Exportaciones pesqueras en equilibrio pese al freno abrupto de China

Las ventas de la industria pesquera entre enero y mayo se mantienen estables en torno a un volumen de 200 mil toneladas que generaron divisas cercanas a los 700 millones de dólares. El país asiático compró menos de la mitad de toneladas y pagó un tercio en relación al 2020.

Por: Roberto Garrone

De acuerdo a los números del Informe de Coyuntura de la Subsecretaría de Pesca, entre enero y mayo las exportaciones del sector alcanzaron las 217.242. toneladas, un volumen que generó un ingreso de 686,8 millones de dólares.

En comparación con el año pasado hubo un mayor volumen exportado pero por el que se recaudó bastante menos. En los primeros cinco meses del 2020 fueron 205.683 toneladas comercializadas pero por las que se obtuvieron 706,8 millones de dólares.

Pero lo distintivo del período es el abrupto freno de las importaciones pesqueras que evidenció China, le principal mercado de los productos argentinos en los últimos años. De acuerdo a estadística que difundió CAPECA, China compró menos de la mitad que en el mismo período del 2020. Fueron 23.455 toneladas entre calamar, colas de langostino, merluza negra y centolla, contra las 53.943 toneladas.

En divisas la merma fue mucho más impactante: entre enero y mayo de este año China compró tres veces menos: 67,1 millones de dólares para esos mismos cuatro especies, cuando el año pasado las compras alcanzaron los 183 millones de dólares. Corea del Sur, Tailandia y España compensaron con una suba significativa de sus compras la fuerte rebaja de China.

El calamar fue el principal producto exportado en esta primera parte del año. Fueron 91.552 toneladas que generaron 187,3 millones de dólares a razón de 2046 dólares la tonelada promedio.

China dejó el primer puesto del ranking como destino del calamar. Trabas sanitarias, riesgos de no cobrar la mercadería ante casos de presencia de covid a partir de análisis poco rigurosos y problemas logísticos en sus puertos generaron el freno a las compras en general y de calamar en particular.

En el caso del illex la caída de compras fue superior al 100%. Habían sido 44800 toneladas entre enero y mayo del 2020 y ahora fueron menos de 20 mil. Corea del Sur tomó la posta y pasó de 12 mil a 28700 toneladas.

El langostino patagónico, cuya zafra en aguas nacionales parece haber enderezado el rumbo luego de un inicio complicado por la frecuencia de periodos de mal tiempo que complicaron la faena de la flota fresquera y dispersaron las concentraciones del marisco, aportó 44831 toneladas exportadas que generaron más de 300 millones de dólares.

El marisco se exporta de dos maneras. Entero, que es la captura principal de la flota tangonera congeladora, y una porción de la flota costera de Rawson en aguas provinciales del verano, y excepto entero, es decir, la cola del langostino en sus diversas variedades.

Este producto tuvo exportaciones por 18.981 toneladas, un 41,9% más que el año pasado y que generaron 118 millones de dólares, un 84,4% arriba. España duplicó las compras y llegó a las 10 mil toneladas, un 85% más que en los primeros cinco meses del 2020. El precio también se recuperó un 30% y pasó de 4600 dólares a 6050 dólares.

Es saludable que cada vez haya más exportación de colas de langostino porque implica al menos que se le hizo una transformación en tierra, al menos se le quitó la cabeza. La estadística no distingue aún cuánto de las 25850 toneladas que se vendieron entre enero y mayo fue cola en bloque y cuánto fue pelada y devenada, en bolsas IQF o a granel.

Si se sabe que ese volumen registró una merma del 2% en relación al año pasado y que lo “excepto entero” recaudó 183,2 millones de dólares, un 4,2% menos que en el 2020. También tuvo un retroceso del 2,2% el valor promedio y se ubicó en 7087 dólares la tonelada.

La exportación de merluza en filet también tuvo un crecimiento en esta primera parte del año. Fueron 22.964 toneladas, un 3% arriba de lo comercializado el año pasado, que generaron 62,4 millones de dólares, una cifra similar a la del año pasado. El precio promedio se redujo un 3,,7% y se ubicó en torno a los 2719 dólares.

En este escenario Brasil, el principal destino de las exportaciones de filet, creció en sus compras un 15,5% entre enero y mayo y se ubicó en casi 11 mil toneladas. Italia creció en un porcentaje similar aunque el volumen es menor y España bajó casi un 40% el volumen, pasando de 5300 a 3300 toneladas.

Beijing volvió a la cuarentena y temen que el nuevo brote sea más contagioso que el anterior

Las autoridades informaron de 27 nuevos casos en las últimas 24 horas, con lo que ya son 106 los casos positivos provocados por el foco en el principal mercado de la capital china. La prioridad es impedir que el virus llegue a otras ciudades.

Beijing cerró hoy las escuelas, aisló más zonas residenciales y redobló las pruebas de detección del nuevo coronavirus en un intento por contener el mayor brote de la enfermedad en China en dos meses, mientras fuentes científicas advirtieron que la cepa involucrada podría ser mucho más contagiosa que la que inició la pandemia.

Mientras tanto, el mundo rozaba hoy los ocho millones de casos confirmados de coronavirus y la ONU advirtió que las medidas adoptadas para contener la propagación del Covid-19 provocaron que el hambre se multiplicara en pocos meses en América latina y el Caribe, donde afecta ya a unos 14 millones de personas.

Las autoridades de Beijing reportaron hoy 27 nuevos casos de transmisión local en las últimas 24 horas, con lo que sumaban 106 los contagios en la ciudad desde que el viernes pasado se detectara un brote en el mayor mercado de alimentos, que fue cerrado al día siguiente y obligó a frenar la salida de las restricciones en un país que parecía tener el virus bajo control.

Antes que la continuidad de la normalización, China puso ahora la prioridad en impedir que el virus llegue a otras ciudades, por lo que prohibió que las personas consideradas de alto riesgo -aquellas que tuvieron contactos cercanos con enfermos- abandonen la capital, redujo la capacidad de colectivos, trenes y subtes, y volvió a obligar a sus pasajeros a utilizar tapabocas.

Paralelamente, continuaron las pruebas a todos aquellos que hayan trabajado en el mercado Xinfadi -el foco de la nueva infección- o lo hayan visitado o hayan tenido contacto con casos confirmados en las últimas dos semanas, y se informó que unos 9.000 trabajadores ya fueron testeados, según la agencia noticiosa estatal Xinhua.

Asimismo, el gobierno de la ciudad elevó esta noche al segundo máximo nivel la emergencia por el coronavirus, lo que implica que volverá a chequearse la identidad y la temperatura corporal de los residentes en todos los barrios.

Además, se suspendieron todas las clases presenciales en las escuelas -que volverán a dictarse de manera remota por internet- y universidades; se aconsejó a los más de 20 millones de habitantes de la ciudad que trabajen desde sus casas siempre que sea posible, y unos 30 complejos de viviendas cercanos al mercado Xinfadi fueron bloqueados y sus residentes permanecían encerrados bajo estrictos controles de seguridad.

Por otra parte, el mercado Honglian, otro de los más grandes de la ciudad, también fue cerrado hoy luego de que las autoridades confirmaran que una persona que lo visitó dio positivo de Covid-19.

Al margen de los 27 nuevos contagios en Beijing, la Comisión Nacional de Salud reportó otros cinco casos positivos de contagio local, cuatro en la provincia norteña Hebei y uno en la sudoccidental Sichuan, según la agencia EFE.

Ante esa noticia, autoridades de varias provincias ordenaron cuarentena obligatoria para todas las personas llegadas desde Beijing.

En ese contexto, numerosos epidemiólogos chinos creen que los próximos tres días serán clave para conocer la gravedad y el alcance del nuevo brote, según la prensa local.

Yang Zhaqiu, subdirector de un departamento de biología de la Universidad de Wuhan, arriesgó que el nuevo virus puede ser “probablemente más infeccioso” que el detectado en Wuhan, la capital provincial de Hubei, donde meses atrás comenzó a propagarse a todo el mundo.

China había logrado controlar la infección con 84.823 casos positivos y 4.645 muertes a hoy, según el balance diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el último mes sólo había reportado casos de los llamados “importados”, por lo que el nuevo brote encendió las alarmas de todo el mundo.

A contramano de lo que ocurre en el territorio continental, el gobierno de Hong Kong que desde el viernes próximo regirá una flexibilización de las restricciones adoptadas para contener la propagación del coronavirus en la isla, que tenía 1.112 contagios y cuatro fallecimientos por la enfermedad desde el comienzo de la pandemia.

En Nueva Zelanda -con 1.156 casos y 22 muertes-, cuyas autoridades habían anunciado hace ocho días que no quedaban personas infectadas y el país volvía a la normalidad, el Ministerio de Salud informó hoy que dos mujeres que llegaron de Londres dieron positivo a la prueba de Covid-19.

En otro orden, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU advirtió que el hambre afecta actualmente a unos 14 millones de personas que sufren “inseguridad alimentaria severa” en al menos 11 países de América latina y el Caribe debido a las consecuencias de las medidas adoptadas para contener la pandemia de coronavirus.

El director del PMA, Miguel Barreto, detalló que los países afectados son Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Perú, la República Dominicana y algunos “pequeños estados insulares en desarrollo en el Caribe”, según el informa publicado en el sitio web del organismo.

El funcionario subrayó que la cantidad de personas en esa situación en los países mencionados creció de 3,4 millones a 14 millones en menos de medio año, en el contexto de la pandemia de Covid-19.

En uno de esos países, Ecuador -con 47.322 casos confirmados y 3.929 muertes por coronavirus-, el presidente Lenín Moreno prorrogó hoy por otros 60 días el estado de excepción, en medio de una salida gradual de la cuarentena que se cumple de manera desigual en las diversas regiones, según el grado de incidencia de la enfermedad en cada una de ellas.

En tanto, el mundo sumaba hoy 7.941.791 casos confirmados de coronavirus (118.502 en las últimas 24 horas) y 434.796 muertes por la enfermedad (3.255 nuevas), según el parte diario de la OMS, u 8.092.109 contagios y 438.806 defunciones, según la base de datos en línea de la universidad estadounidense Johns Hopkins, de actualización constante. (Télam)

Coronavirus: las últimas novedades sobre esta enfermedad

Camino a la comprensión de cómo actúa el COVID-19

De acuerdo a la información reciente difundida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los datos compartidos por China respecto de los mecanismos del virus COVID-19 (CORONAVIRUS DISEASE 2019) permiten entender mucho mejor quiénes son las personas más vulnerables frente a la enfermedad como así también la gravedad de la afección y la tasa de mortalidad.

Para el director de la organización, Tedros Adhanom Gebreyesus, los datos aportados por el gigante asiático a través del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) muestran una disminución de los nuevos casos. No obstante, aclaró que “esta tendencia debe interpretarse con mucha cautela, ya que puede cambiar a medida que nuevas poblaciones se vean afectadas Es demasiado pronto para saber si esta disminución informada continuará. Cada escenario todavía está sobre la mesa”.

De acuerdo a lo indicado por Tedros, hasta el momento se observa que, a diferencia de otros coronavirus registrados con anterioridad, tales como el SARS y el MERS, el COVID-19 no resulta ser tan mortal ya que más del 80% de las personas infectadas presentan síntomas leves y se recuperan.

“En aproximadamente el 14% de los casos, el virus causa una enfermedad grave, que incluye neumonía y dificultad para respirar. Y alrededor del 5% de los pacientes presenta una enfermedad crítica que incluye insuficiencia respiratoria, shock séptico e insuficiencia multiorgánica”, sostuvo.

Según la OMS, únicamente en el 2% de los casos reportados el virus resultó ser fatal. Además, se advierte que el riesgo de fallecimiento aumenta conforme aumentan la edad del paciente y sus comorbilidades. De esta manera, son los adultos mayores y quienes tienen enfermedades crónicas los que presentan más riesgo de morir por el COVID-19.

“Vemos relativamente pocos casos entre los niños. Se necesita más investigación para entender por qué. Estos nuevos datos abordan algunos de los vacíos en nuestro entendimiento, pero otros permanecen”, manifestó Tedros.

A nivel local, desde la Sociedad Argentina de Cardiología también se advirtió que los pacientes con antecedentes cardiovasculares y respiratorios presentan mayor riesgo de letalidad, al tiempo que enfatizaron la necesidad de que los profesionales de la salud se protejan adecuadamente para evitar el contagio.

De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el personal de salud debe mantener una higiene de las manos antes y después de tocar al paciente, tras tocar los alrededores del paciente, o después del contacto con fluidos corporales.

Reconocimiento a la lucha de China contra el COVID-19

En declaraciones recientes, el presidente chino Xi Jinping manifestó que las medidas adoptadas por su país para prevenir y controlar la epidemia de COVID-19 están logrando un progreso visible a medida que la batalla llega a un momento crucial. Esta afirmación, dada a conocer por la Agencia de Noticias Xihhua, se desprendió de una conversación telefónica que el primer mandatario asiático mantuvo con el primer ministro británico, Boris Johnson.

En dicha conversación, Xi expresó su gratitud a la reina Isabel II y a Johnson por su solidaridad con la batalla de China contra la epidemia de COVID-19 y recordó que el Reino Unido brindó suministros a su país, algo que demuestra la amistad entre ambos países y pueblos, publicó la Agencia de Noticias oficial.

En tanto, Johnson expresó su solidaridad con el pueblo chino y reconoció las medidas amplias y efectivas tomadas por China ante el brote de COVID-19 para prevenir y controlar la epidemia, como así también compartir oportunamente información con la comunidad internacional con el objetivo de detener la propagación del virus a escala mundial. En la misma línea, el premier británico subrayó su confianza de que bajo el liderazgo de Xi el pueblo chino derrotará la enfermedad y reducirá su impacto en el desarrollo económico y social del país.

Bajan los casos en Hubei

El miércoles último, el portavoz de la Comisión Nacional de Salud de China, Mi Feng, señaló en conferencia de prensa que la epidemia de COVID-19, neumonía causada por el nuevo coronavirus, fue gradualmente puesta bajo control en la provincia china de Hubei.

De acuerdo con la información brindada por la Agencia de Noticias oficial de China, Xinhua, los nuevos casos confirmados diarios de COVID-19, fuera de la provincia de Hubei, fueron disminuyendo durante 16 días consecutivos, según la Comisión Nacional de Salud.

Así, el miércoles, se confirmaron 45 nuevos casos fuera de Hubei, el decimosexto día seguido de caída desde el 3 de febrero, momento en que se reportaron 890, según datos de la Comisión. La baja en las cifras de casos, sostienen desde Xinhua, se debe a las medidas de prevención y control como así también al apoyo médico entrante.

Billetes destruidos, clases por Internet y desinfección constante

Entre las medidas de control tomadas recientemente, se destacan la extensión de la cuarentena a unas 200 mil comunidades rurales, donde viven 24 millones de personas. A su vez, por estos días el Banco Popular de China se encuentra destruyendo el dinero en efectivo potencialmente infectado, es decir proveniente de zonas de alto riesgo como mercados húmedos (donde venden animales vivos para consumo) y hospitales, ya que, de acuerdo con datos de la OMS, el virus podría sobrevivir varias horas en la superficie. Además, todos los bancos chinos deben desinfectar el dinero con luz ultravioleta y altas temperaturas y luego almacenarlo entre 7 y 14 días antes de entregarlo a los clientes.

Por otra parte, se incrementaron las desinfecciones en los edificios limpiando exhaustivamente los botones de los elevadores, las manijas de las puertas y otras superficies de uso común.

Otra de las acciones adoptadas por el gobierno chino involucra a docentes y estudiantes en pleno inicio del año escolar. Para evitar la propagación del coronavirus, les han pedido a los alumnos que se queden en sus casas por tiempo indefinido. Lo que se hizo para continuar con las clases es abrir una plataforma online además de televisar las clases para los alumnos de escuela primaria, principalmente en áreas rurales donde no llega Internet.

La OMS contra la “infodemia”

En tiempos de ‘fake news’, el coronavirus no es la excepción. Desde la Organización Mundial de la Salud, alertaron sobre la proliferación de noticias falsas respecto de la pandemia, fenómeno para el que crearon el término infodemia. Según señaló la directora del área de preparación para urgencias infecciosas de la OMS, Sylvie Briand, “nos hemos dado cuenta de que esta ‘infodemia’ puede ser un obstáculo para una buena respuesta y minar la efectividad de las medidas”.

Según lo indicado por Briand, entre las noticias falsas que circulan, se encuentra el hecho de que el COVID-19 puede tratarse con antirretrovirales para el VIH o con medicamentos para el ébola.

Para desalentar cualquier información errónea, desde la OMS brindaron una serie de consejos para la población en donde figuran todos los “rumores” acerca de la enfermedad, tales como que puede transmitirse a través de picaduras de mosquitos, que el frío y la nieve pueden matar al COVID-19, que la orina infantil puede proteger del coronavirus y que el nuevo coronavirus puede llegar hasta 8 metros de distancia de una persona que tose o estornuda, entre otros.

En tanto, en las últimas horas, la Sociedad Argentina de Infectología, (SADI), salió al cruce de las recomendaciones dadas por la Corte Suprema que advertía que no se debía compartir mates, ni alimentos ni celulares. La organización científica aclaró que Argentina no está en situación de brote epidémico por coronavirus, por lo cual estas indicaciones no tienen base en evidencia epidemiológica local.

Argentinos llegaron a Kiev

Según informaron fuentes de la Cancillería a través de la agencia de noticias Télam, los ocho argentinos evacuados en Wuhan, China, donde estaban aislados a partir del brote del virus COVID-19, arribaron a Ucrania, donde permanecerán en cuarentena dos semanas hasta poder volver a la Argentina.

El traslado fue posible gracias a un avión facilitado por el gobierno de Ucrania y, según se detalló, los evacuados fueron derivados al centro de salud Novye Sanzhari, perteneciente a la Guardia Nacional de Ucrania y situado en la región de Poltava, en el centro del país, a unos 200 kilómetros del aeropuerto de Járkov, donde realizarán la cuarentena.

En Wuhan quedó un argentino junto a su esposa de nacionalidad china y sus dos hijos que tienen ciudadanía argentina, y otros dos cónyuges chinos de argentinos que viajaron a Ucrania (una mujer y un hombre) debido a que el gobierno de ese país limitó temporalmente el ingreso de ciudadanos chinos.

Hasta el momento, de acuerdo con lo explicado por fuentes de la Cancillería, ninguno de los argentinos que voló a Kiev tuvo síntomas de la enfermedad durante la cuarentena en la ciudad china. A su vez, detallaron que para abordar el vuelo a Ucrania «debieron realizarse estrictos controles médicos, cuyos resultados fueron favorables y confirmaron una vez más que no están infectados».

La situación en el Diamond Princess

En las últimas horas, dos turistas de 87 y 84 años que se encontraban a bordo del crucero Diamond Princess, anclado desde el 3 de febrero en el puerto de Yokohama, Japón, fallecieron a causa del COVID-19. La pareja de ancianos japoneses se convirtieron en las primeras víctimas fatales en morir a bordo del buque de un total de 3.700 personas de las cuales 634 fueron infectadas. El pasado miércoles los pasajeros sanos comenzaron a regresar a sus hogares tras una cuarentena de 14 días, aunque todavía quedan unos 2.000 en la nave esperando el resultado de los exámenes médicos.

En tanto, según informó la agencia EFE, de acuerdo con la información del Ministerio de Salud de Camboya, los 781 pasajeros del crucero Westerdam -entre ellos, 5 argentinos- que todavía permanecen en ese país dieron negativo en las pruebas para determinar la infección de coronavirus. En total, eran 2.257 personas a bordo, pero varios cientos retornaron a sus países apenas desembarcaron, entre ellos una pasajera estadounidense que luego diera positivo al virus, motivo por el cual se intenta rastrear a quienes volvieron a sus lugares de origen.

De acuerdo con los últimos datos aportados por el mapa en tiempo real de la Universidad Johns Hopkins hasta el cierre de este resumen se reportaban 76.727 casos confirmados y 2.247 personas fallecidas a causa del COVID-19. Del total de personas infectadas 75.467 se encuentran en China, 634 en el Diamond Princess y 626 distribuidas en 29 países.

El COVID-19 lejos de Latinoamérica

Tal como se explicó desde la OPS, el por qué hasta el momento no se registraron casos de coronavirus en la región se debería a que los países de América Latina y el Caribe tienen menos relaciones económicas y turísticas con China que otros, incluido Estados Unidos y Canadá, los únicos dos del continente americano donde hay personas infectadas.

No obstante, la OPS advirtió que ningún país de la región puede decir que está a salvo del coronavirus, que comenzó a finales de 2019 en la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei. “No tenemos casos en África, ni en América Latina y el Caribe, pero no es seguro decir que no van a ocurrir en el futuro”, dijo el Dr. Jarbas Barbosa da Silva Júnior, subdirector de la OPS.

Tipo de virus

Se lo denomina ‘coronavirus’ porque en el microscopio el virus se observa con una especie de ‘corona’ a su alrededor.

Los coronavirus pueden causar desde un cuadro leve (fiebre, tos seca), hasta una neumonía que puede ser mortal. Se calcula que un 20% de los pacientes infectados con el nuevo coronavirus tienen síntomas graves.

Se sabe que el comienzo de los síntomas se da entre 2 y 14 días luego de haber estado en contacto con el paciente, por lo tanto, se establece una cuarentena de 14 días a todas aquellas personas que presenten fiebre. Queda claro que se contagia de persona a persona como cualquier otra gripe.

En China, se describe rápidamente la genética del virus, y se lo denomina 2019-nCV (por nuevo) coronavirus y finalmente adquiere el nombre de COVID-19 (CORONAVIRUS DISEASE 2019). Es distinto a los entre 4 y 6 coronavirus que ya están tipificados y conocidos.

Letalidad

Hasta el momento, el coronavirus demostró una letalidad del orden del 2% de los infectados.

Forma de contagio

En su origen, se cree que el virus pasó de un animal salvaje (PANGOLIN-MULITA O TATU) que un hombre ingiere sin cocinarlo debidamente.

Luego, el contagio se da de persona a persona. Se estima que cada persona infectada puede contagiar a entre 2, 3 y hasta 4 individuos. Hasta la fecha, se cree que el portador sin síntomas no contagia.

Contención de la epidemia

Todo aquel que presente síntomas debe quedarse aislado en su casa durante 14 días y es recomendable que utilice barbijo, para salir al exterior de su casa cuando esté planificado que pueda hacerlo. Para el resto de la población, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) en línea con la OMS, el CDC y el Ministerio de Salud de la Nación, no recomienda el uso de barbijos.

El personal de salud que atienda a personas con síntomas respiratorios sí debe utilizar barbijo y otros elementos de BIOSEGURIDAD.

Recomendaciones

Lavarse las manos frecuentemente.

Toser sobre el codo, no sobre las manos.

Utilizar alcohol en gel o lavarse con agua y jabón.

Ante cualquier cuadro febril o espiratorio acudir a la consulta médica

Las chicas de AFFEBA y una experiencia internacional ante equipo chino

El segundo amistoso entre el combinado juvenil de AFFEBA y el equipo de la escuela Tanghu de Chengdú, China, fue para las asiáticas por 2-0. En el primero, las visitantes se habían impuesto por 3-2.

El estadio José María Minella fue el escenario para la segunda prueba del elenco dirigido por Cristian Rodríguez, que contó con una base de la Selección Sub 16 que finalizó tercera a nivel nacional en la Liga de Desarrollo de CONMEBOL y AFA el año pasado.

Si bien el resultado fue distinto, el trámite se dio parecido. Las chinas, acostumbradas a jugar entre sí, tuvieron además mayor velocidad y mejor técnica. Su funcionamiento estuvo aceitado mientras que al combinado de AFFEBA le faltaron entrenamientos y ensayos para engranar todas las muy buenas piezas con las que cuenta. Porque además de tener individualmente jugadoras interesantes que se mantuvieron en el plantel, le agregó algunas de la Selección Sub 14 que también jugó en la Liga de Desarrollo y otros valores con actualidad destacada en sus clubes.

A AFFEBA le costó imponer su juego y lo hizo esporádicamente. Nunca tuvo el control del partido. La pelota pasó más tiempo en poder de las chinas, que con buenos controles, pases y velocidad, progresaron en el campo de manera más natural y fluida que las jugadoras locales.

Además, al perder la posesión, las asiáticas se mostraron coordinadas para recuperar rápidamente. Fueron muy pocas las veces en las que las «Rojas» pudieron desequilibrar en el mano a mano.

En ese contexto, no hubo demasiadas situaciones de peligro en el primer tiempo, aunque siempre dio la sensación de que las chinas podrían generar algo en cualquier momento y del otro lado no. Sobre los 15´, en la única jugada riesgosa del segmento, Yang Haox cabeceó la pelota apenas por encima del travesaño.

En el complemento, tal como sucediera durante el primer tiempo del amistoso jugado domingo en cancha de Mitre, Tanghu se puso en ventaja rápidamente.  A los 6´ metió el primero con un zurdazo de Li Ailin que casi despeja Carolina Schwencke, de buena actuación, mostrando seguridad y su habitual potencia en los remates. Y dos minutos más tarde pegó el segundo grito con la conquista de Luo Ying, tras un potente derechazo que se metió por encima de la «1» de AFFEBA.

Después de sufrir ese par de goles en contra, el equipo local mejoró. El viento a favor lo ayudó, pero además contó con un buen ingreso de Rocío Malcorra, el incansable trabajo de recuperación y distribución de Mercedes Ramírez en el centro de la cancha y la siempre atenta Yenifer Hernández en el fondo. Así pudo tener más la pelota y pasar más tiempo en el campo rival. De todas maneras, para generar peligro le faltó lo que sí tuvo el elenco chino: buenos controles, pases y remates fuertes, velocidad y explosión. Algo para destacar, de todo el equipo, es que nunca dejó de intentar más allá de ser superado.

A los 16′, tras un saque largo de Schwencke, Alba Chávez, otra de las que ingresó y aportó, remató débil ingresando al área. Y a los 30´ la más clara llegó con un cabezazo de Giuliana del Río que dio en el travesaño tras un córner.

El saldo en cuanto a resultados es negativo, porque AFFEBA perdió los dos partidos. De todas maneras, se dejó en evidencia que hay muy buenos recursos individuales en las jugadoras jóvenes y que hay que seguir trabajando en conjunto, entre los clubes y la Asociación, para darles un contexto apropiado en el cual desarrollarse, potenciar sus virtudes y minimizar sus defectos.

SÍNTESIS

AFFEBA 0: Carolina Schwencke, Milagros Torres, Yenifer Hernández y Layla Madarieta; Micaela Mendiola, Mercedes Ramírez, Lucía Gasparoli y Valentina Fernández; Giuliana Moyano, Ainara Rincón y Sofía Durazzi.

TANGHU 2: Zhu Keyu; Zeng Zuyu, Zhao Jin, Luo Ying y Yan Siqin; Xiong Ruhoan, Yang Haox y Guo Ruolin; Zheng Tianai, Zhan Mingxia y Li Ailin.

Goles en el segundo tiempo: 6´ Ailin (T) y 8´ Ying (T).

Ingresaron en AFFEBA: Brisa Chávez, Alba Chávez, Rocío Malcorra, Giuliana del Río, Guadalupe Mena, Milagros Buresta, Candela Luna y Tiana Novilla.

Ingresaron en Tanghu: Zhou Xinlin, Jin Wenxi, Wang Meng y Ouyang Kangyu.

Árbitro: Rubén Fernández.

Estadio: José María Minella

Presentan: «¿Cómo lo hicieron los chinos?», el libro que explica el gran desarrollo del gigante asiático

Será el lunes en el Nivel Cines de los Gallegos Shopping con la presencia de su autor Gustavo Girado.

No hay dudas que China es una potencia mundial y luego de décadas de dominación extranjera que marcaron su historia, actualmente su crecimiento lo lleva a asumir enormes responsabilidades globales. No se puede entender su expansión sólo desde una mirada, siendo el libro «¿Cómo lo hicieron los chinos?» del economista Gustavo Girado un aporte de gran calidad en la comprensión de su realidad.

Con entrada libre y gratuita, este lunes 18 de junio a las 14 en el Nivel Cines de Los Gallegos (Rivadavia 3050), Girardo compartirá con el público algunas de las claves del gran desarrollo del gigante asiático. La actividad estará presentada por la Magíster en Filosofía y Ciencias Políticas, Mercedes Giuffré.

En su libro, que fue editado por Astrea en 2017, Gustavo Girado, quien además es Director de posgrado sobre Estudios en China Contemporánea en la Universidad Nacional de Lanús, y docente-investigador en la UBA, dedica buena parte de su análisis al lugar de China como exportador, su veloz, gradual y planificada inserción en las cadenas globales de valor y las políticas implementadas para hacerlo posible. Cada capítulo de la obra invita a pensar el éxito chino desde una multiplicidad de aristas, a saber: la población y la cultura, el escenario internacional, la geografía, su relación con países vecinos, el desarrollo de las fuerzas productivas y la figuración de una política no escindida de la economía, el crecimiento con desarrollo.

Uno de los puntos más sobresalientes es conocer la eficiencia de China para haber sacado a 800 millones de personas de la pobreza desde 1978, según datos del Banco Mundial, así como plantarse como la única economía emergente sin crisis sistémica en las últimas décadas, el aprovechamiento de la demanda interna, el mercado nacional, la competitividad de sus productos, la creación de zonas económicas especiales para favorecer la inversión, la encauzada reacción favorable de empresas locales, desde la articulación estatal y el diseño de programas estatales de fomento científico tecnológico. Por todo esto, el libro de Girado es material de lectura y estudio obligado no solo por lo ambicioso de su propuesta sino también para comprender la complejidad del fenómeno chino desde sus vísceras con un fuerte apoyo estadístico y analítico. 

Incluso, en nuestro país el tema resulta actual siendo que en 2017, la Argentina compró a China 2.7 veces lo que le vendió, intercambiando predominantemente productos primarios por electrónicos. El comercio exterior argentino tiene a China como uno de sus protagonistas principales con un ingreso de divisas muy valorado, siendo el segundo destino de las exportaciones después de Brasil. El 75% de lo que se exportó a China correspondió a porotos de soja, aceites crudos de petróleo, carne bovina, camarones y langostinos, mientras que los productos más importados de ese origen son teléfonos, televisores, computadoras y componentes electrónicos. Por tal motivo, y teniendo en cuenta que China es el país con la clase media más grande del mundo, que demanda productos cada vez más sofisticados, y que sus importaciones crecen a un promedio del 15% anual desde 1978, no hay dudas de que hay un mercado aún para aprovechar cada vez más. 

También se han exportado moda femenina y calzado deportivo; Jazmín Chebar abre locales propios en Shanghai y Hong Kong, y las zapatillas Pony, que fabricaba GGM, ingresaron a nichos del mercado que por escala no eran rentables para los fabricantes asiáticos.

China es considerada «la fábrica del mundo» y tiene fama de ofrecer todo tipo de productos a precios insuperables, mientras que su mercado parece imposible de abarcar por su escala. Sin embargo, aunque parezca una imposible, hay empresas locales que lograron vencer el estigma del «costo argentino» y tienen una presencia firme en la que hoy es la segunda potencia económica del planeta y el mayor exportador mundial.

Sobre Gustavo Girado

Magíster en Relaciones Internacionales (Flacso) y Lic. en Economía (UBA). Actualmente es Director del Posgrado «Especialización en Estudios en China Contemporánea» de la Universidad Nacional de Lanús, Co-coordinador de la «Diplomatura en Gestión de Negocios con China» de la Universidad Nacional de Córdoba y profesor-investigador en las Universidades de La Matanza y de Buenos Aires. Trabajó en el Ministerio de Economía tanto en el Proyecto Okita II como en la Unidad Analítica Asia Pacífico, y fue Coordinador del Proyecto BID sobre Asia Pacífico, China y Argentina. Fue consultor en el Centro de Economía Internacional de la Cancillería, y en el Ministerio de Agricultura de la Nación. Además se desempeñó como Gerente de Investigaciones en la Comisión Nacional de Comercio Exterior (CNCE). También fue docente en la Escuela de Estudios Orientales en la Universidad del Salvador y Director en Asia & Argentina. Realizó estudios de especialización en Japón, Taiwán, China y la Cepal