La industria textil confeccionará barbijos y camisolines

Las autoridades de la Asociación Obrera Textil y de la Cámara Textil de Mar del Plata gestionaron ante el municipio la posibilidad de abrir los talleres para confeccionar insumos médicos vinculados con su actividad tales como barbijos y camisolines.

Mediante una nota dirigida al Ejecutivo local, la industria textil hicieron hincapié en la grave situación sanitaria derivada de la pandemia producida por el virus COVID-19 que se cierne a nivel mundial y que se encuentra instalada en Mar del Plata.

Luego de los primeros días de expansión del virus en el país, el sector textil reconoció haber recibido numerosas consultas y solicitudes para confeccionar insumos médicos vinculados con la actividad textil (barbijos, camisolines) necesarios para proveer a diferentes centros de salud de la ciudad.

«Gracias a nuestra buena comunicación con la Secretaria de Desarrollo Productivo del municipio, hemos derivado y centralizado esos pedidos con el Lic. Fernando Muro y su equipo, quienes han avanzado con la generación de recursos para abastecer parte de la necesidad actual», señalaron.

Desde la industria textil en todos sus ámbitos, expresaron su intención de aportar su “granito de arena” ante esta situación sin precedentes. «Si bien nuestras empresas hoy están cerradas -cumpliendo con la cuarentena dictada por el Decreto DECNU 2020-297-APN-PTE del Poder Ejecutivo Nacional y el Decreto Municipal 440/2020 -creemos que podemos brindar mayor apoyo encendiendo nuestras máquinas y con la alta capacidad productiva de nuestros empleados para fabricación de los insumos anteriormente mencionados», fundamentaron.

Ante esta situación, entendiendo que se debe trabajar en conjunto, Sector Privado, Gremios y el Estado, esta sinergia fue lo que motivó al pedido de esta excepción «por lo que hemos acordado junto con el Gremio AOT (Asociación Obrera Textil) este pedido de exceptuar a las empresas y sus empleados del aislamiento social, preventivo y obligatoria dispuestos por los decretos nacional y municipal».

Esta medida tendría como único objetivo la fabricación de barbijos y camisolines con materia prima provista por la Secretaria de Desarrollo Productivo. Las empresas realizarían la convocatoria de su personal, teniendo la última palabra los empleados, que optarán por asistir voluntariamente. Quedando exceptuados quienes sean mayores de 60 años o pertenezcan a grupos de riesgo según la Resolución 207/2020 del MTEYSS.

«Creemos que estas acciones, despojadas de todo efecto económico particular, ayudarán a combatir a un enemigo invisible y diferente a lo que acostumbramos a enfrentar, pero que todos juntos podremos darle batalla y vencerlo», resaltaron.

Finalmente, el pedido fue bien receptado por el municipio que mediante un decreto dispuso exceptuar este sector de las medidas restrictivas y permitir que abran los talleres para confeccionar barbijos y camisolines.

La Cámara Textil niega que cuente con trabajadores en negro

La Cámara Textil de Mar del Plata afirmó que mantiene un sostenido compromiso por desalentar y combatir la informalidad laboral dentro del sector, a través de un continuo diálogo con organismos oficiales y entidades gremiales legalmente reconocidas, el asesoramiento brindado a nuevos emprendedores y mediante la actividad desarrollada por su escuela de capacitación.

Desde hace tiempo esta institución viene manteniendo periódicas reuniones con el Ministerio de Trabajo de la Nación, el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires y con los representantes de los gremios con representación dentro de la actividad: la Asociación Obrera Textil de la República Argentina (AOT) y el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA).

“Este trabajo es realizado en base a la convicción de que estas prácticas vulneran los derechos de las personas y afectan los intereses de la industria legalmente establecida”, señalaron las autoridades textiles.

Para la Cámara Textil “el trabajo en negro, generalmente asociado a otro tipo de irregularidades, es una práctica que merece nuestra más clara condena”.

Por otra parte, la Cámara Textil de Mar del Plata hace público su rechazo a las afirmaciones del autodenominado Sindicato Argentino de Trabajo a Domicilio Textil y Afines, que “con el claro propósito de promocionar su existencia”, aseguró que «todas las empresas textiles de Mar del Plata tienen trabajadores domiciliarios en negro”.

“Esta pseudodenuncia, además de carecer de veracidad, lesiona injustificadamente la imagen de la industria legalmente establecida en el Partido de General Pueyrredón, para la cual, las violaciones a las normas son entendidas como no otra cosa que delitos”, subrayaron.

Por otro lado, la Cámara Textil de Mar del Plata también convoca a quienes integran el autodenominado Sindicato Argentino de Trabajo a Domicilio Textil y Afines -el cual no posee personería gremial acreditada por parte del Ministerio de Trabajo- a interiorizarse sobre los pormenores de la actividad.

Sector textil planteó su difícil actualidad al senador Hogan

El senador provincial se reunió con integrantes de la Cámara Textil de Mar del Plata

El senador provincial Patricio Hogan (Frente Renovador) mantuvo una reunión con el Presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, Juan Pablo Maisonnave, el pasado lunes por la tarde. También, estuvo presente la tesorera de la entidad, Susana Lerga.

Los integrantes de la Cámara Textil dialogaron con el senador Hogan sobre la difícil actualidad que atraviesa el sector, dentro del contexto económico en el que se encuentra la ciudad y el país. A pesar de ello, desde la entidad mostraron su optimismo para el futuro y destacaron las diversas iniciativas que viene desarrollando la organización, como las diferentes capacitaciones que brindan a emprendedores y productores textiles.

Además, Maisonnave puso en conocimiento al senador Hogan sobre el Mapa Productivo de Indumentaria y Textil (MaPrIT), una iniciativa de Cámara Textil para realizar un relevamiento cualitativo y cuantitativo del sector.

Patricio Hogan coincidió con Maisonnave en alentar a este sector productivo, afirmando que “lo mejor que puede pasar es que lo público y lo privado trabajen juntos y con un mismo objetivo”.

Por falta de fondos cerró la escuela de capacitación textil

Más de 80 alumnos cursaban en el establecimiento, hasta que, por falta de fondos no se pudo continuar.

La Escuela de Capacitación Textil de Mar del Plata volvió a funcionar el año pasado luego de casi cinco años de permanecer cerrada.

Sin embargo, luego de funcionar dos cuatrimestres las máquinas volvieron a apagarse por falta de fondos.

Desde la Cámara Textil de Mar del Plata señalaron que el municipio se hacía cargo de los sueldos de los profesores y la entidad se comprometía a aportar la infraestructura y maquinarias.

Sin embargo, con la nueva gestión municipal se interrumpió el programa e incluso quedaron adeudados los sueldos de los profesores que la Cámara terminó por hacerse cargo para que los cursos pudieran finalizar.

Los integrantes de la Cámara Textil reconocieron que se encuentran abocados a gestionar con la Provincia y el propio municipio algún tipo de convenio para reabrir la escuela.

“Estamos buscando la vuelta de hacer un mix entre los público y privado y reactivar la escuela porque aparte cumple un rol social”, destacaron.

Inquietud de la Cámara Texil por el resurgimiento de la venta ambulante

La Cámara Textil de Mar del Plata hizo saber su preocupación por el resurgimiento de la venta ambulante en la ciudad y reclamó que las autoridades asuman plenamente el compromiso de hacer cumplir la ley evitando el ejercicio de una actividad sumamente dañina para el conjunto de la comunidad.

Tal como lo vienen planteando otras instituciones vinculadas al comercio y la industria, la Cámara Textil de Mar del Plata expresó su inquietud frente a cualquier intento por admitir su ejercicio en las calles de Mar del Plata.

En ese aspecto, sostuvieron que la venta ambulante atenta contra los derechos del comercio y la industria legalmente establecidos así como contra los de los consumidores y el interés del Estado.

Cabe señalar que toda la legislación vigente -nacional, provincial y municipal- reconocen estas circunstancias las cuales deben ser consideradas al momento de plantear cualquier debate al respecto.

«No puede perderse de vista que la venta ambulante pone en riesgo la salud de la población, arriesga la seguridad del público y vulnera los derechos de los ciudadanos como consumidores«, destacaron la autoridades textiles.

Además, precisaron que se trata de una modalidad de venta que se desarrolla en condiciones ideales para cometer actos de engaño ya que no ofrece garantías acerca del origen y calidad de los productos que comercializa.

«También provoca un negativo impacto en la calidad de vida de las zonas en las cuales se ejerce debido a la ocupación de veredas y otros espacios públicos, lo que contribuye a acrecentar los problemas de seguridad ciudadana y los conflictos vecinales», expresaron desde la Cámara Textil local.

Por todo ello, la Cámara Textil de Mar del Plata manifestó su rechazo ante cualquier intento de convalidar el ejercicio de la venta ambulante.

«Sumado a esto y en apoyo a la industria y al comercio legalmente establecidos, se vería con agrado que en un marco de recesión económica y caída de ventas, desde el sector público se promovieran políticas activas para combatir la actividad económica clandestina con la consigna de proteger a las empresas y el empleo», concluyeron.