Massa y Ciano dialogaron sobre las leyes aprobadas que beneficiarán a la clase media

El concejal del Frente Renovador, Ariel Ciano, señaló que las leyes impulsadas por Sergio Massa, como la Ley del Impuesto a las Ganancias, la Recategorización del Gas y la Recategorización del Monotributo, proponen una mejora en el «bolsillo de la clase media».

El concejal del Frente Renovador, Ariel Ciano, mantuvo un encuentro con el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con quien dialogó acerca de las leyes que proponen una mejora en el poder adquisitivo de la clase media.

Luego de la reunión, Ciano comentó que «es necesario que el Estado incluya a aquellos que en otros gobiernos fueron excluidos, y genere las condiciones para producir más empleos, como lo está haciendo el gobierno actual».

«A pesar de que seguimos en pandemia continúan llegando buenas noticias para trabajadores y jubilados», dijo. Señaló que las leyes impulsadas por Sergio Massa, como la Ley del Impuesto a las Ganancias, la Recategorización del Gas y la Recategorización del Monotributo, proponen una mejora en el «bolsillo de la clase media».

La Ley del Impuesto a las Ganancias fue aprobada en abril del presente año, con el aval y apoyo de Sergio Massa. “Esta medida beneficiará a más de 23.000 personas de Mar del Plata y Batán. Se trata de una gran cantidad de hogares que, por la situación actual de pandemia, lo necesitan más que nunca”, comentó el concejal.

Ciano calificó esta iniciativa como “justa” ya que solo el 10% de los salarios más altos pagarán ganancias. Agregó que “es fundamental que sigamos trabajando para mejorar la situación de la clase media, los trabajadores y los jubilados, porque son sectores vitales para el desarrollo de nuestro país”.

El concejal comentó que en la reunión pudieron dialogar sobre la Recategorización del Gas y que nuestra región sea considerada como “Zona Fría”. “La decisión de considerar a Mar del Plata y Batán como zona fría es un acto de justicia y una respuesta a un reclamo histórico. Gracias a esta medida finalmente se establecerá un cuadro tarifario acorde a la situación geográfica y climática de nuestra ciudad”, dijo.

Esta iniciativa tendrá un impacto en más de 260 mil familias de la ciudad que obtendrán una disminución del 30% en la tarifa del gas, mientras que a nivel nacional esta ley permitirá que casi 4 millones de hogares paguen 30% y 50% menos en sus facturas.

En este sentido, Ciano remarcó que “es una medida que repara una situación de injusticia y que generará un alivio para el bolsillo de muchas familias que necesitan que el Estado no sea indiferente frente a sus necesidades”.

Asimismo, Massa comentó que “desde el Gobierno creemos en la Argentina del trabajo y la producción y enfrentamos a una oposición que cree que la especulación financiera sirve para gobernar”.

Por último Ciano comentó que “desde el Estado hay que crear las condiciones para generar inversiones privadas, estimulando la producción de empleos como se está logrando con Alberto Fernández”. “Más allá de la pandemia, el gobierno ha tomado decisiones en pos del desarrollo industrial y la generación de empleos”, agregó.

Más de dos millones de argentinos dejaron de ser de clase media en la pandemia

La Argentina pasó a ser el quinto país de América Latina en ese aspecto, casi en el mismo nivel que Brasil.

Por lo menos dos millones de argentinos dejaron de pertenecer a la clase media a raíz de los efectos negativos de la pandemia de coronavirus en las economías familiares, con lo que el país quedó relegado al sexto puesto entre los de América Latina y el Caribe, de acuerdo con un informe del Banco Mundial.

A pesar de que en el imaginario colectivo aún se mantiene la idea de que la Argentina es el líder en la región en cuanto a la proporción de la clase media en el total de sus habitantes, los datos del organismo internacional indican que pasó del cuarto puesto en 2019, detrás de Uruguay, Chile y Panamá, al quinto en 2020, superado también por Costa Rica y muy próximo al nivel de Brasil.

En base a la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y considerando “clase media” a las personas que tuvieron ingresos diarios de 13 a 70 dólares, el Banco Mundial comprobó que 1,7 millón de personas dejaron ese estrato social dentro de los 32 conglomerados urbanos de la medición.

Pero como el universo considerado en la medición del INDEC abarca a un poco menos de 30 millones de habitantes, una extrapolación al total de los más de 45 millones que habitan la Argentina dejaría a la cantidad de personas que dejaron de ser de clase media en más de dos millones.

Hasta 2019, el 51% de la población argentina estaba dentro de la clase media, pero al año siguiente, con una caída del PBI del 9,9%, ese porcentaje tuvo una baja de entre 3,3 y 9,7 puntos porcentuales, si se consideran o no los efectos de las medidas de mitigación de la crisis.

En 2019, Uruguay lideraba el listado de países de América Latina y el Caribe, con un 68,3% de su población dentro de la clase media, seguido por Chile, entre el 62,8% y el 63,3%, y Panamá, con el 56,9%. La Argentina superaba levemente a Costa Rica, que por entonces contaba con el 50,4% de su población en la clase media, y por 6,5 puntos porcentuales a Brasil, que mostraba a un 44,6% de sus habitantes en esa condición.

Los datos de 2020 mostraron que la caída fue más pronunciada en la Argentina que en el resto de los países, entre los que se destacó Brasil que, por el contrario, registró una mejora si se tienen en cuenta las medidas de mitigación.

El año pasado, la clase media argentina pasó a ser del 41,4% al 46,6% sin considerar las medidas de atenuación de la crisis y del 42,6% al 47,8% si se las tiene en cuenta en la medición, lo que representa un retroceso de 3,3 a 9,7 puntos porcentuales.

El informe del Banco Mundial, titulado “El lento ascenso y súbita caída de la clase media en América Latina y el Caribe”, destaca el efecto de la pandemia en el nivel de vida de los países de la región, que en general venían mostrando una tendencia levemente positiva hasta 2019.

El Banco Mundial considera de clase media a las personas que tuvieron ingresos diarios de 13 a 70 dólares a valores de 2011, ajustados por paridad de poder adquisitivo de acuerdo con los precios de cada país.

En una evaluación general para la región, el organismo consideró que “es probable que la crisis de 2020 revierta en poco tiempo muchos de los logros sociales que tardaron décadas en materializarse en América Latina y el Caribe”. En ese sentido, destacó que “en las últimas dos décadas, la región ha visto reducirse a casi la mitad el número de personas que viven en la pobreza y aumentar el tamaño de su clase media”, situación a la que será difícil retornar. (NA)

«Macri se tiene que dar cuenta que la clase media no da más», lanzó Carrió

La referente de la Coalición Cívica respaldó la decisión del gobierno de recurrir al FMI y cuestionó a la oposición.

 La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, respaldó la decisión del gobierno de recurrir al FMI y cuestionó a la oposición, aunque señaló que el presidente Mauricio Macri debe darse cuenta de que «la clase media no da más». 

«Fue una acción preventiva, de una eficacia brutal contra los golpistas de siempre», afirmó Carrió, al apoyar la decisión del Gobierno de avanzar con un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En declaraciones al canal TN, Carrió cuestionó a los gobernadores peronistas que aún no bajaron impuestos al  calificarlos de «cínicos» y ratificó que Macri vetará el proyecto opositor para limitar la suba de tarifas.

En ese contexto, la diputada señaló que es necesario «pensar en bajarle impuestos a las pymes» porque «bajando impuestos y metiendo pluralismo esta sociedad sale». Asimismo, advirtió que «el aumento de tarifas sin cuotas, sin entender a la sociedad, era una mala medida política».

«Cuando le hablé sobre esto hace dos meses, Macri no me escuchó. Se tiene que suavizar más, él tiene que darse cuenta que la clase media no da más», advirtió.

Carrió volvió a disparar críticas contra Jaime Durán Barba: «Estoy harta de Durán Barba. Este hombre ordena no comunicar. El  pueblo tiene que saber lo que está pasando».

«El Presidente siente, no lo demuestra demasiado porque es ingeniero, pero siente profundamente y sabe lo que le está pasando a las clases medias», añadió

Por otro lado, cuestionó duramente a las provincias que se mostraron renuentes a reducir impuestos al señalar que «son cínicos los gobernadores del PJ, porque no bajan el déficit fiscal y no bajan ingresos brutos».

«El 50 por ciento son impuestos que están colgados o tasas»,  añadió y apuntó que en

tales casos «el intendente puede cobrar su deuda pero no le puede sumar» más presión a los contribuyentes. (NA)