La Iglesia católica advierte sobre la conducta de un ex sacerdote

Se trata de Carlos Sara que fue excomulgado en 2013 por realizar convocatorias a misas de sanación bajo nombre de la “Fundación Jesucristo Sanador”.

El Obispado de Mar del Plata comunica que el ex sacerdote Carlos Manuel Sara no se encuentra habilitado para realizar ningún tipo de celebración de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Asimismo, no está vinculado bajo ningún aspecto con la misma y no mantiene ninguna relación con el Papa Francisco y con el obispo diocesano Mons. Gabriel Mestre.

A fin de evitar la confusión de los fieles, se informó que Sara se ha apartado de la Iglesia Católica voluntariamente y, fundando una nueva iglesia, ha quedado excomulgado el 5 de octubre de 2012 (a tenor del canon 1364 del Código de Derecho Canónico). Además, ha sido expulsado del estado clerical el 6 de septiembre de 2013.

Por este motivo, los casamientos, bautismos, misas y otras celebraciones por él realizadas no son válidas para la Iglesia Católica.

A Sara se lo acusa de haber incurrido en cisma, alguien que se ha separado y rompe la unidad de la Iglesia en su organización.

El sacerdote realizaba prácticas como la imposición de manos organizaba misas en el Club Belgrano, de la ciudad de La Plata. A pesar de haber sido apartado por la Curia, Sara sigue realizando eventos religiosos en Mar del Plata.

Según advirtió la Iglesia, el sacerdote “tiene prohibida cualquier participación ministerial en la celebración del sacrificio eucarístico o en cualquier otra ceremonia de culto, como asimismo la celebración de los sacramentos o sacramentales”.