Torres de Manantiales: incertidumbre de los trabajadores y manifestación

La Agrupación Hotelera y Gastronómica 25 de Mayo realizará este lunes a las 10 junto al cuerpo de delegados del histórico complejo una protesta en las puertas del establecimiento, en el marco del conflicto laboral que mantiene en plena incertidumbre a 230 trabajadores y trabajadoras.

Frente al cierre del Hotel Torres de Manantiales y en el marco de la situación de incertidumbre que se encuentran atravesando los trabajadores del lugar, la Agrupación Hotelera y Gastronómica 25 de Mayo y el cuerpo de delegados convocan a una manifestación frente al establecimiento este lunes a las 10.

“Hasta el momento no hemos tenido respuestas. Formalizamos una presentación ante el Ministerio de Trabajo solicitando inmediatamente la convocatoria a los delegados a una audiencia, pactada para el día 27, a los efectos de dar nuestra versión sobre los hechos”, indicó Pablo Santín, delegado y dirigente de la agrupación.

Ante la falta de certezas, este lunes llevarán a cabo una protesta a partir de las 10 en las puertas del complejo situado en Alberti 445 con los siguientes reclamos:

-Que la empresa informe con claridad cuál es el nuevo plan de reestructuración y cuántas fuentes de trabajo contempla.

-Que se respeten todas las fuentes de trabajo de aquellos compañeros y compañeras que no acepten un retiro voluntario, incluso que se les brinde la formación que sea necesaria para la nueva reestructuración.

-Que expliquen qué sucederá con los trabajadores temporarios frente a la proximidad de que inicien su vínculo laboral con la empresa.

-El cese de las suspensiones basadas en el artículo 223 BIS.

Torres de Manantiales: rechazan retiros voluntarios y denuncian complicidad del sindicato

El cuerpo de delegados advirtió presiones para forzar acuerdos bajo amenaza de suspensiones. Realizaron una presentación ante el Ministerio de Trabajo. “La empresa se reunió con el sindicato de Gastronómicos antes que con el personal y su dirigencia actúa en clara connivencia con la patronal. Manantiales está cerrado y la gente la está pasando mal”, expusieron.

Una semana. Ese es el plazo que los responsables del histórico complejo Torres de Manantiales de Mar del Plata le dieron a solo 79 de los 230 trabajadores, bajo amenaza de suspensiones, para aceptar retiros voluntarios en el marco una reestructuración que ya devino en el cierre de la venta de alojamientos para el turismo, comunicó el cuerpo de delegados.

Luego de dos asambleas realizadas en el establecimiento a partir de la preocupación e
incertidumbre que provocó el anuncio de la empresa días atrás, el cuerpo de delegados confirmó que rechaza los retiros voluntarios y formalizó este lunes una presentación en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, en la que además se denuncia la “complicidad” de la seccional local del Sindicato con la firma responsable de Manantiales.

El delegado y referente de la Agrupación Hotelera y Gastronómica “25 de Mayo” Pablo Santín encabezó las asambleas y advirtió que “el retiro voluntario se abrió solo para 79 trabajadoras y trabajadores fijos”, a quienes “se está presionando diariamente a firmar bajo amenaza de quedar suspendidos y percibiendo solo la mitad de su sueldo” a través del artículo 223 Bis del
Convenio Colectivo de Trabajo que permite ilegalmente suspensiones y rebajas salariales, artilugio prorrogado ilegalmente entre el sindicato y Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

Sin embargo, con el personal temporario, debido a la estacionalidad que caracteriza a Torres de Manantiales, la planta asciende a unos 230 trabajadores, la mayoría de los cuales “han quedado desamparados y a la deriva, sin contención”.

Mientras el Café de las Nubes por “ahora sigue funcionando” y lo propio sucedería con el Club de Mar ubicado en la zona de Chapadmalal, sin certezas en torno a estas promesas que “conoció el sindicato antes que el propio personal”, los delegados ratificaron que hoy Torres de Manantiales “está cerrado” y “quien llame y pida reservar una habitación podrá constatarlo”.

“La empresa se reunió con la dirigencia de la Seccional Mar del Plata del Sindicato antes que con los trabajadores. Hubo negociaciones a instancias de la gente. No casualmente el sindicato negó el cierre del hotel y comunicó que se estaba conteniendo al personal y cerrándose acuerdos. Es mentira. Y una muy dolorosa, porque juegan con el presente y el futuro laboral de 230 familias a las que deberían representar en lugar de engañar, aunque a nadie engañan”, expusieron desde el cuerpo de delegados.

“Los retiros voluntarios y acuerdos mutuos nada tienen de voluntarios ni son mutuos, es una imposición”, cuestionaron.

A instancias de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo bonaerense, los representantes de los trabajadores de Torres de Manantiales expusieron esta situación mediante una presentación en la que denunciaron además la “complicidad evidente” de la
seccional local del Sindicato con la patronal.

“Mientras afirman que Manantiales no cierra, que acompañan a los trabajadores y que se alcanzan acuerdos como si todo estuviera bien, la gente solo está siendo contenida por el cuerpo de Delegados y no hay acuerdos, ya que además se miente tendenciosamente
prometiendo un Fondo de Desempleo que en base a la legislación vigente no alcanza en este caso a los damnificados, laburantes de Mar del Plata con una amplia trayectoria y experiencia dentro de la hotelería y la gastronomía”, agregaron.

“Si con esta maniobra cómplice el sindicato está pensando en sacar ventaja para las elecciones internas de este año, no solo se equivocan, sino que están actuando al margen de la ley”, comunicó el cuerpo de delegados y llamó al cese de las presiones y la continuidad laboral del 100% de los trabajadores y las trabajadoras que “hoy cuentan los días bajo la presión que la empresa y el gremio ejercen en forma conjunta” para cerrar acuerdos bajo “una desprolijidad e incertidumbre sin precedentes en Torres de Manantiales”.

Asamblea en Torres de Manantiales: “Estamos muy preocupados pero fuertes y unidos”

Pablo Santín, a cargo del cuerpo de delegados del establecimiento que cerró al turismo, reunió a los trabajadores y transmitió “claridad y tranquilidad”. En la reunión surgieron duras críticas a UTHGRA por su accionar.

El cuerpo de delegados del complejo Torres de Manantiales encabezado por el trabajador y dirigente Pablo Santín llevó a cabo este miércoles por la mañana una asamblea con todo el personal del establecimiento donde, tal como se confirmó en los últimos días, se puso en marcha una reestructuración y se abrió un retiro voluntario, lo que pone en riesgo la continuidad laboral de la amplia mayoría de los trabajadores.

Santín, delegado de Manantiales y referente de la Agrupación Hotelera y Gastronómica “25 de Mayo” reunió dentro del establecimiento al personal y le transmitió las últimas novedades en torno al futuro de la empresa. Mostró voluntad de “permanecer unidos y atentos” y llamó a los responsables del complejo a “reflexionar” y resguardar todas las fuentes de trabajo.

“Ha sido una reunión muy positiva en la que le transmitimos a todo el personal claridad en torno a la situación que se está viviendo en Manantiales”, dijo Santín y advirtió: “Entre los trabajadores y las trabajadoras advertimos una fuerte preocupación a raíz de esta situación. La mayoría trabaja hace muchos años y tiene un sentido de pertenencia muy arraigado, por lo que se viven momentos de angustia e incertidumbre tras la apertura del retiro voluntario que implementó la empresa”, indicó Pablo Santín luego de la asamblea.

El conflicto se desató esta semana. En el marco de la crisis que atraviesa la hotelería como consecuencia de la pandemia y la caída del turismo en este año y medio, en la víspera de las vacaciones de invierno el histórico complejo Torres de Manantiales avanzó hacia “una reestructuración de la empresa” que ya “motivó el cierre de la venta de alojamientos para el turismo y la apertura del retiro voluntario”.

Durante la asamblea de este miércoles, junto a la preocupación se impuso otro denominador común: el enojo. La mayoría de los trabajadores cuestionó el accionar de UTHGRA Mar del Plata ante la noticia de la reestructuración. “Primero negaron el cierre, luego defendieron los retiros voluntarios y eso para alguien que está por quedarse sin trabajo es muy vil y doloroso, porque están jugando con el laburo de 230 familias, acá no hay lugar para la especulación”, cuestionó el delegado.

“A nosotros nos genera sospechas el accionar del sindicato y notamos cierta complicidad. No son claros y sabemos que los responsables de la empresa se reunieron primero con el sindicato antes que con los trabajadores. Eso la gente lo sabe, no está de acuerdo y desde el cuerpo de delegados no vamos a permitir que se tomen decisiones a espaldas de los trabajadores”, agregó el referente de la “25 de Mayo”.

“Sabemos que este año hay elecciones internas de UTHGRA y repudiamos en este sentido cualquier intención de utilizar este conflicto. Acá estamos hablando del trabajo y el futuro de 230 familias de Mar del Plata, entre los empleados fijos y los temporarios. Es gente que se queda en la calle y con una indemnización no hace nada, no quiere limosnas sino conservar su puesto y su dignidad”, expresó Santín.

El responsable del cuerpo de delegados transmitió “tranquilidad” a los trabajadores, ratificó su voluntad de “mantenerse firmes, unidos” frente al actual escenario de conflicto y garantizó: “Estamos fuertes y el cuerpo de delegados va a seguir adelante defendiendo a los trabajadores de Manantiales cueste lo que cueste”.

Empleados toman sucursal de Garbarino ante la falta de respuestas positivas

secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica, pidió este miércoles al mediodía que el Estado Nacional que tome cartas en el asunto y cite a la empresa para que se encuentre rápidamente una solución a las más de 4.000 familias afectadas por esta situación.

Guillermo Bianchi, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica, pidió este miércoles al mediodía que el Estado Nacional que tome cartas en el asunto y cite a la empresa para que se encuentre rápidamente una solución a las más de 4.000 familias afectadas por esta situación.

Bianchi sostuvo que el empresario dueño de la firma Garbarino dejó abandonado los pagos de los salarios de los trabajadores y que reclaman desde el Sindicato de Empleados de Comercio que el Estado Nacional cite de forma inmediata a la empresa y se encuentre solución a más de 4.000 familias en el país y en Mar del Plata a 32 trabajadores.

“La toma va a seguir vigente hasta que se encuentre una respuesta positiva y estamos a la espera de la audiencia de esta tarde, que se presente la empresa y de ahí en más se verá los pasos a seguir”, señaló Bianchi.

“Los trabajadores no están percibiendo hace más de 70 días sus salarios el cuál las familias lo utilizan a diario, no nos olvidemos que el salario es el sustento alimentario”, sostuvo el dirigente mercantil.

Por su parte Angeles, delegada del local, afirmó que la última respuesta por parte de la empresa fue que ” no hay plata ni lo va haber” y además sostuvo que no pueden seguir trabajando gratuitamente.

Se extiende el paro de colectivos en Mar del Plata

Mientras que a nivel nacional se resolvió dar por finalizado la medida de fuerza que dejó sin servicio a la ciudad durante 48 horas, un conflicto local paraliza la actividad durante el fin de semana.

La conducción local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), resolvió que en Mar del Plata, Batán y Sierra de los Padres continúe el paro de colectivos por tiempo indeterminado.

Un foco de conflicto con los empresarios marplatenses deja a la ciudad durante el fin de semana sin servicio.

Desde el gremio reclaman el pago de una cuota no remunerativa de 5.000 pesos acordado en marzo pasado y que, desde el empresariado señalaron que se comprometieron a abonar la la semana próxima.

No obstante, la UTA se mostró inflexible en su postura y resolvió continuar con la medida de fuerza hasta tanto no se abone esa suma a cada colectivero.

De esta manera, se prolonga un paro que se inició el pasado jueves por un conflicto a nivel nacional y condiciona, aún más, a los trabajadores esenciales que utilizan este servicio.