Cayó 14% la producción de carne y la gente cada vez consume menos

A 70 días del cierre de exportaciones, la producción de carne vacuna bajó fuerte y apenas se consumen 47 kilos per cápita en medio de la suba de precios.

La producción de carne vacuna se retrajo más del 14% en un año, informó la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), que enrola a los frigoríficos. 

Además, el consumo de carne vacuna por habitante retrocedió a apenas 47,5 kilos, cuando en el 2020 superaba los 50 kilos

De acuerdo con el reporte, en julio de 2021 la industria frigorífica faenó 1,06 millones de cabezas de hacienda vacuna, y en la comparación interanual la retracción en la producción de carne fue de 14,3%.

El cierre de exportaciones de carne vacuna se realizó el 20 de mayo, por lo que transcurrieron 70 días.

El objetivo declarado por los funcionarios era que el precio de la carne al público bajara.

Miguel Schiariti, titular de Ciccra, señaló: «Como anticipáramos todos los actores de la cadena, no era la solución, dado que nos encontrábamos en un problema de restricción de oferta producto de la muy abultada emisión monetaria».

Frente a la pérdida de valor de la moneda argentina, los productores, a pesar del precio creciente de los terneros de destete, siguieron comprando y convalidando el aumento sostenido durante el 2020, hasta que duplicó su valor, pasó de $ 105 el kilo a $220.

El reporte detalla que al mismo tiempo el valor del maíz también se duplicó, y de los $ 8 el kilo en marzo 2020, se ubica en $ 18. 

Este proceso obligó a los productores de terneros de 320/330 kilos a hacer una recría a campo mucho más lenta, que demora alrededor de ocho meses.

«Esto es lo que genera la crisis de oferta de ganado de consumo, por lo que a pesar de haber explicado a los funcionarios este proceso, cerraron las exportaciones sin ningún resultado en el precio de la carne al público», lamentó Schiariti.

Tras 70 días de cierre de exportaciones, al 31 de julio último la carne en el mostrador aumentó 6% en junio y 8% en julio.

A pesar de la caída del precio de todas las categorías en el Mercado de Liniers de un 4%, la carne en el sector minorista sólo retrocedió entre 0,9% y 2%.

En julio último la industria frigorífica faenó 1,06 millones de cabezas de hacienda vacuna.

Mientras que con relación a junio el nivel de actividad cayó 4,1%, mientras en la comparación interanual la retracción fue del 14,3%.

«Tal como lo venimos planteando desde hace casi tres años en este informe, a partir de la primavera de 2018 la política monetaria fuertemente contractiva encarada por el Banco Central para recuperar la estabilidad macroeconómica llevó la tasa de interés real a un nivel incompatible con el negocio pecuario. En aquel momento el ciclo ganadero ingresó en una nueva fase contractiva», advirtió Ciccra.

La pérdida producida por la sequía entre 2019 y 2020 fue de 943.300 cabezas.

En consecuencia, la participación de las hembras en la faena total descendió a 43,9% en el séptimo mes del 2021.

Y en julio la producción de carne vacuna equivalió a 244 mil toneladas de res con hueso.

«Asumiendo que el volumen exportado se mantuvo en torno a las 50 mil toneladas, la absorción del mercado doméstico habría sido de 194 mil», estimó el reporte. (NA)

Rehabilitan exportaciones de carne, pero prohíben la venta al exterior de los «cortes populares»

Se trata de asado, falda, matambre, cuadrada, bola de lomo, tapa de asado y paleta. Lo anunciaron los ministros Kulfas y Basterra. En 30 días habrá un Plan Ganadero para incentivar la producción.

El presidente Alberto Fernández firmó hoy un decreto por el cual se prohíbe la exportación de cortes cárnicos de consumo popular como asado, falda, matambre, cuadrada, tapa de asado y paleta, anunció el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En una conferencia junto con el titular de Agricultura, Luis Basterra, y tras una reunión con empresarios del sector, Kulfas señaló que se rehabilitará el resto de las exportaciones, con un cupo equivalente al 50% de los vendido al exterior el año pasado, y en 30 días se pondrá en marcha un Plan Ganadero para incrementar la producción.

Indicó que también se comercializarán 11 cortes cárnicos a precios populares, como el asado, la carne picada y la paleta y que estarán disponibles en todo el país.

«Se rehabilita la exportación pero hasta completar el 50 por ciento de promedio del año pasado para buscar un limite a la suba de precios al mercado interno para garantizar la mesa de los argentinos», agregó Kulfas. 

Dijo que «el objetivo de la reunión con los empresarios fue comentar algunas de las medidas que estamos tomando y tener un diálogo constructivo para ordenar el sector cárnico que tuvo fuertes aumentos en los últimos meses».

«El precio de la carne aumentó el doble de los alimentos sin que ello sea explicado por la estructura de costos», consideró el ministro. 

«Esto generó una gran preocupación y llevó a tomar medidas en un momento muy difícil. Por eso buscamos tener mecanismos que permitan revertir y frenar estos aumentos que no tienen explicación», añadió.

Dijo que «la producción de carne está estancada desde hace varios años y esa es la necesidad de un plan ganadero», que será diseñado junto con cámaras empresarias y el gremio del rubro.

«La idea es diseñar un plan para aumentar la producción para ir a 5 millones de toneladas y 3 millones para el mercado interno y 2 millones para exportar», precisó.

Las claves de las medidas:  

   – Exportaciones.

   Reapertura gradual: se podrá exportar hasta el 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020 y rige hasta el 31 de agosto próximo.

   En tanto, hasta el 31 de diciembre próximo no se podrá vender al exterior media res, cuartos con huesos y 7 cortes (asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío).

   Se crea una Mesa de Coordinación Sectorial, encabezada por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

   Se profundizarán los controles sobre el sector exportador. 

   Nuevas medidas para evitar posible subfacturación y desalentar las maniobras ilegales.

.

   – Plan Ganadero: 

   En los próximos 30 días se pondrá en marcha el Plan Ganadero. La elaboración está a cargo de los Ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca.

   Los principales puntos de este programa serán calibrados con los sectores productivos de la cadena cárnica que participaron de la reunión de este martes.   

   El objetivo de mediano plazo es aumentar la producción de carnes, y pasar de las 3,2 millones de toneladas actuales a 5 millones de toneladas por año.

   – Acuerdo por cortes a precios bajos:             

   Se extiende a todos los días de la semana las ofertas de cortes a precios accesibles.   

   Los precios son hasta 45% más bajos que los valores actuales. 

   Los cortes son:

   Tira de asado – $359 x kg.

   Vacío – $499 x kg. 

   Matambre – $549 x kg.

   Cuadrada / Bola de lomo – $515 x kg.

   Tapa de asado – $429 x kg.

   Carnaza – $379 x kg.

   Falda – $229 x kg.

   Roastbeef – $409 x kg.

   Espinazo* – $110 x kg (vigente en Precios Cuidados).

   Carne picada* – $265 x kg.

   Paleta – $485 x kg.

   – Fortalecimiento del Mercado Federal Ambulante: 

   Se amplía el alcance y se incrementará la presencia del Mercado, con más puntos de venta en el AMBA y en distintas aglomeraciones urbanas del país.

   Las carnicerías móviles del Mercado Federal Ambulante comercializan los siguientes cortes envasados al vacío:

   Tira de asado – $349 x kg.

   Carnaza – $369 x kg.

   Cuadrada – $499 x kg.

   Roastbeef – $399 x kg. (NA)

Permanecen en grave estado tres menores afectados por comer carne mal cocida

Se trata una nena 2 años y 4 meses y su hermano de 3 años y 10 meses, oriundos de Tandil, y de otra niña de un año y medio, proveniente de Azul, quienes fueron derivados al Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil de Mar del Plata con un cuadro de Síndrome Urémico Hemolítico

Tres niños, dos de la localidad bonaerense de Tandil y el otro de Azul, permanecían internados en grave estado estado reservado en Mar del Plata, afectados durante las últimas dos semanas por casos de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), informaron fuentes hospitalarias.

Se trata una nena 2 años y 4 meses y su hermano de 3 años y 10 meses, oriundos de la localidad de Tandil, y de otro niña de un año y medio, proveniente del partido bonaerense de Azul, quienes fueron derivados al Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil marplatense.

Fuentes de ese centro de salud informaron a Télam que los tres niños continuaban internados en terapia intermedia «con pronóstico reservado», bajo tratamiento «de diálisis y transfusiones de sangre», habituales para este tipo de cuadros.

En el caso de los dos hermanos, ambos habían sido hospitalizados con pocos días de diferencia en las últimas dos semanas en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas tandilense, y debieron ser trasladados hacía Mar del Plata el viernes último.

La directora de ese hospital, Manuela Beazley, dijo al diario Eco de Tandil, que ambos menores «habían comido hamburguesas», y que «puede ser que no estuvieran bien cocidas».

En cuanto a la menor de un año y medio, también debió ser derivada al hospital especializado de Mar del Plata el viernes, por complicaciones durante una internación en un centro de salud de Azul.

El SUH «es una intoxicación transmitida por la ingesta de alimentos contaminados con una bacteria Escherichia Coli, y sus síntomas habituales son la diarrea y la diarrea con sangre». (Télam)

«La gente está triste porque ya no puede comer carne»

Así lo reconoció el propietario de una cadena de Granja y Carnicería de Mar del Plata. «Pese a nuestro esfuerzo por mantener y aguantar los precios todo lo posible, la gente está triste, se mide, consume poco», confesó.

Con la inflación como eje  central de la discusión política y económica en un año que pese a ser electoral no despierta planes a mediano y largo plazo para salir de la recesión, los productos básicos de la mesa de los argentinos pasaron a ser para muchos «un lujo».

 

Mario Aiello,propietario de la cadena de Granja y Carnicería *LIDMAR* de Mar del Plata  sostuvo que «pese a nuestro esfuerzo por mantener y aguantar los precios todo lo posible, la gente está triste, se mide, consume poco».

 

Pese a que los negocios de Barrio de la ciudad no están impactados por el acuerdo de precios lanzado recientemente por los Ministerios de Economía, Y Producción de la Nación, Aiello reconoció que «la gente viene y pregunta igual si tenemos cortes a esos precios y tenemos que acercarnos a la gente si o si».

 

Según dieron a conocer días atrás desde la Asociación de Productores Porcinos bonaerense la baja en el consumo de carne vacuna inclinó a las familias a comprar cerdo, ante esto, Mario Aiello dijo que «es totalmente cierto, no se trata de una cuestión cultural si no de necesidad. El valor del cerdo está por debajo de la media de la carne e incluso del pollo y la variedad es buena y se puede reemplazar en cualquier plato», aseguró.

 

Los datos oficiales

 

El promedio anual de consumo de carne  se ubica en 54,5 kilos por habitante, con una baja interanual de 5,7 por ciento.

 

Según el último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, (Ciccra), la demanda doméstica de carne vacuna se ubicó en marzo en 54,5 kilos por habitante al año.

 

Representa una baja de 5,7 por ciento respecto al valor de hace 12 meses y es uno de los valores más bajo en la historia.

 

Consumos históricos

 

De acuerdo con la serie histórica de casi 60 años de estadística del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), no hay un año en que el consumo de carne vacuna haya cerrado en una cifra menor a la que registró en marzo.

 

“Cuando se considera el promedio del primer trimestre de 2019, el consumo aparente fue de 49,6 kilos por habitante al año resultó 13,4 por ciento menor al del primer trimestre de 2018”, precisa el informe de Ciccra.

 

Producción

 

En el primer trimestre de 2019, el volumen de carne vacuna producido llegó a 701 mil toneladas res con hueso, 6,1 por ciento por debajo del nivel registrado en el primer trimestre de 2018. Representa 45,9 mil toneladas menos.

 

Según Ciccra, la demanda interna habría absorbido 552,1 mil toneladas en el primer cuarto del año, es decir 13,4 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2018. El equivalente a 85,1 mil toneladas.

Entre los marplatenses, que no falte la carne

A pesar del incremento de precios, el consumo de carnes continúa siendo alto en la ciudad. Así se desprende del Observatorio de la Ciudad de UFasta.

Considerando que la evolución de la alimentación está condicionada por cambios sociales, culturales, políticos y económicos, el Observatorio de la ciudad de la Universidad FASTA se propuso caracterizar el consumo de carnes frescas en los habitantes de la ciudad de Mar del Plata indagando sobre modalidad de compra de carnes en general durante los últimos 3 meses.

El trabajo de campo se realizó durante el mes de noviembre de 2018 en base a una muestra integrada por 500 personas con al menos 18 años cumplidos que consuman algún tipo de carne y que participen de la decisión de compra o de la adquisición de la misma.

Resultados

Un elevado porcentaje de personas consume carne vacuna en su dieta habitual; la mayoría lo hace por lo menos entre tres y cuatro veces por semana. La carne de pollo es la variedad que más se consume a nivel general, incluso siendo mayor a la vacuna, concentrando su consumo entre tres a cuatro veces por semana o más. El consumo de pescado es menor, ya que, 2 de cada 10 encuestados refiere no consumir esta variedad de carne. Lo mismo sucede en el caso de la carne porcina; casi el 30% lo hace cada 15 días o menos, y 4 de cada 10 no lo consumen.

Al momento de indagar sobre la actitud frente al consumo de carnes frescas en los últimos 3 meses, se puede observar una notoria caída del consumo de carne vacuna disminuyendo un 34,6%, acompañado de un decrecimiento del consumo de pescado. En contraposición a esta tendencia, el consumo de carne aviar presenta un alto predominio en el incremento del mismo expresado por el 37,7% de los encuestados.

La disminución del consumo de carne vacuna tiene como principal motivo su precio, mientras que la ínfima alza en su consumo refiere ser en respuesta al rendimiento que brinda la misma frente a otros cortes. Al evaluar la ingesta de la carne de pescado, se menciona como fundamental motivo para el incremento de su consumo el beneficio que otorga para la salud.

En estudios realizados por el Observatorio de la Ciudad en los años 2010 y 2014, el asado y el vacío eran los cortes más elegidos. En la investigación actual, estos cortes han cedido posiciones en la elección de los consumidores, por los motivos que ya han sido señalados previamente.

Respecto de la valoración de aspectos al momento de comprar, los encuestados asignan un alto grado de importancia a tres cuestiones: aspecto de la pieza, higiene del lugar y seguridad del alimento. Asimismo, una cantidad importante de encuestados considera importante el precio del alimento.

Al indagar sobre la variedad de carne que consideran más beneficiosa para la salud, se menciona en primer lugar al pescado. Aún así, 3 de cada 10 encuestados consideran que todas las carnes brindan beneficios para la salud.

En cuanto al grado de acuerdo de los consumidores frente a diferentes afirmaciones, más de la mitad de los encuestados están en desacuerdo con que “La calidad de grasa del pollo y del pescado son igual de sanas por ser consideradas carnes blancas”.

Prácticamente el total de los encuestados menciona que “Comer asado se asocia a compartir con familia y amigos”. Esta afirmación, se mantiene al comparar con estudios anteriores realizados por el Observatorio de la ciudad y denota el valor social y el simbolismo que posee esta práctica para los argentinos, favoreciendo el encuentro con los seres queridos.

Por último, las afirmaciones sobre la percepción de aspectos relacionados con el consumo de carnes, tuvieron resultados similares. La amplia mayoría de los encuestados cree que: “Para una familia, consumir pescado rinde menos que consumir carne vacuna”, que además “Comemos carne vacuna porque es la más sabrosa”, y por último que “La carne vacuna da más saciedad que otras carnes”.