Nuevo horario de atención al público en la AFIP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció nuevos horarios de trabajo y de atención al público, algo que venía siendo reclamado desde la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) desde hace más de un año.

 

Conforme a lo anunciado por el Administrador Federal, por disposición AFIP 419/2013, se establecieron nuevos horarios con vigencia a partir del 1º de octubre de 2013.

 

En las Direcciones Regionales AFIP del interior del país la atención al público será de 9 a 15. En tanto que la jornada laboral será de 8 a 16.

 

Desde la Seccional Mar del Plata de AEFIP se indicó que el anuncio unilateral del Administrador Federal también incluye recategorización del personal de base y jerarquizado, exámenes para acceder a jefaturas y el compromiso de darle nuevo marco normativo a la carrera administrativa.

 

La Comisión Directiva de la seccional local de AEFIP, que encabeza Francisco Galibert, expresó que “la ocasión amerita autocrítica y mirar hacia el futuro. Sin caer en la soberbia de pensar que este acto de justicia es exclusividad de un sector determinado, podemos afirmar que es mérito de trabajadores, Institución Gremial y haber encontrando el Administrador Federal el sentido común para ver la razón en los reclamos que nos enfrentó”.

 

“Valoremos estas reivindicaciones y que la crisis organizacional nos sirva para resurgir y, en unidad, luchar con más fuerzas por nuestros derechos y por una Repartición Grande al servicio de nuestro país”, finaliza el comunicado de la AEFIP.

Monotributo: modifican las escalas de facturación

El Gobierno Nacional estableció nuevas escalas para el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo) que consiste en el incremento de todos los tramos de facturación en un 100%.

 

“Buscamos un equilibrio, al evaluar correctamente la capacidad contributiva de los pequeños y medianos emprendedores, comerciantes, artesanos y profesionales con todas sus variables económicas y productivas sin perder de vista las fiscalización sobre el sector”, destacó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray durante la presentación realizada en la Casa de Gobierno.

 

A partir de ahora –la norma entra en vigencia inmediatamente, con efectos desde el 1° de septiembre- los pequeños comerciantes, artesanos y profesionales podrán facturar hasta $ 4.000 por mes y estar en la categoría más baja del monotributo. Aquellos contribuyentes más grandes, podrán facturar durante septiembre hasta $ 50.000 por venta de bienes, y permanecer dentro del régimen.

 

El administrador federal remarcó que esta medida beneficia a 2.250.338 monotributistas de los cuales 1.510.266 pertenecen sólo al Régimen Simplificado mientras que 740.072 también aportan como empleados en relación de dependencia.

 

La Provincia de Buenos Aires concentra el 34% de los beneficiarios, con 762.878, CABA el 17% 384.283 personas, Córdoba le sigue con 241.078 (11%), y luego Santa Fe con 224.103 (10%), entre las provincias con mayor cantidad de contribuyentes.

 

La nueva medida lleva las escalas máximas de $ 200.000 a $ 400.000 para las locaciones y/o prestaciones de servicio, y de $ 300.000 a $ 600.000 para las ventas de bienes muebles.

 

La medida será publicada en el Boletín Oficial mediante la Resolución General (AFIP) 3.529 de fecha 11 de Septiembre de 2013.

 

La recaudación tributaria de agosto subió un 25,5%

El secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, anunciaron este lunes que la recaudación fiscal totalizó $75.865 millones.

 

Los ingresos por impuestos, cargas aduaneras y contribuciones a la Seguridad Social aumentaron en agosto último el 25,5% frente al mismo período del año pasado.

 

En ocho meses los recursos tributarios ascienden a $563.092,7 millones, un 28,1% más en comparación con el mismo período del año pasado.

 

Echegaray anunció los resultados de la recaudación en una conferencia de prensa que ofreció junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

 

Los principales aumentos se observaron en la recaudación por IVA, el impuesto al cheque y ganancias, todos tributos en cuya evolución tiene injerencia preponderante la inflación.

Sólo pagarán ganancias los sueldos superiores a 15 mil pesos mensuales

El Gobierno Nacional anunció que todos los empleados y jubilados que ganen hasta 15.000 pesos no van a pagar más el Impuesto a las Ganancias. La medida beneficia a 1.497.368 empleados y jubilados.

 

Con este esquema, sólo pagarán Ganancias el 10,2% del total de los empleados y el 0,7% del total de los jubilados y pensionados.

 

En definitiva, “con este beneficio, el 89,8% del total de los empleados y el 99,3% de los jubilados y pensionados NO PAGARÁN IMPUESTO A LAS GANANCIAS”, señaló el administrador federal, Ricardo Echegaray.

 

También se anunció que quienes ganen más de $ 15.000 y hasta $ 25.000, verán mejorado su sueldo de bolsillo ya que se incrementan un 20% las deducciones del impuesto.

 

Además, con otra medida se busca igualar la capacidad de consumo de los trabajadores de la Región Patagónica (La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Patagones, Provincia de Bs. As.) con los del resto del país. Para esto, se estipula un incremento del 30% del mínimo no imponible para los trabajadores y jubilados de esa región.

 

Con esta medida adicional 115.947 trabajadores de la Región dejarán de pagar Ganancias sobre un total de 226.214. Ahora sólo abonarán 110.217 empleados.

 

“Trabajamos en una propuesta innovadora, que beneficia a más personas, a los que menos ganan, una mecánica de liquidación del Impuesto a las Ganancias más progresista”, destacó el titular de la AFIP, encargado de anunciar las medidas en Casa de Gobierno.

 

Las tres medidas, entrarán en vigencia el 1º de septiembre y suponen un esfuerzo fiscal de $4.495 millones de pesos sólo en 2013. Esto importe incluye el anuncio de ANSES referido al incremento de las asignaciones familiares.

 

Para compensar esa merma, y a propuesta de los empresarios, se gravará con una alícuota del 15% la compraventa de acciones y títulos que NO cotizan en la bolsa y se eliminarán la exención que tienen los sujetos del exterior por la compraventa de acciones. “Esto nos aporta un promedio 697 millones de pesos anuales”, puntualizó Echegaray y agregó que “se aplicará una alícuota del 10% a los dividendos que las empresas distribuyan a sus accionistas, lo que contribuye con 1.359 millones de pesos anuales”.

 

“En definitiva, de los $ 4.495 millones de merma, $ 2.056 lo aportan los privados y $ 2.439 el Estado nacional”, graficó el administrador federal y agregó que las medidas son resultado de “la evaluación constante de las variables económicas y en función de eso, elaborar propuestas anti-cíclicas para mejorar el nivel de vida de los trabajadores y jubilados, y así fomentar el consumo y la demanda interna para poner en marcha los sectores productivos de nuestra economía”, concluyó Echegaray.