Panaderos le plantearon al Intendente controlar la “clandestinidad” del sector

Carlos Arroyo recibió al Presidente de la Federación Panaderil bonaerense

El intendente Carlos Fernando Arroyo recibió en su despacho a Emilio Majori, presidente de la Federación Panaderil de la provincia de Buenos Aires, y a Carlos Monzón, presidente del Centro de Industriales Panaderos de Mar del Plata, con quienes conversó sobre la realidad de la mencionada industria.

“Nuestro compromiso es llevar adelante los controles en todos los puntos de la ciudad, tanto sea en las panificadoras como ustedes lo plantean, como en los que venden las garrafas a un costo superior a $97, para destacar el compromiso del buen contribuyente, en este caso, comerciante”, les dijo el intendente.

A su vez, el Jefe Comunal manifestó que “Inspección General, Defensa del Consumidor, con su dependencia de Lealtad Comercial, Tránsito, Transporte y todos los organismos de control del municipio tienen la instrucción de llevar adelante algo que es esencial: cumplir con la ley, todos por igual, el grande y el chico”.

En este contexto, Emilio Majori agradeció la “charla amable” que mantuvo con el Intendente, remarcó que “encontramos en él una grata sorpresa, conocer de un montón de problemas de nuestra industria” y señaló que “nos vamos tranquilos porque iniciamos un diálogo muy fructífero”.

“El flagelo de nuestra industria es la clandestinidad – continuó Majori –, en cualquier lado y de cualquier forma. Por lo tanto, vinimos a plantear el inconveniente que le puede traer a la salud de la población el pan no controlado por bromatología”.

A su vez, el Presidente de la Federación Panaderil de la provincia de Buenos Aires explicó que “Arroyo se interesó sobremanera en este tema y este flagelo que está haciendo peligrar la industria formal, que paga sus impuestos. Nosotros hacemos costos casi todas las semanas y hay una diferencia de 19 pesos el kilo. Esta diferencia es porque no pagan los impuestos y pagan, a medias, los servicios”.

“Hay que controlar cómo se vende y cómo se transporta el producto, crear una ordenanza que sea identificatoria sobre quién provee el producto, de qué panadería es, si está en condiciones bromatológicas de producir, etc”, enfatizó el dirigente.