Los católicos se preparan para celebrar el Corpus Christi

El próximo sábado 22 de junio la Iglesia Católica de Mar del Plata celebrará la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Jesús en la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

El próximo sábado 22 de junio la Iglesia Católica de Mar del Plata celebrará la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Jesús en la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia. La eucaristía comenzará a las 15, será presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre y concelebrada por los sacerdotes de la ciudad. Posteriormente se realizará la tradicional procesión con el Santísimo Sacramento por las calles del centro y al llegar a las escalinatas la bendición a todos los presentes. El domingo al mediodía el obispo presidirá la celebración en Balcarce y por la tarde en Necochea.

 

“Cuando hablábamos con el Consejo presbiteral sobre el lema para animar, elegimos ‘Jesús es el Señor’ para poner el centro en la dimensión ética y social el tema de la eucaristía. También lo hacemos en línea con la oración por la Patria, en la que decimos: ‘Jesucristo es el Señor de la historia’. Esto queremos remarcar: si no ponemos al Señor en el centro de nuestra vida, nuestras actitudes y decisiones, nos será muy difícil salir de esta coyuntura en nuestra sociedad, en nuestra Patria”, resaltó monseñor Mestre.

 

Como todos los años, se espera una participación multitudinaria de los fieles de las parroquias, capillas, e instituciones educativas religiosas ya que toda la actividad de los templos está suspendida para favorecer la concentración en la Catedral. “Nuestro obispo nos convoca a caminar juntos por las calles del centro de Mar del Plata. La presencia de Jesús en la Eucaristía es un anuncio de paz y una invitación al encuentro. En este año tan especial para nuestra Patria, queremos salir de nosotros mismos, buscar la comunión que integra las diferencias y ponernos, como Jesús, al servicio de todos, especialmente de los más pobres, débiles y sufrientes”, manifestó el vicario de la diócesis, presbítero Luis Albóniga.

 

Como se desarrolla tradicionalmente, la procesión luego de la misa, recorre las calles Mitre hasta Rivadavia, por allí hasta Catamarca, de ahí retoma San Martín para arribar nuevamente a las escalinatas de la Catedral donde el obispo realiza la bendición con el Santísimo Sacramento. Esta es la única vez en el año que la Hostia Consagrada se lleva en procesión, y es la oportunidad en que los católicos manifiestan públicamente su fe en la eucaristía. También este pequeño peregrinar quiere ser símbolo de la bendición del Señor para toda la ciudad.

 

El significado del Corpus Christi

 

El Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Jesús, en la que la Iglesia católica, en todo el mundo, venera el sacramento de la Eucaristía. Esta solemnidad fue instituida en el siglo XIV y desde entonces se celebra año a año en toda la Iglesia Católica.

Los católicos se preparan para la Semana Santa

La Iglesia católica celebrará en todo el mundo el “Domingo de Ramos”. Aquí en Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre presidirá la misa con bendición de los tradicionales ramos de olivo, a las 11 en las escalinatas de la Catedral.

El próximo domingo 14 de abril, la Iglesia católica celebrará en todo el mundo el “Domingo de Ramos”. Aquí en Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre presidirá la misa con bendición de los tradicionales ramos de olivo, a las 11 en las escalinatas de la Catedral.

Con esta celebración en la que se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, comienza para todos los católicos, la Semana Santa. Todas las parroquias y capillas tendrán sus respectivas actividades propias de este tiempo fuerte para los cristianos.

El martes Santo, 16 de abril, a las 19 en la Catedral el obispo presidirá la misa Crismal, que será concelebrada por todos los sacerdotes de la diócesis, suspendiéndose así, las misas vespertinas de todas las parroquias. Durante la celebración el obispo consagra el santo crisma -se utiliza en el bautismo, la confirmación y ordenaciones sacerdotales y diaconales-; el óleo de los enfermos -para la unción de los mismos, – y los catecúmenos – también se unge con él a los bautizados – y se renuevan las promesas sacerdotales.

El miércoles Santo, a las 11.30, el obispo visitará la cárcel de Batán –como lo viene realizando en estos últimos días con las otras unidades-, propiamente la Unidad Penitenciaria N°15. Allí lavará los pies de los presos, y compartirá un mensaje de Pascua para los que allí están.

El jueves Santo, 18 de abril, la misa de la cena del Señor con lavatorio de pies será a las 20, también en la Iglesia Catedral. Este año, como gesto fuerte de este día, monseñor Mestre, lavará los pies a familias: son seis parejas de matrimonios, algunos grandes y otros muy jóvenes incluyendo también a novios que están por casarse. Posteriormente, de 22 a 24 será la “Hora Santa” con adoración al Santísimo y confesiones.

El viernes Santo, 19 de abril, a partir de las 15, se desarrollará la celebración de la Pasión y Muerte del Señor y a las 20 el Vía Crucis por las calles del centro de la ciudad, con la imagen del Cristo yaciente y la Virgen Dolorosa. Al llegar, se recibirá a la Virgen de la Macarena junto a la comunidad andaluza.

El sábado Santo, 20 de abril, la Vigilia de Pascua comenzará a las 20. En esta celebración y a través de diversos signos, se expresa la alegría y el gozo de la resurrección de Jesucristo. Monseñor Gabriel Mestre bendecirá el fuego nuevo, preparará el cirio pascual y el lucernario, habrá una extensa liturgia de la palabra, y se realizará la liturgia del agua bautismal.

Finalmente el domingo de Pascua, el obispo presidirá la eucaristía a las 10 en la parroquia Cristo Resucitado, ubicada en la periferia de la ciudad, en el barrio El Martillero, precisamente en Nápoles y Friuli.

Mar del Plata recibirá a un millar de jóvenes católicos que participarán de “Invasión de Pueblos”

El lema será “50 años invadiendo como Iglesia joven y misionera” y se prevee una participación de más de 1500 jóvenes.

Desde este viernes y hasta el domingo 30 por la tarde, Mar del Plata, será el escenario elegido para la 50° Invasión de Pueblos, encuentro masivo en los que participan jóvenes católicos de todas las ciudades que conforman la diócesis de Mar del Plata. El lema será “50 años invadiendo como Iglesia joven y misionera” y se prevé una participación de más de 1500 jóvenes.

El sábado por la tarde habrá una peregrinación hacia el Polideportivo donde a las 17, el obispo Gabriel Mestre presidirá la misa en la que también se lanzará el “primer sínodo diocesano” y se esperan allí miles de fieles que colmarán el lugar. Cabe destacar que el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredón entregó al obispo, la declaración de interés de la mencionada actividad.

Este año Invasión tendrá la particularidad de que cada parroquia de la ciudad recibirá a los jóvenes de alguna de las parroquias del interior de la diócesis, por lo que no sólo los más chicos sino que todos los miembros de las comunidades están trabajando para preparar estos días de encuentro”, explicaron desde el Movimiento Juvenil Diocesano que son los que organizan el encuentro.

El evento se llevará a cabo durante tres días, donde se comenzará con un acto de apertura el viernes a las 20 en la Catedral, recibiendo la imagen de Nuestra Señora de Luján, que peregrina en cada Invasión. Habrá espacios de formación y reflexión, se compartirán momentos de oración, de misión por casas y misiones ambientales teniendo en cuenta las necesidades de cada comunidad, como por ejemplo la realización de talleres de recreación, arte y baile en plazas, limpieza de espacios públicos, visitas a instituciones, etc. El sábado por la tarde se realizará una gran marcha festiva por las calles de la ciudad hacia el Estadio Polideportivo Islas Malvinas. Allí se celebrará la misa central, presidida por nuestro obispo monseñor Gabriel Mestre, donde también se lanzará oficialmente la convocatoria al Primer Sínodo Diocesano. La jornada se completará con un acto masivo con música y festejo”, detallaron sobre las actividades, relatando que el domingo la actividad continúa en las parroquias y a las 16 es la misa de clausura en la Catedral.

Invasión de Pueblos es un evento pastoral que fue marcando la vida juvenil de la Iglesia Católica en distintas épocas de nuestra historia argentina, por lo que tiene un gran valor social, histórico y cultural para la Iglesia de Mar del Plata. Pero sobre todo tiene un profundo valor afectivo y de sentido de pertenencia entre tantos miles de jóvenes que desde la primera edición han participado de este encuentro, siendo parte de la Iglesia y forjando su compromiso personal en la transformación de la realidad desde los valores del Evangelio”, manifestaron los organizadores.

¿Qué es Invasión de Pueblos?

Invasión de Pueblos es el encuentro anual de la pastoral juvenil de la Iglesia católica en la diócesis de Mar del Plata. Es organizado por el Movimiento Juvenil Diocesano (MJD) y reúne a todos los jóvenes mayores de 15 años que participan en comunidades parroquiales de toda la diócesis, para celebrar y compartir la fe. Invasión se realiza cada año en una ciudad o pueblo diferente de la diócesis, llevando a cada rincón la alegría de ser jóvenes comprometidos, y cuenta con la participación de 1000 jóvenes aproximadamente.

La iniciativa comenzó en el año 1968 en la ciudad de Maipú bajo el lema “La vocación a vivir en grupos”. En ese entonces se lo llamó “Encuentro general” y surgió de la necesidad de nuclear a todos los jóvenes del MJD para reflexionar sobre el trabajo realizado durante el año, realizar propuestas para que la misión fuera más eficaz y dar testimonio a las familias del lugar que los recibía. El momento histórico que vivió nuestro país a partir de 1976 marcó también la vida del MJD, la situación de violencia y censura llevó a los jóvenes a volcarse a un trabajo más ‘hacia adentro’, sin embargo este panorama desfavorable no impidió que Invasión de Pueblos se siguiera realizando cada año. Fue durante la Invasión del año 1983 realizada en Necochea, bajo otro panorama político, en que los jóvenes reasumieron el trabajo en la Pastoral Popular y dieron un nuevo impulso a la misión en los barrios. Hoy estamos de fiesta porque tenemos la gran alegría de festejar los ¡50 años! 50 años de realizar este encuentro de manera ininterrumpida”, destacaron con énfasis los jóvenes organizadores

El sábado, los católicos celebrarán “Corpus Christi”

Como lo hace la #IglesiaCatólica en todo el mundo, el próximo fin de semana se celebrará #CorpusChristi, la solemnidad del Cuerpo y la sangre de Jesús.

En la Catedral de #MardelPlata, la misa central será el sábado 17 a las 15 y estará presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino y concelebrada por los sacerdotes de la ciudad. Posteriormente se realizará la tradicional procesión con el Santísimo Sacramento por las calles del centro y al llegar a las escalinatas la bendición a todos los presentes. Este año, en el que se celebran los 60 años de la diócesis, se eligió esta fiesta importante y masiva, para festejarlos.

Como todos los años, se espera una participación multitudinaria de los fieles de las parroquias, capillas, e instituciones educativas religiosas.  “En esta fiesta los católicos damos testimonio de nuestra fe en la presencia real de Jesús en la Hostia Consagrada. Creemos que Dios está realmente presente en el pan Consagrado y por eso lo celebramos todos los domingos en la misa y una vez al año en esta fiesta que además de la eucaristía tiene una procesión donde se lleva justamente la presencia de Jesús Sacramentado”, explicó el presbítero Gabriel Mestre, vicario de la diócesis y párroco de la Catedral. Todas las parroquias de la ciudad, suspenden sus actividades de la tarde y participan de esta celebración.

“Este año tiene de particular, que la diócesis cumple los 60 años y hemos elegido el lema ‘Queremos ser comunidades orantes, fraternas y misioneras’, inspirado en las palabras de nuestro segundo obispo, el Siervo de Dios, cardenal Eduardo Pironio. Venimos recordando este aniversario desde febrero en diversos momentos y circunstancias, con jornadas de animación y conferencias. Pero, puntualmente, se eligió esta fecha para celebrar los 60 años dado que es una fiesta anual donde se congrega un grupo muy importante y representativo de la ciudad”, remarcó el padre Gabriel.

Como se desarrolla tradicionalmente, la procesión luego de la misa, recorre las calles Mitre hasta Rivadavia, por allí hasta Catamarca, de ahí retoma San Martín para arribar nuevamente a las escalinatas de la Catedral donde el obispo realiza la bendición con el Santísimo Sacramento. Esta es la única vez en el año que la Hostia Consagrada se lleva en procesión, y es la oportunidad en que los católicos manifiestan públicamente su fe en la eucaristía. También este pequeño peregrinar quiere ser símbolo de la bendición del Señor para toda la ciudad.

El significado del Corpus Christi

El Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Jesús, en la que la Iglesia católica, en todo el mundo, venera el sacramento de la Eucaristía. Esta solemnidad fue instituida en el siglo XIV y desde entonces se celebra año a año en toda la Iglesia Católica.

Una gran multitud de fieles católicos celebraron Corpus Christi

Todos los fieles de las parroquias de la ciudad, movimientos y colegios católicos se reunieron en la celebración del corpus Christi, que fue presida por monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata en la Catedral.

Luego de la misa, como es tradición, se realizó la procesión por las calles del centro de la ciudad, con el Santísimo Sacramento que fue llevado en andas, mientras los fieles rezaban y cantaban. Al llegar nuevamente al templo el obispo realizó la bendición en las escalinatas.

Luego de leer el evangelio de Lucas, sobre la multiplicación de los panes realizada por Jesús, monseñor Marino expresó en su homilía “las formas de hambre y de pobreza que padecen los hombres son muy variadas».

«Hay hogares donde escasea el pan y falta el trabajo para lograrlo dignamente. Sabemos que la palabra pan tiene una amplitud de significados. Hay también un hambre espiritual y padecimientos del alma. Los niños y los jóvenes, en especial, experimentan el enorme esfuerzo de encontrar sentido y rumbo, en una sociedad donde las familias han perdido la capacidad de educar y orientar. Hay carencias de afecto no sólo en los niños sino también en los ancianos, señaló.

Más adelante, refiriéndose a esta celebración del “Corpus Christi” o Cuerpo y Sangre de Cristo, Marino explicó, “esta fiesta fue instituida para adorar la presencia real del Señor. Al término de esta santa misa saldremos en procesión por las calles de la ciudad llevando en la custodia el Santísimo Sacramento del altar. Es un signo elocuente del inmenso amor misericordioso de Cristo hacia todos nosotros. Su amor extremo reclama nuestra adoración y el don de nosotros mismos. No nos cansemos de adorar”.

Minutos después de la distribución de la comunión, el obispo, sacerdotes y todos los fieles se dispusieron para peregrinar por las calles del microcentro de la ciudad. La hostia consagrada fue llevada en andas por sacerdotes y custodiada por los “Niños adoradores de Jesús”, grupo de niños que los sábados se reúnen para rezar frente a Jesús.

La multitud de fieles, venida de todos los rincones de la ciudad, peregrinó por las calles Mitre hasta Rivadavia, de allí a Catamarca retomando por San Martín hasta reunirse en la puerta de la Catedral.

Luego de la bendición con el Santísimo Sacramento en las escalinatas, el obispo manifestó “es siempre muy grato, reunirnos en la festividad de Corpus Christi y ver que la Iglesia que está siempre mezclada como la sal, en lo cotidiano, se hace visible. La manifestación por las calles de la ciudad, tiene que ser un signo, salimos con la riqueza que tenemos: el evangelio de Jesús, la fe, que es para dar. Animémonos a celebrar, anunciar y también a sumarnos a las distintas iniciativas que se proponen en las comunidades. Mi afecto de padre y pastor para todos”.