Rajoy es investido presidente de España mientras miles de personas protestan en las calles

Noticias de España

Madrid se divide en dos escenarios: la segunda votación de investidura en el Congreso y una multitudinaria manifestación bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia» en la calle.

Han sido necesarias la celebración de dos elecciones generales, cinco rondas de consultas convocadas por el rey, así como una fractura interna sin precedentes en el Partido Socialista (PSOE), para que Mariano Rajoy haya sido investido este sábado presidente del Gobierno. Concluyen, así, más de 300 días de un Gobierno en funciones.

Por tanto, no ha habido sorpresas, y en la segunda votación de investidura, celebrada este sábado, el líder del Partido Popular (PP) ha obtenido los 170 votos a favor de los diputados de su formación, Ciudadanos y Coalición Canaria, así como 68 abstenciones de los socialistas. Sin embargo, 15 diputados del PSOE han roto finalmente la disciplina de voto y han mantenido su ‘no’ a Rajoy.

Imagen ilustrativa del Congreso de los Diputados JAVIER SORIANOAFP

Los 111 votos en contra del resto de formaciones con representación en el Congreso (Unidos Podemos, ERC, CDC, EAK-PNV y EH Bildu), no han sido suficientes para impedir la investidura de Rajoy, que en este segundo intento solo necesitaba mayoría simple; es decir, recibir más ‘síes’ que ‘noes’.

La fractura de los socialistas

La investidura de Rajoy ha sido posible tras la decisión histórica del PSOE de abstenerse en segunda votación, adoptada el pasado domingo en el Comité Federal. Sin embargo, los 15 diputados socialistas que han votado en contra de un Gobierno del PP, muestran que la celebración de este comité no ha servido para poner fin a la profunda crisis interna del partido, que comenzó a finales de septiembre con la dimisión de 17 miembros de su Ejecutiva para provocar la renuncia de su secretario general, Pedro Sánchez.

De hecho, horas antes de la votación, el exlíder socialista entregó su acta de diputado en el Congreso y justificó así su decisión: «Estoy en profundo desacuerdo con entregar el Gobierno a Rajoy». Sin embargo, todo apunta a que el exsecretario general no abandonará la política ni su firme idea de liderar el PSOE: «A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer todos los rincones de España para escuchar a los militantes», afirmó durante su comparecencia ante los medios de comunicación.


Ahora, solo queda por ver cómo articularán los socialistas esta fuerte división interna y qué papel asumirán cómo principal partido de la oposición en el periodo parlamentario que se abre a partir de hoy. El PP gobernará en minoría y tendrá que buscar acuerdos, previsiblemente con el PSOE, para poder aprobar sus medidas. La más inmediata, de hecho, es la que concierne a los presupuestos generales del Estado. La no aprobación de los mismos, significaría la convocatoria de nuevas elecciones generales.

Manifestación en Madrid contra la investidura

Mientras se producía la votación en el Congreso de los Diputados, miles de personas se manifestaban en las calles de Madrid bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia», en una movilización convocada por la Coordinadora del 25S para protestar contra la «investidura ilegítima» de Rajoy.

 


«Con el término mafia apuntamos a que el tipo de carencias democráticas, de casos de corrupción, de recortes, no es algo puntual o aislado, sino que está totalmente estructurado», explicó Elena Martínez, portavoz de la Coordinadora 25S, a RT.

«Desde que se constituye el régimen del 78 lo que ha habido ha sido una minoría que, ahora mismo, mediante este golpe – en referencia a la decisión del PSOE – , trata de perpetuarse en las instituciones sin tener ningún tipo de proyecto digno, democrático o de justicia para la mayoría social», explicó.

Balance de más de 10 meses sin Gobierno

Los líderes de las cuatro principales formaciones políticas posan con motivo del debate electoral celebrado antes de las elecciones del 26JJuan MedinaReuters

Concluyen con la investidura de Rajoy más de 300 días de Gobierno en funciones que comenzaron el pasado 20 de diciembre, cuando en las primeras elecciones generales ninguna fuerza política consiguió la mayoría necesaria para gobernar en solitario. Por tanto, la formación de Gobierno quedó supeditada a alcanzar pactos entre las formaciones políticas con representación en el Congreso.

Los posteriores vetos cruzados y la falta de cesiones entre las cuatro principales partidos llevaron a la convocatoria de unas nuevas elecciones generales, celebradas el pasado 26 de junio, y en las que se repitió un Parlamento de similares colores en cuanto a la dificultad para llegar a acuerdos.

 

Más allá de las diferentes lecturas ideológicas que se pueden hacer de estos 10 meses «sin Gobierno», lo que está claro es que la política española, en la que el PP y el PSOE se han ido alternando el Ejecutivo durante los últimos 34 años, no está acostumbrada a la fragmentación política en el Congreso que ha significado la irrupción de Podemos y Ciudadanos.

A partir de hoy, veremos si la dificultad para alcanzar acuerdos, que hemos visto durante estos últimos 10 meses, se traslada también a la hora de aprobar medidas en el Parlamento.

Un activista explica a RT por qué considera ilegítima la investidura de Rajoy

RT entrevista a Alejandro Rodríguez, portavoz de la asamblea «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia» sobre la manifestación contra la investidura de Rajoy.


Mariano Rajoy será previsiblemente investido presidente del Gobierno este sábado en la segunda votación en el Congreso. El líder del Partido Popular (PP) y actual presidente del Gobierno en funciones cuenta con los votos afirmativos de los diputados de su formación, Ciudadanos y Coalición Canaria, así como las abstenciones del Partido Socialista (PSOE), que serán decisivas para que Rajoy obtenga mayoría simple – más ‘sies’ que ‘noes’ – en este segundo intento.

No obstante, el líder popular solo necesita 11 abstenciones por lo que, aunque puedan darse discrepancias en el grupo socialista con algún diputado que mantenga el ‘no’ a un Ejecutivo del PP, Rajoy será investidMientras los diputados se encuentren dentro de la Cámara, en las calle de Madrid está convocada una manifestación bajo el lema «Ante el Golpe de la Mafia, Democracia», que pretende reunir a miles de personas para protestar contra lo que consideran una «investidura ilegítima».

En RT, Helena Villar ha entrevistado a Alejandro Rodríguez, portavoz de la Coordinadora 25S, horas antes de celebrarse la manifestación.

RT: ¿Por qué consideráis esta investidura ilegítima?

A.R.: Considerando que el proceso de investidura de Rajoy es un proceso legal, entendemos que desde que el ciudadano deposita su voto en las urnas, con todos los condicionamientos mediáticos, presiones de grupos financieros, empresas, todo el sistema electoral y finalizando con el golpe interno que ha habido en el PSOE, todo destinado a que verdaderamente haya una investidura de Mariano Rajoy, pues se aboca a que al final Rajoy acabe siendo presidente de un Gobierno encargado de aplicar una agenda de recortes sociales, que no creo que haya estado en la mayoría de los ciudadanos que en las pasadas elecciones votaron. No creo que ellos metieran el voto en la urna para que ahora se aplique una agenda de recortes de Mariano Rajoy.

RT: ¿Qué pensáis de las críticas de que IU o En Marea hayan secundado esta protesta y que Podemos vea con buenos ojos esta manifestación?

A.R.: Nosotras recibimos con alegría cualquier tipo de apoyo o simpatía que podamos recibir desde cualquier partido político con presencia en el Parlamento.  En este caso concreto, Podemos no aparece entre los apoyos que recibimos de forma directa, IU sí, pero en cualquier caso, cualquier tipo de respaldo que recibamos sin intentar copar la intención de la manifestación y sin desvirtuarla, se recibe con alegría.

 

314 días sin Gobierno: Memes políticos inundan las redes sociales ante la reelección de Rajoy

El largo periodo de desgobierno era inédito hasta ahora en el país. Repasamos con Betzabé Zumaya algunos datos de este período y las reacciones al debate de investidura.

Pedro Sánchez entrega su acta de diputado para mantener su «no» a Rajoy (VIDEO)

 

«La decisión no ha sido fácil», ha afirmado visiblemente emocionado el exsecretario general del PSOE.

«Estoy en profundo desacuerdo con entregar el Gobierno a Rajoy«. Así ha justificado el exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, su decisión de entregar su acta de diputado en el Congreso.

«No iré contra mi partido ni iré contra mi compromiso electoral», ha añadido Sánchez, quien ha especificado también que «de las dos opciones que me da la gestora, no escojo ninguna».

«Durante semanas, he tenido que meditar acerca de la defensa de distintos valores y niveles de responsabilidad. Y la decisión no ha sido fácil», ha afirmado el exlíder socialista visiblemente emocionado en su comparecencia ante los medios de comunicación.

A pesar de que Sánchez entrega su acta de diputado, ha querido dejar claro que no abandona el partido: «A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer todos los rincones de España para escuchar a los militantes», aunque no ha especificado si va a presentarse a las primarias socialistas que tiene que celebrar el PSOE para elegir al nuevo secretario general.

El exlíder socialista también ha reclamado a la gestora que ponga ya fecha para la celebración del próximo congreso federal: «Los socialistas queremos votar», ha reivindicado. Y ha pedido a la gestora que no expulse a aquellos diputados socialistas que este sábado van a mantenerse fieles en el ‘no’ a Rajoy.

 


Así, con esta decisión, Sánchez se mantiene fiel a su ‘no’ a un Ejecutivo del Partido Popular (PP), mientras a su vez respeta la decisión del Comité Federal del PSOE, el principal órgano del partido entre congresos, de abstenerse en la segunda votación de investidura de Rajoy.

Segunda votación de investidura

Sánchez ha renunciado a su acta de diputado horas antes de que el líder del PP se someta a una segunda votación en el Congreso en la que ya se da por hecho que será investido presidente del Gobierno gracias a las abstenciones del PSOE.

No obstante, todavía se desconoce cómo se articularán estas abstenciones, ya que varios diputados socialistas han anunciado públicamente que no cumplirán la decisión tomada en el Comité Federal, celebrado el pasado domingo.

En cualquier caso, en este segundo intento, Rajoy solo necesita mayoría simple (conseguir más ‘sies’ que ‘noes’), por lo que con 11 abstenciones socialistas (del total de 85 diputados que tiene la formación) revalidará el cargo.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

«Dejar gobernar a Rajoy sería avalar una política desastrosa que ha roto el consenso»

Noticias de España

 

Dos analistas políticos conversan con RT sobre el proceso de investidura al que se enfrenta Rajoy a partir de esta tarde.

 

Mariano Rajoy se enfrenta este martes a la primera jornada del debate de investidura sin los votos necesarios para ser elegido presidente. De momento, el líder del Partido Popular (PP) y presidente del Gobierno en funciones solo cuenta con los apoyos de Ciudadanos y Coalición Canaria, que en total suman 170 votos a favor.

Por tanto, si quiere ser investido presidente, Rajoy necesita seis votos afirmativos más en la primera votación, que se celebrará mañana. En caso de que no obtenga este respaldo, como previsiblemente sucederá, se someterá a una segunda votación, el próximo viernes, en el que necesitará mayoría simple para gobernar; es decir, que 11 diputados se abstengan durante la votación.

España: El Partido Popular y Ciudadanos alcanzan un acuerdo de investidura

En este contexto, ¿logrará Mariano Rajoy ser investido presidente del Gobierno? Dos analistas políticos han conversado con RT sobre las posibles situaciones que se pueden dar en el Congreso de los Diputados.

PSOE y nacionalistas se mantendrán en el «no»

Para Arturo Viloria, experto en Relaciones Internacionales del Partido Humanista, Rajoy intenta «traspasar la responsabilidad de formar Gobierno» al partido liderado por Pedro Sánchez: «Va a unirse a las presiones que se están ejerciendo sobre el Partido Socialista para que se abstengan y le dejen gobernar», aunque no cree los socialistas barajen esta posibilidad.

«No hay que olvidar que la legislatura anterior ha supuesto la ruptura de los grandes consensos que había en España desde la transición. Se han destruido las bases de las antiguas relaciones laborales, se ha desmantelado el sistema público de pensiones, el sistema público de sanidad y salud. Además, ha habido una proliferación de la corrupción muy grande, a lo que hay que añadir la tensión y la ruptura con los nacionalistas», explica Viloria, que ve «muy difícil» que con estos «antecedentes» el PSOE o los nacionalistas le dejan gobernar a Rajoy. «Sería como avalar una política que ha sido desastrosa y que prácticamente ha roto el consenso», añade.

Concluye el experto que Rajoy «está jugando un poco con el cansancio de la población» y que el presidente en funciones piensa que unas terceras elecciones el 25 de diciembre «van a jugar a su favor».

Abstención «indirecta» de los socialistas

Coincide el periodista Enrique Merino en la presión que Rajoy ejercerá durante estos días para conseguir la abstención de los socialistas: «Va a enfatizar el acuerdo que ha conseguido con ciudadanos, va a elogiar la responsabilidad política de un partido que por encima de las diferencias que pueda tener con el PP quiere que haya un gobierno en España, que es lo que piden los ciudadanos. Probablemente, apelará también a la responsabilidad del otro gran partido, que son los socialistas, para conseguir esos apoyos mínimos o, al menos, la abstención del partido para conseguir ser investido presidente y formar Gobierno».

España ante las terceras elecciones generales: «Mariano Rajoy es un desastre político»

Según el periodista, los ciudadanos están cansados de esta situación y el país necesita un gobierno. Además, señala que «si hay terceras elecciones, el PP puede ganarlas por mayoría absoluta o conseguir esta mayoría con el apoyo de ciudadanos». Por tanto, si Rajoy es investido presidente, habría «un gobierno totalmente controlado» frente a un «gobierno con mayoría absoluta» que saldría de una nueva convocatoria de elecciones.

También compara la investidura de Rajoy con la situación previa al Brexit: «pensábamos que no iba a salir y salió», ya que cree que «el viernes puede pasar de todo». «Puede reproducirse el famoso tamayazo«, explica el periodista en referencia al transfuguismo de dos parlamentarios del PSOE en la Comunidad de Madrid – Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez -, que con su cambio de voto forzaron la repetición de elecciones y la entrada de Esperanza Aguirre y el PP en la Asamblea de Madrid con mayoría absoluta.

«Podemos tener a alguien que se sienta indispuesto a la hora de votar y tenga que ir al baño o que se haya puesto enfermo y no pueda ir al Congreso… Una cosa es que se abstenga el PSOE, porque a nivel interno perdería mucho poder, y otra que se abstengan unos diputados cuando, además, más de la mitad del Partido Socialista está a favor de la abstención», explica.

Aunque Merino baraja la posibilidad de unas terceras elecciones que favorecerían al PP por «el hartazgo» de la gente, cree que «sí va a haber Gobierno y ojo que puede haber tamayazo«, concluye.

María Jesús Vigo Pastur

 

Rajoy: «Salvo que se pretenda jugar con la paciencia de los españoles, mi opción es la única viable»

El líder del Partido Popular de España necesita 176 votos para ser investido y, por el momento, cuenta con 170.

El PP, ¿la única alternativa viable?

«La alternativa que yo planteo, además de ser la más respetuosa con la voluntad de los españoles, es la más conveniente y razonable. Salvo que alguien pretenda juguetear de nuevo con el interés y la paciencia de los españoles, o prefiera repetir las elecciones, la opción que traigo a esta Cámara es la única que parece viable», sostiene el presidente en funciones.

Rajoy afirma que si existiera otra alterantiva, sería para «otra cosa»: «para conformar un modelo de gobierno de mil colores, radical e ineficaz».

«Anteponer el interés de todos al particular»

«Espero que, al final del debate, demostremos que hemos sido capaces de anteponer el interés de todos al interés particular y, en consecuencia, pueda salir de aquí el gobierno que los españoles están esperando», ha concluido.

Rajoy ha llegado a esta sesión parlamentaria sin los apoyos necesarios para salir elegido en la primera votación. El líder del PP necesita 176 votos a favor para ser investido y, hasta el momento, cuenta con 170: 137 de su grupo parlamentario, 32 de Ciudadanos y uno de la representante de Coalición Canaria.

Se prevé que la votación comience a media tarde y, si no sale adelante, se volverá a celebrar este 2 de septiembre. En ese caso, Rajoy solo necesitaría una mayoría simple: obtener más votos a favor que en contra.

Si ambas consultas resultan fallidas, España pondrá en marcha el calendario para la convocatoria de nuevas elecciones generales.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

 

 

«Las razones por las que he aceptado el encargo de su majestad son tres: España necesita un Gobierno con urgencia, los españoles ha manifestado su preferencia por el PP y no existe una alternativa razonable», ha comenzado diciendo el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, quien se somete al debate de investidura como presidente del Gobierno de España. El mandatario en funciones ha intervendio sin límite de tiempo desde la tribuna de oradores del Congreso de Diputados para exponer los puntos clave de su programa.

Según Rajoy, quien insiste en que está ahí «porque los españoles lo han querido», su propuesta «es la única de un gobierno moderado que cree empleo, anime la inversión y que pueda trabajar desde el primer minuto sin tener que perder un año en ponerse al día y resolver sus contradicciones internas». «Otra alternativa a la mía sería un gobierno de mil colores, radical e ineficaz, condicionado por exigencias de partido», indica.

El PP, ¿la única alternativa viable?

«La alternativa que yo planteo, además de ser la más respetuosa con la voluntad de los españoles, es la más conveniente y razonable. Salvo que alguien pretenda juguetear de nuevo con el interés y la paciencia de los españoles, o prefiera repetir las elecciones, la opción que traigo a esta Cámara es la única que parece viable», sostiene el presidente en funciones.

Rajoy afirma que si existiera otra alternativa, sería para «otra cosa»: «para conformar un modelo de gobierno de mil colores, radical e ineficaz».

«Anteponer el interés de todos al particular»

«Espero que, al final del debate, demostremos que hemos sido capaces de anteponer el interés de todos al interés particular y, en consecuencia, pueda salir de aquí el gobierno que los españoles están esperando», ha concluido.

Rajoy ha llegado a esta sesión parlamentaria sin los apoyos necesarios para salir elegido en la primera votación. El líder del PP necesita 176 votos a favor para ser investido y, hasta el momento, cuenta con 170: 137 de su grupo parlamentario, 32 de Ciudadanos y uno de la representante de Coalición Canaria.

Se prevé que la votación comience a media tarde y, si no sale adelante, se volverá a celebrar este 2 de septiembre. En ese caso, Rajoy solo necesitaría una mayoría simple: obtener más votos a favor que en contra.

Si ambas consultas resultan fallidas, España pondrá en marcha el calendario para la convocatoria de nuevas elecciones generales.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Cautela y condicionamientos de Mariano Rajoy para alcanzar su investidura

Noticias de España

Entre este martes y el jueves, el Rey recibirá a dirigentes de los partidos políticos con representación parlamentaria, con la sola excepción de ERC y Bildu, autoexcluidos

El jueves 28 Mariano Rajoy sabrá si los partidos nacionalistas catalanes y vascos, PSOE y Ciudadanos, le habrán comunicado al Rey que sus negativas o sus abstenciones son inamovibles, o si hay posibilidades de que acaben cambiando sus votos para facilitar la conformación de un gobierno. Sólo si en sus audiencias con Felipe VI descartan terceras elecciones, por lo que en un determinado momento no bloquearán la investidura presidencial, Rajoy estaría dispuesto a asumir la propuesta de ser candidato.

Obviamente, aunque oficialmente se lo niegue, los contactos están a la orden del día y muy discretamente se entrecruzan conversaciones, tanteos, propuestas y consultas directas e indirectas a través de personalidades más o menos influyentes. Eso sí, existe una tranquilidad generalizada en el sentido de que la necesidad de no padecer el papelón de una tercera elección consecutiva, permite todo tipo de iniciativas, aunque el que se maneja con mayor cautela es –naturalmente– el Partido Popular.

Se sabe también que Mariano Rajoy condiciona llegar a su investidura no sólo con el acuerdo sobre el sentido del voto para ser elegido presidente, sino también contando con un mínimo que ya fijó en muchas ocasiones y que consiste en tener de forma previa una nueva senda de déficit, un techo de gasto y las líneas generales de los presupuestos del 2017. Sólo así considera que podrá gobernar.

Es casi seguro que si el jueves no se consigue ninguna garantía, lo que no hará Mariano Rajoy es someterse, como hizo en febrero Pedro Sánchez, a una investidura fallida y desgastante, con la amenaza siempre latente de una nueva convocatoria a elecciones. En el PP sostienen que si algo le quedó claro al líder del PP en su primera ronda de contactos con todos los líderes políticos, es que todos descartan que pueda haber una tercera convocatoria de los ciudadanos a las urnas.

Se cree que después de las conversaciones de todos los representantes políticos con Felipe VI llegará el momento de activar al máximo las negociaciones, en un sprint de reuniones, negociaciones y cesiones de unos y otros que permitan llegar a esa investidura aunque sea con el tiempo límite para salvar la aprobación del techo de gasto y los presupuestos, que es lo que más le preocupa a Rajoy, al margen de su propia investidura.

Mientras tanto, el PP seguirá ejerciendo presión sobre Ciudadanos para que cambie su sentido de voto desde la abstención comprometida por Albert Rivera en segunda votación a un sí, que los populares están convencidos que será la única forma de que el PSOE, aplicando la tesis de que con 170 votos a favor los socialistas no podrían bloquear la formación de gobierno, se abstengan y así pueda facilitarse la investidura de Mariano Rajoy.

Finalmente, entre este martes y el jueves, el Rey iniciará la ronda de consultas previa a la investidura y recibirá en La Zarzuela a los líderes de 14 formaciones con representación parlamentaria. Todas con excepción de Bildu y ERC, que se han autoexcluido de las audiencias. El orden de recepción será inverso a la representación parlamentaria obtenida en las elecciones del 26-J, es decir, de menor a mayor. Así, el Monarca recibirá mañana a los líderes de Nueva Canarias, Foro Asturias, Coalición Canaria, UPN e Izquierda Unida. El miércoles, al PNV, En Marea, Convergencia, Compromís y En Comú Podem. Y, finalmente, el jueves, a Ciudadanos, Podemos, el PSOE y el PP.-

Madrid (INCAT).-

Los escaños de ERC y CDC vuelve a ser decisivo para formar gobierno en España

27 de Junio, 2016

Noticias de Barcelona

La izquierda no podría gobernar sin el voto de los independentistas y a la derecha le faltaría un escaño para la mayoría absoluta

Barcelona (INCAT-Vilaweb). Los escaños de los dos grupos independentistas catalanes vuelven a ser imprescindibles para formar gobierno en el Estado español, salvo que haya un acuerdo entre PP y PSOE, bien para elegir presidente, bien para abstenerse y dejar gobernar.

La suma de los escaños de la derecha (PP + Ciudadanos) es de 169. La de los de la izquierda española (PSOE + Podemos) es de 156. Como la mayoría absoluta es de 176, cualquier combinación excepto el pacto PP-PSOE reclama los independentistas catalanes, que han vuelto a sumar 17 escaños.

Incluso en el caso de que el PP consiguiera los votos del Partido Nacionalista Vasco, Ciudadanos y Coalición Canaria (175) le faltaría un escaño. Y si el PSOE intentara una coalición con Podemos, PNV e incluso Bildu (163) sólo si se añadieran los independentistas catalanes se podría superar la mayoría absoluta.

Desde Esquerra Republicana sostienen que España es “irreformable”

La victoria de Mariano Rajoy en el Estado español tuvo sus repercusiones en el seno de la formación soberanista. Sus líderes reafirman su compromiso con el camino de la independencia.

Barcelona. (INCAT-EFE).- El líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, aseguró que tanto la victoria de Rajoy como el fracaso del “sorpasso” de Unidos Podemos al PSOE, significa que “el Estado español es irreformable, no quiere cambiar, quiere seguir como ha sido en las últimas décadas, y por el contrario, los resultados en Cataluña no tienen nada que ver”.

También remarcó que “el único cambio posible y real es el que supone una Cataluña independiente y más justa”. Y afianzó su compromiso con la hoja de ruta “que emana del 27S”, al tiempo que tendió una mano a En Comú Podem para que sumen al proceso.

Gabriel Rufián, por su parte, también se dirigió al líder de ECP, Xavier Domènech, pidiéndole que “se sumen al único cambio posible, porque el país que vosotros imagináis ya existe y se llama Cataluña. Sois muy bienvenidos”.

Esquerra Republicana creció de manera considerable este 26J. Si bien en el Congreso de Diputados quedan como antes, sí han subido en el Senado, obteniendo 1 escaño en Barcelona, 3 en Girona, 3 en Lleida y 3 en Tarragona. De esta manera, ERC se consolida como segunda fuerza en Cataluña y como la principal fuerza independentista en el Estado español.