafóro en rojo» y que, ante esa cuestión, «no cabe una rectificación, porque ya se ha saltado».

El portal indica que el problema al que se enfrenta el Tribunal Constitucional, a pesar de que los partidos independentistas lo circunscriban a una cuestión política, tiene un matiz y una envergadura jurídica.

¿Qué implica la desconexión catalana de España?

El documento sobre la desconexión catalana critica que el marco jurídico y constitucional español no deja «margen de acción para el reconocimiento del derecho a decidir» de los catalanes, por lo que insta a «la activación de un proceso constituyente propio» y a la inclusión de «un mecanismo unilateral de ejercicio democrático», informa ‘El Mundo’.

Para aprobar una Constitución catalana y alcanzar la independencia, el documento ve necesarias tres fases:

  • Un proceso participativo entre la ciudadanía para elaborar las bases de la futura Constitución.
  • Aprobar las tres leyes de desconexión (la de la Seguridad Social, la de la Hacienda propia y la de transitoriedad jurídica) y celebración del referéndum unilateral.
  • Ratificar la Constitución popularmente mediante otro referéndum.

Reuters

En los últimos años el deseo independentista ha aumentado significativamente en la comunidad autónoma española. El pasado 29 de junio, el presidente catalán llamó a acelerar el proceso de independencia mientras denunciaba la decisión de juzgar al expresidente Artur Mas por organizar la consulta sobre la independencia de Cataluña en noviembre de 2014. En ella, 2,3 millones de personas fueron preguntadas si deseaban un Estado catalán y, en caso de que así fuera, si querían que este fuera independiente: el 80,76% dio una respuesta afirmativa a ambas cuestiones.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional español declaró inconstitucional la consulta a posteriori.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).