Vigilia en Mar del Plata por la canonización del cura Brochero

El próximo domingo en el Vaticano se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

Con una inédita «semana brocheriana» en Roma, el Vaticano se prepara para la histórica canonización del «cura gaucho» José Gabriel Brochero, que este domingo 16 de octubre se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

En Mar del Plata, al igual que en otras ciudades del país, está prevista una vigilia a la espera de la canonización del Cura Brochero.

El sábado 15 de octubre, desde las 21, en la Iglesia Catedral de Mar del Plata dará inicio la vigilia. A las 5 de la mañana del domingo 16 se realizará la transmisión en directo desde el Vaticano, del momento de la canonización.

Durante la vigilia habrá cantos reflexiones y testimonios a cargo de hermanos de la Casa Cura Brochero de Mar del Plata.

Para finalizar este acontecimiento histórico se va a celebrar una misa de acción de gracias a las 8 de la mañana.

La misa para la canonización de Brochero y otros seis santos que presidirá el papa Francisco en la Plaza San Pedro iniciará este domingo a las 10.15 de Roma (5.15 de Argentina), y se espera que ya antes del mediodía italiano el Pontífice haya pronunciado en latín la fórmula que inscribirá definitivamente a Brochero en el «Árbol de los Santos».

Se prevé que de la ceremonia tomarán parte unos mil fieles provenientes de Argentina, más de treinta obispos y un centenar de sacerdotes, además del Presidente Mauricio Macri, que este sábado mantuvo un encuentro con el Pontífice.

Junto a Brochero serán canonizados los beatos italianos Lodovico Pavoni y Alfonso Maria Fusco, el obispo español Manuel González García, los franceses Salomón Leclercq y Elisabeth de la Santísima Trinidad y el niño mártir mexicano José Sánchez del Río.

Brochero será canonizado luego de que la Congregación para las Causas de los Santos certificara los milagros que se le atribuyen al cura gaucho en los casos de Nicolás Flores, un chico de 11 meses que había quedado al borde de la muerte tras sufrir un severo accidente de tránsito; y de Camila Brusotti, una nena que se recuperó de lesiones que la habían dejado al borde de la muerte.

Si bien Brochero será el primer santo «100%» argentino, ya que en el caso del primer santo oficializado por el Vaticano y nacido en Argentina, San Héctor Valdivielso Sáez, también conocido como San Benito de Jesús (1910-1934), sólo vivió en el país hasta los cuatro años.

A esa edad, fue llevado por sus padres a España donde fue ejecutado durante la Revolución de Asturias, previa a la Guerra Civil Española, por lo que fue beatificado el 29 de abril de 1990 por el papa Juan Pablo II y canonizado el 21 de noviembre de 1999 por el mismo pontífice.

Misa en acción de gracias por la canonización de Madre Teresa de Calcuta

El Obispo de Mar del Plata celebró una emotiva misa en la Iglesia Catedral con la presencia de las Hermanas de la Caridad.

Con motivo de la canonización de Madre Teresa de Calcuta, monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió la misa en acción de gracias en la Catedral de Mar del Plata.

Con la presencia de las religiosas “Misioneras de la Caridad” que realizan su labor en el hogar “María Reina de la Paz” para enfermos terminales de HIV, del barrio parque Palermo, asistentes del hogar, familias del barrio, y otros voluntarios y fieles devotos de la nueva santa de la Iglesia Católica; se hicieron presentes en el templo mayor de la ciudad.

En el comulgatorio, expusieron una imagen con el rostro de Santa Teresa de Calcuta, y custodiada por dos velas encendidas, una reliquia que contenía sangre de Madre Teresa.

“La Iglesia ha vivido este domingo un acontecimiento extraordinario con la canonización de Madre Teresa de Calcuta. Con su vida y su obra, ella ha sido la exponente admirable de la sabiduría de vida enseñada por el Divino Maestro. Ella la supo traducir en el pleno despojo de sí misma y en el amor misericordioso hacia los más pobres entre los pobres. Contemplando fotografías, nos damos cuenta de su menuda figura física y de su aspecto frágil, acentuado con los años en su rostro surcado de arrugas. Pero esta apariencia era inversamente proporcional a su incomparable grandeza espiritual”, resaltó el obispo sobre la figura de Madre Teresa de Calcuta.

“Al referirnos a esta gran santa de nuestro tiempo, la parte más conocida es su extraordinaria obra en favor de los considerados como indeseables, que no tenían lugar en las instituciones oficiales. Esto la hizo famosa, aunque ella se mantuvo siempre alejada de las glorias del mundo”, puntualizó el obispo.

Y luego detalló “a su primera casa le dio el nombre de Inmaculado Corazón. Las Misioneras de la Caridad comenzaron siendo doce hermanas. A la muerte de la santa, en 1997, estaban en 120 países. En el último registro, la congregación cuenta con 5.161 hermanas y el número de países se elevó a 139. Hay también religiosos, que son hijos de la santa, mucho menores en número pero que van igualmente en aumento. Se añaden siempre también innumerables voluntarios. A las Misioneras de la Caridad, las tenemos presentes en la periferia de esta ciudad. Es una alegría profunda contar con ellas y darles nuestra felicitación. Hoy es para todos un gran día. Como obispo las abrazo y bendigo”.

“Queridos hermanos en el Señor y queridas hermanas Misioneras de la Caridad, pidamos al Señor recibir debidamente la gracia de este día. En el Año de la Misericordia imploremos para toda la Iglesia la sabiduría del servicio misericordioso hacia el prójimo que la Providencia pone en nuestro camino”, concluyó el obispo.