En Mar del Plata también festejaron los hinchas de Boca

Tras la apasionante definición de la Superliga, el Monumento a San Martín volvió a ser epicentro de los festejos de los hinchas xeneizes.

La Superliga Argentina se guardó un final apasionante para la última jornada y fue Boca, con su triunfo 1-0 ante Gimnasia con gol de Carlos Tevez, el que terminó arrebatándole el título a River, que había llegado con un punto de ventaja pero que no pudo pasar del empate ante Atlético en Tucumán.

Apenas finalizado el encuentro en La Bombonera, con el resultado puesto del Millonario segundos antes, cientos de hinchas Xeneizes fueron encontrándose en las calles céntricas para desembocar en el tradicional punto de encuentro de los festejos: el Monumento a San Martín, en Luro y Mitre.

Con los colores azul y amarillo copando la noche marplatense los festejos se extendieron durante varias horas.

Foto: @sebapiriz

La primera victoria de Peñarol llegó con buen juego

Peñarol mostró un buen rendimiento y venció claramente a Boca por 85-65 en un Polideportivo Islas Malvinas que mostró un gran marco de público con masiva concurrencia de participantes de los Juegos Nacionales Evita.

Con plantel completo, Peñarol mostró un buen rendimiento y venció claramente a Boca por 85-65 en un Polideportivo Islas Malvinas que mostró un gran marco de público con masiva concurrencia de participantes de los Juegos Nacionales Evita.

El partido, que marcó el debut de los extranjeros Gabriel Belardo y Cory Johnson, correspondió a la cuarta fecha en el Grupo D del Súper 20. El jueves a las 21, el «Milrayitas» volverá a presentarse como local cuando reciba a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

El primer cuarto mostró, del lado local, un goleo alto y repartido con Tabárez como destacado con 8 unidades. Además, con todo el personal disponible, Piccato apeló rápidamente a la rotación y Peñarol anotó puntos con siete jugadores. La defensa, ante un equipo peligroso, fue muy buena. La chicharra encontró a los locales arriba 24-14.

Un triple de Cory Johnson sobre el final de una ofensiva poco clara, le dio una renta de 13 al local (27-14). Luego llegó un 5-0 visitante (27-19), que el «Milrayitas» contestó con un clave 7-0 para ganar tranquilidad (34-19). Narvarte pidió tiempo muerto cuando habían pasado tres minutos.

Boca luego pudo arrimarse con el protagonismo de Flor, pero Peñarol lo cerró de manera correcta para irse al descanso largo arriba por 10 unidades (39-29). El elenco de Piccato volvió a lastimar con manos perimetrales e internas para tener variantes y escaparse.

Con un Flor que siguió encendido, Boca se acercó en el inicio del tercer parcial, aunque Peñarol sorteó los arrebatos con solvencia, con el goleo de su perímetro, también lastimando con Thomas, y entró ocho arriba a los dos minutos de cierre (54-46). Sandes tomó la posta anotadora visitante y lo arrimó a seis al finalizar el segmento (57-51).

Peñarol salió a afrontar el último cuarto con presión, ya que a pesar de haber dominado, su rival estaba cerca y el primer triunfo peligraba. De todas maneras, el equipo rindió de manera muy firme y se escapó por 14 (67-53), exhibiendo nuevamente la virtud del goleo repartido. A los puntos de Thomas, Tabárez, Vaulet y Valinotti, además se le acoplaron los de Belardo. Por eso el equipo disfrutó del desenlace, terminó con los pibes Fernández y Franco (un triple) en cancha, además de sacar la máxima renta al sonar la bocina final.

 

PEÑAROL 85: Joaquín Valinotti 11, Tomás Monacchi 2, Joshua Jackson 10, Patricio Tabárez 17 y Devin Thomas 16 (FI). Santiago Vaulet 13, Gabriel Belardo 7, Franco Barroso 0, Cory Johnson 6, Lucas Gorosterrazú 0, Juan Martín Fernández 0 y Nicolás Franco 3. Entrenador: Gabriel Piccato.

 

BOCA 65: Alejandro Konsztadt 3, Eric Flor 21, Adrián Boccia 18, Matías Sandes 11 y Martín Leiva 5 (FI). Lucas Gargallo 2, Bruno Sansimoni (x) 0, Reggie Larry 2, Agustín Facello 10, Tomás Pereyra 0, Ignacio Berrios 0 y Aieser Batista 0. Entrenador: Guillermo Narvarte.

 

Parciales: 24-14; 39-29 y 57-51.

Árbitros: Alejandro Chiti, Sebastián Moncloba y Raúl Sánchez.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Foto: Demián Schleider, LNB Contenidos

Bernardo RolónPrensa y difusión – Club Atlético Peñarol.

Aldosivi no pudo con el poderío de Boca

Boca Juniors venció por 2 a 0 a Aldosivi de Mar del Plata, en la Bombonera, poniendo cierre al segmento dominical de la tercera fecha de la Superliga.

Boca Juniors le ganó en su estadio a Aldosivi de Mar del Plata por 2 a 0, en el último partido del día por la tercera fecha de la Superliga de Primera División de fútbol, con anotaciones de Carlos Tevez (34m. PT) y Eduardo Salvio (32m. ST).

Boca, sin esforzarse demasiado y con un rendimiento muy parecido al del partido de la Copa Argentina ante Almagro, en el que desarrolló un primer tiempo aceptable y un segundo con muchas dudas, se terminó aprovechando de la ineficacia de Aldosivi para llevarse una cómoda victoria.

Después de otro conmovedor homenaje a José Luis Brown, ex jugador del club fallecido la semana pasada, Boca, que no fue un dechado de virtudes en ataque, especialmente porque al debutante Franco Soldano le faltó «pimienta» en los últimos metros para que la victoria se sellara antes de la media hora del segundo tiempo, lo cerró cuando Eduardo Salvio otra vez entró y anotó como ante Atlético Paranaense (también triunfo 2 a 0).

El ex Lanús, que fue suplente en tres de los cinco partidos en que vistió la camiseta de Boca, lleva anotados tres tantos desde que llegó proveniente de Benfica, de Portugal.

La primera conquista también llegó apenas superados los 30 minutos del período inicial y fue obra de la figura de la cancha, un Carlos Tevez al que su serie biográfica pareció haberlo inspirado para ser el protagonista de la tarde-noche dominguera con una actuación como la que el «mundo Boca» quiere ver de él.

Sin embargo esa conquista estuvo invadida por la duda de la presunta posición adelantada del lateral izquierdo Emmanuel Más en la acción previa, algo que debió ser advertido por el árbitro asistente por ese sector, Lucas Germanotta, pero no lo hizo.

Con esta derrota, Aldosivi sigue sin ganar en la Superliga y suma apenas un punto en tres presentaciones.

Peñarol confirmó su buen momento

Superó claramente a Boca por 82-63 para seguir afirmándose en la lucha por la permanencia. El miércoles jugará una nueva «final» contra Obras.

Peñarol confirmó su mejoría y superó claramente a Boca por 82-63 para seguir afirmándose en la lucha por la permanencia. El miércoles jugará una nueva «final» contra Obras desde las 21, también en el Polideportivo Islas Malvinas.

 

El local empezó con buenas gestiones defensivas que no pudo traducir en puntos adelante para poder establecer una diferencia de arranque. Lo de Boca tampoco fue muy lúcido, por eso el marcador estaba empatado en 4 llegando a la mitad del primer segmento. Luego afinó su ataque el «Milrayitas», contó con el goleo de Hinkle y Austin y pudo meter un 11-2 para alejarse 15-6 obligando a Guillermo Narvarte a pedir tiempo muerto. En la parte final, el buen andar del local continuó, con buen aporte de los relevos y un sobresaliente Austin (10) para sacar 12 al sonar la chicharra (24-12).

 

En el segundo se repitió la historia. Hasta los cinco minutos, Peñarol defendió bien pero careció de claridad y efectividad en ataque, por eso no pudo quebrarlo. Y cuando Boca calibró la mira, se arrimó peligrosamente (27-22). Allí el que detuvo las acciones fue Leonardo Gutiérrez. Al volver, Hinkle apareció con una bomba tranquilizadora y luego de un doble más falta sobre Vaulet, se despegó nuevamente al local (33-22) con tres minutos por jugar. Y en el último minuto pasó de todo, ya que primero Boca metió un 6-0 para acercarse (33-28), pero los locales estamparon el mismo parcial y cerraron el segundo cuarto ganando 39-28.

 

El tercero se inició con una buena defensa y un preciso contragolpe para sacar 13 (41-28). Luego, la renta se estiró a 14 (46-32) con 7 y medio por jugar y los activos Austin y Vaulet. Además, la defensa siguió con consistencia. De todas maneras, Boca también se puso firme atrás y aprovechó una nueva laguna de Peñarol para acercarse 48-44 con el protagonismo de Rivero.

 

Era un momento complicado, pero los «Milrayitas» lo sacaron adelante con la vuelta a las bases: una defensa aguerrida y el aporte de sus pibes en ataque. Monacchi y Valinotti dieron un buen descanso a los titulares y además apareció Arn para comandar un 12-2 tranquilizador que lo dejó adelante 60-46 al finalizar el período.

 

El último cuarto se abrió con dos triples de Monacchi para que Peñarol sacara 20 puntos de renta (69-49). Además, el pibe contagió con su defensa agresiva y recuperos. Y para coronar su gran rendimiento metió otro triple para alejar a los locales por 21 (75-54) con 3 minutos y medio por jugar. Fue el golpe de nocaut para un Boca que siguió intentando pero ya había quedado muy relegado en el juego y en el resultado. El final tranquilo fue para que jugaran los pibes de ambos equipos.

SÍNTESIS

PEÑAROL 82: Juan Ignacio Marcos 0, Charles Hinkle 14, Juan Pablo Vaulet 13, Kyle Austin 17 y Damián Tintorelli (x) 7 (FI).Joaquín Valinotti 3, Alejandro Alloatti 6, Lucas Arn 7, Lucas Gorosterrazú 3, Nicolás Lauría 1, Tomás Monacchi 11 y Nicolás Franco 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

BOCA 63: Alejandro Konsztadt 2, Eric Flor 13, Adrián Boccia 7, Roquez Johnson 4 y Jasiel Rivero 21 (FI). Matías Sandes 2, Lucas Gargallo 5, Windy Graterol 4, Bruno Sansimoni 5, Tomás Cavallero 0, Agustín Barreiro 0 y Agustín Facello 0. Entrenador: Guillermo Narvarte.

Parciales: 24-12; 39-28 y 60-46.

Árbitros: Juan Fernández, Rodrigo Castillo y Gonzalo Delsart.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

 

Bernardo RolónPrensa y difusión – Club Atlético Peñarol.

Quilmes no pudo con Boca y se complica

Boca se aprovechó del mal momento quilmeño, y se llevó un triunfo de Mar del Plata por 77 a 68.

Boca se aprovechó del mal momento quilmeño, y se llevó un triunfo de Mar del Plata por 77 a 68. La figura fue Adrián Boccia, el rosarino anotó 15 unidades, repartió 7 asistencias y bajó 6 rebotes. El goleador de la Liga, Jasiel Rivero, fue también el goleador del juego, con 20 unidades.

En el local Sebastián Morales fue figura con 17 puntos, pero se retiró por 5 faltas en el tramo final del encuentro. Los extranjeros tuvieron una noche para el olvido, Jackson aportó 3 unidades y Frazier apenas 2. Es la cuarta derrota en fila para los de Bianchelli, que ahora enfrenta a Obras el próximo lunes desde las 21 con la necesidad de un triunfo.

Por su parte, la visita comienza su gira por Mar del Plata con una victoria y ahora regresa a Buenos Aires para preparar su duelo con Peñarol, el domingo a las 20. Además, con este triunfo llega a las 15 victorias y se acomoda décimo tercero en la recta final hacia play offs.

Discreto. Trabado. Quilmes llevó a Boca al barro. Lo metió en un partido en el que se siente cómodo, y juega de igual a igual ante cualquiera. Defensas duras, ofensivas largas, un cuarto con más errores que puntos. Al “xeneize” le costó entrar en juego y el local se aventajó por 4 al cierre del primer parcial, 20 a 16.

En el amanecer del segundo corto, el “tricolor” madrugó a su rival y sacó la máxima de 8 (24-16), tras un excelente ingreso al canasto por fondo de cancha de Maciel y un gancho a 3 metros del aro del goleador parcial, Vasirani (12 unidades al finalizar los primeros 20). Pero con el correr de los minutos el equipo de Narvarte fue limando diferencias hasta que logró dar el salto, una ráfaga de 11 puntos consecutivos le permitió pasar al frente y tomar el control del partido (30–36). Bianchelli no dejó que la visita se escape, y Boca se fue al descanso largo en ventaja, pero solo por un punto (38-37).

La clave para la visita estuvo en el peso de sus jugadores internos: Jasiel Rivero, goleador de la liga, y Roquez Jhonson, extranjero de tan solo 20 años, sumaron 17 unidades (9 y 8 respectivamente), y tomaron 8 de los 17 rebotes de su equipo. La figura parcial del encuentro fue Adrián Boccia, el ex milrayita terminó firmó una excelente 9 puntos, 4 asistencias, 2 rebotes y 2 recuperos, sin pérdidas.

El tercer capítulo comenzó con una gran defensa cervecera, que le negó todas las vías de gol a los de Narvarte, y en 8 minutos le permitió tan solo 5 puntos. En tablero ajeno, sumó a cuenta gotas, pero le permitió poner el tanteador a su favor. La tarea fue colectiva por el lado de local, todos los jugadores que ingresaron pudieron anotar y al último cuarto ingreso en ventaja por 52 a 50.

Los 10 minutos finales tuvieron un arranque positivo para el local. Un pasaje positivo de Morales, que cerró su participación 17 unidades –goleador local-, le dio ventaja de 5 a falta de 6,30 para el cierre. Otra vez aparecieron las dificultades y los temores en el “tricolor”. Adrián Boccia volvió a hacerse cargo del “xeneize”, repartió un par de asistencias y sumó su clásico tiro, flotadora desde el eje y a 5 metros del canasto. El parcial fue devastador, 14 a 0, y logró su máxima ventaja, 70 a 61.

Juane de la Fuente cortó el parcial producto de un ingreso al canasto en contragolpe. Cuando quizás alguno soñaba con la recuperación local, Rivero sentenció el partido con un triple en 45°. El resultado final fue 77 a 68.