Un parto para el comercio minorista: 9 meses de caída en las ventas

Las ventas de los comercios minoristas cayeron un 8,2 por ciento en septiembre, respecto del mismo mes del año pasado. Con esta nueva caída la retracción de los comercios ya acumularon nueve meses en descenso.

El dato sigue dando cuenta del complicado panorama de corto y mediano plazo que se encuentran enfrentando los empresarios del sector.

Los más afectados

Las bajas anuales más fuertes ocurrieron en sectores como los de venta de neumáticos, departamentos y casas; electrodomésticos; y calzados.

Sin embargo, como viene ocurriendo en los últimos meses, todos los rubros mostraron tendencia descendente.

Los datos surgen del relevamiento permanente que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y que fue dado a conocer por las autoridades de esa institución.

Sintiendo el ajuste

La entidad señaló para explicar las permanentes caídas de ventas la incertidumbre y la retracción del poder adquisitivo.

“El mercado de consumo –señalan– está sintiendo el ajuste en el gasto de las familias provocado por la pérdida de poder adquisitivo, y la incertidumbre general sobre lo que pueda suceder con el empleo y la economía en los próximos meses”.

“Ahora 12”

Siempre de acuerdo con la CAME, sobre fin de septiembre impactó en forma positiva el lanzamiento del programa “Ahora 12”.

El programa habría permitido repuntar la venta de electrodomésticos e indumentaria, pero el efecto todavía es incipiente.

De todos modos, los comercios son optimistas y esperan que en octubre ese programa ayude a amortiguar la caída, sobre todo durante el Día de la Madre.

El panorama

En septiembre, de lunes a jueves, la mayoría de los comercios se movió con muy poco tránsito de gente y recién a partir de cada viernes la venta repuntó.

No obstante, el repunte de los fines de semana apenas está alcanzando para sostener el flujo de gastos del comercio, y por eso la necesidad de buscar canales inmediatos para aumentar el consumo.

“En tanto, también hubo más ofertas y liquidaciones que ayudaron a rotar la mercadería y generar liquidez en el comercio, pero el público compra con mucha cautela, recorre más y tarda en decidir su gasto”, apuntó la CAME.