Presentaron la adhesión a la Ley Justina en la legislatura provincial

El diputado provincial marplatense Juan Manuel Cheppi, se mostró optimista con respecto al progreso de esta nueva herramienta que tratará la Legislatura.

Impulsado en conjunto por todas las fuerzas políticas que integran la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se presentó el proyecto de adhesión a la Ley Justina.

 

En sintonía con la ley nacional, la importancia central de este proyecto es que establece que todas las personas mayores de 18 años son donantes, salvo que en vida hayan expresado lo contrario, de modo que se habilita la ablación de órganos y/o tejidos a toda persona que no haya manifestado una voluntad contraria.   

 

Del mismo modo, el proyecto a nivel provincial avanza en la generación, junto a CUCAIBA, de una nueva estructura con sus misiones y funciones bien determinadas, donde además se pondrá especial hincapié en el servicio de Procuración de órganos y el servicio social a donantes y personas que han sido trasplantadas.

 

En ese marco, el Diputado provincial marplatense Juan Manuel Cheppi, se mostró optimista con respecto al progreso de esta nueva herramienta que tratará la Legislatura y manifestó que «causas como esta nos obligan a trabajar en conjunto entre todas las fuerzas políticas y la realidad es que cuando prosperan nos da mucha satisfacción porque es una iniciativa que traerá como resultado final que se salven vidas”, y agregó: “Es un gran avance y no tenemos dudas que va a prosperar tanto en Diputados como en el Senado, porque es una conquista fundamental para nuestra provincia”.

 

Por su parte, la legisladora Alejandra Martínez expresó que «La adhesión a la Ley Justina otorga un nuevo paradigma en lo referido a la donación de órganos y tejidos para la provincia de Buenos Aires», y añadió que “en honor y memoria a Justina Lo Cane, esta iniciativa se plantea como una política pública para fomentar la conciencia sobre la importancia de la donación de órganos, tejidos y células para salvar vidas».

Vuelven los talleres gratuitos para adultos mayores: Uso de smartphones, tablets y cajeros automáticos

Estos talleres están orientados a fomentar el envejecimiento activo a través de la promoción del uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación entre los adultos mayores.

La Fundación Ciudad Inclusiva abrió la convocatoria a un nuevo ciclo de talleres gratuitos para adultos mayores. Por un lado, por cuarto año consecutivo, se contará con un taller Viejitos Piola 3.0, sobre uso de herramientas básicas de computación, smartphones y tablets, dirigido a adultos mayores que deseen familiarizarse con recursos digitales e internet. Por el otro, por tercera vez, se dictará un taller sobre el uso de cajeros automáticos y el HomeBanking, en ambos casos, durarán dos meses.

Estos talleres están orientados a fomentar el envejecimiento activo a través de la promoción del uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación entre los adultos mayores.

El taller introductorio al uso de cajeros automáticos y Home Banking, que está diseñado para facilitar la actividad bancaria online, el cobro de haberes, la obtención de comprobantes y el pago de servicios, tendrá lugar los días jueves de 15:00 a 16:00 hs. Si bien ya comenzaron el jueves 4,  quienes quieran participar aun pueden anotarse en la sede de la Fundación Ciudad Inclusiva, La Rioja 2396 (Esq. Falucho), donde se desarrollan los encuentros.

El taller que abordará el uso de smartphones y tablets, se dictarán los días martes de 15:00 a 16:30 hs., a partir  de este martes 9 de abril en el Centro Vecinal Plaza Mitre, ubicado en Mitre 2451.

Desde la Fundación Ciudad Inclusiva aclaran que los cupos son limitados y que se entregarán certificados de participación: para mayores informes e Inscripción, comunicarse de 10 a 20 horas al teléfono 2235984149 o acercarse a la misma dirección donde se dictarán los cursos, de lunes a viernes de 9 a 13hs.

Ley de Alquileres: “Los costos son difíciles de afrontar para la mayoría de los inquilinos»

El diputado provincial marplatense Juan Manuel Cheppi, que impulsó el proyecto en la Legislatura, destacó la importancia de la ley y aseguró que “la provincia dio un paso muy importante en la defensa de los derechos de los inquilinos, que en el sistema que tenemos hoy están muy desprotegidos”.

El jueves pasado la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires dio media sanción a la nueva Ley de Alquileres, que propone una modificación de la ley 10.973, para que los inquilinos no tengan que hacerse cargo de los gastos administrativos y de las comisiones inmobiliarias al momento de firmar o renovar un contrato de alquiler.

En ese marco, el diputado provincial marplatense Juan Manuel Cheppi, integrante del bloque Frente Amplio Justicialista que impulsó el proyecto en la Legislatura, destacó la importancia de la ley y aseguró que “la provincia dio un paso muy importante en la defensa de los derechos de los inquilinos, que en el sistema que tenemos hoy están muy desprotegidos”.

Asimismo, Cheppi explicó que desde el Observatorio para el Desarrollo Local que él mismo coordina en la ciudad, llevaron adelante un estudio en el marco del debate de este proyecto de ley para determinar la implicancia de la temática en territorio marplatense, y que del 17% de habitantes de la ciudad que son inquilinos, hay un 70% que asegura que el precio de su alquiler es muy alto en relación con sus ingresos.

“Los costos son difíciles de afrontar para la mayoría de los inquilinos: Al 42% de ellos pagar el alquiler les insume entre el 30% y el 50% de su sueldo, hay un 9% que destina entre el 50% y el 70% de su sueldo, y un pequeño porcentaje de casi un 5% que debe destinar a este gasto más del 70% de lo que gana”, sostuvo el diputado.

“Ahora bien –continuó-, de la totalidad de los inquilinos, casi la mitad alquila a través de una inmobiliaria, lo que significa que en la situación como está hoy, además de afrontar el costo del alquiler, deben afrontar los gastos de ingreso a la vivienda que son elevadísimos”, y agregó: “Estamos hablando de los honorarios de los martilleros, y de los gastos administrativos del contrato que hoy corren absolutamente por cuenta del inquilino”.

Del mismo modo, Cheppi contó que “cuando les preguntamos por la importancia de estos gastos a los inquilinos que alquilan por inmobiliaria, casi la totalidad manifestó haber tenido que hacer un esfuerzo significativo para poder ingresar a la propiedad”, y añadió: “¿Saben qué porcentaje de los encuestados dijo que el sacrificio había sido poco? El 1%. ¿Y saben cuántos dijeron que el ingreso no les significó un sacrificio? Nadie”.

A continuación, aseguró que “lo más significativo es que esos servicios que está pagando el inquilino para acceder al alquiler, con costos muchas veces elevados y hasta abusivos, ni siquiera son en beneficio propio, sino en beneficio de los propietarios. Si el martillero trabaja para el propietario, ¿por qué el inquilino debe hacerse cargo de los gastos?”.

Por último, el diputado manifestó que “es importante señalar que el problema de fondo con el que estamos tratando acá es la falta de oportunidades para el acceso a la vivienda propia, pero en un contexto nacional de tantas dificultades económicas, en el que la garantía de ese derecho parece cada vez más lejana, debemos atender la situación más inmediata que son los obstáculos y los abusos que sufren quienes quieren, deben o se ven obligados a alquilar”

Diputados aprobó proyecto para proteger la producción porcina

Los diputados marplatenses Juan Manuel Cheppi y Alejandra Martínez acompañaron la iniciativa y aseguraron que implica un impacto muy positivo para el sector.

Ante la crisis que atraviesa el sector porcino, producto de la liberación de importaciones y el impacto de la devaluación en el costo de la producción, la Cámara de Diputados bonaerense aprobó un proyecto de ley marco que regula la actividad porcina y busca proteger a los pequeños y medianos productores de la Provincia.

La iniciativa establece una serie de restricciones a las importaciones de carnes de cerdo, que en el último tiempo crecieron de forma exponencial, propicia el asociativismo, contempla beneficios reintegrables y subsidios, como también créditos de inversión.

Los diputados marplatenses Juan Manuel Cheppi y Alejandra Martínez, que acompañaron la iniciativa y participaron de diferentes reuniones con productores bonaerenses, celebraron la aprobación del proyecto y aseguraron que implica un impacto muy positivo para el sector.

En ese sentido, Cheppi explicó que «este proyecto avanza sobre los problemas que nos vienen planteando los productores en diferentes reuniones que mantuvimos este año”. A su vez remarcó que “una provincia que no tuvo ministro de producción durante 8 meses, de seguro tendrá que acelerar el compromiso con el sector porcino para poder garantizar políticas que reparen el tiempo perdido”.

Por su parte, Alejandra Martínez afirmó que “si bien la sanción de este proyecto es necesario para mejorar la situación de los productores, considero que el mayor impulso tiene que estar en que la gobernación provincial pueda asumir la gestiones que le corresponden para poder aportar a resolver el problema de fondo”, y agregó que “hay que entender que no solo el problema es la producción o la generación de trabajo, sino a poder darle real importancia a una política provincial que garantice la soberanía alimentaria”.

Por su parte, el diputado Lisandro Bonelli, autor de la iniciativa, sostuvo que “la situación terminal que atraviesan hoy los productores porcinos es por la política de Macri: el aumento desmedido de las tarifas, la disparada del dólar -que tiene un impacto directo en insumos como el maíz y la soja- y la apertura indiscriminada de las importaciones”.

Además explicó que “una vez aprobada la ley, su implementación tendrá un impacto directo en cientos de pequeños y medianos productores que podrán acceder a beneficios fiscales y crediticios. Además habrá controles estrictos a la importación de cerdo para garantizar igualdad de competencia y evitar que ingresen cortes con enfermedades exóticas o drogas de crecimiento que acá no utilizamos. Del mismo modo se garantizará que la carne de cerdo que llegó al país congelada se venda en el mismo estado en góndola”.

La iniciativa fue girada al Senado. Si el bloque de Cambiemos la acompaña, tal como sucedió en Diputados, esta medida paliativa ante la crisis se convertiría en ley

Puerto no seguro: “responde claramente a la inoperancia del Consorcio”

El diputado provincial y vicepresidente de la Comisión de Intereses Marítimos, Portuarios y Pesca de la Legislatura, Juan Manuel Cheppi, se refirió a la quita de habilitación como puerto internacional.

Ante la situación que está atravesando el puerto de Mar del Plata, luego de que la Prefectura Naval le quitase en los últimos días la habilitación como Puerto Internacional que se da a través del convenio internacional PBIP (protección de buques e instalaciones portuarias), el diputado provincial y vicepresidente de la Comisión de Intereses Marítimos, Portuarios y Pesca de la Legislatura, Juan Manuel Cheppi, presentó un proyecto de declaración manifestando su profunda preocupación y aseguró que es urgente que se  regularice la situación.

En ese contexto, el legislador explicó que “este convenio, que está regido por la Organización Marítima Internacional y supervisado en el país por Prefectura, que realiza auditorías periódicas; lo que hace básicamente es certificar a los puertos del mundo como ´seguros´ y permitirles operar con buques extranjeros”, y agregó que “el hecho de que Mar del Plata haya perdido su certificación por el incumplimiento de determinados requisitos básicos de seguridad es grave y responde a claramente a la inoperancia del consorcio portuario”.

En el mismo sentido, sostuvo que “el Puerto es uno de los motores productivos más importantes de la ciudad y su desarrollo tiene un impacto muy fuerte en toda la actividad económica local… La realidad es que da mucha bronca que en una situación tan complicada como la actual, se perjudique el trabajo de los marplatenses por la pésima gestión de los responsables”.

La capacidad para operar en forma segura las 24 horas, la calidad y el costo de sus servicios y el cumplimiento de las normas, son las cuestiones fundamentales que definen el posicionamiento de un puerto en el comercio internacional”, sostuvo el diputado y añadió: “Esta pérdida nos deja fuera del marco jurídico internacional y no sólo trae como consecuencia que se restrinja la operatoria y se afecte el trabajo del sector, sino que además nos deja en una posición de vulnerabilidad ante los ojos de los actores extranjeros interesados en operar en nuestro puerto”.

Por último, indicó que “hace pocos días presentamos un pedido de informes para que nos aclaren que pasó con el dragado de 2017 en el área de maniobras y del muelle de ultramar, que no se habría profundizado lo suficiente para que puedan operar los buques, cosa que afectaría la operatividad del puerto; y al mismo tiempo con el gasto de 15 millones de pesos con los que se realizó una remediación de barros supuestamente contaminados que habría resultado innecesaria”, y manifestó: “Pareciera que todos los días nos encontramos con nuevas consecuencias de los desmanejos del puerto que afectan profundamente a su desarrollo y su trabajo”.