Escocia inicia una ofensiva diplomática en Bruselas para seguir en la UE fuera del Reino Unido

Noticias de Cataluña

Una medida que enoja a Mariano Rajoy y que celebra Carles Puigdemont, siempre atento a las similitudes entre el proceso escocés y el catalán.
Barcelona. (INCAT-Agencias).- “Si el Reino Unido se va, Escocia también se va”. Con estas palabras, el presidente español en funciones, Mariano Rajoy, manifestó su postura con respecto a los recientes intentos de los escoceses de seguir perteneciendo a la Unión Europea, aún a costa de tener que abandonar el Reino Unido.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, estuvo ayer en Bruselas y lanzó una ofensiva diplomática dejando claro que los ciudadanos de su país apoyan mayoritariamente seguir en la UE. Esta actitud molestó a Mariano Rajoy y se manifestó “radicalmente en contra” de que Escocia negocie con Bruselas. “El Gobierno español se opone a que estas negociaciones se hagan con alguien distinto al Gobierno de Londres. Lo demás son problemas internos del Reino Unido”, añadió.

También desligó la vinculación entre la salida del Reino Unido de la UE y el proceso catalán. ”El hecho de que se vaya nada tiene que ver con los planteamientos que hacen algunos dirigentes políticos en Cataluña”, dijo el presidente español.

Desde el gobierno catalán, sin embargo, vieron con buenos ojos que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, haya recibido a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. El presidente Carles Puigdemont dijo en el Parlament que los catalanes, con respecto a las instituciones europeas, “están abiertos y son constantes” y se lamentó por Escocia que “ahora se han quedado sin independencia y sin la UE”.

El presidente de la Generalitat defendió los aspectos positivos de un posible nuevo referéndum de independencia en Escocia y destacó el cambio de actitud de la Unión Europea con respecto al caso escocés, esperando un trato igual para el caso catalán.