Reunidos en Bratislava, los líderes de los 28 países integrantes aprobaron también la hoja de ruta para relanzar la UE sin el Reino Unido, tras el Brexit

Noticias de la Unión Europea

Habrá más controles policiales para los extranjeros en los aeropuertos europeos

El terrorismo yihadista golpeó a Europa en los últimos años y contribuyó a hacer más profunda la crisis del proyecto comunitario. Los atentados con cientos de víctimas –como los últimos de París y Bruselas– han hecho que se dispare la sensación de inseguridad entre la ciudadanía, y ahora los gobiernos europeos quieren reforzar el control de las fronteras externas de la UE para evitar más atentados. La medida también contribuirá a frenar la inmigración irregular.

Los líderes europeos dieron apoyo a las propuestas de la Comisión Europea para blindar las fronteras y aumentar el control de quién entra y quién sale de Schengen, el espacio de libre circulación de personas en Europa. Entre las iniciativas, se destaca el sistema de autorización para viajar al territorio Schengen inspirado en el de los Estados Unidos que se aplicará a los ciudadanos de terceros países que estén exentos de visado.

Los viajeros deberán rellenar un formulario con las fechas de entrada y salida, el lugar donde se alojarán y una serie de datos que permitirán que las autoridades policiales tengan controlados todos los extranjeros que entran en Europa. La policía podrá denegar la entrada de aquellas personas que considere sospechosas de terrorismo o que sean inmigrantes sin los permisos necesarios. “No puede haber tolerancia en detrimento de nuestra seguridad”, aseguraba esta semana Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión.

Los líderes europeos consideran clave aumentar la sensación de seguridad de los ciudadanos como fórmula para devolver su confianza en el proyecto europeo. El Brexit ha provocado una profunda herida que, sumada al terrorismo y al fracaso de la gestión de la crisis de refugiados, ha hecho que se dispare la desconfianza ciudadana en Europa. Aumentar la seguridad en las fronteras externas se ha convertido en una prioridad política. La puesta en marcha de este sistema de autorización se podría hacer en un tiempo récord. Según Bruselas, la propuesta legal se presentará en diciembre y el sistema estará operativo en el verano de 2017.

Modelo estadounidense

La UE también pondrá en marcha un sistema complementario para fichar las personas que entran y salen de la UE para periodos cortos, de 90 días como máximo. Los cuerpos policiales registrarán los nombres, números de pasaporte, documentos de viaje y los datos biométricos de los viajeros. El sistema se estrenará en 2020, si se cumple el calendario.

Todo ello cambiará radicalmente el control de las personas que entran en el territorio comunitario. La UE opta cada vez más por copiar el modelo estadounidense, tradicionalmente más estricto que el europeo. El terrorismo y la inmigración están cambiando las reglas del juego.-

Bratislava, Eslovaquia (INCAT-ARA).-