Artistas junto a Greenpeace pintaron mural por la protección del Ártico

Con la frase “Hacé visible lo invisible” como lema de campaña, los voluntarios de Greenpeace junto al artista plástico marplatense Pedro Figueroa realizaron este martes un mural ubicado en Champagnat entre Quintana y Matheu.

A través de esta expresión de arte urbano, mostraron cómo la actividad de la petrolera Shell impacta en el ecosistema del Ártico y lo destruye.

“Queremos, a través del arte, ‘hacer visible lo invisible’. Necesitamos seguir alzando la voz y construir un movimiento masivo internacional que diga ‘No a Shell’, contó Hernán Nadal, director de Comunicaciones de Greenpeace.

El Ártico es una región fundamental para el equilibrio climático ya que forma una capa de protección reflectante de los rayos solares. El aumento de temperatura es ahí dos veces más rápido que en cualquier otra parte del mundo. Este año Shell está muy cerca de comenzar la exploración de petróleo en Alaska.

Más información en www.salvaelartico.org

Artistas junto a Greenpeace por la protección del Ártico

Con la frase “Hacé visible lo invisible” como lema de campaña, artistas plásticos convocados por Greenpeace realizarán este martes 4 de agosto un mural ubicado en Champagnat entre Quintana y Matheu. La actividad comenzará por la mañana y finalizará antes del atardecer.

A través de esta expresión de arte urbano, mostrarán cómo la actividad de la petrolera Shell impacta en el ecosistema del Ártico y lo destruye.

“Queremos, a través del arte, ‘hacer visible lo invisible’. Necesitamos seguir alzando la voz y construir un movimiento masivo internacional que diga ‘No a Shell’, contó Hernán Nadal, director de Comunicaciones de Greenpeace.

El Ártico es una región fundamental para el equilibrio climático ya que forma una capa de protección reflectante de los rayos solares. El aumento de temperatura es ahí dos veces más rápido que en cualquier otra parte del mundo. Este año Shell está muy cerca de comenzar la exploración de petróleo en Alaska.

“Mar del Plata vs. Shell”, en rechazo contra perforaciones en el Ártico

Cientos de personas en distintos países reclamaron contra la instalación de una plataforma de la empresa petrolera, que ya está lista para operar en el Mar de Chukchi, en Alaska. En Argentina el reclamo tuvo lugar en siete ciudades del país.

Decenas de personas de la ciudad de Mar del Plata se sumaron a la semana de protestas contra las perforaciones de Shell en el Ártico. Bajo la consigna “Mar del Plata vs. Shell”, reclamaron por un futuro limpio basado en energías renovables y se manifestaron en contra de la peligrosa explotación de petróleo en el Ártico.

Con el comienzo del verano y el retroceso del hielo, Shell pretende iniciar sus actividades en los próximos días.

Por este motivo, miles de personas se sumaron a esta semana de actividades realizadas a nivel mundial, en ciudades de más de 15 países como España, Turquía, Suiza, Países Bajos, Eslovaquia, Estados Unidos y Rusia, entre otros.

En Argentina se llevarán a cabo diferentes actividades recreativas en Buenos Aires, Bahía Blanca, Mar del Plata, Mendoza, Paraná, Rosario y Salta.

La explotación del petróleo supone siempre el riesgo de causar una catástrofe climática total, aun cuando se trata de áreas de fácil acceso, por lo que buscar nuevos pozos en el Ártico es directamente una locura. De cara a la 21ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) que se llevará a cabo en París este diciembre, este movimiento es un paso adelante en pos de preservar el clima de la codicia de las compañías petroleras», manifestó María Marta, coordinadora de la actividad.

En mayo, el gobierno de Barack Obama, aprobó el plan de Shell para perforar en busca de petróleo en el Mar de Chukchi, en Alaska. Desde entonces Shell ha enfrentado una creciente presión pública, con distintas manifestaciones contra su plataforma de nombre Pioneer Polar, mientras navegaba hacia el Ártico.

Las protestas incluyeron la instalación de un campamento de Greenpeace mientras se trasladaba en el Océano Pacífico; en Seattle, cientos de Kayaks la rodearon mientras se encontraba detenida por mantenimiento; y una protesta de pueblos indígenas la interceptó cuando navegaba aguas canadienses.