Los verdaderos objetivos de EE.UU. en Mosul

Noticias de Irak y EE.UU.

La liberación de Mosul podría significar una «victoria simbólica» para EE.UU., después de lo cual Washington pretendería «consolidar su éxito» con la toma de Raqqa, opina un analista ruso.

Miembros de una unidad policial de las fuerzas especiales iraquíes disparan sus armas contra el EI en Al Shura, al sur de Mosul, el 29 de octubre de 2016Goran TomasevicReuters

Estado Islámico

  • «No nos retiramos»: El líder del EI rompe su silencio con un mensaje desde el Mosul asediado
  • Evacuación del bastión del Estado Islámico en Irak

Desde el 17 de octubre, las fuerzas iraquíes y las milicias kurdas, apoyadas por la aviación de la coalición liderada por EE.UU., llevan a cabo una operación a gran escala con el fin de arrebatarles Mosul a los yihadistas.

Para el profesor y analista ruso Gevorg Mirzayán, la liberación de la urbe sería una «victoria simbólica» para EE.UU., que se apresura a retomar la ciudad para el 20 de enero, fecha de asunción de su nuevo presidente.

 

Mosul: Una «victoria simbólica»

El experto recuerda que Mosul no es solo la ‘capital’ iraquí del EI, sino que desde ese lugar en junio de 2014 el grupo terrorista autoproclamó la creación de su califato. En este contexto, Mirzayán señala que «no importa con cuántos militantes del EI arrasarán los aviones rusos, o cuántos serán abatidos por los soldados sirios o la milicia kurda: la liberación de Mosul por parte de los estadounidenses será presentada por todos los medios de comunicación del mundo como una victoria de EE.UU. sobre la agruopación».

Asimismo ―afirma― la liberación de la urbe iraquí sería expuesta como «una prueba de la habilidad de EE.UU. para continuar ocupando el puesto de sheriff mundial», y como la enmienda por parte de Obama de su propio error. Precisamente al actual presidente se lo culpa de que los terroristas tomaran el control de la ciudad y de todo el norte de Irak, con lo cual «debe remediar la situación antes de abandonar la Casa Blanca», sostiene Mirzayán.

«El objetivo de EE.UU. no es liquidar a los terroristas»

La operación en Mosul ―asegura Mirzayán― a primera vista transcurre bastante bien: EE.UU. afirma que han sido aniquilados hasta 900 yihadistas y que las fuerzas kurdas incluso lograron tomar el control de una sede del EI en la ciudad. Sin embargo, el profesor indica que la lucha en la zona urbana aún no ha empezado y que la sede fue tomada solamente porque los terroristas la habían abandonado.

Hasta el momento, EE.UU. y sus aliados continúan apretando la soga alrededor de la urbe, dejando un corredor para que puedan escapar los militantes y ser evacuados los civiles. Y las razones, de acuerdo con el analista, son «puramente pragmáticas». Es decir, «el objetivo de EE.UU. no es eliminación de los militantes del EI, sino una toma lo más rápido posible de la ciudad».

Soldados estadounidenses en la base militar de EE.UU. en Qayyara, al sur de Mosul (Irak), el 25 de octubre de 2016Alaa Al-MarjaniReuters

«Por lo tanto, cuanto más terroristas abandonen Mosul (o aún mejor, se vayan a Siria, donde crearían problemas a los rusos), sería mejor [para EE.UU.]», concluye.

En cuanto a las bajas civiles, Mirzayán recuerda que desde el inicio de la operación solo unas 10.000 personas abandonaron la ciudad. Con lo cual, los bombardeos causarán nuevas víctimas entre los civiles, y según él, la cuestión es «si de estas pérdidas se darán cuenta los periodistas europeos y estadounidenses o si su atención se centrará demasiado en Alepo».

 

Raqqa, otro asalto «simbólico»

La cuestión de Mosul para EE.UU. ya está «resuelta», observa el analista, y Washington habla de la intención de «consolidar su éxito simbólico» con la toma de la ‘capital’ yihadista en Siria, Raqqa. Una operación terrestre de EE.UU. es poco probable, teniendo en cuenta que «ni Obama ni Hillary se atreverían a enviar soldados estadunidenses al frente para no recibir de nuevo ataúdes desde Oriente Medio«, agrega el especialista.

Un soldado iraquí patrulla en la ciudad de Qaraqosh, cerca de Mosul, en busca de militantes del Estado Islámico, el 30 de octubre de 2016Ahmed JadallahReuters

Además, Mirzayán sostiene que los kurdos no participarían de esa «aventura», ya que su prioridad sería defenderse de los turcos y la ‘oposición moderada’. También cree que es poco probable la participación de las tropas sirias.

El «único candidato» que queda para una operación terrestre es Turquía, sostiene el analista. A su juicio, en este caso el programa de mínima para Ankara sería «la derrota de las milicias kurdas y el establecimiento de una zona de amortiguación en el norte de Siria, adonde Ankara podría desalojar a millones de refugiados sirios de su territorio».

Y en ese sentido, el programa de máxima de Turquía sería la toma de Raqqa y el establecimiento de un control a largo plazo por parte de Ankara en el norte de Siria.

Teóricamente, los turcos podrían realizar este último programa, pero la toma de Raqqa «sería un golpe duro a la imagen de Turquía en el mundo árabe», asegura Mirzayán. Las élites creerán que Ankara ha puesto en marcha un proceso para restaurar el poder del Imperio otomano, con lo cual «le sería muy difícil promover su poder blando y los intereses económicos en la región».

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Viceprimer ministro turco: Ankara suspenderá temporalmente el Convenio Europeo de Derechos Humanos

Noticias de Turquía

 

Turquía vive bajo una fuerte tensión tras el fallido golpe de Estado y por las medidas adoptadas por el Gobierno contra aquellos a quienes considera estaban involucrados en la intentona golpista.

 

Golpe de Estado en Turquía

  • El golpe de Estado obliga a los futbolistas Gomez y Van Persie a dejar Turquía

El viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, ha anunciado que Turquía suspenderá temporalmente el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) como consecuencia del estado de emergencia declarado tras el intento del golpe de Estado, informa el diario ‘Hurriyet Daily News‘.

«Francia también proclamó el estado de emergencia y suspendió el CEDH rigiéndose en el artículo 15 de la convención», señaló Kurtulmus, asegurando que los derechos y libertades fundamentales no se verán afectados durante el período de la derogación.

Tras los atentados de París de noviembre del 2015, el Gobierno francés derogó temporalmente algunos derechos humanos incluidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, cuyo artículo 15 contempla la abolición excepcional de las garantías establecidas en el texto «en caso de guerra o de otro peligro público que amenace la vida de la nación».

La excepción no exime de la obligación de respetar el derecho a la vida, la prohibición de la tortura, el trabajo forzado y la condena cuando no exista ley que sancione una infracción.

En los últimos días, Turquía vive bajo una fuerte tensión tras el fallido golpe de Estado de la semana pasada. «El estado de emergencia le dará al Gobierno turco una buena oportunidad para luchar contra los golpistas y limpiar el aparato del Estado plenamente de quienes estuvieron al frente de esas acciones», ha afirmado el viceprimer ministro. «Quiero garantizar que los derechos y libertades fundamentales y la vida cotidiana no se verán afectados por esto. Nuestros ciudadanos deben sentirse tranquilos», ha agregado.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

¿Turquía prepara otro golpe de Estado?

Noticias de Turquía

 

Un especialista en temas de defensa y relaciones internacionales, vaticina que Turquía vivirá un nuevo golpe de Estado, esta vez de «los leales a Erdogan».

Golpe de Estado en Turquía

Erdogan anuncia tres meses de estado de emergencia tras la intentona

Ankara envía cazas F-16 turcos a la búsqueda de los buques militares desaparecidos

A pesar de que el golpe de Estado militar que «un grupo de militares descontentos» de Turquía protagonizó el 15 de julio ha fracasado, en ese país está en marcha otra intentona golpista, esta vez por parte de «los leales a [Recep Tayyip] Erdogan contra quienes se consideran adversarios» de su estilo «cada vez más autoritario», afirma Con Coughlin, especialista en temas de defensa y relaciones internacionales, en ‘The Telegraph’.

Con Coughlin indica que, después de la intentona militar, probablemente la OTAN tendrá que excluir a Turquía porque su presidente «no le deja más remedio», a pesar de que ese país siempre ha jugado un papel muy importante para la Alianza.

Así, este columnista recuerda que, durante la guerra fría, sus bases militares permitían que los aviones estadounidenses tuvieran la opción de llegar a las fronteras de la URSS en pocas horas mientras que, hoy en día, cobra importancia su proximidad a los conflictos existentes en Siria e Irak y a la amenaza del grupo terrorista Estado Islámico.

Aris MessinisAFP

Sin embargo, el periodista apunta que «el hecho de que Washington hable ahora abiertamente sobre la posibilidad de suspender la membresía de Turquía en la OTAN muestra hasta qué punto la relación entre Ankara y sus aliados occidentales se ha deteriorado tras el nefasto golpe militar».

La «purga» post-golpe

Con Coughlin denuncia que el sistema educativo de Turquía está sufriendo «la purga» que ya han padecido miles de militares, policías y abogados, que han sido encarcelados o despedidos tras la asonada fallida. Así, las autoridades turcas han suspendido a más de 15.000 empleados universitarios por apoyar a Fethullah Gulen, un clérigo que vive en Estados Unidos, al que acusan de haber instigado el levantamiento del pasado viernes.

«El indudable entusiasmo de Erdogan para triturar los últimos vestigios de la disidencia en contra de su estilo totalitario ha llevado a sugerir que el presidente planeó esa purga antes del golpe, lo que explicaría por qué estaban tan fácilmente disponibles las listas de las personas que tenían que ser detenidas una vez que fracasó», analiza este analista.

Baz RatnerReuters

¿Turquía seguirá su agenda radical islamista?

Este especialista sostiene que «muchos líderes europeos todavía echan humo por el papel del líder turco cuando ayudó a crear la crisis migratoria del verano pasado, debido a que falló a la hora de adoptar enérgicas medidas para frenar las actividades de las bandas de trata de personas» y asevera que persisten sus preocupaciones sobre el compromiso de Ankara «con la causa islamista, especialmente por los vínculos de su régimen con grupos relacionados con Al Qaeda en Siria».

«En un mundo ideal, sería de interés común que Erdogan cesara en sus esfuerzos de convertir a Turquía en una república islámica al estilo iraní, lo que le permitiría mantener su lugar en la mesa de negociaciones la OTAN. En cambio, si realmente desea seguir con su agenda radical islamista», esa organización «no tendrá más remedio que deshacerse de su problemático aliado turco», sentencia Con Coughlin.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Putin habla con Erdogan tras el golpe de Estado fallido en Turquía

Noticias de Rusia

 

En una conversación telefónica con su homólogo turco, Vladímir Putin ha condenado las acciones anticonstitucionales.

 

Golpe de Estado en Turquía

  • Erdogan al público: La decisión sobre la pena de muerte no puede aplazarse más

 

El presidente ruso Vladímir Putin ha dialogado en una conversación telefónica con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, después del intento de golpe de Estado en Turquía ocurrido la noche del 15 de julio. La conversación se ha llevado a cabo por iniciativa de la parte rusa.

De acuerdo con el servicio de prensa del Kremlin, en relación a lo ocurrido, el mandatario ruso ha hecho hincapié en la política de Rusia de que «las acciones anticonstitucionales y la violencia son categóricamente inadmisibles en la vida política de un Estado».

Putin expresa sus condolencias

Asimismo, Putin ha expresado a Erdogan sus condolencias por las numerosas víctimas tanto entre los civiles como entre los representantes de las fuerzas de seguridad que hicieron frente a los golpistas.

El presidente ha deseado a Turquía «la pronta recuperación de un orden constitucional firme y de la estabilidad» en el país.

El destino de los turistas rusos en Turquía

 

Putin ha señalado en la conversación que después de que fueron levantadas las medidas restrictivas, el número de turistas rusos en Turquía «ha aumentado significativamente» y ha expresado su esperanza en que en las difíciles condiciones actuales la parte turca pueda garantizarles seguridad al máximo.

Según el Kremlin, «Erdogan ha subrayado que serán tomadas todas las medidas necesarias al respecto».

Los jefes de Estado han confirmado un acuerdo para realizar un encuentro personal en el corto plazo que, según el portavoz del presidente ruso Dmitri Peskov, podría celebrarse en agosto.

Murad SezerReuters

El golpe de Estado fallido en Turquía

  • La noche del viernes 15 de julio, militares intentaron usurpar el poder en Turquía, cerrando los puentes sobre el Bósforo, en Estambul, y haciéndose con el control de varios edificios gubernamentales.
  • Cazas y helicópteros de los militares rebeldes atacaron distintos objetivos en Estambul y Ankara, incluyendo el Parlamento y la residencia presidencial.
  • Las fuerzas gubernamentales detuvieron a alrededor de 6.000 personas implicadas en el intento de golpe de Estado, que se ha cobrado más de doscientas vidas.
  • Las autoridades han recuperado el control en toda Turquía, y según afirman, los grupos de golpistas restantes «no representan peligro».

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

HRW denuncia el encubrimiento: «Turquía impide investigar las matanzas de kurdos»

Noticias de Turquía

 

Existen «informaciones creíbles de que las fuerzas de seguridad turcas han matado deliberadamente a civiles, incluidos niños» integrantes de la comunidad kurda, denuncia Human Rights Watch.

 

Ankara está bloqueando todos los accesos a investigaciones independientes sobre los abusos contra civiles en el sureste de Turquía, donde las fuerzas de seguridad están luchando contra combatientes kurdos, denuncia la organización internacional en defensa de los derechos humanos Human Rights Watch.

Algunos de los supuestos abusos contra la población civil incluyen homicidios, desplazamientos a escala masiva y destrucción ilegal de la propiedad privada, según el informe de HRW.

«Preocupaciones sobre un gran encubrimiento»

«El Gobierno debe conceder sin demora a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas el permiso para entrar en la zona e investigar de acuerdo con sus normas», reza el comunicado.

Según Emma Sinclair-Webb, investigadora principal de Turquía de HRW, el bloqueo de Ankara fomenta «preocupaciones sobre un gran encubrimiento».

Existen «informaciones creíbles de que las fuerzas de seguridad turcas han matado deliberadamente a civiles, incluidos niños, que llevaban banderas blancas o estaban atrapados en los sótanos», afirma la representante de Human Rights Watch, que opina que estas evidencias «deben hacer sonar fuertemente las campanas de alarma».

Rodi Said Reuters

Según HRW, al menos 338 civiles han muerto en los enfrentamientos desde la ruptura del alto el fuego en julio de 2015, mientras que otras estimaciones oscilan entre 500 y 1.000 civiles muertos.

La mayor parte de la destrucción se ha producido en nueve ciudades en el sureste de Turquía, incluida la ciudad fronteriza de Cizre.

«El fiscal de Cizre debe llevar a cabo una investigación completa, efectiva e independiente para garantizar justicia a las víctimas», insta el informe.

«Investigar a fondo y de manera efectiva todas las denuncias»

Según la organización internacional de derechos humanos, se han introducido «toques de queda durante las veinticuatro horas en 22 pueblos y barrios de las ciudades», que prohíben todo movimiento sin permiso e impiden el acceso de las organizaciones no gubernamentales, periodistas y abogados.

«Las autoridades han impedido a los grupos de derechos –incluido Human Rights Watch, Amnistía Internacional y Médicos por los Derechos Humanos– tratar de documentar los abusos, incluso después de que los toques de queda y las operaciones terminaran», indica HRW.

RT

Sinclair-Webb insiste en que «los fiscales deben investigar a fondo y de manera efectiva todas las denuncias de abusos por parte de las fuerzas estatales y grupos armados», y no se deben permitir «medidas legales o extralegales» que garanticen la impunidad de los responsables de estos crímenes.

Pese a la creciente evidencia de abusos, el Gobierno turco niega las acusaciones de haber atacado a civiles en sus operaciones militares.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).