Fin de semana largo: “El público viaja sin gastar”

Las ventas de los comercios minoristas se deterioraron al caer un 2,8 por ciento respecto al mismo fin de semana del 12 de octubre del pasado año, según un informe realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“Con 918 mil turistas recorriendo el país, el fin de semana largo está permitiendo oxigenar las economías regionales”, comienza el comunicado, que resalta que pese a que en los tres días los turistas habrán gastado $1.002 millones, “la venta minorista vinculada al turismo finalizará con una caída de 2,8%”.

Según estimaciones de CAME en base a datos aportados por cámaras, centros, uniones, y federaciones regionales, con un gasto promedio diario de $420 por persona y una estadía media de 2,6 días, el turismo dejará un impacto económico directo de $1.002 millones.

“Sin embargo, a pesar que más gente viajó, las ventas vinculadas al turismo (medidas en cantidades), finalizarán con una caída de 2,8% frente al 12 de octubre del año pasado, según las variaciones promedio reportadas por comercios, restaurantes, y prestadores de servicios en 40 ciudades relevadas por CAME”, puntualiza el informe.

Y añade: “De todos modos, a pesar de la caída, las economías regionales se vieron activadas frente a un mercado de consumo que viene muy debilitado, aunque para tentar a un público que decidió viajar sin gastar los empresarios debieron ofrecer promociones, opciones más económicas y ofertas de todo tipo“.

De acuerdo a información oficial, del total de argentinos que habrán viajado el fin de semana largo, un 87% optó por destinos nacionales y el 13% salió al exterior. A su vez, el 58% viajó por ocio y 40% está aprovechando para visitar familiares y amigos.

En lo que va de 2013, ya hubo 7 fin de semanas turísticos (Carnaval, 24 de Marzo, Semana Santa, 1 de Mayo, 20 de Junio, 17 de agosto y 12 de Octubre) donde viajaron 7,7 millones de turistas y dejaron ingresos directos por $8.795 millones en las ciudades turísticas nacionales.

Por séptima vez en el año, se cayeron las ventas minoristas

Las ventas de los comercios minoristas cayeron un 9,6 por ciento en julio con relación a junio, mientras que durante los primeros siete meses acumularon una baja promedio de 7,4% anual, en un escenario de “incertidumbre financiera” y “problemas de ingresos más acentuados”.

Los datos surgen de un informe realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), y difundido ayer, en el cual se destacó que “es el séptimo mes consecutivo en que las ventas minoristas caen con la particularidad de que en el 41% de los rubros relevados se registraron bajas anuales de dos dígitos”.

Según señaló la entidad, en el sector hay preocupación por la “continuidad de la coyuntura actual por los problemas de liquidez y rentabilidad que generan, y el incremento visible en la venta ilegal en todo el país”.

El estudio indicó que también disminuyó la cantidad de compras realizadas en efectivo, mientras que se registró una “fuerte” desaceleración en las operaciones con tarjetas de crédito, inclusive en aquellos comercios que continuaron ofreciendo cuotas sin interés.

“La incertidumbre financiera y los problemas de ingresos más acentuados en las familias retrajeron la demanda de todos los rubros que componen la canasta de consumo mensual”, sostuvo el sondeo.

Las caídas más “profundas” se registraron en el rubro de inmobiliarias, con un 19,7%, en jugueterías y librerías, con un 13,4%, en bijouterie, con un 13,2% y en electrodomésticos, con un 13,1%.

No obstante, en general, todos los rubros tuvieron bajas “profundas”, de acuerdo a CAME, que señaló que “las vacaciones de invierno, junto a los cobros de aguinaldo y las subas de salarios cerrados en las paritarias de algunos sectores levantaron por momentos el consumo, pero no lo suficiente para cambiar la tendencia.