Unos 5.519.776 de catalanes están habilitados para votar a las urnas en este 26J.

Unos 5.519.776 de catalanes están habilitados para votar en este 26J. Ya votaron los principales candidatos por Cataluña. Se estima que las previsiones de alto abstencionismo se cumplirán.

26 de junio, 2016.

Barcelona. (INCAT).- Alrededor de las 9h de la mañana (hora catalana) abrían los colegios electorales en toda la región, con una tímida participación de los votantes, que se incrementó cerca de las 13h, en la previa de la comida dominguera.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont,  fue uno de los primeros en acudir a votar y dijo que el voto de los descontentos será fundamental en esta elección. Su compañero de partido, el candidato por Convergència Democrática, Francesc Homs, pidió al pueblo catalán que “conteste a las urnas”, temiendo un abstencionismo que se prevé generalizado en todo el Estado español.

Gabriel Rufián, cabeza de lista de Esquerra Republicana, dijo que “hay partidos que se pierden por incompetencia”, mientras que Meritxell Batet, desde el PSC, aseguró que espera aconseguir un “cambio fundamental” en España.

El candidato de En Comú Podem por Barcelona, Xavier Domènech, también hizo un llamamiento a acercarse a votar para hacer posible “el cambio que todos los catalanes necesitan”.

Más de 36 millones y medio de electores del Estado español pueden votar en esta elección en la que se eligen 350 diputados y 208 senadores. En Cataluña, pueden votar 5.519.776 personas, 3.345 más que en las pasadas elecciones del 20D.

 

Las mesas abren puntuales y la votación transcurre con normalidad. Son las primeras elecciones generales repetidas por segunda vez en toda la historia de la democracia española.

Con más del 70% de todas las mesas escrutadas, a las 14.10h ya había votado el 36,84% del padrón electoral del Estado español, lo que significa un porcentaje similar al de las elecciones del 20D durante el mismo período de tiempo.

En Cataluña, en cambio, se ha notado una disminución en la cantidad de votantes. Según lo informado por el Ministerio del Interior, en la región ya votó el 32% del padrón, un 3% menos que en las últimas elecciones en este mismo período de tiempo. Es la cifra más baja en toda la historia en Cataluña en unas elecciones generales.

Se estima que ambos porcentajes crecerán de manera considerable durante el transcurso de la tarde, momento en el que suelen acercarse los votantes en un mayor número. Hasta las 20h se puede votar para diputados y senadores en todo el Estado español.

La fórmula del Brexit se basa en un modelo de desconexión similar al catalán

Puigdemont pide una reflexión de la UE sobre ‘el desprecio’ a las realidades europeas

Invita a las instituciones europeas a trabajar para evitar el crecimiento de las ‘propuestas populistas y xenófobas

Girona (INCAT-Vilaweb). El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió a la UE una reflexión, tras la victoria del ‘Brexit’, sobre su actitud de “menosprecio” hacia las diferentes realidades de Europa, también por el sufrimiento de las clases medias y populares y sobre su “falta de liderazgo con los temas que preocupan a los europeos”. En este contexto, invitó a la UE a ponerse a trabajar para evitar el crecimiento de “propuestas populistas y xenófobas”. El presidente también quiso trasladar un mensaje a Escocia, que si fuera independiente hubiera votado a favor de mantenerse en la UE. “Alentándonos en el futuro por las decisiones que puedan tomar”, afirmó el presidente en declaraciones desde la delegación del Gobierno en Girona.

La transición de Cataluña hacia la independencia se prepara desde el gobierno, a través de la creación de nuevas leyes que sustituyen a las vigentes. Esta legalidad nueva que pretende sustituir a la anterior es el modelo que inspiró también a los defensores del Brexit para abandonar la Unión Europea.

Si bien es necesario tener presentes los mecanismos de salida que establecen los tratados europeos, los impulsores del Sí al referéndum de ayer prepararon un paquete legal para que sea aprobado y desplegado después de comunicar al Consejo Europeo la decisión de salir de la Unión Europea, si es el caso.

En el caso de Cataluña, la desconexión se pretende hacer de entrada  y con un paquete de tres leyes que deben ser aprobadas al momento de proclamar la independencia. Se trata de la ley de transitoriedad jurídica, la ley integral de protección social catalana y la ley de administración tributaria.

En el caso británico, los defensores de abandonar la Unión proponen un paquete de seis leyes para ser aprobadas en caso de que obtengan la victoria. Se trata de la ley financiera, la ley del servicio estatal de salud, ley de asilo y control de inmigración, ley sobre la legalidad comunitaria europea, ley de comercio libre y la ley de soberanía.

El tratado de la UE, en su artículo 50, prevé el mecanismo de retirada voluntaria y unilateral de un estado miembro. El estado en cuestión debe notificar la decisión al Consejo Europeo, que tendrá que proponer un acuerdo orientativo sobre la formalización de la retirada. Esta propuesta se debe negociar entre las partes (UE y Reino Unido).