Se reemplazará el CBU bancario por un alias

A partir de fin de año no será necesario memorizar los 22 números del CBU. Pueden usarse alias como «Xeneize2003», «Alberto1975», «Diego10» o «Ataque77».

De este modo funcionaba el código numérico del CBU.

Los argentinos tendrán a partir de fin de año una nueva forma de recordar su cuenta bancaria. Será similar a los alias que hoy usan para el e-mail o una red social, lo que les permitirá aliviar su mente y borrar de ella los 22 números del CBU (Clave Bancaria Uniforme) que desde hace décadas deben mencionar cada vez que quieren recibir depósitos, débitos o transferencias.
La novedad será impulsada por un cambio que votó esta semana el directorio del Banco Central. Dentro de cuatro meses los clientes bancarios podrán identificar sus cajas de ahorro y cuentas corrientes con un alias, más fácil de memorizar, en lugar de tener que buscar, su CBU para transacciones o pagos de terceros.
Los argentinos deberán asociar a sus cuentas actuales un «alias unívoco» que tendrá, como máximo, 14 caracteres (letras o números). Podrán prescindir del uso del CBU que seguirá existiendo.
La comunicación «A 6044», publicada esta semana, establece que «las entidades financieras deberán adecuar sus funcionalidades de internet, banca móvil y plataforma de pagos móviles para permitir crear, mantener y usar un alias unívoco con el CBU correspondiente a cada cuenta». Y que «los titulares de las cuentas podrán informar esos alias en reemplazo del número de CBU para recibir pagos y transferencias».
El alias será administrado por la cámara electrónica de medios de pago de bajo valor (Coelsa), pero podrá ser obtenido por los clientes a través del homebanking.
Otros beneficios que ven en el Central a partir de este cambio está en la mayor facilidad que dará para cambiarse de un banco a otro. Cuando el cliente pase de una entidad a otra podrá usar exactamente el mismo usuario que tenía para asociarlo a la nueva cuenta bancaria. Con esto podrá evitar el avisarle el cambio de entidad a quienes realizan el débito o el depósitos.