Las opiniones en El Parlamento catalán en un momento histórico

Noticias de Cataluña

Los conceptos vertidos por los principales dirigentes de los partidos con representación parlamentaria en Cataluña, al votarse las conclusiones del Proceso Constituyente

             

El matutino La Vanguardia publicó en su edición en papel de este jueves, los principales discursos pronunciados en el Parlamento en un momento histórico para Cataluña. Explica que se alteró el orden del día, pero también se alteraron los ánimos. A las 11.31 horas el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull pidió a la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, incluir el debate y la votación sobre las conclusiones de la comisión del Proceso Constituyente. Comenzó, acto seguido, el fuego cruzado entre los diputados independentistas y los españolistas. Estos fueron los argumentos esgrimidos.

Junts pel Sí – Inviolabilidad parlamentaria

Turull se escudó en dos factores para solicitar la inclusión el orden del día el debate sobre las conclusiones de la comisión constituyente: primero, que los diputados del Parlament “representan al pueblo de Catalunya”, y segundo, se amparó en el artículo 57 del Estatuto, que afirma que “Los miembros del Parlament son inviolables por los votos y las opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo”. Además, criticó duramente a Catalunya Sí que es Pot: “¡Mucho puño alzado, mucha camiseta, mucha pancarta, pero a la hora de la verdad mucha cagalera!”.

La portavoz parlamentaria, Marta Rovira (ERC), lamentó que la confluencia de izquierdas no apoyara las conclusiones pese a recoger en su programa electoral que Catalunya “necesita un proceso constituyente de base ciudadana que no esté subordinado a ningún otro marco subordinado”.

Ciudadanos – Golpe a la democracia

La dirigente de Ciudadanos, Inés Arrimadas, fue tajante: “Votar esto significa pasarse la justicia por el –estuvo dudando sólo unos segundos– arco del triunfo”. La líder de la principal fuerza la oposición pidió, en repetidas ocasiones, a la presidenta del Parlamento que leyera la interlocutoría del TC que advirtió sobre la ilegalidad de lo que ayer se votó. E interpeló directamente a Forcadell y a su responsabilidad. “No la va a poder derivar. Ser presidenta no es sólo cobrar 120.000 euros”, apuntó Arrimadas que definió el de ayer como un día “triste” para la democracia. “Nosotros no podemos participar en esta votación porque vulnera el criterio del TC, pero vulnera también los principios más básicos de la democracia”, dijo en referencia a la asamblea constituyente prevista en las conclusiones.

Uno de los vicepresidentes del Parlamento, José María Espejo-Saavedra, de Ciudadanos, también intervino –añadiendo más singularidad si cabe a esta sesión– para dejar clara su discrepancia con la Mesa: “La resolución del TC nos dice que tenemos que impedir o paralizar este tipo de iniciativas”, que podrían significar un “fraude de ley”. Otros dos miembros de la mesa, David Pérez (PSC) y Josep Nuet, (CSQP), se pronunciaron en la misma línea.

PSC – El Parlamento es de todos

El líder del PSC, Miquel Iceta, lamentó la “utilización” de la Cámara. “No tienen derecho a situar al Parlamento fuera de la ley, porque este Parlamento es de todos”, dijo Iceta que mantuvo que con la aprobación de las conclusiones “sólo se busca el enfrentamiento institucional”. “Consideramos que estas iniciativas son peligrosas para nuestro autogobierno”. Iceta cargó contra “el poder absoluto” de la Asamblea Constituyente que implica, en su opinión, la disolución del Parlamento burlando incluso el propio Estatuto y cuestionó que el poder político de la Asamblea Constituyente –“que no sabemos quien la ha elegido”, puntualizó– quede por encima de todo lo demás.

Catalunya sí que es pot – Han dinamitado los puentes

El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, recordó que su formación participó en la comisión que concluyó sus trabajos de forma abrupta y con las tesis que Junts pel Sí y la CUP ya habían prefijado. Coscubiela declaró que si ellos participaron fue para tender puentes. “Los puentes los han dinamitado y llevar las conclusiones a este pleno es hacer política de bloques cerrados”, añadió el líder ecosocialista quien dijo que la votación de ayer fue “el primer capítulo de la cuestión de confianza”.

PP – Autogobierno en riesgo

El líder del PP, Xavier García Albiol, calificó la votación de “un golpe contra el TC que es el órgano que garantiza que nadie en este país se salte las normas y la libertad”. Una afrenta que advirtió expresamente al presidente Carles Puigdemont y al vicepresidente Oriol Junqueras “no les va a salir gratis porque están poniendo en riesgo el autogobierno”.

Albiol fue el primero en intervenir cuando Forcadell aceptó la petición de votar las conclusiones. “Es una responsabilidad de la Mesa del Parlamento y de usted que no se cometa ninguna decisión que vaya en contra del Estado de derecho”, advirtió.

CUP – “No tenemos miedo”

A través de la diputada Gabriela Serra, la CUP advirtió al PP y al Tribunal Constitucional, pese a no mencionarlos, que “no nos amenacen, no pierdan el tiempo, porque deberían saber que no tenemos miedo”. Serra reiteró así la idea previamente verbalizada por su compañera Anna Gabriel, quien aseguró en el hemiciclo que “para la independencia, la CUP no tiene miedo”. Al igual que Rovira y Turull, Gabriel también lanzó unos cuantos dardos contra Catalunya Sí que es Pot y manifestó su “preocupación” por que una formación de izquierdas acusara a los partidos independentistas de “sectarismo” o de “hacer tambalear métodos democráticos”, cuando a juicio de la cupera “hoy (por ayer) se está construyendo democracia”.

El momento sarcástico estuvo a cargo de Oriol Junqueras, cuando preguntó a Xavier García Albiol si la amenza con que apuntó a él mismo y al presidente Puigdemont, se debía a alguna conversación mantenida con el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, de quien se conocieron recientemente escuchas telefónicas en las cuales pidió al director de la Oficina Antifraude que ensuciara con denuncias falsas a los dirigentes independentistas.-

Barcelona (INCAT-LV).-

Una Cataluña acorralada se ve cada día más obligada a cortar por lo sano

Noticias de Cataluña

Por Germán Capdevila

Hasta ahora el proceso catalán hacia la independencia ha sido un poco como el juego del gato y el ratón entre Cataluña y el Estado español. Declaraciones y leyes suspendidas, cambios de nombres de consejerías, tramitaciones parlamentarias llenas de eufemismos para esquivar la persecución judicial, etcétera. El tiempo fijado después de la victoria independentista del 27-S se acorta cada vez más, y esto hace que, poco a poco, nos acercamos a la hora de la verdad.

El legendario general chino Sunzi (Sun Tzu) escribió hace casi 2.500 años que no conviene acorralar al enemigo hasta el punto de dejarlo sin opciones, porque será entonces cuando ya no tendrá nada que perder y su reacción puede ser tremenda. Cataluña se acerca a este punto de inflexión, porque la reforma legislativa española que otorgó al Tribunal Constitucional (TC) la prerrogativa de controlar la ejecución de sus sentencias presenta el riesgo de arrinconar a Cataluña hasta el punto de no retorno de tener que ejercer la autodeterminación de forma explícita y efectiva.

Esta semana, el TC advirtió al Parlamento que no puede tramitar las conclusiones de la Comisión del Proceso Constituyente. Si nos quedamos sin opciones para cumplir el mandato democrático del 27-S –a la vez que vemos cómo se deterioran los servicios básicos por falta de autogobierno real– nos podríamos encontrar muy pronto sin alternativas, sin margen de maniobra para cumplir los pasos previstos en la hoja de ruta, y nos veríamos obligados a cortar por lo sano. Y quien avisa no es traidor.-

Girona (INCAT-El Punt Avui).-