Agroquímicos: Ingenieros solicitan participar en la Mesa Provincial que determinará nuevos criterios de uso

El Distrito II del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires presentó una solicitud al Consejo Superior con el objetivo de que la institución profesional sea incorporada a la Mesa que conformará el gobierno provincial para determinar nuevos criterios de uso de plaguicidas y el desarrollo de políticas sanitarias para la preservación de poblaciones y escuelas rurales.

El Distrito II del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires presentó una solicitud al Consejo Superior con el objetivo de que la institución profesional sea incorporada a la Mesa que conformará el gobierno provincial para determinar nuevos criterios de  uso de plaguicidas y el desarrollo de políticas sanitarias para la preservación de poblaciones y escuelas rurales.

En ese sentido, desde el Distrito II del Colegio Profesional sostuvieron que   “desde nuestra institución  consideramos imprescindible la participación de Ingenieros  en dicho ámbito de debate y discusión no solo porque aún nuclea a muchos ingenieros agrónomos sino también porque la producción agropecuaria, como ámbito laboral, incluye a muchas otras especialidades de la ingeniería, tales como la ambiental, mecánica, electricista (eléctrica), química, en alimentos, etc”.

“Creemos sumamente relevante  la opinión de la Institución que nuclea a todos esos profesionales con el fin de acercar consideraciones y formular algunas precisiones y aclaraciones respecto del Ejercicio Profesional en lo atinente a las técnicas vinculadas con la actividad agronómica y el control de la aplicación de productos fitosanitarios”.

Es importante destacar que el Colegio es un ente público no estatal, creado por la Ley 10.416 que tiene entre sus deberes y atribuciones: i. Asesorar a los poderes públicos, en especial a las reparticiones técnicas oficiales en asuntos de cualquier naturaleza relacionados con el ejercicio profesional de sus colegiados (art. 26, inc. 7º, de la Ley 10.416, texto según Ley 13.686); ii. Ejercer la defensa y protección de sus colegiados en cuestiones relacionadas con la profesión y su ejercicio (art. 26, inc. 12, de la Ley 10.416, texto según Ley 13.686); iii. Defender a los miembros del Colegio para asegurarles el libre ejercicio de la profesión conforme a las leyes; y promover el desarrollo social y estimular el progreso científico y cultural, la actualización y perfeccionamiento, la solidaridad, la cohesión y prestigio profesional de sus colegiados (art. 26, inc. 14, de la Ley 10.416, texto según Ley 13.686); y iv. Realizar toda otra actividad vinculada con la profesión (art. 26, inc. 12, de la Ley 10.416, texto según Ley 13.686).

Cabe recordar, además, que la ex gobernadora María Eugenia Vidal puso en vigencia el 1 de enero de 2019 la Resolución Nº 246, la cual permitía las fumigaciones con agrotóxicos junto a poblaciones y escuelas rurales en todo el territorio de la provincia,  con mínimas zonas de amortiguamiento.

Dicha resolución fue suspendida por parte del Ministerio de Agroindustria por el término de un año en virtud de los reclamos de diversos sectores con el compromiso de conformar la Comisión de Estudio antes mencionada para redefinir el ámbito de aplicación. En ese marco y de acuerdo a lo informado públicamente el actual gobierno bonaerense extenderá la suspensión de dicha normativa por un año más a fin de que la Comisión Ad Hoc se expida.

Científicos marplatenses elaboran un mapa de riesgo por agroquímicos en cuerpos de agua

Este estudio es un primer paso en la evaluación de riesgo y una herramienta para regulación del uso de agroquímicos.

Un grupo de investigadores del CONICET Mar del Plata publicó recientemente un trabajo de investigación en la revista internacional Science of the Total Environment, donde desarrollaron coeficientes de riesgo por la presencia de plaguicidas en los cuerpos de agua de la Región Pampeana. Los coeficientes fueron calculados a partir de concentraciones de plaguicidas relevadas previamente en cuerpos de agua de la región y el análisis de datos de toxicidad en organismos acuáticos. Este estudio es un primer paso en la evaluación de riesgo y una herramienta para regulación del uso de agroquímicos.

En la investigación los especialistas evaluaron el riesgo potencial de mezclas de plaguicidas detectados en los cuerpos de agua en la Región Pampeana e identificaron qué compuestos son los que más aportaban a ese riesgo.

El análisis se basó en relevar datos de monitoreos realizados en el país, publicados en los últimos 12 años, y datos de toxicidad para organismos acuáticos estandarizados presentes en bases de datos siguiendo estándares internacionales. Luego realizaron la elaboración de los coeficientes que consisten en la relación entre cuánto hay del compuesto en el agua y a qué concentración ha sido reportado como tóxico. Así, los coeficientes reflejan un riesgo potencial, basados en valores de toxicidad estandarizados en laboratorio y su relación con las concentraciones ambientales de agroquímicos, sin referirse a valores de toxicidad observada puntualmente en el lugar de muestreo.

Esta publicación es parte del trabajo de beca postdoctoral de Gastón Iturburu, quien viene trabajando en estos temas desde el inicio de su carrera científica en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC-CONICET, UNMDP), junto con la investigadora independiente del CONICET Mirta Menone (IIMyC- CONICET, UNMDP), la investigadora independiente del CONICET Valeria Amé del  Centro de Investigación en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI- CONICET, UNC) y la arquitecta Gabriela Calderon del Instituto de Hábitat y del Ambiente, de la Facultad de Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP).

En el 29 por ciento de los sitios estudiados se observaron valores altos de coeficientes de riesgo; siendo las zonas con mayores valores aquellas donde se realiza un uso del suelo destinado a cultivos de soja y maíz. Las zonas identificadas son el sur de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos y norte de Buenos Aires. Los plaguicidas que más contribuyeron al riesgo fueron los herbicidas glifosato y atrazina, ampliamente utilizados en los cultivos extensivos en la Región Pampeana, pero también hicieron su aporte el herbicida acetoclor, el fungicida carbendazim y el insecticida y acaricida fenitrotionque se siguen aplicando en Argentina, y cuyo uso ya fue restringido en Europa.

Los valores calculados indican que esas concentraciones de plaguicidas encontradas en los cuerpos de agua de la Región Pampeana podrían tener un efecto en los organismos que allí habitan. “En otras partes del mundo este tipo de técnicas para calcular el riesgo suele ser un primer paso para su evaluación. Si un sitio muestra alto riesgo, se debe continuar con otros enfoques más complejos, de modo de obtener la información suficiente para que las autoridades tomen decisiones respecto a aumentar la protección del ambiente o incluso remediarlo”, explica Iturburu.

En Mar del Plata no se cumple con la regulación de fumigaciones

La normativa vigente prohíbe la aplicación de agroquímicos (insecticidas, herbicidas y fertilizantes) a menos de 1000 metros de zonas habitadas.

Se realizó en el recinto del Honorable Concejo Deliberante la jornada: “Salud Publica, Agrotóxicos y modelo productivo” convocada por la Red interinstitucional y de vecinos «Juntos Podemos».

De la misma participaron diferentes productores agroecológicos de la zona y referentes en el país de la temática, también profesionales de la salud, vecinos afectados, concejales, abogados y miembros de la UNMDP con el objetivo de  avanzar hacia una agricultura sustentable que no atente con la salud de los vecinos.

En Mar del Plata la normativa vigente, prohíbe la aplicación de agroquímicos (insecticidas, herbicidas y fertilizantes) a menos de 1000 metros de zonas habitadas. La misma hoy no se cumple, generando graves daños a las personas que están expuestas y violando su derecho a vivir en un ambiente saludable.

Cada día se acercan a la sala vecinos con diferentes afecciones que pueden estar relacionadas con la exposición a  agrotóxicos. Distintas lesiones de piel, irritaciones faríngeas y conjuntivales,  problemas respiratorios, distintos tipos de cáncer, problemas en la fertilidad, abortos espontáneos, entre otros”, señalaron desde la Asamblea Vecinos por la Vida Sin Agrotóxicos.

Los productos que se utilizan como el glifosato y el 2,4D son caratulados como cancerígenos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aún así no sólo son permitidos sino que además se utilizan de manera indiscriminada, sin ningún tipo de control y en la cara de la gente.

En junio del 2017, los vecinos alertaron al equipo de salud sobre las fumigaciones permanentes a metros de las casas. Entendiendo la salud como una construcción colectiva, valoramos la participación comunitaria como pilar en la defensa del derecho a la salud, derecho humano inalienable.

Desde ese momento, se vienen  realizando múltiples acciones para conocer, analizar, visibilizar y denunciar  esta problemática,  exigiendo que se haga cumplir la normativa que establece la distancia mínima de aplicación. “Al día de hoy no obtuvimos ninguna respuesta”… Manifestó Micaela DAmbra, enfermera del CAPS del barrio Felix U. Camet e integrante de la Asamblea,

Además, agregó: “Son irrefutables los  daños profundos que se producen por la utilización de estos venenos en la salud de las personas y del ambiente. 

Con esta actividad se demostró con  argumentos contundentes  y datos de la realidad, que  se pueden producir alimentos para toda la población de manera responsable, integrándonos con la naturaleza, por que somos parte de ella, sin perjudicar a nadie y garantizando la conservación de los recursos naturales, mejor llamados bienes comunes.

Creemos que las políticas públicas deben estar orientadas en ese sentido, protegiendo las vidas de las generaciones presentes y futuras y consideramos que los responsables de llevarlas a cabo, no deben permitir que se negocie con la salud de la gente.

Esperamos que el compromiso expresado por las autoridades que se hicieron presentes sea real y se transforme en acciones concretas. Por nuestra parte vamos a hacer lo necesario hasta que se tomen cartas en el asunto y paren de fumigarnos”, finalizaron.

Bromatología destruyó un lote de lechuga tras detectar niveles elevados de agroquímicos

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través del Departamento de Bromatología dependiente de Protección Sanitaria, destruyó un lote de 1029 m2 de lechuga tras detectar la presencia de niveles elevados de agroquímicos.

Desde el área destacaron el objetivo de evitar que lleguen al consumidor verduras contaminadas con productos químicos nocivos para la salud.

Esta actuaciones se dieron al culminar un muestreo rutinario iniciado en uno de los mercados concentradores de frutas y hortalizas de la ciudad.

Además, el Departamento de Bromatología realiza el control de inocuidad y aptitud para consumo de los productos frutihorticolas frescos comercializados en todo el Partido de General Pueyrredon.

Agroquímicos: denuncian que no se cumplen las ordenanzas que restringen fumigaciones

Un grupo de vecinos del barrio Felix U. Camet, ubicado a la vera de la ruta 11 en cercanías con Santa Clara del Mar, expresaron su malestar por la falta de respuesta del municipio a las quejas por las fumigaciones que se registran en esa zona.

Mediante una protesta y volanteada que realizaron el pasado sábado en el acceso al barrio, señalaron que productores incumplen la Ordenanza 21.296 que prohíbe fumigar a menos de 1.000 metros de una zona urbana.

Esta fue la segunda vez que los vecinos decidieron expresar su disconformidad con la falta de respuesta del municipio para que se cumpla con la normativa vigente y denunciaron que se afecta la salud y calidad de vida de los habitantes del barrio.

«En los últimos cuatro meses se realizaron diez denuncias policiales, se creó un expediente con 240 firmas de vecinos, se solicitó una entrevista con el Intendente que aún seguimos esperando«, señalaron en uno de los párrafos de los volantes entregados a los ocasionales automovilistas que pasaron durante la manifestación.

Además reseñaron los efectos que trae aparejado la exposición ante este tipo de agroquímicos donde en casos extremos puede provocar cuadros de asma, cánceres diversos, linfomas, abortos espontáneos y malformaciones de nacimiento.