Se realizará Música para la Navidad en Catedral

Se presentará la orquesta del proyecto “Creciendo en Armonía”, de la Fundación Cultural Argentina y la Asociación servidoras.

El sábado 16 de diciembre a partir de las 21 se realizará “Música para la Navidad”, en la Iglesia Catedral con entrada libre y gratuita. En el mismo se presentará la orquesta “Creciendo en Armonía”, de la Fundación Cultural Argentina y la Asociación servidoras. El encuentro está organizado por la Catedral y Mar del Plata Forum.

Cabe destacar que el proyecto “Creciendo en Armonía”, busca brindar por medio de la música a chicos y jóvenes de zonas semi rurales, una oportunidad de crecimiento y un futuro distinto para sus vidas.

“Después de 13 años de trabajo podemos evaluar el impacto positivo en distintos aspectos de la vida de los chicos: alegría, valoración de sí mismos y sus capacidades, atención y esfuerzo, compañerismo y amistad, trabajo en equipo, responsabilidad, mejor desempeño escolar. Hoy participan más de 100 chicos y jóvenes que encuentran una oportunidad para crecer y desarrollar sus capacidades. Indirectamente el proyecto impacta también en las familias y comunidades que ven abrirse nuevas puertas para sus hijos”, explicó Leila Albóniga una de las servidoras y coordinadoras de la iniciativa.

“Los chicos asisten a clase de instrumentos: violín, viola, violonchelo, contrabajo, flauta traversa, clarinete y lenguaje musical y otras actividades. Se reúnen tres veces semanales. Se los retira de la escuela y luego de almorzar comienzan la tarea, luego de la merienda se los lleva a casa. Los sábados trabajan en ensayo de grupos orquestales toda la jornada, con almuerzo y meriendas”, relató Leila.

Y añadió “la dirección musical está a cargo de la  profesora Ulrike Flemming de Munich Alemania, quien junto con las servidoras da inicio a este proyecto y funda en Alemania «Kinder in Armonia» para la promoción del mismo. La dirección general a cargo de la profesora  Romilda Edith Pérez y yo en la coordinación. También María Sara Cafferata, quien es servidora, y la profesora Alicia Basta viajan para acompañar ‘Creciendo en armonía’. Además de los trece profesores de Mar del Plata y los jóvenes practicantes alemanes nos enriquecemos con profesionales destacados del ambiente musical de nuestro país y del extranjero quienes  han dado su apoyo dictando clases y conviviendo con los chicos en el día a día de sus jornadas”, enfatizó Leila; y concluyó, “desde Santa María de la Armonía, fluye con sonidos la vitalidad para que nuestros niños y jóvenes crezcan en Armonía”

Ariel Sueiro, es desde ahora, nuevo párroco de la Iglesia Catedral

Ayer por la tarde, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata presidió la misa en la que puso en posesión de la Iglesia Catedral de Mar del Plata, al presbítero Ariel Sueiro, como nuevo párroco. Fue la primer toma de posesión del obispo, y quiso que sea justamente en el templo donde tiene su Cátedra. Participaron gran cantidad de sacerdotes, familiares y fieles de toda la diócesis.

«Es muy lindo descubrir en esta toma de posesión que lo acompañan muchos otros hermanos, familiares y de las otras parroquias por las que ha pasado y movimientos en que estuvo trabajando, también autoridades policiales y del colegio Trinity. Qué lindo poder celebrar juntos en el Señor, esta fiesta con la toma de posesión del padre Ariel». Durante la homilía monseñor Mestre, trabajó sobre los puntos «liturgia, pastoralidad y unidad».

“Querido padre Ariel y querida comunidad  que puedan llevar adelante una auténtica Liturgia inculturada. Que nos habla del misterio de Dios pero en la dinámica de la vida del hombre moderno y actual que pueda captar con claridad cómo Dios se revela al modo humano. No es fácil una liturgia inculturada que sea equilibrada que no caiga en lo chabacano, pero que tampoco caiga en una cuestión rubricista, sin vida, sin contenido que no habla al hombre actual”, manifestó el obispo.

Luego detalló el segundo punto “una pastoralidad en clave de santuario: sabemos que a la Catedral se acercan muchas personas con diversas sensibilidades no solo a los servicios litúrgicos, sino a orar en distintos momentos. Qué lindo poder reforzar esta dinámica, esta perspectiva que nos enseña el papa Francisco,  de ser hospital de campaña, para recibir al que viene herido en el camino de la vida. Esto no niega las pastorales específicas, sino que tienen que estar regidos y pastoreados por el padre Ariel al servicio de estos hermanos heridos que se acercan”.

“Finalmente el tercer aspecto es la unidad. La Catedral es el signo visible para el obispo y para toda la diócesis de la unidad de toda la Iglesia de Mar del Plata. Significa a estar muy abierto a lo diverso, a lo distinto, a la comunidad permanente y turística muy intensa, a los del centro y a los del interior de nuestra diócesis, a los de los barrios y periferias geográficas que muchas veces se hacen presentes, a los distintos movimientos, pastorales y servicios que celebran en la sede del obispo. Qué lindo poder acrecentar esta unidad en la diversidad, y vislumbrar así el hermoso mosaico de la vida de la Iglesia”, consideró Mestre.

Luego concluyó su homilía diciendo «tenemos muchos años de amistad y conocimiento», y explicó que compartirán la misma vivienda de la Catedral. «Para mí es una alegría que podamos compartir este espacio de convivencia, junto al padre Luis y a Gastón».

Durante la celebración se realizaron los ritos propios de la toma de posesión del nuevo párroco que implican recibir la palabra de Dios y proclamarla, la profesión de fe y el juramento de fidelidad, la renovación de las promesas sacerdotales, la entrega de los santos óleos y el  crisma con que se ungirá a los catecúmenos y enfermos, la entrega de los dones del pan y el vino y por último, la entrega de las llaves del sagrario.

Al finalizar la eucaristía, el padre Ariel Sueiro manifestó «como pastor de esta Catedral me esforzaré por promover la unidad, la comunión y sobre todo que este templo pueda ser la expresión de la presencia de Dios en nuestra ciudad» expresó en sus palabras finales y manifestó su deseo de quitar las redes que se encuentran desde el 2014 protegiendo la mampostería de la iglesia. «Para eso tendré que contar con la ayuda de todos».

Más adelante expresó la importancia del templo espiritual: «Me gustaría que como piedras vivas hagamos propia la invitación que nuestro obispo nos hacia el día de su ordenación episcopal: “asumir juntos nuestra “hora”, la “hora” hermosa y paradójica que nos toca transitar y no le tenemos miedo a estas palabras: discernimiento, audacia, creatividad, cambios de estructuras, signos de los tiempos, unidad y diversidad, conversión y renovación pastoral». Finalmente señaló «quiero agradecer a todos ustedes que han venido de tantos lugares y están aquí presentes, ustedes son amigos que me ha regalado el ministerio sacerdotal. Y por último en especial quiero agradecer a La Iglesia Catedral, desde hoy mi nueva comunidad».

Hoy asume el padre Armando Ledesma y mañana Nicolás Marinelli

Hoy, a partir de las 18,el presbítero Armando Ledesma, será puesto en posesión de San Carlos Borromeo, ubicada en Juan B. Justo esquina Buenos Aires. La misa también será presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre. Finalmente como párroco de Santa Teresita de Otamendi, donde se desempeñó Ledesma, quedará el joven presbítero Nicolás Marinelli, quien asumirá mañana domingo 8 a las 17, en la misa que presidirá también monseñor Mestre.

La Catedral tendrá, desde el viernes, un nuevo párroco

El padre Ariel Sueiro tomará posesión durante un acto que presidirá el Obispo de Mar del Plata.

El próximo viernes 6 de octubre a partir de las 19, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, pondrá en posesión de la Iglesia Catedral de Mar del Plata al presbítero Ariel Sueiro.
«Agradezco la confianza que pone en mí el obispo, de custodiar y cuidar la Catedral, que es la Iglesia Madre, en definitiva, llevaré adelante la misión que él me pide. Asumo como desafío para este ministerio en la Catedral, las palabras finales que monseñor Mestre pronunció en su ordenación episcopal y toma de posesión: ‘no le tenemos miedo a las palabras discernimiento, audacia, creatividad, cambios de estructuras, signo de los tiempos, unidad y diversidad, conversión y renovación pastoral'», manifestó el sacerdote de 43 años.
Sueiro, se desempeñó como párroco de San Carlos Borromeo, ubicada en Juan B. Justo y Buenos Aires, durante casi siete años hasta este nombramiento de monseñor Mestre. Fue ordenado sacerdote en el 2000 y estuvo en la parroquia Santa María del Carmen de Necochea junto al padre Alfredo Ardanaz, quien falleció al año, por lo que quedó como administrador parroquial y representante del colegio Pío XII de allí.
Luego fue vicario de la Catedral de Mar del Plata, y tiempo después el obispo Puiggari lo hizo párroco de Santa Rosa de Lima, ubicada en el barrio 9 de julio de Mar del Plata. En el 2010, el mismo Puiggari lo nombró párroco de San Carlos Borromeo. Entre otras tareas diocesanas ha sido, asesor del movimiento de Jornadas de Vida Cristiana, de la pastoral juvenil, vocacional y actualmente del movimiento de Cursillos. Es delegado episcopal para la liturgia y también profesor en esa material de la Escuela Universitaria de Teología y el CEDIER.
En el lugar que deja el presbítero Ariel Sueiro, estará como párroco Armando Ledesma, quien será puesto en posesión de San Carlos Borromeo, el próximo sábado 7 de octubre a las 18. La misa también será presidida por el obispo de Mar del Plata.
Finalmente como párroco de Santa Teresita de Otamendi, donde se desempeñó Ledesma, quedará el joven presbítero Nicolás Marinelli, quien asumirá el domingo 8 a las 17, en la misa que presidirá también monseñor Gabriel Mestre.

Lucas Fiorini repudió las pintadas en la Catedral

El edil de CREAR manifestó que las inscripciones realizadas tras la marcha de mujeres realizada el 8 de marzo constituyen “una agresión que no puede justificarse de manera alguna”.

Asimismo presentó junto al concejal Alejandro Carrancio un proyecto en el deliberativo local para que el concejo deliberante  realice un repudio  formal. “Las prácticas violentas deben condenarse y detenerse desde un principio y en todas sus manifestaciones, para no incentivar su reiteración ni alentar su agravamiento”, enfatizó.

El proyecto ingresado por Fiorini y Carrancio refiere al accionar que se produjo en oportunidad de llevarse a cabo el paro y marcha en el marco del Día Internacional de la Mujer, tras lo cual se observaron pintadas agraviantes en la Catedral. “No se puede consentir el accionar de personas que aprovechando el desarrollo de actividades nobles atentan contra instituciones y sus integrantes, dañando no solo la propiedad sino agrediendo con mensajes intolerantes que se alejan de la noción de sana convivencia democrática”, refirieron.

Respecto al ámbito donde se realizaron las inscripciones, Lucas Fiorini expresó que  “la Iglesia Catedral de Mar del Plata es por un lado el epicentro de la Fe Católica de nuestra ciudad, y por otro lado se constituye en uno de los lugares más emblemáticos de esta localidad”.

Fiorini asimismo remarcó que el ataque “representa una violenta agresión y falta de respeto por un culto y una doctrina que es abrazada por cientos de miles de vecinos y que se centra en valores tales como la defensa de la vida, los iguales derechos que pertenecen sin distinciones a todos los integrantes del género humano, la protección debida a quienes más lo necesitan y la inviolable dignidad de persona humana desde su propia concepción”.

Finamente el edil refirió que “no es posible avalar o asumir una postura indiferente frente un hecho que, como el que aquí se repudia, implica a la vez y no por primera vez un ataque a la ciudad misma, por el importante lugar que ocupa dicho templo en la historia y la vida de la ciudad”.

Miles de fieles celebraron el domingo de Ramos en la Catedral

En una mañana soleada y con una multitudinaria presencia de fieles, se realizó al aire libre la celebración del Domingo de Ramos, con la que comienza la Semana Santa, la semana mayor de los cristianos.

Monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, encabezó los ritos litúrgicos. Primero la bendición de ramos y la lectura del evangelio, en una pequeña tarima montada en Yrigoyen y San Martín y luego la misa en el altar armado en las escalinatas de la Catedral.

Al momento de explicar el significado de este día, Marino indicó que “la celebración de este domingo tiene este doble carácter: por un lado festivo, tratando de imitar con nuestros ramos y nuestros cantos a la muchedumbre que aclamó a Jesús como Mesías salvador; por otro, las oraciones y lecturas de la Misa nos sumergen en el clima de la pasión de Cristo, anunciada en Isaías, narrada por San Lucas e interpretada por San Pablo. La fiesta cede el paso a la seriedad. A la gloria de la resurrección se llega por el camino estrecho del amor crucificado”.

Más adelante, haciendo referencia a la realidad actual, el obispo remarcó “al contemplar con los criterios de nuestras convicciones cristianas la realidad social de nuestra patria y los acelerados cambios culturales, podemos sentir la tentación del desaliento. Así como los fariseos deseaban que Jesús impusiera silencio a sus discípulos, también hoy cierto laicismo cerrado se irrita cuando la Iglesia, además de defender la justicia social, predica también su doctrina sobre el evangelio de la vida o sobre el matrimonio y la familia”.

Por último ante la multitud de fieles, monseñor Marino invitó “a aprovechar estos días para una búsqueda más intensa de la intimidad con Cristo, mediante la oración y la meditación de la Palabra de Dios, la participación en la liturgia de estos días, principalmente desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Pascua».
«El viacrucis del Viernes Santo es una ocasión para manifestar nuestra fe en los barrios de nuestra ciudad. Este Año de la Misericordia nos recuerda en forma especial la fuerza sanadora del sacramento de la Reconciliación con la confesión de nuestros pecados. En una palabra, reavivemos nuestra vocación bautismal de santidad y nuestro compromiso de testimonio misionero”, concluyó.