El gobierno bonaerense publicó la nueva Ley de Adopción

El gobierno bonaerense publicó en el Boletín Oficial la promulgación de la nueva Ley de Adopción, aprobada en julio por la Legislatura provincial, que establece un plazo de seis meses para que el juez decida si están dadas la condiciones de «desamparo moral o material» para resolver la adoptabilidad.

 

La ley dispone que en los casos de adopción «intervendrá el Juez de Familia del domicilio donde el niño, niña o adolescente resida habitualmente» y aclara que cuando no se conozca la residencia actuará «el magistrado del lugar en que se encuentre el niño» o «donde se hubiesen tomado las primeras medidas de protección».

 

Asimismo, fija un plazo de 6 meses desde que se toma la primera medida de protección del menor de edad, para que el juez decida si están dadas las condiciones de «desamparo moral o material» para resolver la adoptabilidad.

 

El autor de la ley, Marcelo Feliú, explicó que «esto no quiere decir que a los 6 meses se entregue en adopción a un niño, pero sí que el juez tendrá que analizar el expediente en ese lapso».

 

La «declaración de situación de adoptabilidad» será decretada cuando el menor de edad «no tenga filiación establecida o sus padres hayan fallecido y se haya agotado la búsqueda de familiares», expresa el texto de la ley.

 

Asimismo, manifiesta que un menor de edad será declarado en situación de adoptabilidad cuando hayan fracasado «las medidas excepcionales tendientes a que el niño permanezca en su familia de origen o ampliada».

 

La «declaración de situación de adoptabilidad» será decretada, además, en los casos en los que «los padres hayan tomado la decisión libre e informada de que el niño o niña sea adoptado».

 

En esos casos la manifestación será válida sólo si se produce después de los 45 días del nacimiento del menor de edad, sostiene la ley publicada en el Boletín Oficial.

 

«La declaración judicial de la situación de adoptabilidad no puede ser dictada cuando algún familiar o referente afectivo del niño o niña ofrezca asumir su guarda o tutela y tal pedido sea considerado adecuado a su interés superior», agrega.

 

En la provincia de Buenos Aires, según datos revelados por la legislatura bonaerense, unos 947 niños se encuentran en declaración de adoptabilidad ya formulada, de los 5.000 que se encuentran institucionalizados.

 

A su vez, unas 17.601 familias están inscriptas en la provincia para adoptar un menor de edad.

Nueva ley de adopción: hay más de 4 mil niños sin cuidados parentales

El Registro Estadístico Unificado de Niñez y Adolescencia (REUNA) de la provincia de Buenos Aires informó que en la actualidad existen 4043 niños, niñas y jóvenes menores de 18 años sin cuidados parentales alojados en distintas instituciones o en familias ampliadas.

 

Se trata de chicos cuya situación podría modificarse tras la sanción de la nueva ley de procedimientos de adopción, que fue aprobada la semana pasada en la Legislatura provincial.

 

A partir de esa reforma, el “estado de adoptabilidad”, en cada situación particular, podrá ser declarado por la Justicia en un plazo menor, una vez agotadas las acciones tendientes a la revinculación con la familia de origen.

 

En este sentido, el secretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro, aseguró que “la nueva norma, solicitada en varias oportunidades por el gobernador Daniel Scioli, es una herramienta fundamental ya que establece plazos concretos para dictaminar la situación de los chicos sin cuidados parentales, basados en los informes que realicen desde el Sistema de Promoción y Protección de Derechos”.

 

«La estructura del Estado provincial y de los municipios está preparada para cumplir con lo que la ley manda, es decir, informar a la Justicia cuando no existen más posibilidades de que el chico vuelva a estar con su familia de origen”, aseveró.

 

Además, el funcionario sostuvo que ahora solo falta “la reglamentación de la norma” y agregó que la ley “reconoce la importancia de los Servicios Locales, a la vez que les brinda una enorme responsabilidad y compromiso para lo que viene”.

 

Actualmente, todos los distritos cuentan con equipos interdisciplinarios locales para evaluar cada situación. Agotadas todas las instancias, serán los profesionales quienes asistirán a los jueces para que se declare su estado de adoptabilidad, en plazos ciertos.

 

La norma aprobada por el Senado de la Provincia la semana pasada tiene como objetivo agilizar la resolución de los trámites de adopción, con el debido respeto de todas las garantías del proceso y priorizando, en todos los casos, el interés superior del niño.

 

Lo que se busca es fijar un plazo seis meses -a contar desde que se toma la primera medida de protección del menor que se encuentra en un estado de vulnerabilidad- para que el juez decida si están dadas o no las condiciones de “desamparo moral o material” y así resolver la situación de adoptabilidad del menor cuyos derechos se vean afectados.