Tras protesta de vecinos, el Municipio clausuró el garage del barrio Chauvín

Vecinos de calle Hipólito Yrigoyen al 3700 se vieron alertados por la presencia de camiones cisternas, que trasladan diferentes tipos de combustibles, los cuales estaban por ser guardados en un garage de esa cuadra.

Por el reclamo de los vecinos de la calle Hipólito Yrigoyen al 3756, este miércoles, se hicieron presentes en el garage de esa cuadra, donde se guardaban camiones cisternas, personal de Inspección General, policías, brigada de explosivos y el fiscal de turno, y tras labrarse el acta correspondiente, se procedió a la clausura del establecimiento.

Todo se inició, el lunes por la noche, cuando vecinos de la cuadra se vieron alertados por la presencia de camiones cisternas, que trasladan diferentes tipos de combustibles, los cuales estaban por ser guardados en un garage de esa cuadra.

Atemorizados por el peligro latente de un posible siniestro derivado de dicha situación, decidieron salir a hablar con los encargados del lugar para que no estacionen los camiones.

La respuesta negativa por parte de los responsables del garage ofuscó a los vecinos, generándose forcejeos, que dieron lugar a la intervención de la Policía Bonaerense, la cual se hizo presente con varios patrulleros en el lugar, y en las últimas horas plantearon el reclamo en el Municipio.

Falta de habilitación municipal, de condiciones de salubridad y seguridad, fueron algunas de las infracciones comerciales

Los agentes municipales están abocados a relevar medidas de seguridad y condiciones de higiene de los comercios y de los trabajadores que allí se desempeñan. Además de verificar que los comercios posean la reglamentación requerida para desempeñar la actividad comercial.

La Municipalidad de Gral. Pueyrredon, por medio de la Subsecretaría de Inspección General, realizó una serie de operativos de control que arrojaron como resultado diversas clausuras por incumplimiento de condiciones de salubridad y seguridad y por no poseer la habilitación correspondiente.

Los agentes municipales están abocados a relevar medidas de seguridad y condiciones de higiene de los comercios y de los trabajadores que allí se desempeñan. Además de verificar que los comercios posean la reglamentación requerida para desempeñar la actividad comercial.

 

Como resultado de una intensa agenda de trabajos de control de establecimientos, se procedió a la clausura transitoria de un local en Av. Jara por faltar a las condiciones de seguridad – sin disyuntor en la instalación eléctrica- y arrojo de basura a la vía pública.

 

Asimismo, se clausuró un local en Estrada al 5700 por falta de elementos de seguridad (matafuegos vencidos en 2017) y un local de café ubicado en Bolívar al 3000 debido a falta de certificado de habilitación.

 

Además, fue infraccionado un local en Luro al 6500 donde funcionaba una oficina promotora de seguros y cobro de impuestos que tenía intimado el pago de la habilitación hacía varios meses y también un galpón de venta de galletitas ubicado en Belgrano al 5700 que inicialmente había sido denunciado por vecinos por no reunir las condiciones de seguridad y carecer de habitación municipal.

 

Por otro lado, Inspección General clausuró una fábrica de chacinados situada en Colón al 6000 a la cual se concurrió tras verificar una camioneta que se encontraba descargando mercadería en la vía pública.

 

El lugar no cumplía con las condiciones de higiene, presentaba graves fallas en medidas de seguridad y desarrollaba actividades comerciales sin la habilitación municipal correspondiente.

 

En continuidad con los controles, se clausuraron de modo transitorio por falta de condiciones de seguridad y habilitación municipal dos locales situados en Av. Constitución al 5600 y otro en Olazar al 400.

 

Cabe destacar que gracias a la denuncia de los vecinos de la zona, se efectuó también la clausura de un local gastronómico en la zona de la Rambla Casino que se encontraba trabajando con deficiencias en las condiciones de seguridad, falta de higiene y de habilitación municipal.

 

Finalmente, este viernes, el personal del Departamento Habilitaciones Área Geriátricos procedió a la Clausura Transitoria de un establecimiento situado en 3 de febrero al 3700 por irregularidades en las medidas de seguridad, poseer el disyuntor diferencial sin funcionar y el matafuegos con carga vencida y no contar con habilitación municipal para funcionar.

El Municipio clausuró 4 comercios por venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido

Se secuestraron 137 litros de alcohol. El accionar se realizó este fin de semana y se dio en el marco de la Ley 14.050.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través de la Subsecretaría de Inspección General y la Secretaría de Seguridad, realizó operativos de control de venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido (Ley 14.050) en distintos sectores de la ciudad.

En este marco, personal municipal secuestró unos 137 litros de alcohol y clausuró 4 comercios ubicados en Arenales al 2200, Garay al 1600, San Juan al 2400 y Buenos Aires al 2000. La mercadería secuestrada quedó depositada en la sede de Inspección General.

El Municipio clausuró panadería por falta de medidas de seguridad y salubridad

Tenía medidor de gas adulterado y poseía conexión eléctrica ilegal. Se secuestraron cerca de mil kilos de pan que fueron llevados al Predio de Disposición Final de Residuos dado que en el l lugar se encontró gran cantidad de ratas.

La Municipalidad de Gral. Pueyrredon, a través de la Subsecretaria de Inspección General, clausuró de forma efectiva una panadería ubicada en Fermín Errea 32 por distintas irregularidades relacionadas a la falta de seguridad y salubridad.

El establecimiento comercial tenía adulterado el medidor de suministro de gas por lo cual se le dio intervención a la empresa prestadora del servicio. También se cortó el suministro eléctrico dado que tenía una conexión clandestina.

Personal de Inspección General secuestró alrededor de 1000 kilos de pan que fueron llevados al Predio de Disposición Final de Residuos ya que no eran aptos para el consumo debido a que en el lugar se detectó la presencia de gran cantidad de ratas

La Municipalidad clausuró una playa de estacionamiento

Ubicada en 3 de Febrero y Chaco. No poseía documentación habilitante ni medidas de seguridad e higiene.

Personal municipal clausuró este miércoles una playa de estacionamientoubicada en 3 de Febrero y Chaco.

Luego de recibir una serie de denuncias por parte de vecinos del sector, los inspectores constataron que en el predio no había condiciones mínimas de seguridad ni de higiene, además de no tener documentación habilitante en ese rubro.

 Personal del Departamento Operativo de Inspección General también detectó el estacionamiento de vehículos de gran porte y colectivos de larga distancia.