Niña de 4 años murió en un micro con hinchas de Alvarado

La pequeña habría sufrido un espasmo y se habría ahogado con su propio vómito. Viajaba junto a su madre y la abuela.

Una menor de 4 años sufrió una descompensación que le produjo la muerte cuando retornaba junto a su familia de ver el partido que Alvarado disputó con Boca por Copa Argentina.

El conmocionante hecho se produjo dentro de uno de los micros que transportaba a los hinchas del conjunto marplatense.

La madre de la pequeña constató cuando ingresaban a la ciudad y se aprestaba a despertar a su hija que la misma no respiraba.

Inmediatamente solicitó al chofer del micro que se dirigiera al Hospital Materno Infantil donde confirmaron el deceso de la niña.

Las primeras informaciones señalan que habría sufrido un espasmo y se habría asfixiado con su propio vómito.

Se le dio intervención a la fiscalía en turno a cargo del doctor Alejandro Pelegrinelli y se aguardará el resultado de la autopsia.

Maldonado murió por «asfixia por inmersión, ayudado por hipotermia»

Los profesionales que participaron de la pericia aclararon que no hay un método único para determinar la data de muerte.

La abogada Verónica Heredia aseguró que Santiago Maldonado murió por «asfixia por inmersión, ayudado por hipotermia y siempre estuvo en el mismo río», aunque resaltó que «no se puede concluir la fecha» del fallecimiento.

A la salida de la morgue judicial de la Corte Suprema, Heredia, junto al hermano de Santiago, Sergio Maldonado, sostuvo que mantendrán su «hipótesis principal que es la desaparición forzada seguida de muerte».

La letrada se expresó así luego de que el juez federal Gustavo Lleral le informara sobre el resultado final de la autopsia sobre el cuerpo del joven de 28 años, que estableció que la fecha de muerte se ubica en un rango de entre «55 a más de 73 días» antes de que fuera encontrado.

Los profesionales que participaron de la pericia aclararon que no hay un método único para determinar la data de muerte.

Taxista sufrió un asalto y casi lo asfixian

Tres personas mayores abordaron, este martes en horas de la mañana, un taxi en Tucumán y Falucho y le solicitaron al chofer ser trasladados hasta la Terminal de Ómnibus.

En el transcurso del viaje, más precisamente en Dorrego y Bolívar, uno de los pasajeros tomó por el cuello al chofer, obligándolo a entregar sus pertenencias.

Los malvivientes apenas si pudieron alzarse de un teléfono móvil para luego darse a la fuga.

El taxista dio aviso al 911 y a la empresa Taxicoop y entre algunos compañeros y personal del Comando de Prevención Comunitaria lograron reducir a los autores del asalto.

Uno de los asaltantes fue interceptado en 14 de Julio y Belgrano, otro en 14 de Julio y Rivadavia y al último en 20 de Septiembre y Belgrano, quedando todos detenidos y sustanciándose sumario por robo agravado en poblado y en banda.